Adiós, Long-Bailey

METRO — VIERNES, 26 DE JUNIO DE 2020

Nuevo líder laborista despide a rival electoral aliada de Corbyn por antisemitismo

Sir Keir Starmer ha despedido de modo fulminante a una de sus líderes acusada de alentar el antisemitismo.

El líder laborista notificó de su decisión a Rebecca Long-Bailey — la rival a quien derrotó en los comicios que reemplazaron a Jeremy Corbyn — luego de que la ministra de educación de la oposición compartiera, en redes sociales, afirmaciones infundadas de que Israel era culpable del asesinato de George Floyd en los Estados Unidos.

Varios pesos pesados de la ​​política dijeron que la decisiva acción — en contraste con la renuencia de Boris Johnson a despedir a sus colegas estando bajo fuego — muestra que Sir Keir es suficientemente estricto para llevar al laborismo al poder.

Por su parte, líderes judíos dijeron que mostraba que hablaba en serio sobre terminar con el antisemitismo en las filas del partido, que campeó durante la gestión de su antecesor en la presidencia del laborismo.

Sin embargo Long-Baileyallegada de Corbyn — fue defendida por algunos partidarios como el excanciller de oposición John McDonnell, quien dijo que no mereció haber sido destituida.

La disputa explotó gracias a los comentarios de la actriz Maxine Peake en una entrevista. La estrella de la serie de televisión Dinnerladies dijo al diario The Independent: “Tácticas utilizadas por la policía en Estados Unidos, como mantener la rodilla sobre el cuello de George Floyd, se aprendieron en seminarios con los servicios secretos israelíes.”

La actriz, cuya posición laborista pro-Corbyn es conocida, fue acusada de respaldar teorías de la conspiración antisemitas al culpar del asesinato — el cual inició las protestas globales de Black Lives Matter — al único estado judío del mundo.

Para matizar, Peake emitió una aclaración anoche aceptando que las afirmaciones no eran ciertas, y diciendo que considera que el antisemitismo es “aborrecible”.

Después de que el artículo apareciera en la mañana del jueves Long-Bailey lo tuiteó, llamando a Peake de “absoluta joya”.

Al empezar las críticas, Long-Bailey dijo que estaba elogiando los “significativos logros” de Peake y no “todos los aspectos del artículo”. Aún así, Sir Keir reveló alrededor de las 3 de la tarde que había sido destituida del cargo de ministra de educación de la oposición.

“Compartir ese artículo fue incorrecto porque contenía teorías de conspiración antisemitas,” dijo el actual líder laborista.

El excanciller conservador George Osborne tuiteó en respuesta: “Este tío va muy serio acerca de entrar en Downing Street.”

Asimismo, el ex primer ministro laborista Tony Blair dijo que Sir Keir “parece que puede ser primer ministro”.

De otro lado, McDonnell dijo en su cuenta de Twitter: “A lo largo de la discusión sobre el antisemitismo, siempre se ha dicho que las críticas a las prácticas del estado israelí no son antisemitas.”

“Por lo tanto, no creo que este artículo lo sea, ni que @RLong_Bailey debiera haber sido destituida.”

A pesar de ello, la Junta de Diputados de Judíos Británicos — una de las asociaciones comunales más grandes y antiguas del país — agradeció a Sir Keir por “respaldar sus palabras con acciones sobre el antisemitismo”.

Además, la parlamentaria laborista judía Dame Margaret Hodge dijo: “Esto es tolerancia cero.”

———

Policía obligada a patrullar playas porque público ignora peligro de rebrote

La policía se ha visto obligada a patrullar las playas de Gran Bretaña ayer, al notarse el desdén de los bañistas acudiendo a la costa a pesar de las advertencias de un segundo pico de coronavirus.

El consejo de Bournemouth declaró un ‘incidente importante’, después de que la localidad portuaria quedara colapsada por 500.000 visitantes apiñados en sus arenas en el día más caluroso del año.

Asimismo, mientras la policía dispersaba a escandalosos adolescentes en Hove (East Sussex) y Formby (Merseyside), otro ayuntamiento costero pidió que se enviara al ejército.

Ron Woodley, subdirector del ayuntamiento de Southend, dijo que los residentes locales tenían miedo de abandonar sus hogares debido al comportamiento antisocial en sus calles. “Si no tenemos suficientes policías, entonces saquemos a las fuerzas armadas a las calles,” dijo. “No queremos estar en un estado militar, pero sí queremos estar seguros.”

