Científicos hacen advertencia contra reuniones navideñas

THE GUARDIAN — SÁBADO, 12 DE DICIEMBRE DE 2020

Expertos piden ignorar flexibilización de reglas para no caer en una tercera ola del virus, ante señales de aumento de casos en Reino Unido en diciembre

Científicos y asesores del Gobierno han instado a las personas a reconsiderar sus planes navideños e ignorar la flexibilización de las reglas de Covid, dados los temores por el aumento de casos y hospitalizaciones en algunas partes de Reino Unido.

Si bien las “burbujas navideñas” permitirán que tres hogares se mezclen entre el 23 y el 27 de diciembre, los expertos advirtieron que el Gabinete está enviando un mensaje equivocado al decir que las familias deben solamente “seguir las reglas” — lo que sugiere que esto podría conducir a una tercera ola, a pocas semanas de que las vacunaciones masivas empiecen a proteger a los más vulnerables de la sociedad.

Datos oficiales sugieren que los casos de Covid están aumentando en algunas partes de Reino Unido, lo que genera preocupaciones de que más áreas tendrán que someterse a restricciones más estrictas. El viernes se estimó que la tasa R para Inglaterra estaba entre 0,8 y 1,0 — con la preocupación de que la epidemia podría estar creciendo en algunas partes del país, incluyendo Londres y el este de Inglaterra. Se estimó que la tasa R para Reino Unido en conjunto estaba entre 0,9 y 1,0 comparado con el rango de 0,8 a 1,0 la semana anterior.

Las hospitalizaciones no han aumentado en la última semana, pero están aumentando en algunas partes del país incluyendo a Londres y el sureste británico, según datos de ingresos hospitalarios de NHS England hasta el 8 de diciembre.

Los datos han llevado a los científicos a instar a las personas a que reconsideren sus planes festivos.

“Si las personas no tienen cautela, pagaremos nuestras fiestas de Navidad con confinamientos en enero y febrero,” dijo el profesor Devi Sridhar, presidente de sanidad pública global de la Universidad de Edimburgo. “Con una vacuna llegando en apenas unas semanas, ¿por qué arriesgarnos a contagiar a las personas vulnerables y ancianas que amamos?”

La profesora Susan Michie — miembro del Grupo Científico sobre Comportamientos de Influenza Pandémica (Spi-B) del Gobierno, y del grupo de expertos Independent Sage — estuvo de acuerdo. “Uno tiene que responder a la situación tal como es, no a la situación como nos gustaría que fuera,” dijo, reiterando que las personas deben pensar detenidamente si reunirse con otros y, si lo hacen, solo reunirse en exteriores. “Si realmente queremos mantener a salvo a nuestros seres queridos, lo mejor es no verlos.”

El profesor Stephen Reicher de la Universidad de St Andrews, también miembro de Spi-B e Independent Sage, dijo que la petición del ministro de sanidad Matt Hancock para que la gente respete las reglas esta Navidad ha enviado un mensaje equivocado.

“El mensaje que dice que hay que cumplir las reglas no es entendido por completo,” dijo, advirtiendo sobre un enorme aumento de contagios incluso si todos siguen las reglas al pie de la letra. “El peligro es que cuando dices que la gente puede, insinúas que es seguro y por lo tanto lo hacen.”

Los científicos han dicho anteriormente que reunirse en espacios pequeños con poca ventilación y alcohol corre el riesgo de crear una tormenta perfecta para la transmisión del coronavirus.

“Puede haber circunstancias en las que existan otros factores que le hagan pensar a uno que vale la pena correr ese riesgo, pero la gente debe hacerlo sabiendo y teniendo claro cuál es el riesgo,” dijo Reicher.

“El mensaje [del Gobierno] debería ser que uno tiene la opción pero que es peligroso hacerlo y, por lo tanto, no lo haga a menos que realmente lo necesite.”

Los últimos aumentos en Londres, Kent y Essex — básicamente de niños entre 11 y 18 años — agudizan las preocupaciones. El aumento de las tasas de contagio en los jóvenes conduce finalmente a un aumento del contagio en personas mayores.

El jueves, Hancock anunció pruebas masivas en escuelas de estas áreas, pero Reicher destacó el hecho de que no se permitió que los escolares se queden en casa y se autoaíslen la próxima semana, como está sucediendo en Gales, antes de considerar que visitar a parientes ancianos es “desesperadamente peligroso”.

“Creo que realmente es una política descoordinada de una manera bastante notable, que pone a las personas en peligro tanto por falta de mensajes claros sobre los riesgos como por no permitirles tomar las precauciones que les permitan reunirse de forma segura,” dijo.

Inglaterra salió de un confinamiento nacional de cuatro semanas el 2 de diciembre, diseñado para suprimir el virus lo suficiente como para permitir que las reglas se flexibilicen durante la Navidad.

El viernes, cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) — basadas en pruebas con hisopos de hogares al azar en Inglaterra — muestran que el porcentaje de personas que dieron positivo por coronavirus cayó entre el 29 de noviembre y el 5 de diciembre, con variaciones significativas por región.

“Durante la semana más reciente, el porcentaje de personas que dieron positivo ha aumentado en Londres, y hay señales tempranas de que las tasas pueden haber aumentado en el este de Inglaterra; el porcentaje de personas que dieron positivo ha disminuido en todas las demás regiones,” dijo el equipo de la ONS.

Aproximadamente 1 de cada 115 personas en Inglaterra tuvo Covid en la semana pasada.

El número de nuevos casos diarios en Inglaterra es ahora similar a los niveles observados a principios de octubre, mientras que las cifras de ingresos hospitalarios son similares a las de mediados de noviembre — con 1.466 ingresos el 7 de diciembre. Aproximadamente un tercio de las principales autoridades locales en Inglaterra registraron un aumento en las tasas de casos entre la semana anterior al inicio del confinamiento y el 6 de diciembre. Medway (Kent) — que ahora se encuentra en Nivel 3 — registró el mayor aumento, con tasas que aumentaron casi un 300%.

El profesor Rowland Kao, epidemiólogo de la Universidad de Edimburgo, dijo que el impacto del último confinamiento parecía haber sido mayor en algunas áreas que en otras. “Puede ser que un número insuficiente de personas siguieran las restricciones, o […] que los factores naturales de los que todos somos conscientes (un clima más frío y húmedo, con más reuniones en interiores y menos ventilación) pueden contrarrestar en cierta medida el impacto que las restricciones tienen en la transmisión. O una combinación de los dos,” dijo.

Hablando en la conferencia de prensa de Downing Street esta semana, el profesor Chris Whitty, director médico de Inglaterra, enfatizó la necesidad de ser cautelosos y dijo que el país necesitaba “aceptar que la Navidad es un período en el que podemos hacer cosas, esa es la razón por la cual las reglas se están flexibilizando, pero eso no significa que debamos hacerlas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s