Confusión sobre reglas acelera revuelta de los Conservadores

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 30 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Presión por voto parlamentario se intensifica luego de disculpas de Johnson por malentendido sobre bloqueos

Los rebeldes conservadores estaban a punto de ganar su lucha por los votos sobre las restricciones por el Covid el martes por la noche, después de que Boris Johnson se viera obligado a disculparse por no conocer las reglas.

El primer ministro británico (foto principal) emitió una rectificación pública después de afirmar erróneamente que las personas del noreste podían mezclarse con otros hogares en un pub.

Los parlamentarios rebeldes — como el jefe del grupo parlamentario conservador 1922 Committee y varios exministros del Gabinete — dijeron que el error había «fortalecido su argumento» para solicitar un mayor escrutinio parlamentario de las nuevas reglas, ya que la confusión de Johnson había demostrado que la nueva legislación había sido confeccionada con prisas y era imposible de seguir.

Asimismo, altos mandos de la policía dijeron que la incapacidad de los ministros para explicar las reglas hacía «aún más difícil» hacer cumplir los confinamientos y justificar las multas.

El gaffe se produjo cuando más de 100 de las cadenas hoteleras y de restaurantes más grandes de Reino Unido — Wetherspoon’s, Pizza Hut y Burger King entre otras — se dirigieron por escrito a Johnson para exigir una revisión del toque de queda de las 10 p.m. cada tres semanas, así como para decirle que debería descartarse si se demuestra que es ineficaz.

El primer ministro y sus principales asesores médicos y científicos comparecerán en una conferencia de prensa el miércoles, en medio de crecientes indicios de que se negarán a dar marcha atrás ante la creciente oposición a las draconianas nuevas leyes y regulaciones.

Mientras un récord de 7.143 personas daban positivo por coronavirus y se registraban 71 muertes el martes, se supo que los ministros están en conversaciones sobre un confinamiento ‘interruptor’ de Liverpool por dos semanas.

Sin embargo, los rebeldes conservadores aprovecharon el error de Johnson para insistir en su demanda de votos en el Parlamento sobre futuras medidas de bloqueo nacional. El martes por la noche, estaban seguros de haber obtenido importantes concesiones.

Un parlamentario conservador del noreste — donde las nuevas reglas afectan a 2 millones de personas — dijo: «Lo que sucedió con Boris solo ha fortalecido el argumento para un mayor escrutinio parlamentario de las nuevas reglas.»

«[Boris] No puede entender cuáles son las reglas porque no tienen lógica. Está creando confusión y está causando que el público pierda confianza en el manejo de la pandemia por parte del Gobierno.»

En un calamitoso día para el Gobierno, Johnson dijo en una conferencia de prensa televisada que los ciudadanos del noreste podrían reunirse en pubs si obedecían la Regla de 6, a pesar de que una nueva ley a principios de esta semana prohíbe a los hogares mezclarse bajo techo en la región.

El Primer Ministro británico dijo: «En el noreste y otras áreas donde se han adoptado medidas más estrictas, se debe seguir la indicación de las autoridades locales; son seis en un hogar y seis en pubs y restaurantes pero, según tengo entendido, no seis al aire libre.»

Johnson se vio obligado a emitir una aclaración en la que se disculpó, diciendo que «se había equivocado» y que mezclar era ilegal en interiores y debería evitarse al aire libre.

Se produjo horas después de que la ministra de educación Gillian Keegan titubeara con la misma pregunta, cuando dijo que no podía explicar las reglas porque «no represento al noreste».

Los parlamentarios conservadores han comparado el enfoque de ‘Gran Hermano’ del Gobierno de las restricciones de Covid con la novela 1984 de George Orwell. Johnson dijo: «Aprecio la calificación,» pero insistió en que los ministros deben poder actuar con rapidez para combatir el virus.

«Nadie quiere hacer este tipo de cosas. Nadie en su sano juicio quiere que la gente deje de cantar y bailar en pubs o de divertirse de la forma habitual,» añadió.

Los parlamentarios conservadores que ganaron escaños del «muro rojo» laborista en el noreste, en las elecciones del año pasado, reaccionaron con «ira e incredulidad» cuando el primer ministro se equivocó con sus datos, según uno de los parlamentarios del área.

Por su parte Jacob Rees-Mogg, líder de la Cámara de los Comunes, pasó el martes trabajando en los detalles de un acuerdo en el que se daría al Parlamento la facultad de votar sobre los principales cambios nacionales antes de que ocurran, y votaciones dentro de los cinco días posteriores a la promulgación de cambios menores.

Los jefes de bancada conservadores parecían resignados a ceder ante los fundamentos de una enmienda presentada por Sir Graham Brady, el presidente del grupo de parlamentarios conservadores 1922 Committee, que según los rebeldes ahora tiene más de 80 partidarios conservadores confirmados.

