Endurecen restricciones por llegada de la segunda ola

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 19 DE SEPTIEMBRE DE 2020

Johnson se alista a abandonar ‘Regla de 6’ mientras aumento de contagios alcanza máximo de cuatro meses

Boris Johnson se prepara a reemplazar la Regla de 6 con restricciones más estrictas en la vida diaria de Reino Unido, al advertir de que el país está bajo las garras de una segunda ola de coronavirus.

El primer ministro británico dijo que podría tener que “intensificar” las medidas para que actuaran como un ‘interruptor’ temporal que detenga el resurgimiento de la enfermedad, y evitar que Gran Bretaña se vea forzada a hacer un segundo confinamiento.

Johnson pasará el fin de semana en Downing Street con funcionarios, considerando opciones como el cierre de pubs y restaurantes o la imposición de toques de queda a las 10 pm y una prohibición nacional de socializar con amigos y hogares separados. Las escuelas solo estarán cerradas como ‘último recurso’, dijeron fuentes de Whitehall.

El ‘interruptor’ de dos semanas podría ser anunciado en una conferencia de prensa televisada este martes. La medida se conoce luego de que la cifra de contagio diario alcanzara un máximo de cuatro meses de 4.322, mientras los datos sugieren que las admisiones hospitalarias volverían a los niveles de mediados de marzo para el próximo fin de semana.

Ayer, autoridades sanitarias emitieron una orden de inamovilidad al hospital temporal Nightingale en el NEC de Birmingham, de modo que se encuentre listo para comenzar a recibir pacientes en dos o tres días. Ayer también fueron anunciadas las nuevas restricciones en esa zona, como el toque de queda en pubs y restaurantes y la prohibición de socializar fuera de los hogares en partes del noroeste, las Midlands y West Yorkshire a partir del martes. La medida significa que alrededor de 13 millones de personas se encuentran ahora bajo restricciones locales.

Por su parte, autoridades industriales y empresariales advirtieron que las nuevas medidas podrían costar miles de puestos de trabajo. Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio de hostelería UK Hospitality, dijo: “Todavía tenemos a 1 millón de personas en la industria hotelera cuyos trabajos dependen parcial o totalmente del furlough [programa de retención no laboral de empleo], que finaliza en octubre,” dijo. “Si no podemos hacer que esas personas regresen ahora, entonces nos costará recuperar esos trabajos después de esta ‘interrupción’.”

Hannah Essex, codirectora de las Cámaras de Comercio Británicas, instó al Gobierno a “hacer todo lo que esté a su alcance para evitar nuevos confinamientos nacionales que paralicen los negocios”.

“Cualquier nueva restricción debe ir acompañada de un paquete de apoyo integral para las empresas más afectadas que se vean obligadas a cerrar o reducir su capacidad sin tener la culpa,” dijo.

Hablando durante una visita al instituto Jenner en Oxford, donde se ha reunido con científicos que trabajan en la vacuna para el Covid-19, Johnson dijo: “Claramente, cuando uno ve lo que está sucediendo se pregunta si debemos seguir con la Regla de 6.”

“Así que analizaremos los bloqueos locales que tenemos en gran parte del país ahora. Analizaremos qué podemos hacer para intensificar las cosas allí, para ayudar a reducir la tasa de contagio. Pero también mirando otras medidas. Ahora estamos asistiendo a la llegada de una segunda ola.”

“No quiero entrar en un segundo confinamiento nacional en absoluto. Eso es lo último que uno quiere. No quiero tomar medidas de bloqueo más importantes en absoluto. Queremos mantener las escuelas abiertas,” dijo.

Los asesores del Gobierno están presionando para que se tomen medidas rápidas, y se entiende que han propuesto el período de dos semanas de la norma nacional como ‘interruptor’ para detener el aumento del coronavirus. Se pensaba que podría retrasarse hasta finales de octubre para coincidir con el semestre de otoño de las escuelas, pero la entidad reguladora sanitaria Public Health England dijo que los datos publicados ayer podrían ser una señal de “mucho peores cosas por venir”, mientras la Oficina de Estadísticas Nacionales anunciaba que el número de casos casi se duplicó en una semana hasta 6.000 al día en Inglaterra — el peor registro desde mediados de mayo.

Anoche, funcionarios del Tesoro conocedores de la situación señalaron que un ‘interruptor’ de dos semanas sería ‘mucho mejor’ que verse forzado a un confinamiento total en varias semanas como resultado de que no se tomen más medidas. Otra fuente agregó: “Durante el fin de semana habrá mucho trabajo para elaborar medidas, ver que nos respalde la ciencia y todas las demás opciones. ¿Qué podemos implementar que no arruine la economía?”

Se entiende que los ministros están preocupados por el impacto del regreso de los alumnos a las universidades. En Escocia, la de St Andrews se convirtió ayer en la primera casa de estudios en instaurar un toque de queda voluntario a las 7 pm para que los estudiantes restrinjan la socialización.

Susan Michie, profesora de psicología de la salud en la UCL y miembro del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), advirtió a los ministros que no repitan el error del confinamiento de marzo, que fue demasiado lento.