Atascos de tráfico de varias millas de largo se formaron en Camber Sands (East Sussex) y hacia Bournemouth, donde los conductores quedaron atrapados en colas de hasta dos horas. Asimismo, voluntarios que intentaron organizar el tráfico vehicular en Dorset recibieron trato abusivo e incluso escupitajos.

Algunos de los visitantes de Bournemouth habían llegado desde lugares tan lejanos como Birmingham, y algunos acamparon ilegalmente en la playa durante la noche.

Mientras el número de muertos aumentaba ayer en 149 a 43.230, los médicos advirtieron que los veraneantes se estaban poniendo a sí mismos y a otros en peligro creciente de contraer el Covid-19.

Escenas caóticas se produjeron a medida que las temperaturas se elevaban por sobre los 30°C (86°F), y la Oficina Meteorológica pronosticaba tormentas esporádicas para hoy.

El ministro de sanidad Matt Hancock advirtió anoche que los ministros tienen la potestad de cerrar playas si no se observa el distanciamiento social. “No quiero usarla porque la gente ha tenido un confinamiento bastante duro,” dijo a TalkRadio.

“Tenemos esta potestad, y si vemos un aumento en el número de casos, tomaremos medidas.”

Por su parte, la doctora de televisión Hilary Jones quedó horrorizada por las multitudes. “Sé que es tentador ir a la playa, pero hay muchos espacios abiertos que pueden no ser tan hermosos pero son más seguros. Aún no hemos salido de la primera ola,” dijo al programa Good Morning Britain de la cadena ITV.

Después de que los trabajadores de Bournemouth recogieran el miércoles 33 toneladas de basura en las playas, la líder del ayuntamiento Vikki Slade dijo: “Estamos completamente horrorizados por las escenas que hemos presenciado en nuestras playas.”

‘El comportamiento y las acciones irresponsables de tantas personas es impactante, y nuestros servicios se han debido emplear hasta el límite tratando de mantener a todos a salvo.”

“No hemos tenido más remedio que declarar un incidente importante e iniciar una respuesta de emergencia.”

El jefe de policía asistente de Dorset, Sam de Reya, instó: ‘Estos son tiempos sin precedentes y estamos instando a las personas a mantenerse alejadas de la playa de Bournemouth y otras playas de Dorset. Claramente, todavía estamos en una crisis de salud pública.”

Tobias Ellwood, parlamentario por Bournemouth East, pidió al Gobierno que envíe más dotación policial, diciendo que Gran Bretaña experimentó “una tormenta perfecta, clima increíblemente bueno y la flexibilización de algunas reglas por el Covid-19”.

“Los egoístas amenazan con prolongar la pandemia y ensucian nuestras hermosas playas,” agregó.

Presionan a Johnson para que extienda ‘puentes aéreos’ a toda la UE

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 26 DE JUNIO DE 2020

Esperan que primer ministro señale un cambio de planes después de las críticas por no incluir a Portugal

Boris Johnson ha recibido presiones el jueves para abrir puentes aéreos a toda Europa de inmediato, mientras se preparaba para anunciar que “decenas” de países quedarán exentos de la cuarentena de 14 días.

Se espera que señale el cambio de política hoy viernes, cuando anuncie el avance en el tema de los puentes aéreos con algunos de los destinos turísticos más populares del Mediterráneo como Italia, Francia, España y Grecia.

El lunes se publicará la lista de hasta 50 naciones y los criterios completos de coronavirus utilizados por Public Health England (PHE), para determinar aquellos que conformarán la primera ola de puentes aéreos que se abrirán a partir del 4 de julio.

Se espera que esta extensión incluya a la mayoría de las naciones de Europa Occidental como Alemania, Países Bajos, Bélgica, Noruega y Finlandia, así como a naciones insulares de “bajo riesgo”.

Sin embargo, los borradores de la lista de esta semana excluían a Portugal — uno de los principales destinos de vacaciones para los británicos — debido a un brote de coronavirus en Lisboa y sus alrededores, Suecia debido a su tasa más alta, y muchas otras naciones.

Una fuente gubernamental de alto nivel dijo: “Si observa países donde no hay Covid, y esa es la medida que usamos, tendremos decenas de países pequeños que seguramente serán parte de los primeros puentes aéreos.”

“No todos serán lugares que se considerarían destinos vacacionales, sino que solo serán naciones isleñas.”

