Número de muertes se desploma a 77 en un día

METRO — LUNES, 8 DE JUNIO DE 2020

Cifra es la más baja del confinamiento mientras no se reportaron muertes en Escocia ni Irlanda del Norte

El número de muertes diarias por coronavirus cayó ayer a solamente 77 en todo Reino Unido — el más bajo desde que comenzó el bloqueo.

No se registraron muertes en Escocia ni Irlanda del Norte, lo que aviva las esperanzas de que el Covid-19 haya sido detenido después de cobrarse más de 50.000 vidas en el país.

La cifra diaria generalmente baja el fin de semana debido a los retrasos con que se informan las muertes pero la cantidad de 77 — cinco en Gales y el resto en Inglaterra — es la más baja desde las 74 registradas el 23 de marzo, el día en que Boris Johnson impuso el confinamiento.

Se conoce también que el primer ministro británico está decidido a acelerar la flexibilización de las reglas para evitar un jobocalypse [apocalipsis laboral] que deje a 3.5 millones de personas sin trabajo solo en el sector de la hostelería.

Johnson dijó “¡Dios!” cuando el ministro de comercio Alok Sharma le dio el sombrío pronóstico de redundancias laborales, informó ayer domingo The Sunday Times.

Asimismo, el mandatario ha designado un equipo llamado Save Summer Six [“los seis que salvarán el verano”] — integrado por Sharma y cinco ministros más — para elaborar un plan para reabrir tiendas y empresas sin causar un aumento en el número de contagios.

“Boris quiere que volvamos a la normalidad, o lo más parecido a ella, para el verano,” dijo una fuente.

Se esperan nuevas leyes que permitan bodas al aire libre, mientras que hasta diez invitados podrían reunirse en matrimonios y funerales en interiores desde principios de julio.

Las reglas de planificación y concesión de licencias de funcionamiento serán flexibilizadas para que pubs, cafeterías y restaurantes tengan más libertad para usar espacios al aire libre, mientras que los lugares de culto se abrirán a la oración privada el próximo lunes.

El ministro de transportes Grant Shapps está elaborando un reglamento para permitir que se reanude el funcionamiento de las autoescuelas, y ha recibido también el encargo de conseguir acuerdos para establecer “corredores de turismo” con regiones vacacionales libres de cuarentena antes del 28 de junio.

Sharma — quien dio negativo por el virus después de enfermar la semana pasada — está hablando con sus homólogos en países de la UE donde el límite de distanciamiento social es menor a los dos metros establecidos aquí.

Johnson quiere que se reduzca el límite si se puede hacer de manera segura mientras Kate Nicholls — funcionaria del gremio hostelero UK Hospitality — dijo que esa medida era vital. “A dos metros, estamos recibiendo el 30 por ciento de nuestros ingresos normales, a un metro se obtiene hasta el 70 por ciento,” dijo. “Esta es la diferencia entre el éxito y el fracaso para muchas empresas.”

Más de 1.8 millones de personas se han inscrito para beneficiarse del crédito universal desde el 16 de marzo, y otros 8.5 millones han sido puestos en suspensión laboral con goce de haberes — sistema conocido como furlough — por sus empleadores.

El impulso para permitir que las empresas reabran rápidamente se produce después de que la Oficina de Estadísticas Nacionales dijera que la cantidad de nuevos contagios por el virus había caído en el lapso de una semana de 8.000 al día a 5.600.

A pesar de esto, los expertos han advertido que sería arriesgado relajar las restricciones siempre y cuando la tasa R — que indica a cuántas personas contagia un solo infectado por el virus — permanezca cerca de 1 en la mayoría de las áreas.

La tasa está ligeramente por encima de uno en el noroeste de Inglaterra.

Un total de 40.542 personas han perdido la vida en Reino Unido después de dar positivo por Covid-19.

El número total de fallecidos excede los 50.000, según cifras oficiales separadas que tienen en cuenta todos los casos en los que el virus fue mencionado en el certificado de defunción de la víctima.

————

‘El racismo también es un virus mortal’

Miles de manifestantes han clamado por justicia en las afueras de la embajada de Estados Unidos en Londres, en medio de manifestaciones en apoyo a Black Lives Matter realizadas por todo Reino Unido.

