Radical Rishi

METRO — VIERNES, 25 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Canciller revela programa de complemento salarial que reemplaza al ‘furlough’

El canciller británico Rishi Sunak ha dado a conocer ayer un paquete de miles de millones de libras esterlinas destinado a que los empleados vuelvan a trabajar cuando finalice el programa de protección de empleo conocido como furlough, advirtiendo que muchos puestos de trabajo desaparecerán cuando la pandemia entre en una segunda ola.

Sunak ha revelado detalles de un plan de apoyo al empleo que alentará al personal en roles «viables» a trabajar un tercio de sus horas normales, mientras el Gobierno y los empleadores comparten los costes. Los plazos de reembolso de los préstamos de ‘recuperación’ se ampliaron de seis a diez años en una medida de ‘pago en proporción al crecimiento».

A pesar de ello, el canciller advirtió sobre los «difíciles meses de invierno» que se avecinan, ya que las cifras mostraron otros 6.634 casos de Covid en las últimas 24 horas — el recuento diario más alto hasta ahora.

Sunak dijo a los parlamentarios: «Estas son intervenciones radicales en el mercado laboral del Reino Unido, políticas que nunca antes habíamos probado en este país,» y enfatizó que estaba protegiendo lo que denominó roles «viables», aunque enfrentó preocupaciones sobre el futuro de los trabajadores autónomos y aquellos que trabajan en los sectores de transporte aéreo, eventos en vivo y hostelería.

También dijo a los Comunes que «el resurgimiento del virus, y las medidas que debemos tomar en respuesta, representan una amenaza para esta frágil recuperación económica», y agregó: «No puedo prometer que todos puedan volver al trabajo que tenían.»

Por su parte, la empresa de análisis financiero Capital Economics estimó el coste del «plan económico de invierno» de Sunak en alrededor de £5.000 millones.

Bajo la nueva medida, el personal podría trabajar al menos un tercio de sus horas normales pagadas por su empleador, quien dividiría los otros dos tercios con el Gobierno.

A partir del 1 de noviembre, el contribuyente financiará el 22 por ciento de los salarios con un tope de £697,92 al mes, comparado con el 80 por ciento al comienzo del furlough.

Por su parte, el Instituto de Estudios Fiscales describió el plan de seis meses — que aún considera que las empresas paguen el 55 por ciento de los salarios totales — como «significativamente menos generoso» que las medidas originales, diciendo que corre el riesgo de crear un fuerte aumento del desempleo.

Pero Sunak insistió en que confiaba en que muchos retendrían a sus trabajadores, y dijo: “Sus empleados van a trabajar una cantidad de tiempo mucho mayor. Muchas empresas han pedido un plan exactamente así.»

El programa está dirigido a las pequeñas y medianas empresas, y las empresas más grandes serán elegibles si su facturación ha caído debido a la crisis.

Sunak también amplió el régimen de ayuda a los ingresos para trabajadores autónomos, pero a un nivel mucho más bajo. La subvención para cubrir los tres meses a partir de noviembre tendrá un límite del 20 por ciento de las ganancias promedio hasta £1.875.

También se ha prorrogado hasta finales de marzo una reducción del IVA del 15 por ciento para la hostelería y el turismo.

El Tesoro estima que el plan de empleo costará £300 millones cada mes por cada millón de trabajadores.

Sunak ha puesto además la factura de la extensión del recorte del IVA en aproximadamente £800 millones. Dijo a los parlamentarios que Gran Bretaña estaba en una mejor posición ahora que al comienzo de la pandemia en marzo, que se sabe más sobre el virus y que la economía muestra signos de crecimiento.

Sunak reveló sus planes a los Comunes sin la compañía de Boris Johnson, quien se encontraba visitando a los reclutas de la policía en Northamptonshire. Sin embargo, Downing Street rechazó rumores de una ruptura entre el canciller y el primer ministro.

El programa fue saludado por la directora general del gremio patronal CBI, Dame Carolyn Fairbairn, y por Frances O’Grady, secretaria general de la central sindical TUC, quienes posaron junto a Sunak en las afueras de Downing Street. Dame Carolyn dio la bienvenida a los «pasos audaces» del Tesoro para «reducir el terrible efecto de la pérdida innecesaria de puestos de trabajo», agregando: «Debería quedar en agenda pendiente una mayor relajación de las tasas comerciales.»

O’Grady elogió el apoyo a los empleados, pero advirtió: «Las horas no trabajadas según el plan no deben desperdiciarse; los ministros deben trabajar con las empresas y los sindicatos para ofrecer un nuevo entrenamiento de alta calidad.»

La canciller de la oposición laborista, Anneliese Dodds, acusó a Sunak de ser demasiado lento para actuar y dijo: «Esa demora en la introducción de este nuevo programa tendrá un impacto en la confianza de las empresas.»

La directora ejecutiva de la Federación de Industrias Creativas, Caroline Norbury, expresó su preocupación de que muchos trabajadores autónomos que habían visto que «su trabajo se agotaba de la noche a la mañana» aún podrían «quedar atrapados en los vacíos del apoyo del Gobierno».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s