NHS comenzará a aplicar vacuna en cuestión de días

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 2 DE DICIEMBRE DE 2020

Convocan a fuerzas armadas para establecer 10 centros, y se espera que vacunas obtengan aprobación exprés

Las Fuerzas Armadas y el NHS han comenzado preparativos urgentes para la distribución de una vacuna contra el coronavirus para el fin de semana, según pudo saber The Telegraph.

Se ha ordenado a personal militar que transforme alrededor de 10 locaciones en centros de vacunación, incluido el hospital Nightingale en el centro de convenciones London ExCel, el hipódromo de Epsom en Surrey y el estadio de fútbol Ashton Gate de Bristol.

Se entiende que el NHS — que está a cargo del programa de vacunación — ha solicitado formalmente la asistencia del Ministerio de Defensa a través del protocolo “Ayuda militar para autoridades civiles” (MACA).

The Telegraph también ha conocido que un importante hospital de Londres espera que las primeras vacunaciones contra el coronavirus de Gran Bretaña se lleven a cabo el lunes, luego que autoridaes del NHS pidieran voluntarios para administrar la vacuna a partir de las 7 de la mañana de ese día.

Una fuente gubernamental de alto rango dijo: “Todos estos preparativos se están haciendo antes de cualquier decisión sobre la aprobación de cualquier vacuna por parte del regulador independiente. Si se determina que una vacuna es segura y eficaz, podemos avanzar rápidamente con la distribución, porque la vacunación de millones de personas es un desafío logístico importante.”

Cada ciudad principal del país está preparada para tener un centro de vacunación masivo dedicado, mientras que otros 1000 pequeños puntos se establecerán en toda Inglaterra. Las consultas de médicos de cabecera, farmacias y pequeñas clínicas de salud se utilizarán junto a centros deportivos y edificios cívicos reutilizados.

Los sitios que están siendo reutilizados por las Fuerzas Armadas representan la primera ola de locales de vacunación masiva.

Existe una expectativa creciente de que la vacuna Pfizer obtenga la aprobación de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) antes del fin de semana. Fuentes afirman que las primeras vacunas podrían distribuirse dentro de las ocho horas posteriores a la decisión del regulador.

Mientras tanto el Imperial College Healthcare Trust — que comprende cinco hospitales en el oeste de Londres — planea vacunar a su personal de primera línea en una campaña intensiva de tres días, con sus clínicas funcionando 13 horas al día. El anuncio interno de los planes en este complejo hospitalario es la primera evidencia directa de que el NHS se está preparando para recibir una luz verde de modo inminente.

La noticia se conoce mientras Reino Unido espera un anuncio de la MHRA sobre la vacuna Pfizer-BioNTech. Debido a que el medicamento no se puede mover más de cuatro veces y debe almacenarse entre -70 y -80°C, se espera que muchas de las primeras dosis se administren al personal sanitario en las instalaciones del hospital.

Esto, a pesar de que el comité conjunto sobre vacunación e inmunización los ha designado en segundo lugar en prioridad — detrás de los residentes y trabajadores de hogares de ancianos.

Un correo electrónico al personal de Imperial decía: “Estaremos ejecutando clínicas de vacunación durante tres días desde que recibamos la vacuna. Como aún no estamos seguros de cuándo será, estamos buscando voluntarios para el personal de las clínicas para entregar la primera dosis de 7 am a 8 pm, del lunes 7 de diciembre al domingo 13 de diciembre. Estaremos muy agradecidos por el tiempo que puedas brindar.”

Una fuente del centro hospitalario dijo que se planea un segundo conjunto de clínicas para el personal en enero, cuando llegue un segundo lote de vacunas.

Un portavoz de Imperial College Healthcare dijo: “Como se informó anteriormente, centros hospitalarios del NHS como el nuestro se están preparando para vacunar a nuestro personal contra el Covid-19.”

“No tenemos una fecha de inicio definitiva para las vacunas, ya que una vacuna aún no se ha autorizado ni está disponible; la solicitud a nuestros médicos para que se ofrezcan como voluntarios en las clínicas de vacunación fue simplemente un medio para asegurarnos de que estaríamos listos para comenzar tan pronto como tengamos el visto bueno, siempre que eso suceda.”