Manifestantes antirracismo se unieron en una sola voz ayer en Battersea [suroeste de Londres], para denunciar la brutalidad policial tras la muerte de George Floyd en Minneapolis.

Imágenes de televisión han mostrado grandes hileras de oficiales de la Policía Metropolitana alineados en la calle principal mientras los manifestantes pasaban frente a la embajada.

Una valla publicitaria en la calle llevaba escrita la frase “Fuera Trump” — lo más cerca que muchos pudieron llegar al frontis de la embajada.

Otra pancarta fue ubicada en un edificio al otro lado de la calle, donde se leía el nombre “George Floyd” escrito con pintura en spray.

Algunos manifestantes llevaban camisetas con la leyenda “No puedo respirar”. Otro había escrito “quita tus rodillas de nuestros cuellos” con tinta luminosa en la parte posterior de su chaqueta, haciéndose eco de las palabras del activista por los derechos civiles, el reverendo Al Sharpton, quien habló en el funeral de Floyd la semana pasada.

En medio de la pandemia de Covid-19, la mayoría llevaba mascarillas faciales y algunos portaban carteles que decían “el racismo también es un virus mortal”. Grace Wharlley, de 17 años y de St Albans (Hertfordshire), blandía una pancarta con una foto del icono de los derechos civiles Martin Luther King que decía “este no era mi sueño”.

“Creo que, para mí, como persona blanca, durante toda mi educación he sido tan ignorante. Estoy marchando por todas las otras personas que no pueden estar aquí y espero que podamos inducir a un cambio,” dijo Wharlley.

En otra parte, cientos de personas se agolparon en la céntrica St Peter’s Square en Manchester, arrodilladas en silencio como señal de respeto por Floyd, quien murió después de que el oficial de policía blanco Derek Chauvin lo inmovilizara presionando una rodilla en su cuello el 25 de mayo.

Chauvin ha sido acusado de asesinato y tres de sus compañeros enfrentan cargos de cooperación e instigación.

Tras los discursos, los manifestantes marcharon por el centro de la ciudad para un segundo día de manifestaciones. Miles de manifestantes también acudieron a convocatorias antirracistas en Glasgow y Edimburgo.

A pesar de las súplicas para encontrar formas más seguras de expresar su apoyo por parte de la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon, así como de parlamentarios y la policía de esa nación, un gran número de ciudadanos se reunió en Glasgow Green y Holyrood Park. La mayoría llevaba cubiertas faciales y se les había pedido que observaran el distanciamiento social.

En Londres, se entregaron mascarillas, guantes y alcohol en gel a la multitud. Sin embargo, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo que existía “indudablemente un riesgo” de que se produjera un aumento en los casos de virus después de las protestas, instando a las personas a no reunirse en grupos de más de seis.

Las manifestaciones que también tuvieron lugar durante el fin de semana en Cardiff, Brighton, Sheffield y Newcastle fueron en su mayoría pacíficas, aunque algo más tarde estallaron disturbios en las afueras de Downing Street y hubo algunas escaramuzas en otros lugares.

■ LOS ATAQUES A LA POLICÍA son “impactantes e inaceptables”, dijo ayer Dame Cressida Dick, comisionada de la Policía Metropolitana, en referencia a un agente de la Policía Montada que estaba siendo tratado en el hospital por una fractura de clavícula, un pulmón colapsado y costillas rotas. Los incidentes se produjeron después de que una minoría de manifestantes arrojara proyectiles contra el policía y su caballo — el cual se encabritó, haciéndole caer al suelo — en el mitin de Black Lives Matter en Londres el sábado.

Cuarentena no funcionará, admite Home Office

THE TELEGRAPH — LUNES, 8 DE JUNIO DE 2020

Medida de transporte aéreo en caos mientras funcionarios admiten que es imposible de implementar

El esquema insignia del Gobierno británico, que impone una cuarentena a pasajeros que lleguen al país corría anoche el riesgo de caer en caos, incluso después de que el Home Office [Ministerio del Interior] admitiera que era “muy difícil imaginar cómo va a funcionar en la práctica”.

Casi todos los viajeros que lleguen a Reino Unido a partir de hoy lunes están siendo amenazados con multas si no completan un formulario en internet en el punto de entrada y se niegan a aislarse por dos semanas.

