Burbujas con las guirnaldas de Navidad

METRO — LUNES, 23 DE NOVIEMBRE DE 2020

Hasta cuatro hogares podrán reunirse e interactuar esta Navidad | Conversaciones de alto nivel para implementar flexibilización de reglas

Las reglas navideñas de confinamiento serán flexibilizadas para permitir las reuniones de varias familias a la vez durante la temporada festiva.

Boris Johnson anunciará hoy las nuevas reglas para cuando termine el confinamiento en Inglaterra el miércoles de la próxima semana, luego de que los líderes de las cuatro naciones de Reino Unido acordaran la pausa.

La Oficina del Gabinete de Reino Unido dijo anoche que ‘la puesta en marcha limitada de burbujas familiares’ será permitida en el período navideño ‘por un pequeño número de días’ — lo que significa el permisio de reunión para diferentes hogares.

Reportes indican que hasta cuatro hogares podrán formar una burbuja social desde la víspera de la Navidad hasta el día 28 de diciembre, y se espera que Johnson revele un sistema de fases más estrictas que serán activadas al terminar el confinamiento.

También se entiende que el primer ministro británico se está preparando para desvelar un plan para que los pubs tomen los últimos pedidos a las 10 de la noche pero extendiendo la hora de cierre hasta las 11 de la noche, de modo tal que las personas tengan una hora más para terminar sus consumiciones de comida y bebida.

El anuncio de Johnson se produce después de que el saldo oficial de muertes por coronavirus ascendiera en 398 ayer, alcanzando un total general de 55.024 personas. La cifra incluye 141 fallecimientos del día sábado que no se registraron por error.

Asimismo, se registraron 18.662 casos más — lo que hace que el número total de contagios en Reino Unido exceda 1.500.000.

Por su parte Michael Gove, ministro de la Oficina del Gabinete, ha sostenido conversaciones el sábado con la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon, su similar galés Mark Drakeford y la líder norirlandesa Arlene Foster, para ponerse de acuerdo en la sincronización de la pausa navideña que se dará a las restricciones.

Descubre las locaciones de ‘The Crown’

Knebworth House, cerca de Stevenage (Hertfordshire). Crédito: Flickr – Foshie CC BY 2.0

The Royal Yacht Britannia, Escocia

El yate real Britannia apareció en la segunda temporada de The Crown cuando Su Alteza Real el Príncipe Felipe recorrió el mundo, y está programado que reaparezca en la cuarta temporada. Si bien las escenas no se filmaron a bordo del mismo yate real — que es una atracción turística de renombre por mérito propio, ahora atracado en Leith, cerca de Edimburgo — la producción trabajó muy de cerca con Britannia para recrear el detalle que se refleja en la pantalla. El Britannia fue hogar de Su Majestad la Reina y la Familia Real durante más de 40 años, navegando más de un millón de millas náuticas alrededor del mundo.

Hatfield House, Hertfordshire

Hogar del séptimo marqués y marquesa de Salisbury y su familia, esta gran casa en Hertfordshire también incluye el Palacio Antiguo, que fue propiedad de Enrique VIII. El monarca crió a sus tres hijos en el palacio, incluida Isabel I, y fue aquí donde se la informó de su ascenso al trono. Locación de rodaje muy apropiada para The Crown, Hatfield House también funciona como residencia de la reina María en la serie.

Catedral de Ely, Cambridgeshire

La espectacular catedral de Ely se remonta al año 672, y el edificio actual data del año 1083. En The Crown aparece como la Abadía de Westminster el día de la boda de la reina Isabel y el príncipe Felipe. ¿Pensaste que la ubicación te parecía familiar? La catedral también ha protagonizado otros éxitos de taquilla como La Otra Bolena, Elizabeth: la edad de oro y El discurso del rey.

Knebworth House, Hertfordshire

Quinientos años de historia, tanto dentro como fuera de la pantalla, se pueden recorrer en esta impresionante casa de campo. Varias generaciones de la familia Lynton han residido en Knebworth desde la época de los Tudor, y cada uno ha dejado su huella en este magnífico edificio. Con un exterior romántico adornado con torretas, cúpulas y gárgolas, la residencia ha aparecido como locación en The Crown y también ha protagonizado El discurso del rey y Batman: la película.

Slains Castle y Cruden Bay, Escocia

En lo alto de un acantilado escocés con vistas al Mar del Norte se encuentran las ruinas del castillo de Slains, en Aberdeenshire. Este encantador lugar fue gobernado alguna vez por el poderoso clan Hay, y en su mejor momento el castillo fue una mansión baronal escocesa con tres jardines. Utilizado como lugar de rodaje en The Crown, el castillo está lleno de historia y se dice que fue inspiración para algunas escenas de la película Drácula de Bram Stoker. La pintoresca bahía de Cruden, a poca distancia, también se usó para escenas en The Crown.

