Relajarán reglas de Covid para las familias en Navidad

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 19 DE NOVIEMBRE DE 2020

Podría permitirse que se reúnan tres hogares, aunque los 5 días de ‘libertad’ navideña tendrán un coste

Se podría permitir que las familias se reúnan con al menos otros dos hogares para celebrar la Navidad, según planes que considera el Gobierno.

Ministros de todo Reino Unido están en conversaciones para aliviar las restricciones durante el período festivo, y dar a las familias hasta cinco días de “libertad”.

La medida permitiría a los familiares pasar varios días juntos para las festividades y evitaría que las familias tuvieran que “elegir entre abuelos”, dijeron las fuentes, pero funcionarios de sanidad advirtieron que cada día de libertad costaría cinco en restricciones más estrictas — lo que aumenta la posibilidad de 25 días más de medidas estrictas en diciembre y posiblemente en enero.

En virtud de las medidas que se están discutiendo, se permitirá que un número limitado de hogares se unan para formar una “burbuja” durante varios días. También es probable que a las iglesias se les permita celebrar servicios el día de Navidad, mientras la Iglesia Anglicana dice que “el mensaje de luz que brilla en la oscuridad” es más necesario que nunca.

Los ministros mantuvieron conversaciones entre las “cuatro naciones” el miércoles, en un intento por acordar reglas comunes en todo Reino Unido. Una fuente cercana a las discusiones dijo que se estaban considerando dos opciones: extender la “regla de 6” para Navidad o permitir que varios hogares se reúnan.

La fuente dijo que era “más probable” que los ministros optaran por el enfoque de hogares múltiples “por temor a que haya gente que se quede fuera de un grupo”, y agregó: “Hay muchas esperanzas de que pueda hacerse un enfoque a nivel nacional, porque hay una comprensión de que la gente tiene familias repartida en los cuatro rincones de Reino Unido.”

“También es importante dar esperanza a la gente después de un año muy difícil para todos.”

Si bien no se ha determinado el número máximo de hogares, es probable que sea de al menos tres para incluir ambos grupos de abuelos cuando sea posible.

La fuente confiable dijo que era “muy difícil” concebir una situación en la que las iglesias no pudieran celebrar servicios el día de Navidad, y un portavoz de la Iglesia Anglicana dijo: “En esta Navidad como ninguna otra, al final de un año de dificultades y pérdidas reales, el mensaje de la Navidad, de luz que brilla en la oscuridad, es más necesario que nunca.”

“Independientemente de las restricciones vigentes para limitar la propagación del coronavirus y proteger a los vulnerables, los servicios navideños tendrán un papel crucial que desempeñar para brindar consuelo y esperanza a las personas, y estarán en el centro de nuestra vida nacional.”

El portavoz dijo que el culto público debe comenzar a principios del próximo mes.

El miércoles, funcionarios de sanidad sugirieron que el plan de Navidad podría significar que Reino Unido permanecerá bajo estrictas restricciones durante la mayor parte de diciembre, después de que finalice el confinamiento nacional el 2 del mes próximo.

Con la Nochebuena cayendo en jueves y un feriado bancario el lunes 28 de diciembre, los ministros están examinando si se podría permitir reuniones en interiores en un período de cinco días.

La asesora médica del Gobierno sobre Covid, la doctora Susan Hopkins, dijo el miércoles que el consejo del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE) era que el precio de las medidas de flexibilización serían fuertes restricciones antes y después de Navidad.

“Estamos muy interesados ​​en tener una Navidad lo más normal posible,” dijo en una sesión informativa de Downing Street.

Si las reglas se levantaran durante cinco días durante la Navidad, hacerlo podría significar 25 días de medidas más estrictas antes y después de las festividades, comenzando cuando finalice el confinamiento actual.

Más tarde, la doctora Hopkins dijo: “Por cada día que relajemos las reglas necesitaremos cinco días de restricciones más estrictas con lo cual, al llegar la Navidad, debemos tener mucho cuidado con la cantidad de contactos que tenemos para reducir la transmisión antes de Navidad y hacer que nuestra cantidad de casos sea lo más baja posible.”

El martes por la noche, The Telegraph reveló que podría prohibirse que los hogares de todo el país se mezclen cuando termine el confinamiento, como parte de los esfuerzos del Gobierno para “salvar la Navidad”.

Los ministros están trabajando en planes para un nuevo sistema de niveles, y los funcionarios de sanidad han indicado que es probable que sea incluso más estricto que las reglas anteriores. Ese mensaje fue reforzado por ellos el miércoles, sugiriendo que es probable que se tomen medidas más duras después de Navidad.