Henry Smith — presidente conservador del grupo multipartidario Futuro de la Aviación — dijo que el plan de puentes aéreos del Gobierno era un “primer paso bienvenido”, pero dijo que la aparente decisión de excluir a Portugal era “curiosa” y que era un error no abrir corredores a todos los países de la UE.

“Los países de la UE han tenido una experiencia de coronavirus similar, si no mejor, que la nuestra. Creo que esa es la forma más directa y elocuente de decirlo,” afirmó Smith.

Paul Charles, portavoz del grupo de campaña Quarantine Quash [Acabemos con la cuarentena] — que representa a 400 de las mayores empresas de viajes y hotelería en Gran Bretaña — dijo a su vez que un puente aéreo a España pero no a Portugal ni a cualquier país vecino de la UE sería inaplicable, y conduciría a un “subterfugio turístico”.

“No podrá impedir a los británicos ir en avión a Madrid, conducir a Portugal y luego regresar vía Madrid,” dijo Charles, director ejecutivo de PC Consultancy.

“Por eso se necesita un corredor de viajes paneuropeo. Hay muchos estados en Europa, pero en realidad es un solo país debido a la libertad de movimiento en la zona Schengen.”

Los movimientos se producen luego que Irlanda anunciara que abrirá puentes aéreos para flexibilizar su cuarentena a partir del 9 de julio.

Así, se hace probable que esto aumente la posibilidad de excepciones, porque quien vuele a Irlanda tendrá la libertad de venir al Reino Unido como parte del área de viaje común, sin el requisito de pasar cuarentena durante 14 días en el Reino Unido.

Todos los países que serán incluidos en la lista de Gran Bretaña satisfacen los criterios establecidos por el director médico del Gobierno, profesor Chris Whitty, y Public Health England (PHE).

Esto incluye la tasa de contagio del país, si está aumentando o disminuyendo, si tiene un sistema de prueba y rastreo para limitar los brotes, y si las reglas de distanciamiento social tan estrictas como las del Reino Unido.

Una segunda medida utilizada por el Gobierno tiene en cuenta los beneficios del turismo económico de los países, y su popularidad.

Sin embargo, los ministros enfrentaban la posibilidad de una reacción diplomática el jueves por la noche.

El profesor Henrique Barros, uno de los epidemiólogos más respetados de Portugal, dijo a The Telegraph que no había “información científica o empírica que pudiera hacer que [dejar a Portugal fuera de la lista del puentes aéreos] sea aceptable”, especialmente porque “Reino Unido está mucho peor que Portugal”.

Barros — presidente del Consejo Nacional de Salud — rechazó cualquier sugerencia de que Portugal estuviera experimentando una “segunda ola” de infecciones causadas por el coronavirus, describiendo la situación como “claramente controlada”, para lo cual el gobierno de Lisboa ha situado a 19 provincias en confinamiento.

El alto funcionario portugués discutió el uso de indicadores aislados — como nuevos casos per cápita o una tasa R nacional — para clasificar las respuestas de los países a la pandemia, diciendo que tenía más sentido hacer comparaciones entre regiones.

Se entiende que Portugal es motivo de preocupación para los funcionarios de PHE debido a la evidencia de “propagación comunitaria” de la enfermedad, en lugar de casos contenidos en fábricas como en Alemania (donde la tasa ha vuelto a caer a 0,72). También hay preocupaciones sobre sus vínculos con Brasil, que esta semana se convirtió en el segundo país en pasar las 50.000 muertes.

Su tasa de contagio R fue de 1.08 esta semana — en comparación con el rango de Inglaterra de 0.7 a 0.9 — aunque el número diario de casos nuevos, 311 en Portugal, es menor a los 652 de Reino Unido.

Se espera que la política termine de delinearse en una reunión reprogramada el viernes con Boris Johnson, el ministro de la Oficina del Gabinete Michael Gove, el de transportes Grant Shapps, Dominic Raab, el ministro de exteriores, y Priti Patel, titular de interior.

Los ministros también buscan abrir puentes aéreos a territorios británicos de “bajo riesgo” lo antes posible como Gibraltar, Bermudas, Montserrat y las Islas Malvinas. A pesar de que el número de vuelos y la demanda son bajos, se consideran un caso especial.

———

Starmer, en guerra con los aliados de Corbyn

Sir Keir Starmer está en pie de guerra con los aliados de Jeremy Corbyn, después de despedir a Rebecca Long-Bailey por compartir un artículo que contiene una “teoría de conspiración antisemita”.

