Incertidumbre de los estudiantes buscando plazas para la universidad

Image

THE INDEPENDENT — MIÉRCOLES, 19 DE AGOSTO DE 2020

Más demoras mientras instituciones educativas esperan recibir nueva calificación de sus A-Levels

Miles de estudiantes aún no saben si podrán obtener plazas en carreras de estudios superiores, mientras las universidades esperan recibir del servicio de admisiones UCAS las nuevas calificaciones previstas por los profesores.

El ministro de educación Gavin Williamson ha resistido presiones para su dimisión, ya que los futuros estudiantes han mencionado “sueños rotos” y años perdidos después del cambio de sentido sobre las calificaciones que anunciara el Gobierno el lunes.

El giro en redondo — que ha permitido a los estudiantes postular con las calificaciones originales previstas por sus maestros si eran más altas — significa que muchos ahora pueden, teóricamente, postular a la primera institución educativa de su elección.

Sin embargo, según una fuente, UCAS todavía no ha recibido ninguna de las calificaciones previstas por los maestros de las juntas examinadoras, por lo que aún no ha podido enviar tal información a las universidades.

Algunos centros de estudios han reaccionado diciendo que no podrían confirmar las plazas hasta recibir las calificaciones, lo que agregó más confusión y demora a los estudiantes.

Un portavoz del Imperial College de Londres dijo: “Hasta que no recibamos las calificaciones acordadas [es decir, las evaluadas por los maestros] de UCAS, no podremos brindar más confirmación a nuestros candidatos.”

“Sabemos que este es un momento realmente estresante para muchos estudiantes y sus familias. Y estamos haciendo todo lo posible para brindar claridad. Trabajamos las veinticuatro horas del día para tratar casos individuales lo antes posible,” dijo el vocero.

La Universidad de Southampton — otra universidad del altamente selectivo consorcio educacional Russell Group —instó a los estudiantes a no renunciar a ofertas de otras instituciones, ya que todavía estaba esperando recibir la información de UCAS.

“Entendemos lo difícil que ha sido la situación actual e informaremos a los estudiantes tan pronto como podamos, una vez que hayamos recibido de UCAS sus calificaciones de evaluación del centro educativo. Mientras tanto, recomendamos a los estudiantes que no dejen de lado otras ofertas que hayan aceptado.”

La universidad se ha comprometido a aceptar a todos los estudiantes con las calificaciones correctas, pero dijo que algunos podrían tener que aplazar su ingreso hasta el próximo año.

Por su parte, la Universidad de Leeds comunicó a los postulantes que una vez que UCAS “confirme las calificaciones”, “volverá a examinar sus plazas a la luz” de las calificaciones previstas por los maestros, “si han aceptado una oferta de Leeds, en firme o como segunda opción, pero no tienen asegurado un lugar con nosotros”.

Luego del cambio de sentido del Gobierno el lunes, las juntas de examen ahora están recopilando información de escuelas y universidades antes de enviarla a UCAS, que a su vez verifica la información y la pasa a las universidades, las cuales finalmente se comunican con los estudiantes.

“Normalmente, este proceso tomaría semanas y semanas,” dijo un portavoz de UCAS a The Independent. “Pero puedo decirles que este proceso estará listo el viernes de esta semana.”

“UCAS está dirigiéndose por escrito a los estudiantes esta noche para decirles exactamente cuál será el proceso, y cómo los apoyaremos.”

De otro lado, el Partido Laborista ha acusado al Gobierno de “incompetencia repetida” sobre el caos de los A-Levels — el último de una serie de cambios de sentido durante la pandemia en áreas políticas clave.

Ahora, las universidades tienen que obtener información directamente de los estudiantes, alentándolos a comunicarse para compartir con ellas las calificaciones que pronosticaron sus maestros.

“Si has recibido mejores noticias como resultado del cambio de posición del Gobierno y deseas revisar la oferta que te hicimos, llámanos,” anunció la Universidad de Surrey en su cuenta de Twitter. Por su parte, Universities UK — que representa a más de 130 universidades — ha instado a los estudiantes a comunicarse con las instituciones directamente, después del giro radical del Gobierno.

