Compadrevirus

METRO — MARTES, 3 DE NOVIEMBRE DE 2020

Parlamentarios critican trabajos que Johnson ha asignado a sus amigos

Boris Johnson ha sido advertido de un ‘compadrevirus’ en el corazón de Downing Street ayer, cuando furiosos parlamentarios rechazaron sus planes para un segundo confinamiento en todo el país.

El primer ministro británico ha defendido a la jefa de NHS Test and Trace, Dido Harding, a pesar de que el rastreo de contactos cayó a un mínimo histórico, rechazando los llamados a la dimisión de la jefa de su grupo de trabajo sobre vacunas, Kate Bingham, después de que fuera acusada de revelar información confidencial a entidades financieras estadounidenses.

Ninguna de las dos pasó por una terna de elección para acceder a sus puestos de trabajo, pues ambas están casadas con parlamentarios conservadores. La baronesa Harding estudió en Oxford con David Cameron; su esposo, John Penrose, es miembro de un grupo de expertos que pide que el NHS sea reemplazado por un sistema de seguros. El esposo de Bingham es Jesse Norman, quien asistió a Eton al mismo tiempo que Johnson. Bingham fue a la escuela con la hermana del primer ministro. “(Johnson) necesita despedir a la baronesa Harding,” dijo la parlamentaria laborista Karin Smyth a los Comunes. “Sé que es su amiga, sé que será difícil, pero claramente ha sido un fracaso.”

Richard Thomson, del SNP, agregó: “¿Qué medidas planea el primer ministro para asegurarle a la gente que no hay un ‘compadrevirus’ en el corazón de su Gobierno, que requiera erradicación tanto como el coronavirus fuera de él?”

Johnson respondió: “Agradezco a las personas que trabajan en Test and Trace o en nuestro grupo de trabajo sobre vacunas. Y es gracias a su arduo trabajo que Reino Unido se encuentra entre los pioneros en el desarrollo de una vacuna.”

El primer ministro británico fue criticado ayer, en que se reportaron otras 136 muertes frente a las 102 de la semana anterior.

Dijo que estaba “realmente apenado por la angustia” de un segundo confinamiento, pero insistió en que los avances médicos ayudarían a “vencer este virus en la primavera”.

Prometió una “expansión masiva” de las pruebas para “pueblos enteros e incluso ciudades”, con un plan piloto que se lanzará en Liverpool el viernes. “Si bien los científicos son cautelosos en sus predicciones a corto plazo, son universalmente positivos sobre las perspectivas a mediano y largo plazo,” agregó.

El mandatario dijo que se había cumplido su objetivo de aumentar la capacidad de prueba a 500.000 por día — aunque ayer solo se hicieron 270.000 pruebas.

La baronesa Harding fue nombrada directora de Test and Trace en mayo, y ascendió cuando se fusionó con Public Health England en agosto.

Gran parte de su presupuesto de miles de millones de libras se ha gastado en personal que maneja centros de llamadas e instalaciones de prueba suministradas por empresas privadas como Mitie, G4S y Serco.

La asesora de Test and Trace, doctora Susan Hopkins, admitió que el sistema tenía dificultades para hablar con los contactos de las personas que dieron positivo en las pruebas. “La gente no contesta sus teléfonos, la gente no quiere recibir una llamada de un número desconocido,” dijo.

Bingham ha sido acusada de revelar planes secretos del Gobierno para invertir en una serie de vacunas contra el virus — incluidas las que están desarrollando empresas que cotizan en bolsa — durante una conferencia en internet para mujeres estadounidenses trabajando con capitales privados.

Sin embargo, el Gobierno emitió un comunicado que decía: “Kate Bingham se centró en la información disponible públicamente y dijo poco que los delegados expertos que asistieron a la conferencia no pudieran deducir por sí mismos.”

El líder laborista Sir Keir Starmer (en la foto) dijo que la estrategia del Gobierno había sido “abatida por la segunda ola” y exigió saber porqué no se impuso el confinamiento cuando SAGE lo recomendó el 21 de septiembre.

“Rechazar el consejo de sus propios científicos durante 40 días fue un fracaso catastrófico de liderazgo y de juicio,” dijo. “En cada etapa, el primer ministro ha sido demasiado lento y se ha retrasado.”

Anteriormente, Sir Keir culpó a Rishi Sunak por retrasar el confinamiento, insistiendo en que su “nombre está escrito en todo esto”.

■ Un increíble número de 999 llamadas llevó a North West Ambulance a declarar un incidente importante anoche. El NHS Trust, que atiende a 7 millones de personas en Greater Manchester, Lancashire y Merseyside, instó a las personas a no llamar a menos que “la afección sea potencialmente mortal”. Los trabajadores estaban “cansadísimos”, según Unison, y los medios locales dijeron que había escasez de personal — ya que los paramédicos se estaban aislando debido al Covid-19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s