Nueva vacuna trae esperanza para terminar con la pandemia

i — MARTES, 17 DE NOVIEMBRE DE 2020

Reino Unido “puede ver la esperanza” por publicación de alentadores resultados de vacuna contra el Covid-19

Una segunda vacuna con niveles muy altos de protección contra el coronavirus tiene el potencial de “cambiar drásticamente el aspecto de la primavera y el verano”, dijeron principales científicos británicos.

El Gobierno ha adquirido 5 millones de dosis de la vacuna de la empresa estadounidense Moderna, que, según sugieren los primeros resultados, tiene una eficacia de casi el 95% y puede funcionar en todos los grupos de edad. Las negociaciones para comprar un lote mayor continúan.

Científicos de Reino Unido aclamaron “otro gran día en la lucha contra el Covid-19”, una semana después de que Pfizer anunciara que su vacuna tiene una efectividad del 90 por ciento. El hecho lleva la cantidad de vacunas para Covid-19 reservadas por el Gobierno a 355 millones.

A su vez, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo en una conferencia de prensa en Downing Street: “A través de los diagnósticos y las vacunas, los grandes avances en la ciencia médica están llegando al rescate. Si bien hay mucha incertidumbre, podemos ver la vela de la esperanza y debemos hacer todo lo posible para alimentar esa llama. Pero todavía no llegamos. Hasta que la ciencia pueda protegernos debemos permanecer atentos, y seguir las reglas que sabemos que pueden mantener este virus bajo control.”

El subdirector médico de Inglaterra, Jonathan Van-Tam, pidió “el lote más grande que podamos manejar” y que el inminente despliegue de vacunas en el servicio de salud será “lo más grande e importante que ha hecho el NHS en mucho tiempo”.

“Esta es una gran oportunidad para cambiar la forma en que se desarrollará la pandemia en 2021. Podría cambiar drásticamente el comienzo de la primavera y el verano,” agregó.

El profesor Van-Tam dijo que los resultados de Moderna eran “noticias brillantes”, conocidas poco después de los resultados de Pfizer, y ha vuelto a comparar los ensayos de la vacuna con los goles en una tanda de pénaltis. “Es el segundo pénalti ahora, que también ha ido al fondo de la red. Así que estamos empezando a sentirnos en una mejor posición,” dijo.

Cuando se le preguntó porqué la vacuna de Moderna no estaba en la parte superior de la lista de compras de Reino Unido, Hancock dijo que aún no había existencias de la vacuna y que “es importante tener varias opciones, como las tiene Reino Unido porque tiene una cartera de pedidos.”

El ensayo en curso de Moderna se hace a 30.000 personas en los Estados Unidos, y la mitad recibe dos dosis de la vacuna con cuatro semanas de diferencia. El resto recibió inyecciones de placebo (ficticias). El último análisis se basó en los primeros 95 en desarrollar síntomas de Covid-19. Solo cinco de los casos de Covid ocurrieron en personas que recibieron la vacuna y 90 en las que recibieron el placebo. Los datos también muestran que hubo 11 casos de Covid grave en el ensayo, pero ninguno ocurrió en personas que fueron inmunizadas.

Los participantes del ensayo incluyeron 15 adultos de 65 años o más y 20 personas de diversas comunidades como 12 hispanos / latinos, 4 negros / afroamericanos, 3 asiáticoamericanos y una persona con antecedentes multirraciales.

“Excelente herramienta”

El presidente de Moderna, doctor Stephen Hoge, dijo que “sonrió de oreja a oreja” cuando se enteró de la eficacia de la vacuna y la llamó “una herramienta fantástica para detener la pandemia y, con suerte, detener lo peor de la enfermedad que enfrenta la gente”.

“[El mundo ahora tiene] las herramientas necesarias para finalmente vencer a este virus, y creo que esa es probablemente la mejor noticia del día para todos nosotros,” dijo.

Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna se basan en una tecnología de ARNm similar — lo que significa que parte del código genético del coronavirus se inyecta en el cuerpo para comenzar a producir proteínas virales, pero no todo el virus, lo cual es suficiente para entrenar al sistema inmunológico para atacar.