Las inyecciones se aplicarán desde solo uno de los varios locales del complejo hospitalario debido a problemas logísticos. Imperial no pudo decir el martes por la noche cuándo se anunciarían las clínicas provisionales para el público.

Debido a los desafíos que presentan los requisitos de almacenamiento a baja temperatura de la vacuna Pfizer-BioNTech, se espera que las Fuerzas Armadas desempeñen un papel en su entrega. El martes, una fuente dijo que el Comando Conjunto Permanente — que supervisa la Fuerza Militar de Apoyo contra el Covid — podrá movilizarse dentro de las ocho horas de aviso de la aprobación regulatoria para comenzar a entregar la primera vacuna.

Hasta la semana pasada, casi 3.000 efectivos respondieron a 54 solicitudes de MACA. Un contingente adicional de 14.000 militares está con orden de inamovilidad, esperando para ayudar en tareas contra el Covid — así como otras tareas — dentro del paquete de preparación invernal del Gobierno.

El martes se supo que los soldados involucrados en las pruebas recibieron instrucciones de cambiar el nombre de uno de los programas. Una fuente militar dijo: “Se nos ha prohibido usar las palabras ‘pruebas masivas’. Tenemos que usar ‘pruebas comunitarias’ porque suena más amigable. Las pruebas masivas suenan un poco apocalípticas, un poco como campo de concentración.”

Tobias Ellwood, presidente conservador del comité selecto de defensa de la Cámara de los Comunes, dio la bienvenida el martes a los trabajos que hacen las Fuerzas Armadas para ayudar a convertir los sitios en centros de vacunas como un “paso importante para ingresar al capítulo final de esta pandemia”.

“Si bien todavía hay un camino por recorrer, todos se animarán con el hecho de que pronto se esté implementando una vacuna,” añadió.

Las declaraciones se producen luego que Pfizer y BioNTech solicitaran la aprobación de su vacuna contra el coronavirus en Europa. Las empresas farmacéuticas ya han solicitado autorización en Estados Unidos y Reino Unido. El martes, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) confirmó que había recibido una solicitud de las empresas para la autorización de comercialización condicional de la vacuna conocida como BNT162b2.

La vacuna tiene una efectividad del 95 por ciento y ha pasado sus controles de seguridad, según datos de la firma. Reino Unido ha efectuado pedidos de 40 millones de dosis.

Sin embargo, principales médicos advirtieron el martes que puede ser difícil implementar la vacuna Pfizer rápidamente, porque las citas deberán ser mucho más largas de lo normal. Se debe controlar a los pacientes durante 15 minutos después de la inyección para detectar efectos secundarios.

El doctor James Cave, editor en jefe de la publicación científica Drug and Therapeutics Bulletin, dijo: “Es una vacuna que no se puede transportar, debe congelarse a -70 grados, debe diluirse y requiere que los vacunados se queden sentados durante 15 minutos después de recibirla. ¿Realmente se ajusta a su propósito?”

“Porque si se comienza a observar el tiempo requerido para el número de pacientes, ese es un formato completamente diferente al de nuestras clínicas de gripe actuales, donde podemos vacunar a 500 personas en una tarde. Significa que estamos viendo solo 40 personas por hora, y eso equivale a miles de horas adicionales al trabajo normal que hacemos. Eso es realmente preocupante para los médicos de primera línea. Es una gran, gran pregunta que realmente no se ha pensado en un nivel superior.”

En medio de las preocupaciones sobre la tasa de aceptación de las vacunas del Covid, ha habido llamados para que Boris Johnson, el Gabinete y sus familias las reciban primero para garantizar a los británicos su seguridad.

La propuesta fue hecha por el parlamentario conservador Sir Desmond Swayne, quien advirtió a los ministros contra obligar al público a ponerse la vacuna, argumentando que tal medida “sellaría la reputación del Gobierno como el más autoritario desde la Commonwealth de la década de 1650”.

La bancada conservadora en el Parlamento también expresó su malestar por la creación de un “pasaporte de vacunación” para quienes hayan recibido la vacuna. Sir Desmond y Steve Baker dijeron que equivaldría a discriminación permitir que las empresas rechacen el acceso de los británicos a sus instalaciones a menos que hayan recibido la inyección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s