Castillo de Balmoral, Escocia

Comprado para la reina Victoria por el príncipe Alberto en 1852, el castillo de Balmoral (Aberdeenshire) ha sido el hogar escocés de la familia real británica desde entonces. Si bien todavía es una residencia privada los terrenos, jardines y el Castle Ballroom [salón de baile real] abren al público en fechas seleccionadas todos los años. Construida en 1855, la propiedad actual fue diseñada por el príncipe Alberto y el arquitecto local William Smith. Aunque Balmoral está representado en The Crown, las escenas en realidad se rodaron en Ardverikie Estate — una señorial residencia del siglo XIX en Kinloch Laggan, en el corazón de las Tierras Altas de Escocia. La princesa Diana y el príncipe Carlos pasaron parte de su luna de miel en Balmoral, y la sorprendente arquitectura gótica victoriana de Ardverikie — que también apareció en el exitoso drama Monarch of the Glen — aparece en escenas de la cuarta temporada, y de otras anteriores.

10 Downing Street, Londres

La cuarta temporada presenta a los fanáticos de The Crown a la primera mujer mandataria democrática de Gran Bretaña, Margaret Thatcher, interpretada por la actriz Gillian Anderson. Se la puede ver saludando a la multitud frente al número 10 de Downing Street. Aunque la fachada que aparece es una recreación edificada en un estudio, el número 10 de Downing Street en la vida real es la residencia oficial y la oficina del Primer Ministro británico, y sirve como telón de fondo para reuniones con dignatarios que van desde Su Majestad la Reina hasta presidentes y otros líderes mundiales. Se puede realizar un recorrido virtual por algunas de sus salas históricas para descubrir más sobre uno de los lugares más importantes de Gran Bretaña.

Catedral de San Pablo, Londres

Lady Diana Spencer se casó con el príncipe Carlos en 1981, en las majestuosas instalaciones de la catedral de San Pablo. Momento inolvidable como pocos en la historia de la Familia Real, la boda se vuelve a representar en la cuarta serie de The Crown, pero es la catedral de Winchester la que reemplaza a la icónica ubicación londinense. La verdadera catedral de San Pablo — diseñada por el renombrado arquitecto Sir Christopher Wren — data de 1711 y es una de las siluetas más características y reconocibles del horizonte de la capital británica. Rematada por una magnífica cúpula, y con un interior bellamente decorado que se puede ver como parte de un recorrido virtual, el templo no solo ha sido testigo de bodas y funerales reales, sino que también ha sobrevivido a bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial.

Hotel Savoy, Londres

El lujoso y emblemático hotel The Savoy ha sido durante mucho tiempo uno de los favoritos de la realeza, y se ve cuando la princesa Diana llega al glamoroso hotel de 5 estrellas en la cuarta temporada de The Crown. Para saborear la vida real, se puede planificar una estadía en cualquiera de sus 267 lujosas habitaciones incluida la Royal Suite — que ofrece vistas panorámicas del río Támesis, un jacuzzi, un minibar privado y servicio de mayordomos las 24 horas. También puede disfrutar del té de la tarde en el atrio con cúpula de cristal, o degustar un cóctel en el galardonado American Bar de The Savoy — la coctelería más antigua de Gran Bretaña.

Royal Opera House, Londres

Hogar del Ballet Real y la Ópera Real, la Royal Opera House de Londres es un icono de la alta cultura musical. Presentada en la cuarta temporada de The Crown como parte de las celebraciones del cumpleaños real, la estructura actual se conocía originalmente como Theatre Royal y se remonta a 1858. Los aspectos arquitectónicos más destacados dentro del edificio incluyen el Paul Hamlyn Hall — anteriormente conocido como Floral Hall — es un vasta estructura de hierro y vidrio que alguna vez fue parte del mercado de flores original del adyacente Covent Garden, donde los visitantes pueden disfrutar de una copa de champán antes del inicio de cada espectáculo.

Old Brompton Road, Londres

Más allá de la boda real, la cuarta temporada de The Crown presenta punceladas que dan una idea de la vida de Lady Diana Spencer antes de convertirse en princesa, cuando vivía en el número 60 de Coleherne Court. Ubicada en Old Brompton Road — conocida arteria del oeste de Londres — esta era la dirección donde Diana vivía con tres compañeras de piso al inicio de su noviazgo con el príncipe Carlos. Aunque sigue siendo una propiedad privada, el edificio se encuentra a corta distancia del palacio de Kensington, el siguente domicilio de la princesa Diana.

Castillo de Caernarfon, Gales

La arrolladora belleza del castillo de Caernarfon en Gales es otra locación de rodaje de The Crown que ha adornado las pantallas en la tercera temporada. Utilizado como escenario para la investidura real del Príncipe Carlos, el castillo fue el lugar auténtico de este evento histórico en 1969 cuando Carlos — entonces de 20 años — reclamó su título y se convirtió en Su Alteza Real el Príncipe de Gales.


