20°C en Londres este domingo (pero con humedad)

Hyde Park (Londres). Foto: Agustin Moral / EYE London

Londinenses ansiosos por disfrutar de temperaturas más cálidas — que ahora se extienden hasta las noches

Después de una semana fría y húmeda, parece que por fin los londinenses disfrutarán de condiciones más cálidas este fin de semana con temperaturas que se acercarán a los 20°C — lo que ayudará a generar un clima muy decente en los beer gardens del país.

El bálsamo de calidez llega después de que meteorólogos indicaran que un viento caliente de España y el sur de Francia soplará por Londres y el sureste a partir del sábado.

Después de un comienzo de mayo húmedo y ventoso el público puede esperar un mejor fin de semana con temperaturas más altas hasta más tarde en la noche — lo que facilitará cualquier plan al aire libre.

Steven Keates, portavoz de la Met Office [servicio británico de meteorología], dijo el lunes: “Finalmente veremos un poco más de calor probablemente el próximo sábado. Ciertamente, habrá una sensación climática diferente en comparación con lo que hemos tenido durante semanas y semanas.”

“Probablemente tendremos una sensación más húmeda. Si estás en un bar al aire libre, es muy posible que las noches no enfríen tan rápido con el aire más cálido.”

“Existe cierta incertidumbre sobre cómo se desarrollará esto, pero las temperaturas podrían superar los 20°C para el 8 o 9 de mayo.”

“Londres y el corredor de la M11 son puntos dónde muy probablemente hará más calor el sábado, dependiendo de la cantidad de nubes que haya alrededor.”

Sin embargo, el pronóstico ha sido actualizado y ya no es tan favorable, con lo cual se pronostica que caerán fuertes lluvias en Londres el sábado.

La BBC predice hasta un 44 por ciento de probabilidad de que llueva en la capital en cualquier momento del día, con temperaturas que llegarán a tan solo 16°C.

Sin embargo, el domingo se ve mejor, ya que los meteorólogos predicen un día seco y cálido, con nubes ligeras y temperaturas que se elevan a 19°C.

Keates agregó: “Parece que será la parte sureste de Reino Unido la que tenga más probabilidades de ver estas temperaturas más altas arrastrándose hasta la marca de 20 grados.”

“Será un cambio bienvenido para aquellos que esperan un clima más cálido después del frío inicio de mayo. No hace un frío tan escalofriante como el que ha habido en las últimas semanas.”

“Abril fue notablemente frío, particularmente por la noche, y en gran parte de la semana [ésta] también hará frío día y noche, por lo que tendremos que esperar hasta el fin de semana para algo de calor.”

Además los meteorólogos pronosticaron que las temperaturas caerán por debajo del promedio la próxima semana, con posibles lluvias intensas y fuertes vientos.

Keates agregó: “Parece que el buen tiempo no durará demasiado. Tal vez un par de días más de calor, y luego las temperaturas vuelven a bajar.”

Como quizá es más seguro calificar al clima de “cambiante”, probablemente sea una buena idea estar atento al pronóstico del tiempo en los próximos días.



Artículo de Laura Sharman
Publicado en Evening Standard el
 miércoles, 5 de mayo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.standard.co.uk/news/uk/weather-weekend-london-temperatures-met-office-al-fresco-beer-gardens-b933000.html

Johnson envía a la Armada a enfrentar a los franceses en Jersey

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 6 DE MAYO DE 2021

Dos patrulleras zarpan hacia St Helier y se espera que más de 60 barcos franceses bloqueen puerto principal de isla británica

La Royal Navy se está desplegando en Jersey en medio de temores de que pescadores franceses bloqueen el puerto principal de la isla el jueves, ante el aumento de disputas por los arreglos de pesca posteriores al Brexit.

El miércoles por la noche, Boris Johnson ha enviado dos patrulleras a St Helier luego de una llamada telefónica con el senador John Le Fondré, ministro principal de Jersey.

Se espera que más de 60 barcos pesqueros franceses lleguen al puerto el jueves para protestar por el acceso a las aguas alrededor de esa isla.

Los pescadores — enfadados por la decisión de Jersey de imponer nuevas restricciones a las licencias de pesca que permiten el acceso a sus aguas — han amenazado con poner a la isla ‘de rodillas’.

El miércoles por la noche un portavoz de Downing Street dijo: “El Primer Ministro y el Ministro Principal han subrayado la urgente necesidad de una reducción de las tensiones y de un diálogo entre Jersey y Francia sobre acceso pesquero.”

“El primer ministro ha subrayado su apoyo incondicional a Jersey. Dijo que cualquier bloqueo sería completamente injustificado. Como medida de precaución, Reino Unido enviará dos patrulleras mar adentro para monitorear la situación.”

Lord Frost, el ministro del gabinete a cargo de las relaciones con la UE, también sostuvo conversaciones en Westminster el miércoles por la noche para coordinar la respuesta de Reino Unido en caso de que los pescadores lleven a cabo su amenaza.

La disputa comenzó el martes cuando Annick Girardin, ministra francesa del Mar, dijo que su país estaba preparado para cortar el suministro de energía de Jersey a menos que cediera en el acceso a las aguas de Reino Unido.