Una diferencia clave es cómo deben almacenarse: la vacuna Pfizer debe almacenarse a temperaturas extremadamente bajas de alrededor de -70°C, pero se puede guardar en el refrigerador durante cinco días. La vacuna Moderna permanece estable a -20°C por hasta seis meses y se puede mantener en un refrigerador normal hasta por un mes, lo que le da una gran ventaja y facilita su distribución en todo el mundo.

El científico jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, describió los resultados del ensayo de la vacuna de Moderna como “bastante alentadores”, pero dijo que pasarán “al menos dos meses” antes de que la inyección pueda llegar a la etapa de ser enviada a las agencias reguladoras para su aprobación.

Johnson, autoaislado

METRO — LUNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2020

Primer ministro pasa por prueba y rastreo luego que parlamentario con quien se reunió diera positivo

Boris Johnson le ha sido indicado que se autoaisle anoche, luego de haber tenido contacto cercano con un paciente con coronavirus.

El primer ministro británico está ‘bien’ y no tiene ningún síntoma, dijo su portavoz. Se espera que permanezca aislado hasta el 26 de noviembre.

El hecho llega después de una reunión con un grupo de parlamentarios conservadores en Downing Street el jueves en la que estuvo el legislador Lee Anderson, quien ayer reveló que él y su esposa habían dado positivo por Covid-19. El portavoz del primer ministro dijo que Johnson “seguirá trabajando desde Downing Street, dirigiendo la respuesta del Gobierno a la pandemia de coronavirus”.

El momento es un mazazo para el primer ministro, en su intento de reorganizar el Número 10 luego de la espectacular salida de su asesor principal, Dominic Cummings, y su exjefe de prensa Lee Cain, la semana pasada.

Ambos se marcharon en medio de afirmaciones de que la prometida de Johnson, Carrie Symonds, había recibido el apodo de princesa Nut-Nuts en medio de una lucha interna por el poder.

El primer ministro pasó una semana en el hospital en abril con coronavirus, que incluyó tres noches en cuidados intensivos.

Anderson dijo haber perdido el sentido del gusto y que su esposa tuvo un fuerte dolor de cabeza el viernes. “Me siento absolutamente bien y mi mayor preocupación es mi esposa, que está en el grupo protegido. Pero ambos nos sentimos bien,” agregó.

Johnson tenía previsto reunirse hoy con la bancada conservadora del “muro rojo” para tranquilizarlos sobre su agenda de ‘nivelación’ y ‘reiniciar’ su cargo de primer ministro antes de la era posterior al Brexit.

Su nueva secretaria de prensa, Allegra Stratton, será enviada a reunirse con los parlamentarios conservadores para “suavizar” la imagen del Gobierno, mientras el ministro de sanidad Matt Hancock enfrentará al presentador Piers Morgan en su programa matutino Good Morning Britain — rompiendo un boicot de 201 días implantado por Downing Street al programa de ITV.

El Número 10 también prometió una “serie de anuncios críticos durante las próximas dos semanas sobre el empleo, la educación y la salida de la pandemia.”

Cummings — el cerebro detrás del eslogan Take Back Control [‘Retomemos el control’] de la plataforma anti-europeísta Vote Leave durante el referéndum de la UE — se marchó en medio de rumores de disputas con sus colegas de Downing Street.

Sus allegados advirtieron que el liderazgo de Johnson estaba arruinado, y que el canciller Rishi Sunak probablemente le iría a reemplazar. “Es una historia tan antigua como el tiempo: la Reina Loca destruye la corte,” dijo uno. Otro dijo que el primer ministro se portaba “indeciso” después de reunirse con Symonds — quien llamaba a su oficina hasta 20 veces al día.

Sin embargo, el secretario de medio ambiente George Eustice dijo en el programa de Sophy Ridge en Sky News — en la mañana del domingo — que el primer ministro “toma decisiones todo el tiempo” y el Número 10 negó también que Sunak estuviera “creando agitación”.

Muchos parlamentarios conservadores acogieron con satisfacción la salida de Cummings.

Sir Charles Walker — vicepresidente del grupo parlamentario 1922 Committee — dijo: “Necesitamos tener la sensación de que hay personas en el Número 10 a quienes les importa lo que pensamos.”

Amigos de Symonds refirieron que ‘no lamenta’ la marcha de Cummings y Cain, acusándoles de ‘machismo por rango’.