La doctora Hopkins agregó: “Una vez que hayamos pasado el período navideño, si ha habido algo de liberación y algo de socialización, todos tendremos que ser muy responsables y reducir los contactos nuevamente.”

El miércoles Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, dijo que los cuatro gobiernos de Reino Unido estaban trabajando para acordar reglas comunes para levantar “la prohibición muy estricta de la interacción doméstica” durante el período festivo.

Sturgeon confirmó que se estaban examinando planes para permitir que las familias formen “burbujas sociales (social bubbles)” — a las que llamó jocosamente “adornos navideños (social baubles)” — durante varios días, permitiendo la interacción de un número limitado de hogares, mientras los gobiernos nacionales intentan llegar a reglas comunes sobre cómo ‘dar un poco de libertad’ a la gente durante la Navidad. Sin embargo, se negó a especular sobre cuánto duraría esta ventana.

Hablando antes de una conferencia telefónica de cuatro países con Michael Gove, Sturgeon argumentó que era mejor “tratar a las personas como adultos” en lugar de intentar imponerles restricciones navideñas “que son tan estrictas que muchas personas intentarán sortearlas” para poder ver a sus seres queridos.

La mandataria escocesa dijo que el plan era “decir bueno, quizás hay un poco de margen de maniobra que, siempre que nos comportemos de manera responsable, nos permita pasar un rato con nuestros seres queridos en Navidad”.

“Sobre cuáles son los parámetros alrededor de eso, cuáles son los números alrededor de eso, todavía no hay decisiones,” agregó la primera ministra. “Pero sí queremos permitir que la gente, sin duda dentro de ciertos límites, vea a personas que en este momento no pueden ver, debido a la estricta prohibición de interactuar en el hogar.”

Sturgeon también enfatizó que esto debe hacerse de una manera que “minimice el riesgo de que yo vuelva a este podio a fines de enero, a informar de un número realmente horrible de personas que han muerto debido a contagios que hemos contraído durante el período navideño”.

Cuando se le preguntó si las burbujas sociales podrían reemplazar el distanciamiento de dos metros, dijo: “Sí, eso es posible, pero eso no es lo mismo que decir que ya se ha decidido, la idea de una burbuja o ‘adorno navideño’ es quizás una forma más apropiada de articular en Navidad. Este es el tipo de cosas que estamos discutiendo y sobre las que estamos tratando de llegar a una opinión sensata.”

En medio de informes de que se puede aplicar una exclusión de cinco días de las reglas normales, funcionarios de sanidad y ministros dijeron que aún no se habían tomado decisiones, y que dependerían de los resultados de los cierres actuales.

Las conversaciones entre los cuatro gobiernos de Reino Unido se vuelven aún más difíciles, por el hecho de que las celebraciones de Hogmanay son tan importantes para muchas familias en Escocia como la Navidad. El miércoles, una fuente cercana a las conversaciones dijo: “Las discusiones principales no se centran realmente en el Año Nuevo; aunque Escocia está comprensiblemente preocupada por Hogmanay, se trata solo de Navidad y de cuántos hogares se les permitirá mezclarse”.

“Estamos analizando toda la escala de tiempo antes y después de la Navidad, pero hay preocupaciones sobre relajar las reglas para el Año Nuevo debido a la cantidad [de alcohol] que la gente podría terminar bebiendo.”


Duque saluda investigación sobre entrevista de Diana

El duque de Cambridge (foto principal) ha intervenido anoche en el debate sobre la entrevista que en 1995 Martin Bashir hizo a su madre Diana, la princesa de Gales. William afirmó que la investigación independiente que ha encargado la BBC era ‘un paso en la dirección correcta’ y que debería ‘establecer la verdad’.

‘Digan la verdad sobre los contratos de £18.000 millones por el Covid’

METRO— MIÉRCOLES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2020

Confianza pública ‘en peligro’ mientras aumenta gasto de dinero de los contribuyentes, según regulador NAO

Miles de millones de libras esterlinas en gastos por el coronavirus no han sido contabilizados, han advertido ayer entidades auditoras, mientras que el círculo de amigos al interior del Gobierno han sido acusados ​​de “beneficiarse de la pandemia”.

La Oficina Nacional de Auditoría (NAO) dijo que la confianza pública estaba en peligro después de que los ministros rompieran las reglas de gastos otorgando contratos por valor de £18 mil millones — con más de la mitad aún en secreto después de al menos cuatro meses.

