Gran Bretaña, libre de covid en agosto

Lagunas dentro de Hampstead Heath (Londres) – Foto: Wildebeast1/flickr (CC BY 2.0)

Jefe de campaña de vacunación dice que estaremos seguros este invierno sin vacunas de refuerzo y pide que ayudemos a otros países a combatir virus

La covid ya no estará circulando en Gran Bretaña en agosto, ha predicho uno de los principales expertos en vacunas de Reino Unido, ya que los casos del virus continúan cayendo.

En una entrevista con The Telegraph una semana después de dejar el cargo de jefe interino del grupo de trabajo del Gobierno sobre vacunación, Clive Dix dijo que la población estará a salvo de la enfermedad en cuestión de meses. «En algún momento de agosto, el virus no estará circulando en Reino Unido,» dijo.

El país sigue en camino de cumplir su objetivo de haber aplicado a todos los adultos al menos una vacuna para la covid a fines de julio, afirmó.

Dix aseveró que esto debe brindar protección adecuada tanto contra la cepa Covid original como contra todas las variantes conocidas de la enfermedad — lo que significa que las vacunas de refuerzo podrían retrasarse desde el otoño hasta el próximo año.

También instó a Gran Bretaña a liderar la cruzada contra el ‘nacionalismo’ de las vacunas, compartiendo millones de dosis de repuesto con países más necesitados.

Dix hizo la predicción a título personal de que «probablemente ya habremos protegido a toda la población» dentro de tres meses, y agregó: «De todas las variantes que se conocen; creo que estaremos a salvo durante el próximo invierno.»

Casi dos tercios de la población adulta de Reino Unido ya han recibido una primera dosis de la vacuna para la covid — lo que equivale a casi 35 millones de primeras inyecciones — y todos los mayores de 40 años ya pueden reservar su cita.

Aunque Gran Bretaña ha comenzado a reabrir su economía, el número de casos ha seguido cayendo. Aproximadamente 14.000 personas han dado positivo por Covid en los últimos siete días — casi un 10 por ciento menos que la semana anterior.

Dix — quien inicialmente fue vicepresidente del grupo de trabajo, a las órdenes de Kate Bingham, antes de asumir el cargo en diciembre — dijo que Reino Unido ha tenido tanto éxito en la vacunación de su población que cree que el programa de refuerzo podría retrasarse hasta principios de 2022.

«Podemos decidir que necesitamos estimular la respuesta inmune, y tenemos la vacuna para hacerlo. Ya sea que lo necesitemos o no, y creo que probablemente no, pero aún así podríamos hacerlo si acaso,» sentenció.

«Realmente no creo que se haga en otoño. Deberíamos pensar en aumentar tal vez en enero o febrero, porque la respuesta inmune será fuerte».

Dijo que la única advertencia era para los más vulnerables de la sociedad, donde la «respuesta inmune se desvanece un poco más rápido», pero que «tampoco hay datos que indiquen que definitivamente será necesaria».

Reino Unido ha administrado más de 51 millones de inyecciones hasta ahora, en uno de los programas de vacunas más exitosos del mundo.

“Lo logramos,” dice Dix. “Conseguimos que el Gobierno tuviera las vacunas que necesitaban para proteger vidas y poner en marcha la economía británica.”

Espera que toda la población se haya vacunado al menos una vez para fines de julio, momento en el que «probablemente habremos protegido a la población de todas las variantes conocidas,» dice, «y estaremos a salvo durante el próximo invierno.”

Dix fue parte del equipo que cerró la serie de acuerdos al comienzo de la pandemia, cuando no había certeza de que alguna vacuna candidata tuviera éxito. Sus más de 30 años de experiencia en la industria farmacéutica, en la que comercializó empresas para grupos de la industria como Pfizer, Chiron Vaccines y Biogen, han resultado invaluables.

Cuando la UE entró en modo de contratación y trató de rebajar el precio que negociaba con las empresas farmacéuticas, Dix dice que el equipo británico adoptó un enfoque empresarial. «Simplemente salimos y hablamos con las principales empresas, y les preguntamos: ‘¿Qué hace falta para que nos vendan la vacuna primero? ¿Cómo podríamos sobornarles?'»

Dix se corrige rápidamente. “No estamos hablando de sobornos,” dice, “sino que, ya sabes, les dijimos que podíamos realizar ensayos clínicos para ellos rápidamente y en cualquier lugar, si necesitaban fabricar en Reino Unido podíamos ayudarlos a producir. Todo se hizo sobre la base de una asociación.»

Al final, esos primeros acuerdos fueron clave para ayudar a propulsar otra vez a Gran Bretaña, uno de los países más afectados por el virus el año pasado, a convertirse ahora en uno de los mejor preparados para hacer frente a la Covid-19.