Sin embargo — de acuerdo con un documento filtrado del Ministerio del Interior que ha visto The Telegraph — no hay ningún proceso definido para que los funcionarios de la Fuerza Fronteriza se aseguren de que los detalles presentados son ‘genuinos’. Además, las multas por datos inexactas solo se emitirán si son ‘manifiestamente falsas’ como decir que uno se llama ‘Mickey Mouse’ y que vive ‘en el Palacio de Buckingham’.

Los representantes de la Fuerza Fronteriza también afirmaron que habría una gran disparidad en los controles sobre el terreno realizados en los principales puertos y aeropuertos. Se ha dicho a The Telegraph que habrá muy pocos controles en el puerto de Dover, mientras que los funcionarios de la Fuerza Fronteriza en Heathrow tenían como objetivo verificar el formulario en internet de todos los pasajeros que lleguen al aeropuerto, lo que aumenta el temor de largas colas para el turismo receptivo.

The Telegraph también puede revelar que el Ministerio del Interior ha comprado solo 230 tablets portátiles destinados a toda la Fuerza Fronteriza, para el uso de los pasajeros que no completaron el formulario en internet antes de llegar a Reino Unido. Un documento filtrado muestra el temor de que se formen colas si una tablet es retirada de operación para recibir mantenimiento.

Por su parte, un portavoz del Ministerio del Interior dijo anoche: “Es muy difícil imaginar cómo va a funcionar esto en la práctica.”

En una queja por separado, el funcionario más alto de Eurotunnel se ha dirigido por escrito a Boris Johnson, para presentarle las preocupaciones de que su personal tenga que pasar horas haciendo clic en 27 pantallas para completar un formulario en internet cada vez que lleguen a Reino Unido, a menudo varias veces al día. Un parlamentario conservador calificó tal situación de “absurda”.

En un nuevo golpe a la política de cuarentena del primer ministro, se espera que más de 500 empresas de viajes y hotelería se unan en una querella legal colectiva de las aerolíneas para revertir las restricciones. Una nueva agrupación llamada Quash Quarantine [‘Destruyamos la cuarentena’] — que incluye a personajes como el famoso hotelero Sir Rocco Forte — anunciará cómo planea detener la medida, con opciones como respaldar una revisión judicial o buscar su propio mandato judicial.

Afirman que la regla de cuarentena — que entra en vigencia hoy — está impulsada por la política más que por la ciencia, y una figura importante acusa al principal asesor del primer ministro Dominic Cummings de querer implantarla como parte de una estrategia en las negociaciones para el Brexit.

La disputa sobre la introducción del esquema de cuarentena coincide con brillantes noticias sobre la lucha contra el coronavirus en Reino Unido, ya que el domingo se reportaron solo 77 muertes por Covid-19 — la primera vez que la cifra ha caído por debajo de 100 desde la introducción del bloqueo el 23 de marzo. No se ha informado de nuevas muertes en Escocia ni Irlanda del Norte.

La instrucción de 58 páginas sobre la operación del programa de cuarentena fue distribuida por el Ministerio del Interior a 9.000 empleados de la Fuerza Fronteriza el viernes por la noche, antes de su implementación a la medianoche del lunes. Los pasajeros pueden recibir una multa de £100 por no completar el formulario en internet y hasta £1.000 si se descubre que incumplen la cuarentena de dos semanas.

Con respecto al formulario de internet, el documento establece: “Los errores pueden corregirse, pero cuando una persona ha agregado información manifiestamente falsa sin una explicación razonable (por ejemplo, indicando que su nombre es Mickey Mouse o que su dirección es el Palacio de Buckingham) y el pasajero se niega a volver a enviar información creíble, debe considerarse si es apropiado emitir un aviso de penalización fija.”

“Normalmente no se tendrá acceso a los registros electrónicos y, por lo tanto, no se podrá verificar que el registro sea genuino. Se debe asumir que el recibo es genuino a menos que haya otros factores o indicadores que lleven a tener mayores preocupaciones sobre la credibilidad de los pasajeros,” agrega.