En una medida denunciada por John McDonnell y la esposa de Corbyn, Sir Keir destituyó a su ministra de educación de oposición por retuitear una controvertida entrevista con la actriz Maxine Peake, a quien describió como una “absoluta joya”.

En la entrevista Peake buscó vincular la muerte de George Floyd, a manos de agentes de la policía estadounidense, con los “servicios secretos israelíes”.

Hablando inmediatamente después, el líder laborista dijo que había despedido a Long-Bailey porque el artículo contenía “teorías de conspiración antisemitas” y eso socavaba sus esfuerzos para reconstruir las relaciones con la comunidad judía.

Su despido marca un momento crucial en el liderazgo de Sir Keir, ya que eliminó a muchos de los aliados de bancada más cercanos a Corbyn en un intento por desintoxicar el partido de cara al público y a la comunidad judía.

El jueves, grupos judíos y moderados del partido elogiaron a Sir Keir por haber mostrado “liderazgo decisivo” sobre el tema del antisemitismo, mientras que Tony Blair afirmó que ahora había un líder que “parece que puede ser primer ministro”.

Sin embargo, corbynistas de alto rango denunciaron la medida como una “reacción exagerada e imprudente”, insistiendo McDonnell — excanciller de oposición — en que Sir Keir estaba equivocado y que el artículo no era antisemita.

En lo que se ha interpretado como un desafío de McDonnell a que el partido le discipline, el alto cargo partidario compartió un enlace al citado artículo en su cuenta de Twitter.

Haciéndose eco de sus comentarios Laura Álvarez, la esposa de Corbyn, tuiteó: “Apoyo [a Rebecca Long-Bailey] porque defiende los derechos humanos.”

A ellos se unió Jon Lansman — fundador del grupo de campaña Momentum afirmando que “para alguien que prometió terminar con las facciones del partido y la interferencia política en asuntos disciplinarios … Keir ahora ha hecho esta tarea más difícil”.

El jueves por la noche, miembros de la agrupación de parlamentarios de izquierda Grupo de Campaña Socialista afirmaron que Sir Keir había rechazado una solicitud para reunirse con ellos para discutir la controversia.

El grupo está conformado por expresidentes del Partido Laborista, entre quienes se encuentran Corbyn, McDonnell, Diane Abbott y Richard Burgon, así como varios ministros de oposición que ahora se dice que están “meditando su renuncia”.

Sin embargo, una fuente laborista dijo que no se había hecho una solicitud formal, y que Sir Keir tenía la intención de reunirse con ellos en una reunión programada para la próxima semana.

La disputa estalló después de que Long-Bailey promoviera una entrevista con Peake el jueves por la mañana, en la que declaró: “Tácticas utilizadas por la policía en Estados Unidos, como mantener la rodilla sobre el cuello de George Floyd, se aprendieron en seminarios con los servicios secretos israelíes.”

Peake también afirmó que las personas que habían abandonado el partido bajo el mando de Corbyn deberían “estar avergonzados” y que Sir Keir era una “cara aceptable” para quienes “no son realmente izquierdistas”.

La actriz más tarde reconoció que sus comentarios fueron “inexactos”, y agregó que consideraba que el antisemitismo era “abominable”.

Long-Bailey fue rápidamente condenada por agrupaciones judías, quienes afirmaron que la afirmación era una “grotesca” teoría de conspiración antisemita que buscaba culpar a Israel por la brutalidad policial en Estados Unidos.

A medida que crecía la reacción, Long-Bailey emitió una aclaración insistiendo en que había compartido el artículo debido a los “logros significativos” de Peake y que no había respaldado “todos los aspectos del artículo”. Sin embargo, no pidió disculpas.

Más tarde admitió que había “recibido instrucciones” de eliminar ambos tuits — a pesar de aceptar la redacción de su aclaración ante la oficina de Sir Keir — pero que había estado esperando hablar con él antes de tomar más medidas.

Sin embargo, su versión de los hechos fue cuestionada por fuentes laboristas de alto rango, quienes dijeron a The Telegraph que varios funcionarios del partido habían pasado horas intentando que Long-Bailey borrara sus publicaciones.

Poco después de las 3 de la tarde, la oficina de Sir Keir confirmó que Long-Bailey había sido destituida, y agregó que “el antisemitismo toma muchas formas diferentes y es importante que todos estemos atentos contra él”.

Personalidades laboristas cercanas a Sir Keir también habían expresado previamente su frustración por el enfoque de Long-Bailey hacia la reapertura de las escuelas, ante lo cual Boris Johnson acusó al laborismo de guardar silencio sobre el tema.