Universities UK agregó que el cambio de última hora ha presentado a las instituciones problemas generalizados, pidió un mayor apoyo del Gobierno y solicitó “aclaraciones urgentes sobre una serie de asuntos cruciales”.

“Esto causará problemas en esta etapa tardía del proceso de admisiones — de capacidad, de personal, de ubicaciones y de instalaciones — particularmente con las medidas de distancia social implementadas,” dijo Alistair Jarvis, director ejecutivo del grupo.

“Este cambio de política se ha producido muy rápidamente y, como tal, ha presentado una serie de desafíos y dificultades prácticas,” dijo un portavoz a The Independent.

“Más aún, esto podría resultar en el riesgo de que no todos los estudiantes puedan obtener la primera universidad de su elección este año. Esto variará según la universidad o la institución pero, en última instancia, la flexibilidad que ofrecen las universidades solo puede extenderse hasta cierto punto debido a estas razones prácticas.”

La estudiante Lois Lawn tuvo que esperar cinco días para descubrir que había ingresado en la universidad de su segunda opción después de que se publicaran los resultados de los A-Levels.

“Probablemente ha sido una de las semanas más difíciles de mi vida,” dijo a The Independent la joven de 18 años — que estudiará física en la Universidad de Surrey.

Al igual que otros estudiantes, Lawn ha estado llamando a las universidades para tratar de asegurarse un lugar, después de que el Gobierno anunciara que los alumnos podrían usar las calificaciones estimadas por sus maestros si eran más altas que las calificaciones calculadas por el algoritmo informático.

El cambio de sentido se produce después de una reacción violenta por el controvertido sistema de moderación utilizado, que ha degradado decenas de miles de calificaciones y ha provocado protestas.

El ministro Williamson ha pedido disculpas por la “angustia” causada por la política ya abandonada, la cual tenía intenciones de dar resultados justos a los alumnos, quienes no pudieron presentarse a los exámenes debido a la crisis del coronavirus.

El algoritmo — utilizado para moderar el proceso de otorgar calificaciones y evitar la inflación de calificaciones según las estimaciones de los maestros — fue criticado porque se le percibía injusto y por la forma en que parecía penalizar particularmente a niños sobresalientes de escuelas en zonas desfavorecidas.

El martes, un grupo de estudiantes exigió la renuncia de Williamson en una protesta en Leeds.

Olivia Hullah — que estudió en la escuela primaria Heckmondwike — dijo ante la multitud que sus dos universidades la habían rechazado debido a que sus calificaciones habían bajado.

La joven de 18 años dijo: “Debido a la decisión del Gobierno conservador de utilizar un algoritmo informático, tengo que poner mi vida en espera durante un año. Esta es una experiencia real y personas reales están lidiando con estos problemas.”

“Creo que Gavin Williamson puede pedir disculpas, pero no ha tomado ninguna acción. Debería disculparse y dimitir. Ha cometido un gran error. La razón por la que no voy a la universidad este año es por él,” agregó Hullah.

Para Zoe *, el cambio significa que ha conseguido una oferta para estudiar en la Universidad de Oxford. Sin embargo, su plaza ha sido diferida para el próximo año.

“He sido una de las afortunadas porque mi universidad tuvo la amabilidad de respetar mi plaza para 2021,” dijo a The Independent, “pero si no fuera por el algoritmo del Gobierno, probablemente habría podido ir a la universidad este año. “

Ahora Zoe — cuyas calificaciones calculadas por el algoritmo fueron más bajas que su oferta — dice que tendrá que planear un año sabático “con muy poca antelación”.

La Universidad de Oxford ha dicho que respetará las plazas de todos los estudiantes que hayan cumplido las condiciones de su oferta con las calificaciones presentadas por sus maestros (conocidas como Centre Assessed Grades CAG). Sin embargo, algunas de ellas podrían ser diferidas hasta el próximo año.

