Muertos en hogares de ancianos ‘en secreto para proteger a proveedores’

Image

i — VIERNES, 28 DE AGOSTO DE 2020

Reguladores no revelan registros de cada hogar, en parte para salvaguardar intereses comerciales

Las entidades reguladoras del Gobierno se han negado a revelar las tasas de mortalidad por Covid-19 de las residencias de ancianos, al menos parcialmente, con el objeto de proteger los intereses comerciales de las empresas que administran los hogares, según ha surgido.

La Comisión de Calidad de la Atención de Inglaterra (CQC) y la Inspectoría de la Atención de Escocia han rechazado solicitudes de hacer públicas las residencias y los proveedores de cuidados con el mayor número de muertes, porque publicar las cifras “probablemente perjudicaría los intereses comerciales” de las empresas.

Respondiendo a solicitudes amparadas por la Libertad de Información, los reguladores dijeron que les preocupa que los estándares de atención caigan y la cantidad de camas disponibles disminuya, si los clientes abandonan a los operadores con altas tasas de mortalidad, ha informado The Guardian.

Los hogares de ancianos del Reino Unido han registrado 17.721 muertes por coronavirus durante la pandemia. Con el temor de nuevos brotes este invierno y en el resto del año, existen crecientes preocupaciones de que se repita un número alto de muertos.

Si bien los datos del NHS sobre las muertes por Covid se publican de forma rutinaria, la información sobre las muertes en hogares de ancianos ha surgido hasta ahora de manera intermitente, generalmente cuando hay un gran brote de infección y un alto número de muertes, como las 26 muertes en un hogar de ancianos de Durham.

Ambos reguladores proporcionan los datos a sus respectivos gobiernos, pero la CQC dijo que revelar públicamente las cifras de cada hogar “probablemente perjudicaría los intereses comerciales de los proveedores de atención” y “corre el riesgo de crear confusión en cuanto a la prevalencia, propagación o impacto del virus”.

“Sin comprender el tamaño y la ocupación de cada residencia, las condiciones de salud subyacentes de sus residentes y circunstancias como brotes locales, los datos no ayudarían a juzgar la respuesta de los proveedores a la pandemia,” dijo el CQC.

Confusión

La entidad también afirma que cualquier información publicada podría usarse “de una manera que podría impulsar comportamiento perjudicial para el bienestar de las personas vulnerables y para la salud pública en general”, sugiriendo que las personas podrían retirar a sus seres queridos de hogares con altos índices de mortalidad y trasladarlos a otros que juzgarían incorrectamente como más seguros, antes de una posible segunda ola del virus.

La Inspectoría de la Atención de Escocia dijo que la transparencia “perjudicaría sustancialmente los servicios en el aspecto comercial”. Agregó que en ausencia de información contextualizada — como si un paciente tenía una condición de salud subyacente — compartir públicamente los datos podría causar confusión sobre la seguridad de las residencias y afectar negativamente la cantidad de camas disponibles.

El CQC y la Inspectoría de Atención no estuvieron disponibles para hacer comentarios cuando este diario se acercó a ellos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s