Johnson pide a UE dar pasos finales hacia acuerdo comercial del Brexit

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 18 DE DICIEMBRE DE 2020

Primer ministro llama a von der Leyen para intentar cerrar brechas sobre pesca y ayuda estatal mientras aumentan esperanzas de acuerdo este fin de semana

Boris Johnson ha instado a Ursula von der Leyen a que le ayude a superar dos obstáculos finales para un acuerdo comercial del Brexit ante señales de que un acuerdo podría producirse este mismo fin de semana.

El primer ministro británico dijo a la presidenta de la Comisión Europea que se puede llegar a un acuerdo si Bruselas cede terreno sobre la pesca y los subsidios estatales, ya que los eurodiputados fijaron una nueva fecha límite para este domingo.

Sin embargo, también le advirtió que un acuerdo se estaba “alejando de nosotros” a menos que la Unión Europea (UE) cambie “sustancialmente” de posición, y que las conversaciones se encontraban en una “situación grave”.

La señora von der Leyen dijo que cerrar la brecha entre las dos partes sería “muy difícil” pero que las negociaciones continuarán el viernes, mientras fuentes en el Parlamento Europeo afirmaban que las dos partes estaban “cerca de un acuerdo”.

Michel Barnier, negociador principal de la UE, dijo que un acuerdo era “difícil pero no imposible” mientras que Michael Gove, el ministro de la Oficina del Gabinete británico, afirmó que las probabilidades de un acuerdo eran de “menos del 50 por ciento”.

Sin embargo, la intervención de Johnson a través de una llamada telefónica a las 7 pm se produce después de que funcionarios de ambos lados del Canal admitieran en privado que se había logrado un buen progreso esta semana.

The Telegraph entiende que las negociaciones se han estancado a lo largo de un período de transición sobre la pesca, y una demanda específica de la UE sobre ayudas estatales.

Las fuentes dijeron que Bruselas desea un acceso ilimitado de ocho años a aguas británicas a partir del 1 de enero, devolviendo poco más del 20 por ciento de su cuota para empezar, mientras que Reino Unido ha ofrecido un período de transición de tres años, condicionado a la devolución de la UE de al menos la mitad de su cuota actual.

La UE había querido originalmente un acceso de 10 años y, si bien fuentes británicas dijeron que tal solicitud de ocho años todavía era “ridícula”, ha habido informes generalizados de que Reino Unido podría ofrecer un período de cinco a siete años para obtener un acuerdo de inmediato.

El segundo problema son las subvenciones estatales, y Bruselas exige que cualquier ayuda estatal concedida a nivel de la UE esté exenta del acuerdo.

Esto significaría que, si bien Reino Unido podría ser castigado con aranceles si decide otorgar subsidios estatales a la industria, la UE sería libre de subsidiar la industria tanto como quisiera, siempre que el dinero provenga de Bruselas en lugar de los gobiernos nacionales.

Una fuente británica dijo: “Si, por ejemplo, Bruselas lanzara un programa a nivel de la UE para subsidiar la producción de autos eléctricos — lo cual podría sacar del negocio a los fabricantes de autos eléctricos británicos — no tendríamos derecho a activar defensas comerciales.”

“Sin embargo, si lanzamos un programa similar para subsidiar nuestra propia industria de automóviles eléctricos, la UE aún quiere poder aplicar defensas comerciales en dirección opuesta.”

Johnson dejó claro a von der Leyen que tales términos eran inaceptables, y que ahora correspondía a la UE ceder terreno si se quería llegar a un acuerdo.

Se entiende que Johnson dijo a von der Leyen que “parece que esto se nos está alejando” y que se necesita “viento fresco” en las conversaciones de hoy si se quiere avanzar.

Downing Street dijo en un comunicado: “El Primer Ministro ha subrayado que las negociaciones se encuentran ahora en una situación grave. El tiempo es muy corto y ahora parece muy probable que no se llegue a un acuerdo, a menos que la posición de la UE cambie sustancialmente.”

Dijo que la brecha en el tema del llamado ‘terreno de juego igualitario’ se había ‘reducido’ pero algunas ‘áreas fundamentales’ seguían presentando dificultades.

La posición de la UE sobre la pesca es “simplemente no razonable”, agregó, y Reino Unido “no puede aceptar una situación en la que es el único país soberano del mundo que no controla el acceso a sus propias aguas durante un período prolongado y que enfrenta cuotas pesqueras que perjudican enormemente a su propia industria.”