Una fuente cercana a Sir Graham le dijo a The Telegraph que «estamos en una buena posición» cuando se le preguntó sobre la probabilidad de un acuerdo con el Gobierno.

Una reunión entre Sir Graham y Rees-Mogg se pospuso para más tarde en el día, lo que provocó especulaciones sobre un acuerdo el martes por la noche. El acuerdo se retrasó cuando los funcionarios del Gobierno intentaron encontrar la forma de dar a los legisladores un voto garantizado si el Parlamento estaba en receso.

La Ley del Coronavirus debe renovarse el miércoles antes de su fecha de vencimiento de seis meses. La enmienda de Sir Graham solo se someterá a votación si es elegida por Sir Lindsay Hoyle, el presidente, pero los ministros ahora aceptan que la escala de la rebelión significa que un acuerdo es esencial.

El exministro Steve Baker — que ha estado organizando a los rebeldes — dijo sobre los errores de Johnson y Keegan: «Han demostrado nuestro caso de que con tanta ley cambiando tan rápido, el estado de derecho — certeza, claridad, falta de ambigüedad, previsibilidad — se ha venido abajo. Me temo que hoy en Reino Unido vivimos bajo el dominio de la autoridad.»

Mark Harper, un exjefe de gobierno, agregó: «La razón por la que los parlamentarios quieren votar sobre estas cosas de antemano es porque los detalles importan.»

Sir Desmond Swayne — otro exministro que ha criticado abiertamente las reglas de bloqueo — dijo: «Si el Gobierno permitiera que la gente tomara sus propias decisiones sobre los riesgos que están tomando, le ahorraría al Primer Ministro la molestia de tener que recordar todas estas reglas.»

«Nunca he recibido tanta correspondencia como la que tengo sobre esto. He recibido literalmente miles de correos electrónicos, y sólo tres de ellos son de personas que no están de acuerdo conmigo.»

Otro parlamentario conservador de alto rango dijo que los ministros entenderían las reglas si se hubieran visto obligados a defenderlas primero en la Cámara de los Comunes, y afirmó: «Un mejor escrutinio conduce a mejores decisiones.»

Los legisladores de alto rango presionaron aún más el comité de enlace parlamentario — que se dedica a interrogar al primer ministro. El parlamentario conservador Sir Bernard Jenkin, en carta a Johnson como presidente de la comisión, dijo que la «mayoría de nosotros» apoya que el Parlamento tenga una votación «antes o inmediatamente después» de que las restricciones entren en vigor.

«La idea de que tales restricciones pueden aplicarse sin expresa aprobación parlamentaria, excepto en una emergencia extrema, es ampliamente inaceptable y, de hecho, puede ser impugnada por la ley,» dijo.

Cuando se le preguntó sobre los errores de los ministros, Ken Marsh, presidente de la Federación de la Policía Metropolitana, dijo: «Hoy no es la primera vez. Es solo una mezcolanza constante y diferentes versiones que salen de diferentes individuos dentro de, digamos, los pilares del poder.»

«Que nosotros controlemos lo que dicen lo hace aún más difícil. La claridad es la clave, y la transparencia, para que todos sepan lo que están haciendo.»

El líder del Ayuntamiento de Newcastle, Nick Forbes, dijo que la confusión de Johnson sobre las regulaciones del noreste «envía el mensaje de que simplemente no saben lo que están haciendo».

Forbes dijo a la BBC que «lo están inventando sobre la marcha», y dijo que aún no había visto los detalles de las nuevas regulaciones — que entraron en vigencia a la medianoche del martes. «Esto es simplemente ridículo, ¿cómo diablos se puede esperar que entendamos lo que se espera de la gente en nuestra región?», agregó.


Largas esperas para que residencias de ancianos reciban resultados de pruebas

Los hogares de ancianos tienen que esperar hasta tres semanas para obtener los resultados de las pruebas de coronavirus, lo que pone al personal y a los residentes ancianos en «grave riesgo», ha descubierto una investigación de The Telegraph.

El compromiso del Gobierno de realizar pruebas a personal de centros asistenciales cada semana y a sus residentes cada 28 días ha provocado una cola de trabajos pendientes — lo cual significa que muchos proveedores asistenciales están esperando más de 7 días para obtener los resultados.

La noticia se conoce después de que el Gobierno fuera duramente criticado por no proteger las residencias de ancianos en el apogeo de la pandemia de Covid-19.

Miles de pacientes hospitalizados fueron dados de alta para ser enviados a residencias sin ser examinados por Covid-19 en el pico de la pandemia, en un intento de liberar camas, mientras que el personal informaba escasez de equipo de protección personal (EPP).

El profesor Martin Green, director ejecutivo de Care England, dijo que el problema con las pruebas en las residencias de ancianos «está empeorando, no mejorando» porque «los resultados de las pruebas no se obtienen con suficiente rapidez».