La relación entre Cummings y el primer ministro se deterioró después de que el primero rompiera las reglas de confinamiento, para irse conduciendo 252 millas (406 km) hasta Barnard Castle, en el condado de Durham, para ‘probarse la vista’, en abril.

La estrategia de encanto de Boris

i — LUNES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2020

Primer ministro intenta reconstruir relaciones con el Parlamento luego de partida de asesores pero debe autoaislarse por contacto positivo

Boris Johnson intentará restaurar la fe en su cargo de primer ministro y reconstruir las relaciones con sus parlamentarios rebeldes el lunes.

El proceso se producirá después de que luchas internas paralizaran Downing Street, y forzaran la renuncia de dos de sus asesores más cercanos.

En un enfoque de doble vía, anunciará políticas para demostrar que no está abandonando sus promesas electorales y comenzará una ‘ofensiva de encanto’ para tranquilizar a los parlamentarios que se sintieron apartados por sus exayudantes Dominic Cummings y Lee Cain.

Las medidas para “reiniciar” la administración de Johnson llegan después de un período de crispación en el que la confianza en su capacidad para manejar la pandemia se ha desplomado, y sus parlamentarios se han vuelto tan rebeldes que algunos han especulado en privado que podría verse obligado a dimitir en un año.

Regla de autoaislamiento

Sin embargo, los planes de Johnson para un relanzamiento se arruinaron el domingo por la noche, después de que Downing Street informara que estaba entrando en autoaislamiento después de tener contacto el jueves con un parlamentario, Lee Anderson, que acababa de dar positivo por coronavirus.

El primer ministro británico fue ingresado en el hospital en abril, y pasó tres días en cuidados intensivos después de caer gravemente enfermo.

Un portavoz del despacho del mandatario dijo: “Seguirá trabajando desde Downing Street dirigiendo la respuesta del Gobierno a la pandemia de coronavirus. El primer ministro está bien y no tiene ningún síntoma de Covid-19.”

Buscando agradar al “muro rojo”

Johnson tratará de tranquilizar a los nuevos partidarios en los escaños del “muro rojo” — es decir, representantes de distritos electorales tradicionales del Partido Laborista que votaron por él — así como a sus defensores, diciéndoles que sigue comprometido con las promesas de “igualar” a los electores, atendiendo las necesidades de todos indicadas en el corazón del manifiesto conservador del año pasado.

Downing Street dijo que estaba trabajando con el canciller Rishi Sunak en “anuncios críticos” sobre educación, empleos y habilidades laborales en la próxima quincena, junto con nuevas medidas para enfrentar la pandemia.

Se espera que el miércoles se establezcan planes para una “revolución verde” que cree decenas de miles de puestos de trabajo.

El Número 10 informó que los planes establecerían una “señal clara de sus ambiciones actuales para el Reino Unido” y que se diseñaría una próxima revisión del gasto para permitir que el país “se reconstruya mejor después de la pandemia”.

El primer ministro hablará con los parlamentarios del Northern Research Group — el grupo parlamentario de presión para conseguir mejoras para el norte de Inglaterra — y les asegurará que cumple las promesas hechas a sus votantes.

También ha restablecido la “junta política” conservadora, cuyos miembros tendrán el mandato de desarrollar legislación que toque la fibra sensible de nuevos partidarios.

Reorganización del Gabinete luego de salida de asesores

La especulación de que está trabajando en una reorganización temprana del Gabinete para incorporar una nueva generación de ministros fue minimizada anoche, aunque los parlamentarios esperan ampliamente que Johnson “refresque” a su equipo de élite en el nuevo año.

También se espera que la partida de Cummings y Cain presagie un enfoque más amable con los medios. Matt Hancock, el ministro de sanidad, será el primer ministro en aparecer en el programa Good Morning Britain desde abril, después de que Downing Street levantara su boicot al programa matutino de ITV.

Una portavoz de Downing Street dijo: “Este Gobierno está decidido a mejorar las oportunidades para las personas en todo el país, independientemente de sus antecedentes o de en qué parte de Reino Unido viven. Nunca nos desviaremos de este curso, ya que nos reconstruimos mejor después de la pandemia.”