Lucy Moreton, portavoz del sindicato de fronteras, inmigración y aduanas (ISU), dijo: “Esta es una completa y absoluta farsa. El personal de la Fuerza Fronteriza está muy enfadado.”

Moreton insistió en que casi no había capacidad en Dover para verificar los formularios en internet, mientras que la dirección de Heathrow había notificado al personal de los planes para llevar a cabo controles en todos los pasajeros si es posible. La funcionaria también indicó que la Fuerza Fronteriza solo tendría una tablet de recambio en cada puerto de entrada, para uso de los pasajeros que no hubiesen completado el formulario en internet.

En un documento separado titulado ‘Medidas de salud fronteriza’, sobre cuándo limpiar el dispositivo informático, dice: “Los funcionarios locales deben tomar la decisión adecuada sobre cuándo realizar una limpieza completa del dispositivo, que debe equilibrarse con la cantidad de pasajeros que requieran uso del dispositivo y el riesgo relativo de infección del dispositivo.”

“Se debe considerar adecuadamente la aglomeración adicional causada por la retirada de servicio del dispositivo, y los problemas de distanciamiento social que esto causaría.”

El número de pasajeros de Heathrow ha bajado un 97% de lo normal, con 206.500 solo viajeros utilizando el aeropuerto durante todo el mes de abril. No está claro si las nuevas reglas de cuarentena crearán grandes colas desde el principio porque el aeropuerto ahora está muy tranquilo, pero fuentes de Heathrow dicen que el rellenado de formularios en internet será catastrófico si el número de pasajeros comienza a aumentar.

Henry Smith — parlamentario que encabeza el grupo de trabajo conservador sobre el Futuro de la Aviación — dijo: “No deseo que las cosas salgan mal, pero si es tan engorroso y burocrático como se ve, entonces eso ilustra lo absurdo de esta situación.”

“Lo que me preocupa es que podría resultar solo por el hecho de que hay muy pocas personas que viajan ahora. Si se tratara de momentos más normales, colapsaría en cuestión de minutos.”

Jacques Gounon, presidente de Getlink operador del túnel del Canal de la Mancha — se ha dirigido por escrito a Boris Johnson advirtiéndole que el nuevo esquema está “plagado de problemas”.

En una carta enviada el sábado, Gounon agrega: “La consulta limitada del Ministerio del Interior y la intransigencia ministerial han llevado a una situación que pone en grave riesgo la eficiencia de las operaciones en el Túnel, eslabón vital en la gran cadena de suministro británica.”

Al exponer las dificultades que enfrenta el operador del túnel — que tiene a la mitad de su personal trabajando a tiempo parcial o en furlough — dijo que el Ministerio del Interior ha insistido en que “cada miembro de nuestro equipo activo pase horas a diario completando 27 pantallas para cada uno de ellos a ocho cruces diarios por el canal.”

“Los equipos de emergencia también tendrán que detenerse y completar el formulario para atender un incidente,” añade el documento.

—————–

Manifestantes derriban estatua de traficante de esclavos

La policía de Bristol ha salido en persecución de la pandilla que derribó una estatua de 125 años del traficante de esclavos Edward Colston, antes de arrojarla al puerto durante una marcha de la plataforma antiracismo Black Lives Matter.

El incidente se produjo luego de que aproximadamente 10.000 personas se reunieran en la ciudad para manifestarse contra el asesinato del ciudadano desarmado George Floyd en Estados Unidos, cuando se hallaba bajo custodia policial.

Después de marchar hacia la estatua — que ha estado en el centro de un largo debate en Bristol — los manifestantes ataron cuerdas a la figura de bronce, y tiraron de ella hasta sacarla de su pedestal de piedra.

Animando en voz alta y bailando sobre la efigie, el grupo — en su mayoría ciudadanos blancos — la arrastró hasta el cercano muelle, donde fue arrojada al agua [foto principal].

La ministra del interior Priti Patel condenó las acciones del grupo, y dijo que tales actos de vandalismo suponen una “distracción de la causa por la cual la gente realmente protesta”.

Un manifestante fue fotografiado presionando el cuello de la estatua con su rodilla, imitando la maniobra de estrangulamiento utilizada por la policía estadounidense contra George Floyd el mes pasado.