Meg Hillier, quien preside el comité parlamentario de cuentas públicas, dijo: “El Gobierno debe aclarar y publicar de inmediato todos los contratos que ha adjudicado hasta ahora. ¿Cuál es el gran secreto?”

La NAO descubrió que algunos de los 8.600 contratos hasta el 31 de julio se adjudicaron después de ejecutadas las obras.

Su informe se produce días después de que el gigante de la sanidad privada Randox obtuviera una extensión de £347 millones en su contrato de procesamiento de pruebas, a pesar de tener que retirar 750,000 kits de prueba defectuosos que había entregado.

Millones pasaron por amigos, asesores y un intermediario del Gobierno

Randox paga al parlamentario conservador Owen Paterson £100.000 al año por formar parte de su junta, y su contrato se encontraba entre aquellos que se han adjudicado por valor de £10.500 millones sin licitación. Las empresas tenían diez veces más probabilidades de ganar contratos de equipos de protección personal (EPP) si eran recomendados por ministros, funcionarios trabajando para ministros, parlamentarios de la Cámara de los Comunes o la de los Lores, dijo la NAO.

La empresa de relaciones públicas Public First recibió £840.000 de la Oficina del Gabinete — dirigida por Michael Gove — después de haber comenzado a trabajar “informalmente” en comunicaciones sin licitación pública.

Su propietaria, Rachel Wolf, trabajó anteriormente para Gove y coescribió el manifiesto electoral del Partido Conservador. “Encontramos que no existe documentación que registre el proceso de selección del proveedor, la justificación para utilizar adquisiciones de emergencia ni ninguna consideración sobre posibles conflictos de interés” dijo la NAO.

Ayanda Capital — empresa inmobiliaria y de comercio de divisas con sede en las Islas Mauricio — ganó un contrato de £253 millones para máscaras de EPP después de recibir una recomendación de Andrew Mills, quien también asesora a la ministra de comercio internacional Liz Truss.

Ninguna de los 50 millones de mascarillas suministrados cumplió con los estándares clínicos.

El dinero de los contribuyentes fue usado para pagar £21 millones al intermediario español Gabriel González Andersson para cumplir con un pedido de EPP firmado con la empresa Saiger LLC — del diseñador de joyas Michael Saiger, domiciliado en Florida (Estados Unidos) — que recibió contratos por valor de £200 millones sin licitación.

“No entendemos porqué, hasta junio, el Gobierno seguía ejecutando una adjudicación directa de contratos lo suficientemente lucrativa como para permitir que se obtengan este tipo de ganancias,” dijo a la BBC Jolyon Maugham, del Good Law Project.

La ministra de la Oficina del Gabinete de la oposición, la laborista Rachel Reeves, dijo: “El país merece tener la seguridad de que los amigos y aportantes de dinero para la campaña del Partido Conservador no se están beneficiando de esta pandemia.”

La NAO no analizó si los contratos ofrecían una buena relación calidad-precio.

En mayo, Boris Johnson prometió un sistema de prueba y rastreo “inigualable”. Sin embargo, el grupo gubernamental de científicos SAGE ha dicho que el impacto del rastreo de contactos es “limitado”, con tasas de contacto muy por debajo del 80 por ciento requerido.

Los ministros no especificaron qué proporción de contactos tenían que ser contactados cuando adjudicó a la empresa Serco el contrato para dicho rastreo de contactos, informó el programa Dispatches de Channel 4. Encontró kits de prueba con agujeros de fuga, pruebas tiradas a la basura y presunta contaminación cruzada en la planta de Randox en el condado de Antrim (Irlanda del Norte).

El exdirector de la Organización Mundial de la Salud, profesor Anthony Costello, calificó los hallazgos de Channel 4 como “impresionantes”.

“Equivale a negligencia criminal, pura y simplemente,” agregó.

Randox negó cualquier contaminación cruzada en su planta y dijo que “el personal está capacitado para garantizar que las muestras sean procesadas correctamente”. El director de la NAO, Gareth Davies, dijo que reconoció que la pandemia era una “circunstancia excepcional”, pero que no se han cumplido los estándares de transparencia y que es esencial que las decisiones sean aclaradas “para mantener la confianza pública en que el dinero de los contribuyentes se gasta de manera adecuada y justa”.

La viceministra de la Oficina del Gabinete, Julia López, dijo que el Gobierno estaba lidiando con una “pandemia global sin precedentes”.

“Necesitábamos obtener contratos con extrema urgencia, y así asegurar los suministros vitales necesarios para proteger a los trabajadores de primera línea del NHS y al público, y no pedimos disculpas por eso,” agregó.