Las dos partes han resuelto en gran medida un tercer obstáculo a un acuerdo, la cuestión de cómo se resolverían las disputas futuras. La señora von der Leyen dijo que los dos líderes “hicieron un balance” del estado de las negociaciones y “dieron la bienvenida a los avances sustanciales en muchos asuntos”.

“Sin embargo, quedan grandes diferencias por salvar, en particular sobre la pesca. Superarlas será un gran desafío.”

El Parlamento Europeo actuó anoche para presionar a los negociadores diciendo que, a menos que se llegue a un acuerdo antes del domingo, será imposible ratificarlo a tiempo para el final del período de transición del Brexit el 31 de diciembre.

Los eurodiputados habían querido imponer un plazo del viernes para recibir el texto del acuerdo finalizado, o se negarían a ratificarlo antes de la fecha límite de salida sin acuerdo a finales de año.

Barnier instó a los eurodiputados a que le dieran más tiempo. En su lugar, fijaron una fecha límite para la medianoche — hora de Bruselas — el domingo. El europarlamento dijo que después de esa fecha no tendría tiempo suficiente para examinar el acuerdo, antes de una votación para ratificarlo en una sesión especial programada para el 28 de diciembre.

“Le damos hasta el domingo a Boris Johnson para tomar una decisión. La incertidumbre que pesa sobre ciudadanos y empresas como resultado de las decisiones de Reino Unido se vuelve intolerable,” dijo Dacian Ciolos, líder del grupo liberal Renew Europe.

Barnier dijo a los líderes de los grupos políticos del europarlamento que el acuerdo era “difícil pero no imposible”.

“Por lo que hemos escuchado, están cerca de un acuerdo,” dijo un funcionario del Parlamento Europeo.

Si se llega a un acuerdo después del domingo y los eurodiputados cumplen su amenaza, Reino Unido podría pasar un breve período de negociación sin acuerdo con la UE en los términos de la OMC antes de que se ratifique dicho acuerdo. Es poco probable que los eurodiputados quieran responsabilizarse por una salida sin acuerdo comercial el 1 de enero.

El europarlamento está bajo presión de los estados miembros de la UE para que ratifique el acuerdo o acuerde aplicarlo provisionalmente, antes de la fecha límite de fin de año.

Eso significaría que el acuerdo entraría en vigor al final del período de transición y sería confirmado o anulado más tarde — en una votación del Parlamento Europeo — el próximo año.

La Cámara de los Comunes levantó sesión hasta Navidad al cierre de los asuntos por debatir el jueves, pero los parlamentarios se han puesto en espera de una convocatoria si se asegura un acuerdo comercial.

Gove dijo que la legislación necesaria podría aprobarse antes del 31 de diciembre. Dijo que había menos diferencias entre las dos partes pero que las que quedaban eran “significativas”.

La Comisión Europea anunció que Reino Unido y la UE habían respaldado decisiones sobre la implementación conjunta del Acuerdo de Retirada.

El Gobierno eliminó las cláusulas del escenario sin acuerdo relativas a Irlanda del Norte en el Proyecto de Ley del Mercado Interior — que infringía el derecho internacional — debido a tales decisiones. Bruselas se había negado a ratificar el acuerdo comercial mientras estuvieran vigentes.

El Gobierno anunció una financiación adicional de £200 millones para programas de paz en Irlanda del Norte, y que los viajeros de Reino Unido que visiten la UE seguirán recibiendo apoyo para tratamientos médicos en curso incluso si no se llegara a un acuerdo.

La Cámara de los Comunes confirmó que el Big Ben tocará sus campanas a las 11 en punto en la víspera de Año Nuevo, marcando el final del período de transición del Brexit, antes de volver a tocar a medianoche para recibir el nuevo año.

Un funcionario de la UE dijo: “El Primer Ministro no hizo declaraciones grandilocuentes ni floridas, no hubo literatura. La llamada fue muy práctica y al grano. Dijo que si no hay avance en la pesca, entonces no hay acuerdo y espero que sigamos siendo amigos.”

“Comprendemos eso pero estamos cediendo el acceso a nuestro mercado único sin límite de tiempo, pero en la pesca tenemos que acordar una suspensión completa de nuestras oportunidades. Las posiciones están muy alejadas.”

David Frost, negociador en jefe británico, dijo: “La situación en nuestras conversaciones con la UE es muy grave. El progreso parece bloqueado y el tiempo se acaba.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s