Goldman Sachs quiere que empleados vuelvan a la oficina lo antes posible

David Solomon, consejero delegado de la entidad.
Foto: World Bank / flickrCC BY 2.0

Consejero delegado David Solomon califica teletrabajo como una “aberración”.

El más alto ejecutivo de Goldman Sachs ha manifestado su determinación de volver a poner al personal de la empresa en sus escritorios, y ha dicho que el teletrabajo es una “aberración” que debe corregirse “lo antes posible”.

Si bien el banco operó con éxito durante la crisis de Covid con menos del 10% de sus 34.000 empleados en todo el mundo trabajando en sus oficinas, David Solomon frustró las esperanzas del personal de Goldman que espere dividir su tiempo entre la casa y la oficina en el futuro, diciendo que la medida no representó “una nueva normalidad” para la empresa.

“Eso es algo temporal. Creo que para una empresa como la nuestra, que tiene una cultura de aprendizaje innovadora y colaborativa, esto no es ideal para nosotros. Y no es una nueva normalidad. Es una aberración que vamos a corregir lo antes posible,” dijo en una conferencia virtual organizada por Credit Suisse.

Los comentarios contradicen la imagen relajada que el nuevo líder de Goldman Sachs ha tratado de mostrar desde que asumió el cargo de director ejecutivo, a fines de 2018.

Solomon — quien en sus ratos libres hace de discjockey, denominándose D-Sol — es conocido por evitar la reputación sofocante de Wall Street, incluso relajando el código de vestimenta del banco de inversión para que los trajes y corbatas sean opcionales.

Si bien reconoció que la pandemia había ayudado al banco a pasar un número mayor de sus operaciones a internet, Solomon dijo que tenía ganas de volver a la oficina. “Al final del día, soy un gran creyente en la conectividad personal en una empresa como la nuestra y no creo que, al salir de la pandemia, el modo de funcionamiento general, la forma en que opera una empresa como la nuestra, vaya a ser muy diferente.”

Las opiniones sobre el teletrabajo después de la crisis de Covid están dividiendo lentamente al mundo empresarial. A principios de esta semana, el gigante crediticio HSBC reveló que estaba aprovechando la creciente popularidad del teletrabajo al recortar su espacio de oficinas en 40%, mientras que su rival Lloyds anunció que reduciría su propia oficina en una quinta parte.

La decisión de Lloyds se tomó después de que el 77% de los 68.000 empleados de Lloyds opinaran que querían trabajar desde casa durante tres o más días a la semana en el futuro.

Según una encuesta reciente realizada por la empresa de recursos humanos Robert Half, el 89% de las empresas esperan que el trabajo híbrido — con personal dividido entre el hogar y la oficina — se vuelva permanente después de la pandemia.

Sin embargo, Solomon dijo que estaba particularmente preocupado por cómo capacitar a la próxima generación de banqueros si la mayoría del personal trabaja desde casa. “Estoy muy enfocado en el hecho de que no quiero que una camada más de jóvenes llegue a Goldman Sachs en el verano de forma remota […] y que no tengan más contacto directo, aprendizaje directo, tutoría directa.”

El líder de Goldman Sachs no está solo. Su rival de Wall Street, JP Morgan, también ha expresado su preocupación por el impacto del teletrabajo, incluyendo la falta de tutoría para el personal joven y una pequeña caída en la productividad los lunes y viernes. Sin embargo, la financiera todavía espera que hasta el 30% de sus casi 257.000 empleados globales trabajen de forma remota en el futuro, al menos a tiempo parcial.

El consejero delegado de Barclays, Jes Staley, también se ha retractado de sus declaraciones hechas en abril pasado, cuando dijo que los días de poner a 7.000 personas en un solo edificio “podría ser ya cosa del pasado”.

En declaraciones a los periodistas la semana pasada, Staley describió el teletrabajo como “jubilación”. “Espero que podamos dar la bienvenida a los colegas a la oficina. Eso ciertamente sucederá en algún momento de este año.”

Mientras tanto, Goldman sigue pidiendo a todo su personal en Reino Unido que trabaje desde casa, de acuerdo con las directrices del Gobierno. Solo el personal crítico que no puede trabajar de forma remota se desplaza — lo que significa que entre el 5% y el 10% de sus 6.000 trabajadores en Reino Unido están en su despacho.



Artículo de Kalyeena Makortoff
Publicado en The Guardian el 
jueves, 25 de febrero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/business/2021/feb/25/goldman-sachs-boss-wants-bankers-back-to-their-desks-asap

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s