Cummings sale de Downing Street con tiro de gracia a Johnson

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 14 DE NOVIEMBRE DE 2020

Asesor principal acusa a primer ministro de ‘indeciso’ al ordenarse su salida de Downing Street

Dominic Cummings ha recibido la orden de abandonar definitivamente el despacho gubernamental de Downing Street el viernes por la noche, luego de ser acusado de difundir información contra el primer ministro británico.

Cummings — hasta ahora considerado el asesor de mayor confianza de Boris Johnson — desató una andanada de afirmaciones contra su jefe, diciendo a sus allegados que Johnson es ‘indeciso’ y que él y Lee Cain, renunciante director de comunicaciones desde principios de esta semana, debían tratar con el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove para tomar decisiones.

El asesor principal de Johnson recogió su escritorio después de una reunión a mediodía en el número 10 de Downing Street [el despacho del primer ministro], y salió del edificio por última vez llevando consigo sus pertenencias en una caja de cartón. También se pidió a Cain que dejara el despacho en la misma reunión.

Ambos tenían la intención de permanecer en el Número 10 hasta fin de año para trabajar en el proyecto del Brexit que les unía a ellos con Johnson pero, según informes, la gota que colmó el vaso fue que Johnson escuchase afirmaciones de que la facción encabezada por Cummings y Cain estaba difundiendo información contra él y su prometida, Carrie Symonds.

Los exfuncionarios permanecerán empleados hasta mediados de diciembre, y se espera que Cummings complete algunos trabajos sobre pruebas masivas — pero no que ninguno de los dos vuelva a poner pie en el Número 10.

Varias fuentes afirmaron que Johnson había acusado a Cummings y Cain de estar tras los dañinos informes, aunque Cummings calificó tales afirmaciones de “inventos” y agregó: “Nos echamos unas risas.”

Cain describió la reunión como “cálida” y dijo que Johnson había dicho que sería mejor para la “moral” que se produjera una salida completa. Más tarde publicó una foto en redes sociales de un par de guantes de boxeo del Brexit que, según dijo, el primer ministro le autografió después de la reunión.

El desenlace se produce después de quince días de filtraciones altamente dañinas y venenosas reuniones informativas, que han culminado en que la Oficina del Gabinete abra una investigación sobre quién desveló los secretos de las conversaciones acerca del segundo confinamiento por coronavirus a los medios de comunicación.

Después de que Cummings renunciara el jueves por la noche, sus allegados se habían quejado de la ‘indecisión’ de Johnson, diciendo que tenían que ir a hablar con Gove para que se tomaran decisiones.

También se sabe que difundieron rumores de que Johnson había perdido su poder de concentración luego de su hospitalización por coronavirus a principios de año, y que Symonds ‘le bombardea’ con textos que exponen sus opiniones sobre la política hasta 25 veces por hora.

Se reporta que Johnson está particularmente enfadado por informes periodísticos que afirman que los leales a Cummings se referían a Symonds con apodos como princesa Nut-Nuts.

Fuentes leales al primer ministro acusaron a Cummings de “tratar de culpar a cualquiera menos a él mismo” por su despido, diciendo que sus quejas del titubeo de Johnson eran simplemente “las ocasiones en que el primer ministro no hacía lo que quería él.”

Una fuente dijo: “La verdad es que Dom no prestaba atención a un tema durante meses, luego se interesaba y esperaba que lo hicieras en dos o tres días. No es así como funciona el Gobierno. Cuando dice que Boris está indeciso, lo que en realidad quiere decir es que Boris no hacía lo que quería él. Eso no es lo mismo, es solo que el Primer Ministro le decía que no.”

Cummings había renunciado formalmente el jueves, un día después de que Cain — su aliado más cercano — también entregase su preaviso de baja laboral. La renuncia se produjo después de que Symonds y Allegra Stratton, la secretaria de prensa de Johnson, vetaran el ascenso de Cain a jefe de gabinete.

La salida de los dos asesores más antiguos del primer ministro británico marca no solo el amargo final de una relación forjada en la campaña anti-europeísta Vote Leave [Vota por la salida] hace cinco años, sino también un nuevo comienzo para el cargo de Johnson.

Lord Udny-Lister, principal asesor estratégico del despacho del primer ministro, fue instalado el viernes como jefe de personal interino mientras Johnson busca un titular permanente para el puesto que ofreció originalmente a Cain.

