Primer ministro echa el freno al desescalamiento

Image

THE TIMES — SÁBADO, 1 DE AGOSTO DE 2020

Reglas más estrictas para mascarillas mientras se duplica número de contagios en Reino Unido

Boris Johnson ha pospuesto el desescalamiento por el coronavirus, y ha preparado al país para un otoño sin ver a amigos ni familiares.

El primer ministro británico advirtió ayer sobre “compensaciones” retrasando el levantamiento de las restricciones en Inglaterra durante al menos dos semanas, después de un aumento en el número de casos de Covid-19.

En una conferencia de prensa en Downing Street después de prohibir las reuniones en los hogares en partes del noroeste Chris Whitty, el director médico de Inglaterra, advirtió sin rodeos que el país había “alcanzado los límites” de la reapertura.

“Si deseamos hacer más de unas cosas en el futuro, tendremos que hacer menos de otras,” dijo. “La idea de que podemos abrir todo y mantener el virus bajo control es claramente errónea.”

Johnson dijo que el regreso de los alumnos a la escuela era una prioridad nacional, pero que en otras áreas las libertades eran “condicionales”. En privado, fuentes gubernamentales dicen que la estrategia del Número 10 es mantener abiertas las escuelas — incluso si eso significa reducir la libertad de los hogares para socializar — y permitir que los trabajadores mantengan la economía en movimiento.

Johnson también ha endurecido las reglas sobre los revestimientos faciales — que serán obligatorios dentro de una semana en museos, galerías, cines y otros espacios públicos cerrados donde se mezclan extraños.

Las últimas cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) revelan que los nuevos contagios se han duplicado desde finales de junio hasta casi 4.200 por día.

Johnson dijo que el Gobierno “no puede permitirse ignorar esta evidencia” y pospuso al menos por dos semanas el regreso de casinos, pistas de patinaje y bowling, teatros cerrados y conciertos. Sin embargo, se sigue animando a los trabajadores a que regresen a las oficinas a partir del lunes y el levantamiento de las restricciones a la protección continuará posteriormente.

En otros hechos:

  • El número de muertos en el país aumentó en 120 a 46.119, y los casos confirmados de coronavirus aumentaron en 880 a 303.181;
  • Asesores científicos del Gobierno han informado que las fuerzas armadas están a la espera en medio de un riesgo de desorden no visto desde los disturbios de 2011;
  • El primer ministro ha sido acusado de discriminación antimusulmana por el endurecimiento de las restricciones en partes del noroeste, horas antes del inicio del festival religioso Eid al-Adha.

Downing Street está en estado de alarma por el aumento de contagios tan pronto, luego de que las reglas se relajaran el 4 de julio para permitir que dos hogares se puedan reunir en el interior. Se teme que en otoño e invierno, cuando las personas pasen mucho más tiempo en interiores, las infecciones se descontrolen durante el período de mayor actividad del NHS.

El Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE) dijo que no podía estar seguro de que la tasa de reproducción del virus — conocida como R — estuviera por debajo del peligroso nivel de 1, lo cual limita el espacio para el desescalamiento.

Las actas muestran que hace tres semanas el SAGE insistió en que “es importante asegurarse de que habrá suficiente” espacio “dentro de la epidemia para abrir las escuelas en septiembre”. El grupo había declarado en junio: “Puede ser necesario cambiar las medidas al final del verano para poder mantener el R por debajo de 1, mientras se continúa con la reapertura escolar prevista.”

Una fuente de Downing Street dijo: “No hay mucha evidencia de que la reapertura de las escuelas vaya a cambiar mucho [la tasa de contagio] y obviamente ayuda a las personas a ir a trabajar. Sin embargo, ese no es el caso con grupos de personas que socializan. Y hay que tener cuidado de proteger la economía, porque ya ha recibido un gran golpe.”

Johnson dijo que — aunque lamenta no poder seguir adelante con la próxima etapa de apertura de la economía — no permitirá que el virus “cause más y más dolor”.

También usó la conferencia para presentar el nuevo eslogan de “manos, cara, espacio” diseñado para reforzar la vacilante adhesión de los británicos a las indicaciones sobre higiene, máscaras y distanciamiento social.

Su anuncio de que “echaría el freno” se produjo después de que los ministros volvieran a imponer el confinamiento a 4 millones de personas en grandes partes del norte. Se ha prohibido a las personas de diferentes hogares reunirse en interiores en la ciudad de Manchester y cercanías, el este de Lancashire y partes de West Yorkshire.

Johnson dijo que sabía “lo difícil que es que a uno le restrinjan ver a su familia y sus amigos”, pero agregó: “Tenemos que actuar rápidamente para proteger a los que amamos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s