Como el cambio de política significa que este año más estudiantes que recibieron ofertas cumplen con las notas exigidas, la universidad dijo que “enfrenta importantes limitaciones de capacidad” y necesita “minimizar el riesgo” para estudiantes y personal que representa el coronavirus.

Otras universidades como Kings College London, Newcastle University y Bristol University, también han dicho que darán plazas a los estudiantes si sus CAG cumplen con sus ofertas, pero es posible que deban diferirlas en determinadas situaciones.

En algunas carreras — como medicina y odontología — es posible que las instituciones no puedan admitir estudiantes este año.

La Universidad de Sheffield dijo que haría todo lo posible para admitir alumnos en carreras con limitaciones de capacidad — como la de medicina, que tiene un límite asignado externamente— pero que garantizará plazas para el próximo año.

Russell Group — que representa a decenas de instituciones educativas líderes — ha pedido “una aclaración urgente sobre el apoyo adicional que proporcionará a las universidades para gestionar los aumentos esperados en el número de estudiantes”.

University College London (UCL), por su parte, ha anunciado que a los estudiantes que ya habían cumplido con su oferta para estudiar medicina solo se les garantizará una plaza diferida.

Un estudiante que esperaba comenzar dicha carrera este año dijo que no obtuvo las calificaciones que necesitaba, a pesar de que la predicción de sus calificaciones era mucho más alta en el pasado.

James *, que es un young carer [menor de 18 años que ayuda a cuidar a alguien en su familia o amigo enfermo, discapacitado, con una condición de salud mental o problemas de alcohol o drogas], dijo que ni las estimaciones de su profesor ni sus calificaciones por algoritmo le permitirán ir a la UCL este año, y también perdió la oferta para su segunda opción.

“Son solo esperanzas y sueños destrozados,” dijo a The Independent el joven de 18 años — que no quiso dar su apellido porque todavía está negociando con su escuela. “Ser cuidador de mi madre y mi hermano, era como un escape para ir a la universidad y vivir mi vida.”

James está buscando presentar una apelación, que según él sigue siendo “poco clara” en este momento, y revisando 10 horas al día para las pruebas sustitutorias de otoño. Según él, ahora su “mejor escenario” es cualquiera de esas rutas, que le permitirían comenzar el próximo año.

Otros estudiantes también han enfrentado incertidumbre, incluso después de que el cambio de sentido del Gobierno el lunes ampliara lo que podría usarse para que los estudiantes ingresen a la universidad.

Más de 200.000 personas aún no habían recibido una confirmación de su plaza universitaria poco después de la medianoche del martes — alrededor de 20.000 más que los dos años anteriores a la misma hora después del día de los resultados, según datos de UCAS.

Una de ellas es Elizabeth Todd, quien también perdió la universidad de su primera opción con sus calificaciones calculadas por el algoritmo, y aún no sabe cuáles fueron las estimaciones de su maestra —aunque le han dicho que su universidad se lo comunicará el jueves.

“¿Acepto mi segunda opción?” preguntó la estudiante de Leeds. “¿O espero a ver qué calificaciones me ponen los profesores, y posiblemente no consiga entrar?”

Andy Byers, director de Durham, dijo que los estudiantes se han “conformado con sus segundas opciones” incluso con calificaciones que ahora son lo suficientemente buenas para su primera opción.

Sin embargo, Cloe Prosser dijo que solo tenía una opción. Sus calificaciones evaluadas por su profesor fueron un poco más bajas de lo que necesitaba, y más bajas de lo que se había predicho a principios de año.

La estudiante de Stourbridge está esperando a ver si la universidad le ofrece una plaza.

“Me debería estar mudando en un mes,” concluyó.

—–

Duras críticas a ministro por desactivar organismo nacional sanitario

Expertos advierten que el ministro de sanidad Matt Hancock [foto] se arriesga a dar un ‘gran paso en falso’ al inaugurar una nueva entidad sanitaria nacional en reemplazo de Public Health England (PHE).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s