«Entiendo que hay un problema con la capacidad de laboratorio, pero eso simplemente no es suficiente desde el punto de vista del sector. Si se desea mantener las residencias de ancianos libres de coronavirus, entonces éstas necesitan los resultados de sus pruebas en minutos y no en días,» añadió.

«Estamos entrando en una situación en la que algunas residencia de ancianos ni siquiera obtienen los resultados de la semana anterior antes de volver a hacer que su personal vuelva a pasar la prueba.»

Nicola Richards, quien preside la Sheffield Care Association, dijo que tuvo que esperar casi tres semanas para recibir algunos resultados de las pruebas.

Richards, también directora general de Palms Row Healthcare — que opera tres hogares de ancianos en Sheffield — dijo: «Tal demora pone a los residentes, al personal y al público en grave riesgo. Al no obtener los resultados de manera oportuna, es inseguro.»

«Sé que es un problema nacional y local. Tenemos un grupo de WhatsApp para profesionales asistenciales locales, y hay personas en ese grupo que dicen que no han recibido resultados en una semana.»

Dijo que había enviado una carta a Public Health England y a los concejales locales para quejarse de la situación, pero que no había recibido una respuesta.

«Deberíamos avanzar más en los arreglos de prueba, han pasado seis meses», agregó. «Es increíblemente frustrante, y dado que el Gobierno habló sobre el personal que se movía por residencias de ancianos, insinuando que el personal era el culpable, y ni siquiera estamos obteniendo los resultados de manera oportuna, eso tiene un impacto en toda nuestra seguridad.»

«Todavía parece que no lo tenemos bajo control en absoluto. El sistema no puede hacer frente, francamente. Muchos proveedores están luchando, y todos decimos lo mismo.»

Nadra Ahmed, que preside la Asociación Nacional de Atención Asistencial — que representa a 4.000 proveedores asistenciales en Reino Unido — dijo: «La gran mayoría de nuestros miembros no recuperan sus pruebas lo suficientemente rápido. Se tarda entre tres y siete días en promedio. Necesitamos resultados en 24 horas.»

Citó el ejemplo de un personal de pruebas a domicilio un viernes y no recibió los resultados hasta el viernes siguiente — cuando se encontró que dos empleados dieron positivo — y agregó: «Durante toda la semana los empleados, ambos asintomáticos, trabajaron por turnos alternados con personas mayores.»

«Luego pagaron a los empleados para que se hicieran una segunda prueba en privado y ambos resultaron negativos. Por lo tanto, existe un gran interrogante sobre si las pruebas son precisas.»

Ahmed también expresó su preocupación acerca de que los pacientes sean dados de alta de forma segura de los hospitales a las residencias de ancianos, cuando sus pruebas tardan una semana en procesarse.

Un portavoz del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social dijo que se ha dado prioridad a las residencias para la repetición de las pruebas, y dijo: «Cualquier residente o miembro del personal de una residencia que tenga síntomas puede acceder de inmediato a una prueba gratuita, ya que enviamos más de 120.000 cada día.»

«Entre el 3 y el 16 de septiembre se realizaron más de 700.000 pruebas en residencias, con un tiempo medio de obtención de resultados inferior a cuatro días.»


Ejército tendrá mayor presencia en Asia

El Ejército tendrá una «presencia más persistente» en Asia, dijo su Jefe del Estado Mayor antes de la Revisión Integrada del Gobierno.

El general Sir Mark Carleton-Smith dijo que una mayor presencia en el extranjero revertirá el proceso de retirada visto después del 11 de septiembre — cuando el enfoque de las fuerzas armadas se trasladó a Oriente Medio.

El alto mando del ejército estaba esbozando la forma probable de su servicio que surgirá de la Revisión Integrada de Política Exterior, Defensa y Seguridad del Gobierno, que se espera sea informada en noviembre.

Al describir una postura más dinámica y activa para el ejército en los años futuros, el general Carleton-Smith sugirió que las bases de la RAF [Real Fuerza Aérea] y los nuevos portaaviones de la Royal Navy [Armada Real] podrían proporcionar lily pads [bases operativas de avanzada] desde las cuales el ejército podría operar con sus aliados.

“Creemos que hay un mercado para una presencia más persistente del ejército británico [en el Lejano Oriente].»

“Es un área que tuvo una presencia mucho más consistente del Ejército en la década de 1980 pero, con el 11 de septiembre, naturalmente nos alejamos de ella. Creemos que ahora podría ser el momento de corregir ese desequilibrio.»

«Si vamos a ver una presencia de Reino Unido en la región de los grupos de ataque de portaaviones [de la Royal Navy], me gustaría ver algunos de esos activos navales desembarcando efectivos del Ejército británico para su entrenamiento en esa parte del mundo.»

El jefe del ejército habló antes de un discurso el miércoles del Ministro de Defensa y el Jefe del Estado Mayor de Defensa sobre la estrategia futura de las fuerzas armadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s