Quien se convierta en su mano derecha permanente jugará un papel importante en la configuración del gobierno de Johnson desde ahora hasta las próximas elecciones generales, mientras que Stratton quiere un “reinicio” de la relación de Downing Street con el público y los medios.

Stratton — quien emerge como ganadora del desagradable tira y afloja con Cain — está decidida a suavizar la imagen del Gobierno y apoyar la iniciativa de Symonds de impulsar la agenda ecológica junto al objetivo central de “nivelar” al país.

La decisión de Johnson de mantener a Cummings y Cain en sus puestos hasta mediados de diciembre significa que aún ejercerá cierto control sobre ellos mientras se desarrollen las negociaciones comerciales del Brexit.

Algunos de los partidarios del primer ministro temían que los ex Vote Leave pudieran atacar al Gobierno desde fuera, si se firma un acuerdo comercial del Brexit con el que no estén de acuerdo.

También es probable que signifique que la Oficina del Gabinete no quiera perder el control sobre ambos, si requieren obtener pruebas para la investigación en curso sobre la filtración. Se entiende que Cain fue absuelto de la filtración de los planes del Gobierno para un segundo confinamiento, pero la investigación continúa.

Aunque se espera que ambos trabajen desde casa en sus últimas semanas de empleo en el Número 10, una fuente dijo: “No esperamos verles de regreso en el edificio.”

El viernes, Downing Street respondió a las insinuaciones de que la postura del Brexit del primer ministro se suavizaría en los últimos días de las negociaciones comerciales, como resultado de la desvinculación de Cummings y Cain del Número 10.

El portavoz oficial del primer ministro dijo: “En absoluto. La posición del Gobierno en relación con el futuro acuerdo comercial no ha cambiado. Queremos llegar a un acuerdo, pero éste tiene que respete plenamente la soberanía de Reino Unido.”

“El tiempo es muy escaso. Tenemos claro que el período de transición terminará el 31 de diciembre, no hay duda al respecto. Nos gustaría llegar a un acuerdo. Si no podemos llegar a un acuerdo de libre comercio, entonces lo que haremos es ejecutar nuestra salida al estilo australiano.”


Equipo de Johnson destruido por conflictos

i — SÁBADO, 14 DE NOVIEMBRE DE 2020

Reportan que asesor más importante de Boris Johnson deja el cargo con efecto inmediato, después de ser fotografiado sacando cajas de Downing Street

Dominic Cummings aparentemente ha dejado Downing Street con efecto inmediato el viernes, después de adelantar su fecha de salida fijada para Navidad.

El asistente principal de Boris Johnson fue fotografiado saliendo de la puerta principal del Número 10 de Downing Street con una caja de cartón conteniendo sus pertenencias, en medio de afirmaciones de que había adelantado su renuncia después de una semana de confusión dentro del círculo íntimo del primer ministro.

Sin embargo no se produjo ningún anuncio oficial del Gobierno como sí lo hizo su aliado Lee Cain, quien renunció como director de comunicaciones de Johnson a principios de esta semana.

El silencio oficial del Número 10 sobre la partida del asistente más poderoso del Primer Ministro solo sirvió para alimentar la sensación de disfunción en el corazón del Gobierno.

‘Limpiar el aire’

Una fuente del Número 10 dijo que Cummings y Cain “continuarán trabajando para el primer ministro y el Número 10 hasta mediados de diciembre”.

Se entiende que Cummings trabajará con las pruebas masivas desde casa y no regresará a Downing Street. El primer ministro dijo a Cummings y Cain que se retiraran de inmediato ya que era “importante despejar el aire y que las cosas sigan adelante,” dijo una fuente del Número 10.

Cummings fue fotografiado todavía con su identificación oficial del Gobierno colgada del cuello al salir del Número 10 anoche — lo que significa que todavía tendría acceso a Downing Street y otros edificios gubernamentales.

Un ministro del Gabinete dijo a este diario: “Si realmente se ha ido, será un alivio y mejorará enormemente el ambiente en el Número 10. Ojalá sea así.”

“Se estaba convirtiendo en una presencia vergonzosa e irrelevante hacia el final. No estoy seguro de lo que ha estado haciendo — tal vez construyendo un cohete en su habitación.”

