“Destierran” a científicos de sesiones informativas de Downing Street si se oponen al Gobierno

Image

i — SÁBADO, 13 DE JUNIO DE 2020

Crece la grieta entre ministros y científicos sobre la R y la regla de los 2 metros

Desde el comienzo del brote de coronavirus, el Gobierno se comprometió a “seguir a la ciencia” para combatir la enfermedad.

Y como la manifestación más poderosa ante un público en general preocupado, Boris Johnson y sus ministros comparecían flanqueados por científicos y expertos médicos en cada conferencia de prensa diaria de Downing Street desde el 16 de marzo, con el apoyo de diapositivas de datos.

Sin embargo, un análisis realizado por i de las 85 conferencias de prensa revela que la presencia de estos médicos y científicos superiores se ha reducido a la mitad desde principios de junio.

Durante las primeras 11 semanas desde mediados de marzo hasta finales de mayo, hubo un total semanal de entre ocho y 12 expertos científicos o médicos junto a los ministros.

Esta cifra se redujo a cuatro durante la primera semana de junio y a solo tres durante la semana pasada. El número de expertos no médicos, como el presidente de Network Rail, Sir Peter Hendy y Dido Harding, directora del programa de prueba y rastreo del Gobierno, ha aumentado gradualmente.

La disminución de las apariencias de los expertos médicos da una pista sobre una brecha más amplia abriéndose entre ministros y científicos sobre la estrategia de coronavirus del Gobierno.

Esto se ha visto impulsado en parte por la disputa sobre la violación de las normas de confinamiento del asesor principal de Johnson, Dominic Cummings, que trascendió en la última semana de mayo.

Se ha revelado también que Ruth May, responsable de enfermería en Inglaterra, fue retirada de la sesión informativa diaria el 1 de junio después de que se negara a respaldar a Cummings.

Sin embargo, también existe una tensión subyacente más grave entre ambos bandos sobre la velocidad del levantamiento de las restricciones al confinamiento — puntualmente porque el número de contagios y muertes sigue siendo mayor de lo esperado para mediados de junio — así como un intento de los ministros de señalar con el dedo a los científicos por sus consejos al inicio del brote.

Cada semana comparecían entre 8 y 12 expertos, ahora solo 4

La investigación realizada por i muestra que, en las semanas posteriores a la primera rueda de prensa diaria el 16 de marzo — que contó con la asistencia del Primer Ministro, el director médico de Inglaterra, el profesor Chris Whitty y el principal asesor científico del gobierno, Sir Patrick Vallance — Johnson o un ministro del Gabinete aparecía acompañado de dos expertos, generalmente el responsable médico nacional o uno de sus asistentes, un alto funcionario del NHS o un científico de primer nivel.

Ocasionalmente, el ministro estaría acompañado por un experto no médico como el general Sir Nick Carter, jefe del personal de defensa, pero siempre con un médico o científico presente para explicar las estadísticas del Covid-19.

Este formato continuó durante 11 semanas hasta finales de mayo — alrededor del momento de la disputa que involucraba la negativa de Cummings a renunciar por su viaje familiar al condado de Durham a finales de marzo.

El sábado 30 de mayo el subdirector médico adjunto, profesor Jonathan Van Tam, dejó en claro su descontento por la conducta de Cummings diciendo que las reglas de confinamiento “son claras y siempre han sido claras” y que “se aplican a todos”.

El profesor Van Tam también advirtió que, a pesar del levantamiento inminente de algunas restricciones del cierre, era un “momento muy peligroso” para el país. No ha vuelto a comparecer en una conferencia de prensa desde entonces.

Decisiones sorpresivas

El lunes 1 de junio el ministro de sanidad Matt Hancock apareció junto al profesor John Newton, jefe del programa de pruebas del Gobierno. Hancock leyó las diapositivas de datos por primera vez debido a, según informó The Independent, la negativa de May de dar su apoyo a Cummings.

El viernes 5 de junio, Hancock apareció solo en la sesión informativa — la primera vez que un ministro comparecía sin ningún funcionario al lado.

Asimismo, luego de una decisión sorpresiva de Downing Street, no hubo conferencias de prensa el siguiente fin de semana por primera vez desde el inicio del brote.

El lunes 8 de junio, cuando fue preguntado acerca de la aparición en solitario del ministro de sanidad, el portavoz oficial del Primer Ministro afirmó que “los ministros a menudo aparecen solos” y que no había nada inusual en la ausencia de científicos.

En las últimas semanas, los científicos han dejado en claro sus preocupaciones sobre la magnitud del brote que permanece en Reino Unido, a pesar del levantamiento de restricciones por parte del Gobierno.

Justo antes de que comenzara la nueva etapa del confinamiento a principios de junio — cuando a algunos grupos se permitió a algunos grupos regresar a la escuela y que más personas se reunieran al aire libre — el profesor Whitty y Sir Patrick aconsejaron al Gobierno que mantuviera el nivel de alerta de coronavirus en 4, etapa que se ha mantenido durante toda la pandemia.

Tensiones por medidas de confinamiento

El 28 de mayo, cuatro días antes de que se relaje el confinamiento, el profesor Whitty dijo en la sesión informativa diaria que “la cantidad de contagios sigue siendo alta, y el riesgo no ha desaparecido”.

Esta semana, las tensiones entre científicos y ministros se amplificaron cuando el profesor Neil Ferguson, del Imperial College, dijo que haber iniciado el confinamiento una semana antes habría reducido el número de muertos “por lo menos a la mitad”.

El primer ministro respondió en la conferencia de prensa ese día señalando que el profesor Ferguson había sido un miembro destacado del comité asesor científico del gobierno (SAGE), subrayando la responsabilidad del científico en la decisión.

Rachel Reeves, ministra de la Oficina del Gabinete por parte de la oposición, dijo: “Las sesiones de prensa diarias originalmente proporcionaban a las personas la seguridad de que el Gobierno estaba siguiendo consejos científicos. Desde entonces, hemos visto que Downing Street no menciona comparaciones poco halagadoras con otros países, distorsiona las estadísticas y ahora parece que los científicos están cada vez más alejados de las preguntas del público y los periodistas. El público tiene derecho a saber porqué ha sucedido esto, y si eso significa que los asesores científicos del Gobierno están incómodos con las medidas que los ministros han propuesto en las últimas semanas.”

En la conferencia de prensa del viernes, el ministro de transportes Grant Shapps trató de minimizar los “falsos” informes sobre la exclusión de May, diciendo: “Estoy seguro de que volverá a estar aquí nuevamente.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s