Universidades detienen clases presenciales por aumento de contagios en alumnos

THE GUARDIAN — MIÉRCOLES, 7 DE OCTUBRE DE 2020

Al menos 5.000 casos confirmados reportados entre estudiantes y personal en centros de estudios superiores de todo el país

Los esfuerzos para reabrir universidades en medio de la pandemia parecían desmoronarse anoche, ya que tres de las universidades más grandes del país han pedido el cese de la enseñanza presencial.

Más de 80 universidades en Reino Unido han informado al menos 5.000 casos confirmados de Covid-19 entre estudiantes y personal — incluidos más de 1.000 en la Universidad de Manchester, que anunció que suspenderá las clases dentro de sus instalaciones.

Se produjo cuando se confirmaron 14.542 nuevos casos en todo Reino Unido el martes, 2.000 más que el día anterior. Se confirmó la muerte de 76 pacientes con Covid y 2.833 estaban hospitalizados con el virus.

Siendo la ciudad mancuniana una de las más afectadas del país, tanto la Universidad de Manchester como la Universidad Metropolitana de Manchester (MMU) dijeron que suspenderán las clases y seminarios, excepto por algunos cursos especializados, y pasarían a la enseñanza por internet hasta por lo menos el final de octubre.

“Las universidades de Manchester se están moviendo por internet para gestionar los brotes, que podrían haberse evitado si nos hubieran escuchado antes,” dijo Martyn Moss, encargado regional del gremio University and College Union (UCU) — que hizo un llamado hace 10 días para que todas las clases universitarias sean realizadas por internet.

La Universidad de Sheffield — que informó casi 600 casos confirmados entre estudiantes y personal — también dijo que dejaría de enseñar presencialmente, excepto para cursos clínicos, hasta el 19 de octubre.

“Usaremos este período de transición para implementar medidas adicionales de mitigación de riesgos que permitirán la reanudación de la enseñanza presencial,” dijo el vicerrector de Sheffield, Koen Lamberts, en un correo electrónico al personal.

El personal de la Universidad de Northumbria — que anunció 770 casos confirmados entre sus estudiantes el viernes — votó en una reunión de emergencia el martes para decidir en una votación iniciar una huelga, además de pedir que el rector de la universidad, Andrew Wathey, renuncie de inmediato.

La sucursal UCU de Northumbria ha formalizado un proceso legal al acusar a la gerencia de la universidad de no abordar las preocupaciones de sanidad y seguridad. Newcastle es también una de las áreas más afectadas en Reino Unido, con más de 1.200 nuevos casos de coronavirus en los últimos siete días.

Otras universidades también dijeron que tenían brotes crecientes, dos semanas después de que los estudiantes se mudaran a los campus al comienzo del nuevo año académico.

Por su parte, la MMU reveló que tenía 500 casos confirmados al 27 de septiembre, poco después de que ordenara a 1.700 estudiantes aislarse en sus residencias. Noventa y uno de sus estudiantes han sido multados con £50 y recibieron una advertencia después de romper las reglas de distanciamiento social o asistir a fiestas en residencias de estudiantes, mientras que otros 39 han recibido advertencias.

Los brotes continúan aumentando en todo el país. Aberdeen reportó un total de 122 casos y la Universidad de Exeter dijo que estaba en el centro de casi 300 nuevos casos reportados en la ciudad. Se dice que la Universidad de Birmingham tiene unos 300 casos entre sus estudiantes.

El número de escuelas públicas en Inglaterra que tuvieron que cerrar parcialmente debido a contagios de Covid-19 entre alumnos y personal también aumentó nuevamente la semana pasada, según las últimas cifras del Ministerio de Educación.

Si bien el número de alumnos que asistieron mejoró, la proporción de escuelas sin un número significativo de alumnos por razones relacionadas con el coronavirus siguió aumentando, del 6% al 7%, o más de 1,500 escuelas en total.

En su discurso en la conferencia del Partido Conservador, Boris Johnson dijo que quería extender el uso de la matrícula individual que se está planificando actualmente para ayudar a los alumnos a ponerse al día con sus clases perdidas debido al coronavirus.

“Todos podemos ver las dificultades, pero creo que una enseñanza tan intensiva podría ser transformadora y de gran tranquilidad para los padres,” dijo Johnson, sin dar más detalles.

Sin embargo, los sindicatos de enseñanza pusieron paños fríos sobre la ambición de Johnson, cuestionando cuántos alumnos se beneficiarían y si el dinero podría gastarse mejor.

“Los planes apresurados y no probados siempre conducirán a una disfunción. Lo que se presenta como una solución mágica para los jóvenes desfavorecidos podría resultar en que se pase menos tiempo con maestros calificados,” dijo Kevin Courtney, secretario general adjunto de la Unión Nacional de Educación (NEU).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s