Británicos prometen ‘no volver’ después de irse a España

Playa de Alicante. Foto: Andrew Miller / flickr (CC BY-NC 2.0)

Viajeros aprovechan que ya no es obligatorio presentar prueba negativa para ingresar al país ibérico

Británicos hambrientos de sol han llegado a España esta mañana y, entre ellos, una familia ha declarado: «No vamos a volver.»

El Daily Mirror viajó a bordo de un primer vuelo lleno de pasajeros desde el aeropuerto de Londres Stansted a las 6:35 am, aterrizando a las 10 am hora española en el aeropuerto de Alicante — que sirve a quienes se dirigen a Benidorm.

En el pasaje se encontraban Luke Stevens, de 29 años, y su compañera Elesha Bacon de 27, con sus hijos Freddie de 5 y Mia, de tan solo seis meses de edad.

Los Stevens están comenzando una nueva vida en Pinar de Campoverde con los padres de Luke — Dave, de 55 años y Jacqueline, de 67 — a quienes no han visto en seis meses.

La pareja está emigrando a España, donde Luke está montando las carnicerías Stevens & Son en el pueblo.

Luke — carnicero desde sus 14 años — y Elesha debían volar y encontrarse con el resto de la familia antes de Navidad, pero se quedaron varados en Great Dunmow (Essex) debido a la pandemia.

«Estamos aquí bajo el sol y no vamos a volver,» dijo Luke, alegre.

«Estamos emigrando. He abierto una tienda aquí, todo está arreglado.»

«Ya firmamos el contrato de arrendamiento el año pasado, pero no pudimos volver a salir [de Reino Unido] debido al virus.»

Un emocionado Dave, su padre, dijo: «Es genial verlos a todos. Han pasado seis meses y parece que hubieran sido aún más.»

Lorraine Swettenham, de 59 años, de Cleveleys (Lancashire), había reservado su vuelo desde Manchester desde hace un mes.

«Tenía la esperanza de que las restricciones españolas ya se hubieran levantado, así que lo reservé a propósito para hoy,» dijo al Mirror.

Tiene una parada en el mercado en Benidorm junto a su esposo George, quien se unirá a ella el 4 de junio, mientras que un amigo volará a su encuentro el domingo.

«Tengo mucho que hacer porque no he estado aquí durante mucho tiempo,» dijo. «Pero al final encontraré algo de tiempo para relajarme.»

“Es encantador estar de regreso, y espero que España sea eliminada pronto de la lista ámbar. ¿Por qué tiene uno que hacer cuarentena por 10 días en Reino Unido si está vacunado? No tiene sentido para mí.»

Los británicos no tienen que presentar una prueba negativa para ingresar a España a partir del lunes 24 de mayo.

Desde Stansted volaba también esta mañana Elizabeth Chapman, de 61 años y vecina de Cambridge, quien esperaba un emotivo reencuentro con su hija y sus dos nietos en Benidorm.

No los ve desde hace más de un año.

«Me siento muy emocionada y estoy tratando de no quebrarme; no puedo esperar más para verlos a todos y darles un abrazo,» dijo.

“Reservé el viernes cuando supe que España se estaba abriendo a [viajes desde] Reino Unido.»

«Me he puesto las dos vacunas y he hecho una prueba de PCR aunque ya no es necesaria.»

Para Carole Hutchison y su pareja Christopher Couper, de Fife, el motivo de viaje es completamente diferente.

La pareja tenía reservado un tratamiento de fertilidad en Alicante, y estaban en una carrera contrarreloj para llegar a la clínica a mediodía.

Un taxi los esperaba en el aeropuerto cuando aterrizaron, poco después de las 10 de la mañana.

La clínica no descongeló los embriones hasta que la pareja llamó a decir que ya estaban en el avión, y que éste se encontraba listo para despegar.

Tenían que haber volado desde Edimburgo a España pasando por Heathrow el viernes pero, debido a las restricciones en España, les dijeron que el viaje no estaba permitido — a pesar de haber volado dos veces el año pasado a la misma clínica para recibir el tratamiento mientras el país estaba bajo restricciones por la covid.

Carole, de 42 años y especialista de salud pública del NHS, dijo antes de abordar el vuelo: “Ha sido increíblemente estresante y tenemos que apurarnos al llegar a Alicante, e intentar pasar por los controles del aeropuerto lo más rápido posible.»

“He estado tomando la medicación requerida durante meses y hay una ventana para cuando puede suceder [el embarazo]. No podíamos creer que no pudiéramos volar el viernes.»

“Diez minutos después, nos dijeron que España se estaba abriendo a partir de hoy, así que reservamos este vuelo.»

“Hemos perdido mucho dinero en este vuelo, y es un gran alivio haber podido tomar este vuelo pero todo es muy estresante, por supuesto.»

«Volamos directamente de regreso mañana a hacer cuarentena durante 10 días.»

Karen Flaun, de 49 años, vive en Murcia y regresó a Reino Unido en noviembre para ver a su familia con la intención de quedarse en Navidad, pero se quedó sin poder viajar desde entonces.

«Ha sido genial pasar tanto tiempo con la familia, pero, por supuesto, estoy deseando volver a mi casa en Murcia y ver cómo está mi casa y, por supuesto, tomar sol.»

