Harán ‘retroceder’ a inmigrantes

THE TIMES — SÁBADO, 8 DE AGOSTO DE 2020

Ministros estudian plan de estilo australiano para interceptar embarcaciones en Canal de la Mancha

Los ministros están considerando bloquear las pateras de inmigrantes en el Canal de la Mancha antes de que puedan entrar en aguas británicas, en un esfuerzo cada vez más desesperado por detener el creciente número de cruces hacia el territorio británico.

El enfoque — inspirado en las tácticas australianas utilizadas contra quienes inmigran desde Indonesia — podría hacer que la Armada Real y la Fuerza de Fronteras intercepte las embarcaciones cuando salgan de aguas francesas.

“Australia lleva a cabo una operación a la que llaman ‘retroceso’ y ha tenido éxito. Es una opción que estamos considerando,” dijo una fuente de Whitehall. Otras fuentes gubernamentales cuestionaron la legalidad de tales medidas y dijeron que las consecuencias políticas de una intercepción que provoque ahogamientos serían desastrosas.

Se dijo anoche que una fuente del Ministerio de Defensa describió un plan para enviar a la Marina como “completamente inútil”.

Los cruces diarios alcanzaron un nuevo récord el jueves cuando al menos 235 inmigrantes cruzaron la ruta marítima más transitada del mundo en 17 barcos. Ayer también hubo un gran número, y se cree que pasaron unos 150. Más de 3.800 inmigrantes han realizado el viaje en lo que va del año, en comparación con los 1.850 durante todo 2019.

Se teme que se produzca un ahogamiento masivo similar a los del Mediterráneo — el año pasado hubo 1.262 muertes en los cruces de Libia a Italia y Malta. En 2016 fueron 4.581.

Asimismo, controles de las bases de datos de huellas dactilares también han revelado que alrededor del 40 por ciento de los inmigrantes del Canal han presentado solicitudes de asilo en otros estados de la UE.

Solo 155 fueron devueltos a Europa entre enero del año pasado y abril de este año. Otros 166 están esperando su regreso a Francia, Italia y Alemania, y 577 que llegaron este año han solicitado ser enviados de regreso a estados europeos. Los ministros están planeando un vuelo chárter para la próxima semana.

Ayer, la ministra del interior Priti Patel estuvo a punto de admitir que no tenía cómo evitar los cruces. “Estoy trabajando para hacer inviable esta ruta. Esto implica primero impedir a las embarcaciones que salen de Francia en primer lugar [y después] interceptarlas y devolver a quienes intenten cruzar,” dijo en su cuenta de Twitter, pero agregó que“ enfrentamos serias barreras legislativas, legales y operativas” para realizar esos cambios.

“Necesitamos la cooperación de los franceses para interceptar los barcos y devolver a los inmigrantes a Francia,” dijo. La introducción unilateral de tácticas de “retroceso” correría el riesgo de ofender a Francia.

Altas figuras del Gobierno admiten que también se correría el riesgo de iniciar enfrentamientos en altamar. Los inmigrantes han amenazado con saltar por la borda si se les devuelve, en cuyo caso la Fuerza de Fronteras y la Armada Real se verían obligadas a retirarse — porque la preservación de la vida es primordial según el derecho del mar.

Tony Smith, exjefe de la Fuerza Fronteriza, puso en duda los planes diciendo que “traer la Armada y otros efectivos nos proporcionará más cobertura en el mar, pero el problema sigue siendo el mismo: ¿cómo hacer retroceder a las embarcaciones?”

“No creo que ni la interdicción ni el bloqueo forzoso funcionen. Nuestra principal responsabilidad es salvar vidas y rescatar personas. Igualmente la de los franceses. El problema es que se resisten al rescate de los franceses.”

Dijo que un acuerdo para organizar patrullas conjuntas y retornos instantáneos con los franceses podría ayudar. Una fuente del Ministerio de Defensa describió desplegar a la Armada como una medida “inapropiada e innecesaria”, “completamente inútil” y como algo que tenía “más agujeros que una rebanada de queso suizo”, agregando después: “No recurrimos al despliegue de fuerzas armadas para hacer frente a fallos políticos.”

El Ministerio del Interior dijo que estaba “trabajando activamente” con el Ministerio de Defensa sobre lo que se podría hacer para frenar el cruce de inmigrantes.

Entre las personas llevadas a tierra ayer se encontraban 17 personas — incluyendo niños — que serían provenientes de Irak y se encontraban apiñados en una patera naufragada frente a los acantilados de Dover. Había en el grupo una mujer embarazada, dijo la BBC.

Antecedentes

En septiembre de 2013, Australia presentó una iniciativa liderada por su ejército para interrumpir y disuadir a los traficantes de personas que llevan a solicitantes de asilo a bordo de embarcaciones en aguas australianas (escribe Bernard Lagan). La medida implicó que su armada interceptara y “devolviera” estos barcos a las afueras de su país de partida, principalmente Indonesia.

El Tribunal Superior de Australia dictaminó que la política era legal en enero de 2015, pero la ONU se opuso enérgicamente a las acciones de ese país, diciendo que los solicitantes de asilo interceptados en el mar no debían ser devueltos. La política del gobierno de Abbott siguió al aumento de las llegadas de barcos en 2012 y 2013, cuando las llegadas anuales alcanzaron un máximo de 20.000 anuales.

La política fue eficaz. El año siguiente a su inicio, solo llegaron 160 personas y al año siguiente, 2015, no llegó ninguna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s