Tragedia en las vías del tren

Image

METRO — JUEVES, 13 DE AGOSTO DE 2020

Tres muertos por descarrilamiento después de fuertes lluvias y deslizamiento de barro y piedras

Esta era la escena devastadora ayer [foto principal] después de que un tren se saliera de las vías y estallara en llamas, matando a tres personas incluido el conductor y un tripulante.

En el primer accidente ferroviario fatal en Gran Bretaña en 13 años, se cree que el tren de las 6.38 de la mañana de Aberdeen a Glasgow descarriló por un deslizamiento de tierra, luego de 24 horas de lluvias torrenciales al norte de la frontera.

El accidente ocurrió a las 9.40 am cerca de Stonehaven (Aberdeenshire). Según reportes, el conductor de la formación — nombrado anoche como el devoto padre y esposo Brett McCullogh, de 45 años — había empezado el regreso después de toparse con otro deslizamiento de tierra.

Solo había seis pasajeros en el servicio de cuatro vagones debido a la pandemia de coronavirus, junto a seis miembros del personal. Seis personas fueron trasladadas al hospital y atendidas por lesiones “no graves”. Increíblemente, se dijo que los tres restantes quedaron ilesos.

En angustiosas escenas, los vagones terminaron apilados uno encima del otro, algunos boca abajo, mientras espeso humo se elevaba de los escombros. Un vagón yacía de costado después de descender por un empinado terraplén, y podían verse llamas provenientes de una locomotora entre los árboles.

El centro hospitalario del NHS Aberdeen Royal Infirmary declaró un incidente importante y 30 vehículos de emergencia, incluidos helicópteros, acudieron al lugar.

Kevin Lindsay, organizador escocés del sindicato de conductores de trenes Aslef, dijo: “Parece que las terribles condiciones climáticas en el área provocaron un deslizamiento de tierra que hizo que el tren descarrilara.”

Antes de la tragedia, Network Rail había informado sobre inundaciones y deslizamientos de tierra que bloqueaban las líneas en el este de Escocia debido a las “espantosas” condiciones climáticas.

Minutos después, personal ferroviario publicó en Twitter imágenes de un deslizamiento de tierra e inundaciones en la misma vía, ignorantes del desastre más allá de la línea. Andrew Haines, director ejecutivo de Network Rail, interrumpió sus vacaciones y regresó a Reino Unido anoche, en que los expertos en accidentes comenzaron una investigación conjunta con la Policía de Transportes británica.

Dadas las advertencias de tormenta en todo el país, Boris Johnson ha pedido una investigación sobre el impacto de “lluvias sustanciales en infraestructura vulnerable”.

El primer ministro dijo: “Tengo entendido que hubo aproximadamente un mes de lluvia en un período muy corto, lo que agravó el problema.”

“Claramente, lo más importante ahora es que la Policía de Transporte británica, que está a cargo de la investigación, averigüe exactamente qué sucedió, y que todos trabajemos juntos con Network Rail, con todos los demás responsables de asegurarnos de que nada como esto pase de nuevo.”

La reina Isabel II, de vacaciones en Balmoral, dijo: “Con gran tristeza me he enterado del descarrilamiento del tren […] junto a toda la familia real, enviamos nuestros pensamientos y oraciones por las familias de los que han muerto y los que han resultado heridos.”

La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, tuiteó: “Mi más sentido pésame para los seres queridos de quienes perdieron la vida en este trágico incidente. Mis pensamientos permanecen con todos los afectados.”

La tragedia se produjo después de una noche de feroces tormentas en el este de Escocia. Calles de Perth y Aberdeen fueron inundadas, y se registraron 17.000 relámpagos durante la noche. Los coches fueron arrastrados unos encima de otros en el Hospital Queen Victoria en Fife, y una parte de la autovía A68 fue arrasada por las aguas en Midlothian.

“Tuvimos lluvias torrenciales en esta parte del mundo anoche, y esta área ha sido muy maltratada en las últimas 24 horas,” dijo Andrew Bowie, parlamentario por West Aberdeenshire. “Pero ninguno de nosotros esperaba que hubiera un incidente tan grave como el descarrilamiento de un ferrocarril.”

La tragedia es el primer accidente ferroviario fatal en Gran Bretaña desde 2007, en que una persona murió y otras 89 resultaron heridas después de que un servicio de Virgin Trains descarrilara a 95 mph (153 km/h) en Grayrigg (Cumbria). El accidente fue atribuido al mantenimiento deficiente y un conjunto de puntos defectuoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s