Patrullarán pubs para que Reino Unido empiece ‘nueva normalidad’

THE TIMES — SÁBADO, 20 DE JUNIO DE 2020

Revelan también reglamento para hoteles, restaurantes y gimnasios

Los beer gardens detrás de los pubs serán patrullados para hacer cumplir el distanciamiento social, los hoteles dejarán el servicio de habitaciones en la puerta y las mesas de los restaurantes no se colocarán de antemano, según planes para reabrir el sector de la hostelería a los que ha tenido acceso The Times.

Boris Johnson anunciará la próxima semana que la regla de los dos metros se relajará a partir del 4 de julio y que los pubs, restaurantes, cafés y atracciones públicas podrán reabrir mientras se intenta reactivar la economía. Las indicaciones elaboradas por el Gobierno y la industria hotelera también se publicarán cuando Gran Bretaña se embarque en una “nueva normalidad”.

Por separado, los ministros publicarán legislación la próxima semana para alentar una “revolución al aire libre”. Cada pub, bar y restaurante tendrá derecho automáticamente a servir alcohol para que las personas lo beban en la acera y en la calle.

El primer ministro dijo ayer que el coronavirus ahora estaba “disminuyendo entre todos nosotros” y que las medidas de distanciamiento social se flexibilizarían inminentemente. El nivel de “alerta de Covid” de Gran Bretaña se redujo de cuatro a tres en vista de la “disminución constante” en los casos.

Esto significa que mientras el virus todavía está “en circulación general” puede haber una “relajación gradual de las restricciones y medidas de distanciamiento social”.

Las medidas para la hostelería vistas por The Times se detallan a continuación.

Pubs

Habrá límites para la cantidad de personas que pueden ingresar a los pubs, con marcas en el piso que garanticen el distanciamiento social.

Se desaconsejará a los clientes que pidan pintas en la barra y las bebidas se entregarán en las mesas, convenientemente separadas una de otra. Si los clientes se quedan cerca de la barra, se les podrá pedir que utilicen el resto del salón. Asimismo, después de terminar una ronda ya no será cortés devolver los vasos usados, los cuales serán recogidos de las mesas.

Los camareros limpiarán las barras, las manijas de las puertas y las máquinas de frutas al menos cada hora, y habrá patrullas regulares en los jardines de los pubs para asegurarse de que los invitados ebrios sigan observando las reglas de distanciamiento social. Es probable que las áreas de juego para niños permanezcan cerradas.

Restaurantes

Se exigirá a los propietarios que impongan límites estrictos a la cantidad de personas que permiten ingresar, para garantizar que se observe el distanciamiento social y que solo se formen colas en el exterior de su local. Se les alentará a usar reservas para escalonar las reservas.

A la llegada de los comensales las mesas — espaciadas ampliamente — parecerán sorprendentemente desnudas, ya que las servilletas y los cubiertos solo se llevarán con la comida. Los menús laminados serán reemplazados por menús desechables de un solo uso, y los condimentos se servirán en sobres a pedido.

Los camareros también pueden usar tableros de menú, pero habrá menos opciones de lo habitual ya que los chefs intentarán minimizar la contaminación cruzada de ingredientes. El personal limpiará los platos con guantes o, al menos, se les pedirá a los camareros que se laven las manos cada vez que sirvan una mesa diferente.

Se alentará el pago con tarjeta contactless. Es poco probable que los buffets vuelvan a abrir pronto.

Hoteles

Los porteros recordarán a los recién llegados que deben observar el distanciamiento social, y los recepcionistas retrocederán un par de pasos cuando los huéspedes se registren.

Los ‘botones’ de hotel aún podrán llevar bolsas a las habitaciones de los huéspedes, pero deberán dejarlas fuera. En lugar de tomar el ascensor, se alentará a los pasajeros a subir las escaleras.

Incluso si los restaurantes del hotel vuelven a abrir, los visitantes aún pueden ser animados a utilizar el servicio de habitaciones. Los alimentos se entregarán en bandejas que se dejarán en los pasillos, y el personal recogerá el servicio utilizado regularmente. Si un huésped enferma mientras se hospeda en un hotel, se le pedirá que se aísle en su habitación y las comidas se le enviarán en platos desechables.