Mientras tanto los amigos de la pareja de Johnson, Carrie Symonds, respondieron anoche a los ataques personales contra ella por parte de aliados de Cummings y Cain.

Mientras continuaba la agitación dentro de Downing Street, una amiga de Symonds criticó la injusta “mataharización” de la prometida del primer ministro, e insistió en que su currículum en relaciones públicas le daba una justificación para asesorar a Johnson sobre la estrategia de comunicación del Gobierno.

En un supuesto insulto contra Symonds, se ha informado de que los “chicos del Brexit” dentro del Gobierno allegados a Cummings y Cain describieron a Symonds como ‘princesa Nut-Nuts” a sus espaldas, en aparente referencia a lo que denominaron como modales prepotentes.

El Daily Telegraph informó que los “Brexit boys dentro del Gobierno dentro de la facción de Cummings y Cain llamaban a Symonds ‘princesa Nut-Nuts’ a espaldas de ella. Una fuente dijo que le decían ‘princesa’ por supuestamente actuar con modos de la realeza. La palabra siguiente, nut, aludía según la fuente a que estaba ‘loca’ sin que haya pruebas de ello; la referencia de nuts [‘loca’] proviene de una creencia entre la camarilla de Brexit Boys de que ella tiene cara de ardilla.”

Un amigo de Symonds dijo: “Por esto es necesario que haya algunos adultos en la sala.”

El amigo dijo que estaba claro que los ataques personales contra la pareja de Johnson eran un intento sexista de retratarla como una figura de tipo Mata Hari — la bailarina holandesa condenada por ser espía alemana durante la Segunda Guerra Mundial — cuando las consortes de los primeros ministros siempre han aconsejado a sus cónyuges.

El amigo agregó: “Este es un intento de mataharización de Carrie Symonds. El primer ministro es perfectamente capaz de tomar sus propias decisiones.”

Una fuente del Número 10 dijo que no había escuchado nunca la frase “princesa Nut-Nuts”.

Confusión por la salida

El jueves por la noche se informó que Cummings se marchaba de Downing Street justo por detrás de Cain, quien renunció a principios de esta semana en medio de una guerra territorial entre los bandos al interior del Número 10.

Laura Kuenssberg, editora política de BBC, citó a una fuente del Número 10 diciendo que Cummings “estaría fuera en Navidad”. Luego continuó citando una frase de Cummings en que decía que “los rumores de que yo amenazaba con renunciar son inventados”, al igual que otros informes según los cuales habría animado a otros a renunciar.

Señaló una entrada de su blog personal escrita en enero, en que decía que esperaba que su puesto estuviera “en gran medida redundante” para finales de año — lo cual no indicaba explícitamente que dimitiría.

Cuando se le preguntó si Cummings estaba realmente renunciando y porqué no hubo un intercambio de cartas como sí lo hubo entre Johnson y Cain, el portavoz oficial del primer ministro dijo que las palabras del asesor principal “hablan por sí mismas”.

Meta de vacunación en riesgo por temores infundados de seguridad

i — VIERNES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2020

Significativa minoría de población ahora en contra de inyecciones, lo cual impediría que Reino Unido alcance ‘inmunidad de rebaño’

Campañas de desinformación en internet están alimentando temores sobre la seguridad de una vacuna de Covid-19 que podrían evitar que el país alcance la inmunidad colectivamente, advierten expertos.

Los esfuerzos de desinformación de los ‘anti-vacunas’ y las preocupaciones genuinas sobre la velocidad vertiginosa a la que se están desarrollando las vacunas implican que una minoría significativa de la población esté en contra de la inoculación, mientras que un número importante no está seguro de la posibilidad de aplicársela.

Sumado a esto, la percepción generalizada de que el Gobierno ha manejado incorrectamente la crisis del Covid puede haber minado la confianza en las autoridades, aumentando potencialmente las sospechas de que las primeras vacunas pueden ser inseguras, dicen investigadores.

Como resultado, una nueva encuesta de 4.000 personas en Reino Unido encuentra que solo el 54 por ciento se aplicaría “definitivamente” una vacuna — un nivel que descendió a solo el 48 por ciento después de haber estado expuestos a cinco mensajes falsos comunes sobre vacunas. Esa caída de 6 puntos porcentuales equivale a aproximadamente 3 millones de adultos.