Habiendo acordado acuerdos con Pfizer, AstraZeneca, Moderna, Valneva, Novavax, CureVac, Janssen y GlaxoSmithKline — que han desarrollado vacunas exitosas, casi todos — ahora Gran Bretaña tiene un importante suministro de vacunas en camino. En total, Reino Unido ha firmado acuerdos por más de 500 millones de dosis de la vacuna para la Covid-19.

Sin embargo, el cargo le ha pasado factura a Dix. Tuvo que hacer malabarismos con su trabajo de director ejecutivo de la firma de descubrimiento de fármacos C4X Discovery, con sede en Manchester, trabajando siete días a la semana y extendiendo su horario desde la mañana hasta la noche.

Dix no se está desvinculando del puesto por completo. Ahora puede expresar públicamente sus puntos de vista sobre las decisiones de política de vacunas, y dice que está desesperado por ver que Gran Bretaña haga más.

Boris Johnson dijo el mes pasado que no había vacunas excedentes para enviar a India, una nación que ha estado luchando especialmente con el aumento en su número de casos — aunque dijo que esto se mantendría bajo revisión.

Dix no cree que eso sea suficiente. “Deberíamos alentar a los fabricantes que nos han contratado, pero que no han entregado, a pensar en entregar en otro lugar primero.»

“En lugar de decirle a un fabricante que cuando las vacunas estén disponibles decidiremos qué sucede, mejor liberemos a los fabricantes ahora. Reino Unido debe ser un líder mundial. Hemos liderado el mundo en la respuesta, lideremos el mundo en esto también.»

En su opinión, es una decisión simple: “Si mi casa está en llamas y la de al lado también, y me las arreglo para apagar la mía, ¿sigo apagando la llama o ayudo a la de al lado? Ahora estamos listos para ayudar a la puerta de al lado.»

Para Dix, veterano de la industria biotecnológica, no pasa por viajar al extranjero. Después de haber volado en aviones toda la vida, “ahora no me interesa subirme a ni uno más, aunque no es por la Covid sino porque prefiero los prados de Yorkshire y las Highlands”. Al contrario: Dix lo ve como un deber de Gran Bretaña.

Por supuesto, puede ser demasiado pronto para sugerir que Gran Bretaña ha ganado la guerra contra la covid. Dix compara la disminución de los casos de virus Covid en Gran Bretaña como un «fuego lento», pero con la aparición de mutaciones y la mención de las respuestas inmunitarias, existe la preocupación de que esto pronto se pueda volver a convertir en un incendio furioso.

Las mutaciones que son más preocupantes, las que evaden las vacunas existentes, comenzarán a aparecer cuando haya una presión sobre el virus que no le deje propagarse con tanta facilidad. Y esto solo comenzará a suceder cuando la mayor parte del mundo esté vacunada, posiblemente hacia fines de año, cuando la mayoría de los países habrán vacunado a sus mayores de 50 años.

“Necesitamos estar preparados para reaccionar rápidamente y producir vacunas. La velocidad de fabricación de estas vacunas debe ser la máxima prioridad en la lista de todos,” dice Dix.

La esperanza que tienen el grupo de trabajo y el Gobierno es que las empresas puedan producir una vacuna para una variante dentro de los meses posteriores a la detección de una mutación. El último acuerdo con CureVac, firmado en febrero, consiste en fabricar 50 millones de dosis de una inyección dentro de los tres meses posteriores a la identificación de una variante preocupante. Aunque Dix admite: «Esa es la aspiración, pero todavía no la hemos alcanzado.»

Aún queda camino por recorrer. La variante sudafricana, por ejemplo, se identificó por primera vez en octubre pasado, aunque comenzó a extenderse con especial rapidez a principios de este año. Las empresas farmacéuticas empezaron a buscar la forma de controlarla con inyecciones.

“Pero todavía no tenemos una vacuna para esa variante. Nadie tiene prisa, porque probablemente no la necesitemos. Pero da una idea de cuánto tiempo está tardando actualmente.»

Sin embargo, ahora que Dix ha dejado el cargo, no será él quien tome las decisiones sobre qué variantes deben controlarse y cuáles no. No dependerá de él juzgar qué vacunas de la próxima generación se deben comprar ni cuándo.

Sin embargo, Dix tiene la esperanza de que, habiendo ayudado a que el Gobierno llegue a este punto, Westminster adopte un enfoque más orientado hacia el exterior. “Solo me falta ver los frutos de esa labor ayudando al mundo,” dice. «No solo que simplemente nos quede decir ‘hemos aportado nuestro granito de arena’ y nada más.»



Artículo de Hannah Boland
Publicado en BBC News el
 viernes, 7 de mayo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.telegraph.co.uk/business/2021/05/07/britain-covid-free-august-says-vaccine-taskforce-chief/