Sin embargo, insistieron en que ese problema no estaba relacionado de ninguna manera con su destitución.

Una fuente principal del gabinete de oposición predijo que la decisión conduciría a que “la izquierda que apoya a Corbyn se una contra Keir”, pero insistió en que era necesario “restablecer el listón” después de los cinco años de liderazgo de Corbyn.

“Keir está diciendo con absoluta claridad de que ya no tendremos más de estas tonterías estúpidas, horribles y antisemitas,” agregaron.

“Esto podrá dividir al Partido Laborista, pero aumenta mucho la percepción de que Keir es lo suficientemente fuerte como para decidir provocar un cambio.”

Jonathan Goldstein, presidente del Consejo de Liderazgo Judío, agregó: “Hoy vimos una acción significativa de Sir Keir Starmer para garantizar que haya tolerancia cero al antisemitismo dentro del Partido Laborista.”

———-

Retiran reformas de planificación de las manos de Jenrick

Las reformas radicales de planificación que hubieran dado poderes adicionales a Robert Jenrick se han suspendido, en medio de la controversia de lobby que rodea al Ministro de Vivienda.

The Telegraph entiende que el Gobierno estaba estudiando planes para retirar la responsabilidad de algunos desarrollos importantes de los ayuntamientos, y ponerla a cargo de Jenrick.

El Gabinete creía que el Primer Ministro iba a incluir las propuestas en un anteproyecto sobre planificación que se espera para este año, y que esperaba mencionarlas en un discurso importante la próxima semana sobre la reconstrucción de Gran Bretaña después de la recesión del coronavirus.

Sin embargo — después de días de revelaciones sobre la relación de Jenrick con Richard Desmond, promotor inmobiliario y donante al Partido Conservador — Downing Street dijo que las propuestas no figurarían en el discurso y que “no son nuestra política”.

La oficina del Primer Ministro negó el miércoles por la noche que hubiera algún vínculo entre la controversia de Desmond y la decisión de no llevar adelante las propuestas.

———

Demora asistencial del NHS causa más muertes infantiles que el coronavirus

Más niños murieron sin recibir un tratamiento médico oportuno durante el confinamiento que los que perdieron la vida por el coronavirus, sugiere una nueva investigación del Royal College of Paediatrics and Child Health (RCPCH, Real Colegio de Pediatras y Salud Infantil).

Seis niños menores de 16 años murieron a causa de Covid-19 en Gran Bretaña desde que comenzó la pandemia, según la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS).

Sin embargo, buscar ayuda médica demasiado tarde fue un factor que contribuyó a la muerte de nueve niños en atención pediátrica, según un nuevo análisis, y la cifra probablemente sea mayor.

Una encuesta realizada a 2.433 pediatras realizada por el RCPCH encontró que uno de cada tres gestores de ingresos en urgencias había tratado con niños que acudieron más tarde de lo habitual para el diagnóstico o tratamiento.

Los expertos dijeron que el mensaje del Gobierno “Quédate en casa, protege al NHS” había hecho que los padres no llevaran a sus hijos al hospital. Nueve niños murieron de cáncer, por sepsis (envenenamiento de la sangre) y por enfermedad metabólica en la quincena anterior a la encuesta.

El doctor Shamez Ladhani — consultor pediátrico de enfermedades infecciosas en el Hospital St George’s de Londres y presidente de la Unidad Británica de Vigilancia Pediátrica del RCPCH — dijo: “Nueve casos son muchos. Hemos tenido menos muertes por Covid en niños que por no haber tenido acceso a atención médica, y eso es una preocupación real.”

“Los padres estaban preocupados de que su familia se contagiara del virus, y también pensaron que todo iba a estar cerrado debido al brote de Covid, y porque se les dijo que se quedaran en casa y no colapsaran el sistema de salud. Intentaban realmente ser útiles, pero el hecho de que uno de cada tres gestores recibiera un ingreso tardío es una indicación de cuán grande es el problema.”

———–

Sol, arena y distanciamiento social

Foto de bañistas disfrutando de la ola de calor de junio tomando distancia social en la playa de Bridlington (East Yorkshire), ayer. La imagen contrasta drásticamente con las escenas captadas en Bournemouth, donde el ayuntamiento declaró un ‘incidente mayor’ ante los temores de congestionamiento en sus zonas de veraneo. Por todo el resto del país, una nación se volcaba hacia el mar durante los estertores del confinamiento británico.