Niveles de inmunidad colectiva

Algunos expertos estiman que una vacuna para el Covid-19 debe ser aceptada por al menos el 55 por ciento de la población para proporcionar la ‘inmunidad de rebaño’, mientras otros sugieren que se necesitarán cantidades aún mayores, como del 65 al 70 por ciento.

Otro 31,6 por ciento está indeciso pero se inclina hacia una vacuna, mientras que el 7,9 por ciento no está seguro pero se inclina en contra. Mientras tanto, el 6,5 por ciento dice que definitivamente no la tomará.

En el estudio, se mostró a 3.000 personas que circulaban ampliamente información errónea en las redes sociales sobre una vacuna contra el coronavirus entre junio y agosto de 2020.

A los 1.000 restantes se les mostró información sobre una vacuna Covid-19 que era factible para servir como grupo de control.

Necesidad de campañas claras y honestas

Los hallazgos indican cuán precaria es la situación y cuán importante es para el Gobierno luchar contra las perjudiciales y poderosas campañas de desinformación, especialmente porque las opiniones pueden fluctuar considerablemente en un corto espacio de tiempo, dijeron los investigadores.

“La desinformación amenaza con reducir los niveles de aceptación de la vacuna Covid-19 que se necesitan. Esto puede reducir absolutamente el nivel necesario de inmunidad colectiva,” dijo la profesora Heidi Larson, directora del Proyecto de Confianza en Vacunas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, quien dirigió el estudio.

“Las vacunas para el Covid-19 serán cruciales para ayudar a poner fin a esta pandemia y devolver nuestras vidas casi a la normalidad. Sin embargo, las vacunas solo funcionan si la gente las toma,” dijo.

Mientras tanto, los mensajes contradictorios del Gobierno no ayudan en un momento en el que realmente necesitan ser claros y tranquilizar al público, dijo la profesora Pauline Paterson, codirectora del Proyecto de Confianza en Vacunas de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Mensajes cruzados

“Las medidas y los mensajes de sanidad pública no se han comunicado claramente y no ha habido necesariamente coherencia … así que el público está confundido, molesto y fatigado por los mensajes contradictorios y también por los políticos que no siguen sus propios consejos,” dijo.

“Existe la preocupación de que si hay una mala gestión de la pandemia esto va a causar una falta de confianza que puede derivar en una falta de confianza en la vacuna, con lo cual es una preocupación”, agregó.

El estudio se da a conocer luego que la parlamentaria Nadia Whittombe advirtiera a la Cámara de los Comunes: “Esta pandemia de desinformación se está propagando como un virus, y está saboteando los esfuerzos de las personas para salvar vidas.”

Respuesta del Gobierno

Por su parte, el ministro de comercio Alok Sharma negó que el Gobierno tuviera un problema con su estrategia de comunicación para la pandemia.

Cuando le preguntaron si el nuevo estudio mostraba que los ministros tenían dificultades para hacer llegar el mensaje sobre las vacunas al público, Sharma dijo: “Han pasado ocho meses muy largos desde el inicio de la pandemia y es una pandemia global. Es algo que enfrentan todos los gobiernos del mundo y, por supuesto, nuestro objetivo ha sido conseguir apoyo para las personas y las empresas, y lo hemos conseguido.”

“Por supuesto que es importante que sigamos difundiendo los mensajes, pero creo que hasta este momento lo venimos logrando.”

Preocupación en Escocia

Más al norte, Nicola Sturgeon también expresó ayer su preocupación por la desinformación sobre las vacunas.

Cuando se le preguntó durante la habitual sesión de Preguntas al Primer Ministro qué medidas estaba tomando el gobierno escocés para abordar las teorías de conspiración contra las vacunas, Nicola Sturgeon describió la propagación de información errónea en internet como un “riesgo muy real” para la salud pública.

“Todos debemos evitar creer en teorías de conspiración de internet y de cualquier parte. En Covid, eso es particularmente importante,” dijo.

“Lo primero y realmente importante para decir sobre la vacuna es que pasará por todos los procesos regulatorios apropiados y adecuados.”

“El gobierno escocés se asegurará de que toda la información sobre la vacuna esté disponible, y tomaremos medidas para abordar cualquier inquietud que tengan las personas.”