Andy Bennett, superintendente de la policía de Avon y Somerset, dijo que 10.000 personas habían asistido a la manifestación de Black Lives Matter en Bristol y que la mayoría lo hizo “pacíficamente”.

“La manifestación de Black Lives Matter en Bristol contó con la asistencia de unas 10.000 personas. La gran mayoría de los que vinieron a expresar sus preocupaciones sobre la desigualdad racial y la injusticia lo hicieron de manera pacífica y respetuosa. La actual pandemia de coronavirus agregó una dinámica diferente a lo que ya iba a ser una operación policial problemática,” afirmó.

“Y me gustaría agradecer a los organizadores por sus esfuerzos para alentar a los manifestantes a seguir la orientación del Gobierno, un mensaje que muchos claramente tomaron en cuenta, haciendo todo lo posible para distanciarse socialmente a pesar de las gran multitud. Mantener al público seguro era nuestra mayor prioridad; afortunadamente no hubo casos de desorden y no se hicieron arrestos.”

Aún así, agregó que funcionarios policiales buscarán identificar a los manifestantes que derribaron la estatua del traficante de esclavos.

“Se llevará a cabo una investigación para identificar a los involucrados, y ya estamos reuniendo imágenes del incidente,” dijo.

“Quizás se pregunten porqué no intervinimos y porqué permitimos que las personas llevaran [la estatua] hasta los muelles. Tomamos una decisión muy táctica, de que impedir que las personas cometieran ese acto pudo haber causado mayor desorden, y decidimos que lo más seguro era hacerlo en términos de nuestras tácticas policiales y permitir que tuviera lugar.”

“Desde el principio, nuestro estilo de vigilancia fue discreto; no pudimos llegar a la estatua a tiempo para protegerla y, una vez derribada, [vimos que] claramente hubo un intento planificado de derribarla. Tenían cuerdas de agarre y las herramientas adecuadas.”

“Así que, una vez que cayó, tomamos la decisión de que lo correcto era permitir que sucediera, porque lo que no queríamos era tensión.”

La imagen de Colston ya había sido objeto de una petición de retirada, firmada por 11.000 personas.

El manifestante John McAllister, de 71 años, retiró las bolsas negras que cubrían la estatua para desvelarla frente a los demás manifestantes, antes de que una cuerda la atara y la tirara hacia abajo.

McAllister dijo: “Dice: ‘Erigida por los ciudadanos de Bristol, como monumento a uno de los hijos más virtuosos y sabios de esta ciudad’.”

“El hombre era un traficante de esclavos. Era generoso con Bristol, pero fue por la esclavitud y es absolutamente despreciable. Es un insulto para la gente de Bristol.”

Edward Colston estuvo implicado en la Royal African Company — empresa comercial dedicada a la trata de esclavos en el siglo XVII.

Se cree que la compañía transportó alrededor de 84.000 hombres, mujeres y niños africanos durante la gestión de Colston.

Alrededor de 19.000 murieron en el trayecto al Caribe y las Américas.

Desfiguran estatua de Churchill

En Londres, un segundo día de protestas vio la estatua de Winston Churchill desfigurada con la palabra “racista” en su zócalo.

Miles de manifestantes ignoraron las advertencias sanitarias sobre el coronavirus por segundo día para reunirse en pueblos y ciudades de todo Reino Unido, incluidos Londres, Manchester y Bristol.

El sábado, una marcha en gran parte pacífica rozó con la violencia cuando una turba atacó a agentes de policía en las afueras de Downing Street, la oficina del primer ministro británico.

La turba lanzó proyectiles — incluso bicicletas — a la policía montada, y una mujer resultó gravemente herida cuando su caballo salió disparado y se abalanzó hacia un semáforo.

Casi 30 policías han resultado heridos en los últimos días, ante lo cual Cressida Dick, Comisionada de Policía Metropolitana (Met), ha dicho que la cantidad de agresiones había sido “impactante y completamente inaceptable”.

Sadiq Khan, el alcalde de Londres, dijo: “La gran mayoría de los manifestantes en Londres fueron pacíficos. Sin embargo esta importante causa fue gravemente desvirtuada por una pequeña minoría que se volvió violenta, arrojó botellas de vidrio y encendió bengalas, poniendo en peligro a otros manifestantes e hiriendo a agentes de policía.”