La isla — que obtiene el 95 por ciento de su energía eléctrica de Francia — otorgó acceso a sus aguas a 41 barcos pesqueros franceses luego de que 344 solicitaran licencia para hacerlo.

París también la acusa de introducir unilateralmente nuevas condiciones más allá del acuerdo del Brexit, que limitan dónde pueden ir los pescadores franceses, por cuánto tiempo y qué maquinaria pueden usar. Eso llevó a Girardin a emitir su amenaza sobre la electricidad.

El miércoles, fuentes del Gobierno británico acusaron a París de caer más bajo que los ocupantes nazis de Jersey durante la Segunda Guerra Mundial. “Al menos cuando los alemanes invadieron dejaron las luces encendidas,” dijo una fuente.

Según los términos del acuerdo comercial y el acuerdo de pesca del Brexit, los barcos de la Unión Europea deben demostrar que han pescado en esas aguas antes para obtener licencias y continuar operando alrededor de Jersey.

Dominic Raab, el ministro de asuntos exteriores, y el ministro de comercio Greg Hands, se han puesto en contacto con sus homólogos franceses para expresar su preocupación por lo que Reino Unido cree es una clara provocación.

The Telegraph entiende que Gran Bretaña está elaborando planes para tomar represalias, revisando sus vínculos energéticos con Francia a raíz de la disputa. Una fuente de Whitehall describió las acciones de Francia como “indignantes” y dijo que Reino Unido tendría que tener una visión más cautelosa de la nación como socio energético.

Se entiende que Gran Bretaña podría considerar encaminar futuros proyectos gigantes de cableado de energía hacia Holanda, que ahora se ve como un socio más confiable que Francia porque este país, según una fuente, estaría “usando como armas” sus exportaciones de electricidad.

La noticia se conoce luego de que la flotilla de barcos de pesca franceses zarpara con rumbo a St Helier. Didier Leguelinel, del comité de pesca de Normandía, advirtió: “El sentimiento general es que el gobierno de Jersey nos ha insultado.”

Leguelinel dijo a The Telegraph que no podía evitar que la flota de furiosos pescadores bloqueara Jersey. Los pescadores gritaron: “Vamos a bloquear St Helier y evitar que los pescadores [de Jersey] descarguen sus productos pesqueros en nuestros puertos,” durante una reunión el lunes.

David Sellam — jefe de la autoridad marítima conjunta de Normandía y Bretaña — dijo: “Nos enfrentamos a personas que no son dignas de confianza. Jersey ha sido tomado por una franja extremista que quiere reducir el acceso a la pesca francesa y beneficiarse con el Brexit.”

“Estamos listos para la guerra. Podemos poner a Jersey de rodillas si es necesario.”

Jersey — dependencia autónoma de la Corona británica con 108.000 residentes — recibe su electricidad de Francia a través de tres cables submarinos. El cinco por ciento restante proviene principalmente de generadores diésel y a gas en la isla.

The Telegraph entiende que se está debatiendo una revisión de los vínculos energéticos con Francia. Actualmente, Gran Bretaña importa alrededor del 8 por ciento de su energía de países extranjeros e Irlanda del Norte a través de interconectores submarinos.

Sin embargo, a medida que el Reino Unido se vuelve más dependiente de la energía eólica, existen planes para aumentar sus importaciones extranjeras de electricidad a alrededor del 25 por ciento mediante la construcción de nuevos cables submarinos en los que se puede confiar cuando el suministro de energía eólica es bajo.

A pesar de esto, fuentes de Whitehall sugirieron que Francia podría quedar excluida de cualquier acuerdo para proporcionar energía a raíz de su amenaza a Jersey.

Las discusiones de Whitehall sobre el futuro de los vínculos energéticos con Francia podrían poner en peligro un controvertido proyecto — liderado por Alexander Temerko, aportante de fondos al Partido Conservador — para construir un cable de alimentación de £1.100 millones entre Hampshire y Le Havre. Su compañía, Aquind, afirma que podrá proporcionar suficiente electricidad para unos cinco millones de hogares.

Aun así, no se espera que la disputa afecte la actitud del Gobierno británico hacia EDF — la empresa de servicios públicos francesa que está en negociaciones sobre la construcción de una nueva central nuclear, Sizewell C, en Suffolk. EDF ya está construyendo la central nuclear Hinkley Point C en Somerset.

Los planes para el proyecto de Aquind han sido examinados por la inspección de planificación de infraestructuras de Reino Unido, que tiene hasta el 8 de junio para presentar una recomendación a Kwasi Kwarteng, el ministro de negocios.

El miércoles por la noche, Temerko sugirió que se podría agregar una conexión a Jersey a sus interconectores u otros, cortando la dependencia de la isla de sus propios cables submarinos a Francia.

Al comentar sobre la amenaza de Francia a la isla del Canal de la Mancha, Temerko dijo: “Hoy tenemos un problema con las regulaciones pesqueras, ayer fueron las vacunas, mañana será otra cosa. No podemos amenazarnos unos a otros y poner en riesgo el suministro vital de gas o electricidad. Necesitamos evitar poner a las personas en riesgo humanitario.”

“Necesitamos desescalar las tensiones; cualquier escalada es mala para las empresas.”