Ciudadanos de la UE pueden visitar Gran Bretaña por una entrevista de trabajo

Crédito: David McKelvey / flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Gobierno aclara reglas después de que mujer española permaneciera encerrada en sala de espera del aeropuerto de Gatwick durante 24 horas

Los ciudadanos de la UE no deben ser detenidos ni se les debe denegar la entrada a Reino Unido si vienen a Gran Bretaña para una entrevista de trabajo, ha confirmado el Gobierno.

La aclaración de las reglas de inmigración posteriores al Brexit se emite días después de conocerse que una mujer española permaneció encerrada en una sala de espera del aeropuerto de Gatwick durante 24 horas — después de decir a los funcionarios de fronteras que venía a Londres para una entrevista.

Después de una cuestión parlamentaria del laborista Hilary Benn, el viceministro de inmigración Kevin Foster dijo que tal razón para una visita sin visado a Reino Unido se encuentra dentro de la ley.

“Una persona puede venir a Reino Unido en condición de visitante para una entrevista de trabajo,” afirmó, añadiendo que “si tiene éxito, debe salir de Reino Unido y obtener una autorización de entrada bajo una ruta que le otorgue el derecho a trabajar en Reino Unido antes de asumir el puesto de trabajo”.

Según la página web del Gobierno, las “actividades comerciales generales” permitidas incluyen “asistir a reuniones, conferencias, seminarios y entrevistas”.

La semana pasada trascendieron alarmantes historias de ciudadanos de la UE esposados ​​en aeropuertos británicos, obligados a dormir en furgonetas estacionadas o impedidos de acceder a medicamentos, después de que se les negara la entrada al país según las reglas del Brexit.

Benn — que ahora preside el órgano parlamentario UK Trade & Business Commission, independiente del Brexit — dijo que “los casos de trato hostil a ciudadanos de la UE que llegan a Reino Unido en busca de trabajo no ayudarán a abordar la escasez de mano de obra ni a construir una relación más constructiva con nuestros socios europeos”.

La intervención de Benn se produce en medio de crecientes preocupaciones acerca de la fecha límite del 30 de junio para que los ciudadanos de la UE — que llegaron al país antes del 31 de diciembre pasado — soliciten el Settled Status [estatus migratorio de residente].

Más de 50 parlamentarios se han dirigido por escrito a Boris Johnson para instarle a extender la fecha límite del 30 de junio.

Los legisladores advirtieron que incluso si solo el 1% de los 4 millones de ciudadanos de la UE que se estima que residen en Reino Unido no se presentaran, decenas de miles de personas se convertirían en indocumentados y vulnerables a políticas de ‘ambiente hostil’ el 1 de julio.

Neale Hanvey — el parlamentario del Partido Alba que coordinó la carta entre todas las agrupaciones políticas — dijo: “El Gobierno británico no puede afirmar que está extendiendo una mano amistosa al mundo cuando, en los primeros días del Brexit, quita derechos y estatus a los ciudadanos de la UE que simplemente no cumplieron con una fecha límite administrativa para obtener el Settled Status

La Home Office [ministerio del interior británico] volvió a ser objeto de críticas el lunes en la Cámara de los Lores, después de que varios ciudadanos británicos de larga data con doble nacionalidad europea expresaran su alarma, al recibir cartas de dicho ministerio diciéndoles que corren el riesgo de perder su derecho a trabajar, a prestaciones y a servicios gratuitos como la atención médica a menos que soliciten el estatus migratorio de Reino Unido en las próximas seis semanas.

En un intercambio de palabras con Lord Frost, el ministro del Brexit, su par laborista Lord Faulkner de Worcester le preguntó: “¿No le preocupa que la base de datos de la Home Office sea irremediablemente inexacta, y que ello esté causando incomodidad y alarma innecesarias a las personas cuya presencia en Gran Bretaña realmente valoramos?”

Frost dijo que la carta había sido enviada como parte de un impulso proactivo “sensato” para recordarle a la mayor cantidad de personas posible que la fecha límite era inminente.

Si bien no hay planes para extender la fecha límite del 30 de junio, Frost dijo al comité que el Gobierno británico sería “extremadamente comprensivo si por buenas razones, motivos razonables, algunos ciudadanos individuales no se registrasen”. Puede haber muchas buenas razones por las que no lo hagan o lo hagan tarde, y seremos tan pragmáticos al respecto como podamos. Pero al final tiene que haber una fecha límite.”

De otro lado, una carta interpartidaria organizada por la plataforma Best For Britain y firmada por 24 parlamentarios ha solicitado a la ministra del interior Priti Patel que publique cifras sobre el número de ciudadanos de la UE detenidos desde enero y que busque una compensación para los que hayan sido “encarcelados injustamente”.



Artículo de Lisa O’Carroll y Amelia Gentleman
Publicado en The Guardian el
 martes, 18 de mayo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/uk-news/2021/may/18/eu-citizens-are-allowed-to-visit-britain-for-a-job-interview-says-minister

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s