“Esto es simplemente inaceptable, no será tolerado y no obtendrá el cambio duradero y necesario que necesitamos desesperadamente ver.”

———

Conductores obtendrían hasta £6.000 por cambiar a automóviles eléctricos

Los conductores recibirán hasta £6.000 para cambiar sus autos de gasolina o diésel por eléctricos, según planes que considera el primer ministro británico antes de un importante discurso para relanzar la economía. 

La medida está diseñada para proporcionar impulso a la fabricación de automóviles eléctricos en Reino Unido y a la industria automotriz en general, después de la devastación por el confinamiento del coronavirus.

Se entiende que Boris Johnson ha previsto el lunes 6 de julio para el citado discurso, en el que expondrá sus planes para que Gran Bretaña vuelva a ponerse de pie. Se espera también que el canciller Rishi Sunak haga una declaración sobre la economía poco después.

La noticia se conoce luego de que el ministro de comercio Alok Sharma anunciara la creación de cinco nuevos grupos enfocados en los negocios para “liberar el potencial de crecimiento de Gran Bretaña y crear empleos” como parte del plan de recuperación.

El primer ministro está decidido a seguir adelante con los compromisos del manifiesto conservador que incluye la “nivelación” del país con inversiones en las zonas más pobres, y la realización de proyectos de infraestructura a gran escala como el HS2 y 40 nuevos hospitales.

Con la tercera fase de la desescalada del confinamiento por anunciarse el 4 de julio, Johnson quiere impulsar el pensamiento de la nación desde la supervivencia hasta la recuperación, y se ha pedido a ministerios y grupos empresariales que aporten ideas para el relanzamiento.

The Telegraph entiende que una de las ideas más llamativas actualmente destinadas al discurso es un nuevo programa de desguace de automóviles, inspirado en la unidad de desguace de diésel que impulsara en su gobierno el ex primer ministro Gordon Brown, pero centrada ahora en vehículos eléctricos.

Los tres principales fabricantes de automóviles de Gran Bretaña — Nissan, Jaguar Land Rover y BMW, el fabricante del Mini — tienen los autos eléctricos en el centro de su estrategia de fabricación, y el Gobierno está desesperado por mantener abiertas sus fábricas en Reino Unido.

Nissan — que fabrica el vehículo eléctrico Leaf en Sunderland — produce un total de más de 500.000 vehículos en su fábrica, la más grande de Gran Bretaña y crucial para la economía de todo el noreste.

Su futuro ha sido puesto en duda después de que sus ejecutivos indicaran que sería “insostenible” sin un acuerdo comercial por el Brexit, pero los ministros esperan que un impulso para los autos eléctricos pueda tentar a Renault — copropietaria de Nissan — a ocupar capacidad adicional en la planta de Sunderland. Renault espera que su nuevo modelo de automóvil eléctrico Zoe la ayude a aumentar la cuota de mercado del mercado de vehículos eléctricos de Reino Unido.

Al persuadir a los automovilistas para que cambien automóviles de combustible fósil por coches eléctricos, el Gobierno ayudaría a estimular las ventas de automóviles nuevos — disminuidas en casi un 90 por ciento debido al confinamiento — aunque las salas de exposición [showrooms] ya reabrieron a principios de este mes.

El programa también encajaría con el compromiso del Gobierno de prohibir la venta de automóviles nuevos de gasolina, diésel o híbridos para 2035. El programa de desguace, denominado al interior del gobierno Cash for Clunkers [“dinero en efectivo por chatarra”], se uniría a una inversión de £1.000 millones en puntos de recarga para hacer que los vehículos eléctricos sean una alternativa práctica para los conductores que realizan viajes más largos.

A partir de la próxima semana, Sharma presidirá las primeras reuniones de nuevas “mesas redondas de recuperación” que reunirán a empresas, grupos de representantes comerciales y líderes académicos.

El objetivo es idear medidas para apoyar la recuperación económica y garantizar que Reino Unido esté a la vanguardia de las industrias nuevas y emergentes. Se centrarán en la industria, economías renovables, y apoyo a las empresas de tipo start-up, a la adquisición de habilidades y a las inversiones.