Deli Watt, de 82 años, y su esposo Alexander de 83, naturales de Oundle (Northamptonshire), hicieron su reserva hace tres semanas para regresar a su casa de vacaciones en Xatipia.

“Es un golpe de suerte que España haya vuelto a abrir, y resulta que ya estamos en este vuelo. Nos arriesgamos al reservarlo — pero valió la pena.»

«Tenímos muchas ganas de salir de viaje después de un año tan difícil».



Artículo de Matthew Young
Publicado / actualizado en Daily Mirror el martes, 25 de mayo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.mirror.co.uk/news/uk-news/brits-vow-were-not-going-24172052

Vacunación no significará el fin del autoaislamiento

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 25 DE MAYO DE 2021

Reglas de cuarentena por contacto de covid se mantendrán después del 21 de junio a pesar de temores por reapertura de centros de trabajo

Las personas completamente vacunadas podrían tener que autoaislarse durante 10 días si entran en contacto con alguien contagiado de covid después del 21 de junio, entiende The Telegraph.

Es probable que la continua imposición de cuarentena para aquellos que han sido vacunados estropee los planes de que la «normalidad» regrese el próximo mes, porque las personas podrían verse disuadidas de ir a lugares concurridos si enfrentan la amenaza de un autoaislamiento obligatorio.

Los centros de trabajo también podrían resistirse a mezclar personal vacunado y no vacunado, si un solo caso de Covid pudiera hacer que decenas de empleados se vean obligados a ponerse en cuarentena.

En Estados Unidos, las personas completamente vacunadas no necesitan ponerse en cuarentena si han entrado en contacto con alguien que ha tenido covid a menos que muestren síntomas, según la guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Las conclusiones de una revisión de las reglas de distanciamiento social se anunciarán la próxima semana, con la posibilidad de relajar la regla de mantener 1 metro de distancia en interiores y usar mascarillas faciales a partir del 21 de junio — la etapa final en la hoja de ruta de reapertura de Boris Johnson para Inglaterra.

Sin embargo, fuentes gubernamentales bien enteradas argumentaron que era importante que el sistema de rastreo de contactos permaneciera en vigor, porque sigue siendo posible contagiarse y contagiar la covid estando vacunado. «Todavía existe el riesgo de contraer el virus y propagarlo,» dijeron.

Esto significa que millones de personas que hayan recibido las dos dosis de la vacuna aún podrían tener que pasar 10 días en casa si el NHS les advierte que han estado en contacto cercano con una persona contagiada.

El contacto cercano se define como mantener una conversación cara a cara, estar dentro de 1 metro de distancia durante un minuto o dentro de dos metros durante 15 minutos. Ni siquiera una prueba negativa posterior sería suficiente para permitirles poner fin a su cuarentena.

Los temores de que las personas vacunadas aún puedan propagar la covid se vieron algo aliviados el lunes en que el profesor Andrew Pollard — director del Grupo de Vacunas en la Universidad de Oxford — dijo que la pandemia podría considerarse efectivamente «terminada» si las vacunas previenen las hospitalizaciones en lugar de prevenir todos los contagios.

El profesor Pollard dijo: «Si la generación actual de vacunas puede evitar que las personas ingresen al hospital, y sigue habiendo contagios leves, y las personas contraen el resfriado común con el virus, entonces la pandemia se termina.»

La continuación de la regla de autoaislamiento generará preguntas sobre la confianza que tiene el Gobierno en las vacunas y si está maximizando los beneficios de su exitosa implementación en todo el país.

Últimas cifras muestran que 38 millones de adultos ya han recibido su primera dosis y casi 23 millones han recibido también la segunda.

En Estados Unidos, quienes han sido completamente vacunados no necesitan generalmente usar mascarilla ni distanciarse socialmente, a menos que las reglas estatales o locales lo exijan, y no necesitan presentar una prueba negativa antes de viajar al extranjero.

Downing Street insistió en que no se han tomado decisiones finales sobre la forma que tendrá la reapertura a partir del 21 de junio, ya que la variante india está siendo monitoreada de cerca y está creando incertidumbre adicional.

No obstante, múltiples fuentes gubernamentales relacionadas con la revisión de las reglas de distanciamiento social enfatizaron que no había señales de que se esté considerando una reorganización de las reglas de autoaislamiento, y muchos predijeron que permanecerán en su estado actual.

Algunos ministros y autoridades sanitarias están impulsando un plan para permitir que quienes dieran negativo en la prueba después de cinco días salgan del autoaislamiento — lo que también se conoce como cuarentena, en algunos países. Un ministro cuya agenda está centrada en la economía dijo que la idea «tiene sentido», y agregó: «Las personas quieren volver a la normalidad.»

Lo anterior coincidiría con las reglas actualmente vigentes para los viajeros que llegan a Gran Bretaña desde países en la lista ámbar del sistema ‘semáforo’ del Gobierno para viajes internacionales — pero la medida aún tiene que conseguir apoyos dentro de Downing Street.

Mientras tanto, una autoridad deportiva sugirió que los aficionados podrían agregar su estatus de vacunación a sus ‘billetes de temporada’ si se introdujera un programa de certificación de covid.

Bill Bush, director de políticas de la Premier League, apoyó la idea y dijo a los parlamentarios que sería un ‘gran alivio’ para el deporte.