Gobierno evalúa retorno del público a los estadios en diciembre

Foto: Manchester United by PaulCC BY 2.0

Seguidores de clubes de Premier League y English Football League no han podido asistir a partidos desde brote de coronavirus en marzo

Los fanáticos del fútbol podrían volver a asistir a ver jugar a sus equipos de la Premier League y la EFL el próximo mes… si se logra que bajen las tasas de contagio de coronavirus.

Autoridades deportivas del Gobierno han elaborado propuestas para un regreso gradual de los seguidores a instalaciones deportivas cuando finalice el confinamiento, el 2 de diciembre.

El primer ministro británico Boris Johnson indicó a principios de esta semana que el asunto es «una prioridad personal».

Hubo advertencias de que las instalaciones deportivas podrían estar cerradas hasta abril, pero ha habido un cambio de enfoque.

El impacto inicial podría ser limitado. Cuando finalice el confinamiento, se espera que haya un nuevo sistema de restricción de las libertades normales de 4 niveles.

Solo los clubes en localidades en los niveles más bajos 1 y 2 podrían regresar — con aforo reducido — si sus tasas de contagio y muerte han disminuido.

Dado que muchos clubes se encuentran en grandes pueblos y ciudades — que son los que están experimentando las peores tasas de contagio — podría tomar hasta enero, o incluso después, que los grandes clubes se beneficien.

Los clubes en los puestos más altos de la Premier League han perdido decenas de millones por la prohibición de público en los estadios.

Karren Brady, directora del West Ham, reveló ayer que su club pierde £2 millones por cada partido de local, y se cree que el Manchester United está perdiendo £4,3 millones en ingresos por cada partido que se realiza con Old Trafford vacío.

Se espera que el gobierno francés permita que el público regrese a los estadios después de enero como mínimo, y en Alemania se descartó un retorno parcial cuando el virus se asentó nuevamente en el país.

En Reino Unido, el Ministerio de Medios, Cultura y Deportes ha enviado planes a la Oficina del Gabinete para su aprobación. El nuevo sistema de niveles después del confinamiento aún no ha sido anunciado.

Ha habido frustración en el mundo del fútbol luego de la noticia de que se podrá ingresar al Royal Albert Hall y al O2 Arena desde el próximo mes para presenciar eventos artísticos, lo que ha generado acusaciones de favoritismo.

Se ha firmado una contundente petición de 200.000 personas, exigiendo que se permita el regreso de los fanáticos del fútbol.

El ministro de cultura Oliver Dowden, por su parte, se ha reunido el martes con representantes del fútbol masculino y femenino, así como con grupos de fanáticos, para efectuar charlas “constructivas” sobre cómo gestionar, financiar y recuperar la asistencia a los estadios.

Dowden dijo, en su cuenta de Twitter: “Constructiva conversación con autoridades del fútbol sobre la gobernanza y la recuperación de los aficionados.”

“Las discusiones continuarán mientras comenzamos la revisión de gobernanza que estamos efectuando con la dirección de los mismos fanáticos.”



Artículo de Simon Bird

Publicado en Daily Mirror el martes, 17 de noviembre de 2020
Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.mirror.co.uk/sport/football/news/government-draw-up-plans-return-23026167

Una vacunita, por favor…

METRO — MARTES, 17 DE NOVIEMBRE DE 2020

Gran Bretaña, al final de la cola para medicamento norteamericano

Una vacuna para el coronavirus con una tasa de éxito del 94,5 por ciento estará salvando millones de vidas en todo el mundo en unas semanas, pero Reino Unido tendrá que esperar hasta el próximo año.

La empresa estadounidense Moderna ha revelado los mejores resultados obtenidos hasta ahora, en la búsqueda de una vacuna que pudiera acabar con la pandemia.

Decenas de países han obtenido cientos de millones de dosis en acuerdos hechos desde el verano pero Reino Unido hizo su primer pedido apenas ayer — y ninguno llegará antes de la primavera.

«Este es otro alentador paso adelante,» dijo el ministro de sanidad Matt Hancock al anunciar un acuerdo por 5 millones de dosis — suficiente para 2,5 millones de personas — durante una conferencia de prensa en el Número 10 de Downing Street.

«Podemos ver la vela de la esperanza, y debemos hacer todo lo posible para alimentar su llama.»

La vacuna de Moderna es más barata y eficaz que la vacuna Pfizer, que ya ha sido reservada por el Gobierno.

Se ha demostrado que funciona en personas mayores y se puede almacenar en un refrigerador — en lugar de los -70°C necesarios para la versión de Pfizer. Estados Unidos recibirá 100 millones de dosis, la UE preordenó 80 millones en agosto, mientras que Japón, Canadá, Suiza, Qatar e Israel también firmaron acuerdos.

La noticia aumenta la presión sobre la jefa del grupo de trabajo de vacunas de Reino Unido, Kate Bingham, quien rechazó los llamados para preordenar el medicamento.

Bingham — inversora de riesgo casada con el ministro del Tesoro Jesse Norman — fue acusada de ‘amiguismo’ al ser nombrada en mayo, y ha gastado £670.000 en expertos en relaciones públicas.

El profesor Martin McKee, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que Reino Unido pudo haberse unido al pedido ordenado por la UE. «Todavía hay muchas incertidumbres sobre qué vacunas serán las mejores,» agregó.

«Sin embargo, parece una apuesta innecesaria excluirse de un grupo que hace una compra más grande.»

El presidente de Moderna, el doctor Stephen Hoge, dijo que no hubo efectos secundarios graves entre 43.000 personas y que la vacuna podría sobrevivir un mes en un refrigerador. «Realmente significa que esta vacuna puede aplicarse en las consultas de médicos de cabecera locales y rurales, e incluso en farmacias,» dijo.

Donald Trump elogió los resultados con la planificación de Estados Unidos para vacunar a 20 millones de estadounidenses para fin de año, diciendo: «A esos grandes ‘historiadores’, recuerden que estos grandes descubrimientos que pondrán fin a la plaga de China, ¡todos tuvieron lugar bajo mi supervisión!»

Gran Bretaña tiene pedidos para seis posibles vacunas, entre ellas 100 millones de dosis de la vacuna desarrollada por la universidad de Oxford, que se estará dando a conocer pronto. El Número 10 dijo que la vacuna de Moderna fue rechazada porque funciona de manera similar a la de Pfizer.

Sin embargo, Hancock no pudo confirmar que el bloqueo terminará el 2 de diciembre. La doctora Susan Hopkins, de Public Health England, advirtió por su parte que el sistema de niveles puede ser más estricto «para pasar el invierno».