López dijo que se han implementado “procesos sólidos” para llevar equipos críticos donde se necesitan y “garantizar una buena relación calidad-precio para el contribuyente”.

Las ‘enchufadas’ del Número 10

La inversora de capitales de riesgo Kate Bingham — que asistió a la escuela con la hermana de Boris Johnson y está casada con un ministro del Tesoro — recibió un trabajo no remunerado como líder del grupo de trabajo sobre vacunas de Reino Unido.

La entidad gubernamental Test and Trace está dirigida por la baronesa conservadora Dido Harding — directora del Jockey Club, el cual tiene su sede en el distrito electoral del ministro de sanidad Matt Hancock. Dirige la competición ecuestre Grand National, que cuenta con el patrocinio de Randox. El nombramiento no remunerado de la baronesa Harding fue anunciado en la cuenta de Twitter de Hancock, quien es miembro honorario del Jockey Club.

Harding — ex consejera delegada de la telefónica TalkTalk — es amiga del ex primer ministro David Cameron desde la Universidad de Oxford, antes de que él la hiciera parte de la Cámara de los Lores. Su esposo, el parlamentario conservador John Penrose, fue compañero de escuela de Boris Johnson en Eton y se desempeña como barón oficial anticorrupción del Gobierno.

Familias volverán a reunirse según planes navideños por el Covid

i — MIÉRCOLES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2020

Gobierno espera utilizar “nuevo conjunto de herramientas” para relajar temporalmente restricciones del Covid durante período festivo

Boris Johnson está elaborando planes para que las familias puedan celebrar la Navidad juntas en reconocimiento a un “año increíblemente difícil”, ha dicho Downing Street.

El Gobierno tiene la intención de trasladar el país hacia un sistema de niveles localizado y renovado, una vez que se levanten las restricciones del confinamiento nacional el 2 de diciembre.

Los ministros están revisando las medidas en cada nivel, ante preocupaciones de que algunos de los controles hayan sido “ineficaces”.

Año difícil

Se espera dentro del Gobierno que el nuevo sistema de niveles locales mantenga baja la tasa de contagio del virus y, por lo tanto, permita que el Número 10 — la oficina del primer ministro británico — dé a las familias una pausa para celebrar la Navidad juntos.

“Estamos buscando formas de asegurarnos de que las personas puedan pasar tiempo con sus familiares cercanos durante la Navidad, al final de lo que ha sido un año increíblemente difícil,” dijo el martes el portavoz del primer ministro.

El lunes se conocieron preocupaciones sobre las posibilidades de que las personas pudieran reunirse en interiores durante la temporada festiva, después de que un asesor gubernamental de alto nivel sugiriera que el sistema escalonado debía ser “fortalecido” una vez terminado el confinamiento.

La doctora Susan Hopkins, de Public Health England, dijo que las medidas contenidas en el Nivel 1 — que permite que grupos de seis personas se reúnan en interiores — han tenido “muy poco efecto” en el control del virus.

Downing Street rechazó la evaluación el martes, insistiendo en que las restricciones en el nivel más bajo mantenían la enfermedad “muy significativamente por debajo” de su tasa de contagio natural.

Los ministros esperan que el nuevo sistema escalonado les proporcione suficiente margen para relajar las restricciones temporalmente durante el período festivo.

Por su parte, expertos señalaron un “conjunto completamente nuevo de herramientas” que se pusieron a disposición del Gobierno y que no existían a principios de año, como las pruebas rápidas masivas y la perspectiva de nuevas vacunas.

Sir John Bell — profesor emérito de medicina en la Universidad de Oxford y miembro del grupo de trabajo sobre vacunas del Gobierno — destacó el uso de pruebas masivas en Eslovaquia, que dijo que había logrado suprimir con éxito la transmisión de la enfermedad.

Grandes esfuerzos

“Creo que existe una oportunidad real de utilizar pruebas de flujo lateral de respuesta rápida a escala, para ayudar a controlar la enfermedad y mantener esto bajo control. Y sé que hay grandes esfuerzos para intentar que eso suceda,” dijo Sir John a la BBC.

El Gobierno ha introducido una ensayo general de pruebas rápidas masivas en Liverpool, y también está testando el uso de pruebas de flujo lateral en residencias de ancianos de todo el país, en un intento por permitir que las personas visiten a sus familiares durante la Navidad.

El ministro de vivienda Robert Jenrick también hizo mención de la vacuna de Pfizer, que dijo que debería estar disponible para “comenzar a vacunar a los más vulnerables de la sociedad antes de fin de año,” lo que le daría al Gobierno más flexibilidad.