Artículo publicado en visitbritain.com el miércoles, 28 de octubre de 2020

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.visitbritain.com/gb/en/discover-crown-filming-locations-britain

Vida ‘normal’ volverá en Semana Santa

Boris Johnson esbozará una hoja de ruta mañana para “volver a la vida normal” para la Pascua del próximo año. Dejará a “la mayoría de las personas” sin poder relacionarse con familiares y amigos antes de esa fecha, excepto por un breve período en Navidad.

El primer ministro confirmará el fin del confinamiento nacional el 2 de diciembre, pero anunciará planes para tres nuevos niveles de restricciones locales — que serán más estrictas que las vigentes en octubre.

Los niveles se suspenderán entre tres y cinco días durante la Navidad para permitir que las familias celebren, pero luego se volverán a imponer entre enero y marzo.

A decenas de millones de personas se les informará el jueves que están en el Nivel 2 o el Nivel 3 — donde se les prohibirá mezclarse con otros hogares en interiores. Además de hacer que los niveles sean más estrictos, se colocarán más áreas en los niveles más altos para mantener el virus bajo control. “La mayoría de la gente estará en el nivel 2 o el nivel 3,” dijo una fuente gubernamental de alto nivel. “Los niveles se ‘apagarán’ durante Navidad y luego se volverán a ‘encender’.”

La duración del ‘armisticio’ navideño se está debatiendo entre el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove y las administraciones delegadas nacionales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte. “Mucha gente tendrá que ir de Inglaterra a Escocia o Gales, por lo que las reglas deben ser las mismas,” dijo un funcionario.

El plan será discutido y aprobado por el Gabinete hoy, antes del discurso de Johnson en el Parlamento el lunes. Al mismo tiempo, el comité de científicos SAGE publicará artículos que muestren porqué los niveles anteriores no fueron suficientemente severos. La decisión final sobre qué regiones se colocan en qué niveles no se tomará hasta que la Oficina de Estadísticas Nacionales entregue a los ministros los últimos datos el miércoles por la noche.

Siempre que las vacunas sean aprobadas por los reguladores, los ministros esperan que las primeras inyecciones se empiecen a aplicar el próximo mes — antes de ser implementadas a mayor escala el próximo año.

También se está elaborando planes para entregar “pasaportes de Covid” a quienes hayan recibido la vacuna. Los documentos les permitirán ir a trabajar y socializar más libremente que aquellos que rechacen la inyección.

Los planes que elabora Johnson le sitúan en curso de colisión con los parlamentarios conservadores, 70 de los cuales han firmado una carta este mismo fin de semana, exigiendo que descarte el confinamiento por niveles regionales, y aún más uno nacional.

Los parlamentarios del Covid Recovery Group encabezados por los exjefes de bancada Mark Harper y Steve Baker — quienes han liderado sendas rebeliones contra los gobiernos de David Cameron y Theresa May — dicen que apoyarán los nuevos niveles solo si los ministros publican un análisis de costo-beneficio que muestre que trabajo.

En un abierto desafío a la autoridad del primer ministro, los parlamentarios han manifestado por escrito: “La cura del confinamiento prescrita corre el riesgo muy real de ser peor que la enfermedad.”

Una fuente del Gobierno dijo: “Este es el plan que tenemos hasta Semana Santa cuando, con suerte, la vacuna ya habrá sido aplicada en los brazos de la gente. Eso permitirá que nuestras vidas vuelvan a algo parecido a la normalidad.”


Artículo de Tim Shipman Caroline Wheeler
Publicado en The Sunday Times el 
domingo, 22 de noviembre de 2020

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/edition/news/coronavirus-normal-life-will-resume-by-easter-3g9hnjb8c

Prepárense para fuertes impuestos el próximo año, advierte Sunak

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 22 DE NOVIEMBRE DE 2020

Aumentos vendrán luego de asignación de £3.000 millones más para el NHS

Rishi Sunak señala hoy que los impuestos tendrán que comenzar a subir el próximo año, advirtiendo que Gran Bretaña está experimentando un “shock económico” y que no puede seguir pidiendo dinero prestado “indefinidamente” a niveles altísimos.

En lo que supone una pulla contra Boris Johnson — quien ha respaldado el alto gasto y se ha opuesto a las subidas de impuestos — el canciller dijo que “para la primavera” debe comenzarse a volver “a unas finanzas públicas sostenibles”.

En una entrevista previa a la revisión del gasto del Gobierno esta semana, Sunak incluso bromeó sobre el primer ministro, diciendo que le gustaría “quitarle la tarjeta de crédito”.