Luego se acordonará la habitación durante 72 horas después de que la persona se haya recuperado con un letrero que diga “fuera de servicio” en la puerta. En el documento filtrado, la orientación para albergues y hostales aún no se ha desarrollado.

Gimnasios y spas

Los recepcionistas usarán clics para contar a las personas en gimnasios y piscinas, y se implementarán sistemas de reserva para evitar el hacinamiento.

Las cintas de correr y las máquinas de levantamiento de pesas se separarán unas de otras, y los gerentes harán cumplir el distanciamiento social.

Si el gimnasio está en un hotel, los huéspedes deberán cambiarse en sus propias habitaciones y ya no en los vestuarios. En los spas, ya no habrá más tazones de dulces de cortesía entre tratamientos, a menos que estén envueltos individualmente, y las bebidas calientes solo estarán disponibles si se sirven en vasos desechables. Se requerirá que todos usen cubrebotas. Fisioterapeutas, masajistas, pedicuros y manicuristas usarán equipo de protección completo.

Discotecas

Los clubes nocturnos probablemente no volverán a abrir pronto. La guía señala que las pistas de baile son “un área difícil de operar bajo cualquier forma de requisitos de distanciamiento físico”. Una posible solución dada es “controles de entrada”. Esto podría significar que los entusiastas clubbers se laven las manos con desinfectante antes de entrar y que se les tome la temperatura en la puerta. Las colas fuera de los clubes nocturnos se espaciarán con marcas.

Parques temáticos y atracciones

La entrada a los muelles tendrá un boleto para evitar el hacinamiento, y se les pedirá a los visitantes que impriman o descarguen sus pases antes de llegar.

Las montañas rusas funcionarán por debajo de su capacidad, para mantener el distanciamiento social. Es posible que algunas áreas como los cines 4D, las áreas de juego y los gimnasios al aire libre no reabran inicialmente, y no habrá conciertos, desfiles ni ninguna otra actuación que convoque a multitudes.

Los zoológicos de mascotas y las salas de fiestas infantiles probablemente también se convertirán en una cosa del pasado, y todos los pick ‘n’ mix [picoteos de mesa] se servirán en bolsas preparadas. Habrá menos personajes disfrazados, ya que el personal no podrá cambiarse los disfraces regularmente.

Las salas de máquinas tragamonedas enfrentan una batalla para reabrir, ya que cada máquina requeriría una limpieza frecuente. Las cañas de pescar utilizadas en juegos como el anzuelo se limpiarán con desinfectante entre cada turno. Lo mismo ocurre con las bolas en los juegos de lanzamiento, como el hoopla y el tirar pelotas en un balde.

Preocupaciones de seguridad

Existe cierta preocupación de que las boleterías de entrada a las atracciones puedan convertirse en objetivo terrorista, según los documentos filtrados.

A partir del próximo mes, se les pedirá a restaurantes, pubs, museos y galerías que administren las colas en el exterior de sus locales para controlar el flujo de visitantes. El borrador de la guía indica a las empresas que no proporcionen información detallada sobre sus procedimientos de espera, diciendo que las multitudes pueden ser un “objetivo atractivo” para una “entidad hostil”.

En 2016 la agrupación terrorista Estado Islámico hizo un llamado al uso de vehículos como armas en ataques terroristas, después de que 86 personas fueron asesinadas por un hombre que conducía un camión secuestrado en la Promenade des Anglais en Niza (Francia).

Al año siguiente, un total de 13 personas murieron embestidas por vehículos y por ataques con arma blanca en el puente de Westminster y el puente de Londres. Desde entonces, han aparecido barreras que separan a los peatones de los conductores frente a muchos puntos de referencia.

El documento sugiere que se deben organizar colas para serpentear alrededor de bolardos, soportes para bicicletas y farolas, para proteger a los clientes en la acera de “vehículos potencialmente hostiles”.

“Los operadores no deben eliminar ninguna característica de seguridad ni elemento útil de mobiliario urbano, ni poner en riesgo la seguridad de protección general”.

Las medidas que se discuten para proteger a los peatones incluyen zonas libres de automóviles y límites de velocidad reducidos.

——–

De vuelta al trabajo

Foto de la duquesa de Cambridge, quien ha charlado con miembros del personal del centro de jardinería de Fakenham (Norfolk) ayer, en lo que supone su primera comparecencia en público desde el inicio del confinamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s