“Necesitamos aplicar un correctivo a tiempo. Necesitamos aprender las lecciones de la primavera pasada. Cada día que demore un cambio radical en las medidas para restringir la transmisión, mientras está aumentando exponencialmente, será costoso en términos de sanidad y vidas en el corto plazo y para la economía en el largo plazo,” dijo.

Michie propuso cerrar pubs, bares y restaurantes, reducir el número de reuniones familiares, volver a los viajes esenciales únicamente y trabajar en casa si es posible, hacer conferencias por internet en las universidades cuando sea posible y extender el furlough hasta el próximo año como lo ha hecho Alemania.

Por su parte Nicola Sturgeon, la primera ministra de Escocia, dijo que el país se encontraba en “probablemente el punto más crítico” desde que se impuso el confinamiento en marzo.

Sturgeon decidirá los próximos pasos para Escocia durante el fin de semana y reveló que había pedido a Johnson que convoque una reunión del grupo de emergencias Cobra para una discusión a nivel de todo Reino Unido.

Asimismo, el alcalde londinense Sadiq Khan advirtió que las restricciones de confinamiento son ‘cada vez más probables’ en la capital, después de sostener una reunión de emergencia con el Gobierno y líderes de ayuntamientos y gobiernos locales.


Fallo en código de barras provoca nuevo caos en centros de pruebas de Covid

El sistema de pruebas de coronavirus del Gobierno se ha sumergido en una nueva crisis, después de que miles de personas fueran rechazadas de centros de pruebas debido a un error en el código de barras de un ordenador.

La confusión en un centro de pruebas drive-through [de autoservicio] provocó un ‘atasco masivo’ en una parte del sur de Londres el viernes por la tarde, después de que fueran rechazados los conductores que no presentaran un código QR.

Miembros del público informaron del mismo problema en los centros de autoservicio de Chester, en el Noroeste, y Solihull en las Midlands.

Se supone que el código QR se envía automáticamente con cualquier correo electrónico que confirme la reserva de una prueba sin cita previa. Los trabajadores de los sitios de prueba de Covid-19 luego escanean el código para confirmar la identidad y la dirección de la persona que ha hecho la reserva, para evitar el engaño al sistema.

Sin embargo, ahora parece que el sistema ha estado enviando correos electrónicos de confirmación sin el código QR — lo que ha provocado que el personal de los centros de pruebas rechacen a personas con reservas válidas.

Tom Copley, teniente de alcalde de Londres, dijo que estaba al tanto de los grandes problemas en un local en Catford, sureste de Londres, y calificó la situación como un ‘desastre’.

“Atasco masivo en Catford. Resulta que aquí se ha abierto un centro autoservicio para pruebas de Covid. Todos los accesos, incluso el de la South Circular, están totalmente bloqueados. Y con todo eso nadie se está haciendo la prueba porque ninguno de ellos ha recibido un código QR. Llamar a esto un desastre queda corto,” dijo en una publicación hecha en Twitter.

Por su parte, el Ayuntamiento de Solihull dijo en un comunicado que una unidad de pruebas móvil estacionada en un párking tuvo que cerrar el viernes, después de que 400 personas fueran rechazadas por no tener dicho código QR.

“La unidad está abierta para pruebas hoy, pero SOLO para aquellos con una confirmación de código QR válida,” dijo el ayuntamiento. “Entendemos que ayer fue realmente difícil: 400 personas llegaron sin una reserva completa. No fue su culpa, se debió a un fallo en el sistema de reservas del Gobierno.”

En el polígono industrial de Deeside, ubicado en las afueras de Chester, se produjeron atascos de tráfico, y las personas atrapadas en las puertas del sitio de pruebas no pudieron ingresar porque no había llegado el código QR con la confirmación de la reserva.

Un experto informático dijo que creía que la página web de pruebas, creada por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (DHSC), contenía “errores de codificación básicos” que podrían haber causado que el sistema enviara reservas sin el código QR.

Craig Mason, de 34 años, de Plymouth, tuvo que crear su propio ‘bot’ para buscar sin interrupciones la disponibilidad de las pruebas, después de pasar más de cinco días actualizando la página web de las pruebas “al menos 200 a 300 veces” buscando una prueba para él y su familia.

“Los problemas con la página de pruebas se deben a errores básicos de código,” dijo. “Mi trabajo ha cerrado, mi hija no ha ido a la escuela y me ha llevado más de una semana averiguar si realmente tenemos (el Covid).”

“El responsable de este problema tardaría media hora en solucionarlo, realmente, y los problemas desaparecerían.”

Un portavoz del DHSC se negó a explicar porqué las confirmaciones de reserva se enviaban sin código QR pero dijo que, en cualquier caso, los centros de pruebas, administrados por empresas privadas, no deberían haber enviado automáticamente a las personas los correos sin estos códigos.

“Las personas que hayan reservado una cita válida en un local de pruebas podrán hacerse una prueba; los sitios pueden usar otra información clave para confirmar una cita si no se puede proporcionar un código QR,” dijo el portavoz, y agregó que “realmente no se necesita un código QR”.

“Si se tiene una reserva válida, los funcionarios del sitio pueden usar […] la matrícula del vehículo o la fecha de nacimiento para verificar la cita,” dijo. “Entonces, si alguien lo ha perdido [un código QR] o no puede presentarlo, pero sí ha realizado una reserva, el local aún puede verificarlo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s