El canciller utilizará su discurso el miércoles para anunciar un último impulso al gasto para abordar la crisis de Covid-19, que incluye £3.000 millones de dinero fresco para el NHS que se usará para una acumulación de operaciones retrasadas por el virus a distribuirse así:

● Entrega de £1.000 millones a hospitales para que lleven a cabo hasta un millón de controles, exploraciones y operaciones adicionales, ayudando a entre 200.000 y 500.000 pacientes que han sufrido retrasos en el tratamiento.
● Un impulso de £500 millones a los servicios de salud mental
● Proporcionar £325 millones para nuevos equipos de diagnóstico que ayuden a los médicos a detectar el cáncer, en medio de los temores de que Covid-19 podría conducir a una bomba de tiempo de tumores no detectados

Sin embargo, Sunak también dejará en claro que se necesitarán acciones para controlar el gasto, una vez que una vacuna permita que la vida vuelva en gran medida a la normalidad.

Las cifras sobre el estado de la economía que se publicarán esta semana significarán que “la gente verá la magnitud del shock económico al descubierto,” dijo. “En este momento, la atención debe centrarse en apoyar la economía, proteger la mayor cantidad de empleos posible y proporcionar el dinero necesario para combatir el coronavirus.”

“Obviamente, no se puede sostener el endeudamiento a este nivel de manera indefinida,” añadió. Va camino de superar los £350.000 millones este año.

Cuando se le preguntó si eso significará un aumento de impuestos, Sunak dijo: “Una vez que superemos [la crisis], tendremos que averiguar cuál es la mejor manera de volver a unas finanzas públicas sostenibles. Espero que para la primavera, con noticias positivas tanto sobre las pruebas masivas como sobre las vacunas, podamos comenzar a mirar hacia adelante.”

Johnson ha descartado aumentos al impuesto a la renta, al IVA y al NI [seguro nacional]. El Tesoro quiere recortar la ayuda exterior y congelar los sueldos del sector público. Sunak está considerando aumentar el impuesto a las ganancias de capital y recortar la desgravación fiscal de las pensiones de mayor tasa.

El canciller británico dijo también que está buscando planes sucesores similares al Eat Out to Help Out [Salir a comer para ayudar] — que podrían alentar a la gente a regresar a los cines. Agregó que introducirá un programa para “incentivar” a las empresas a contratar nuevos trabajadores, y develará un banco de infraestructura nacional y fondos regionales para subir de nivel.

Volver a la continencia fiscal no será fácil. Sunak ha sido notoriamente desautorizado en las últimas semanas por Johnson respecto a gastos de defensa, extendiendo el esquema de protección laboral — conocido como furlough — y eliminando el triple bloqueo de las pensiones estatales.

Sin embargo, durante la entrevista, el canciller se apresura a interpretar a un respetuoso cómplice. Él y Johnson tienen una “relación de trabajo realmente muy estrecha” y una “relación de mensajes de texto sin parar”, dice. En el momento justo, su teléfono vibra: “Bueno, sin parar en este momento”.

El desafío que lo mantiene despierto por la noche es salvar empleos: “Sabemos que tres cuartos de millón de personas ya han perdido sus empleos. Esa es una terrible tragedia que está sucediendo en muchos hogares en todo el país. Creo firmemente en lo que significa el trabajo para la seguridad de las personas y su bienestar, y cómo construyes tu vida y tu familia en torno a eso.

“No tener esa seguridad es realmente perjudicial. Tenemos que analizar cómo incentivar el empleo de la forma más eficaz e innovadora posible. Puede estar seguro de que estamos haciendo ese trabajo “.

Sunak suena emotivo. ¿Ha sido este el momento más difícil de su vida? “Sí, profesionalmente sin lugar a dudas, y trabajé en inversiones y finanzas durante la crisis financiera.”

El canciller recuerda los primeros días de la crisis del coronavirus sentado en su estudio y mirando el libro que escribió el equipo de Barack Obama sobre cómo estabilizó la economía mundial después del colapso. “Se llama ‘Bomberos’. En ese período agudo de dos semanas al comienzo de esta crisis; se sintió así.”

Desde entonces, Sunak ha sido la voz dominante en el gabinete instando a la precaución sobre los confinamientos. Si bien el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social se ha centrado en la tasa de mortalidad por virus, Sunak encontrará esta semana, quizás de manera intencionada, £3.000 millones para operaciones, tratamientos contra el cáncer y salud mental — todos los cuales se han descuidado recientemente.

Los críticos de Sunak dicen que ayudó a evitar un confinamiento “interruptor” de dos semanas en septiembre para controlar el virus, y condenó al país a un mes en casa ahora. Él cree que un ‘interruptor’ habría sido un purgatorio sin fin: “Nadie podría decir si fueron solo dos semanas de dolor. Todas estas cosas son dañinas. Tienen un impacto en el trabajo de las personas, y eso me pesa mucho.”