Johnson: este debe ser el confinamiento final

THE DAILY TELEGRAPH — MARTES, 16 DE FEBRERO DE 2021

Flexibilización de restricciones debe ser cautelosa pero irreversible, dice primer ministro británico mientras disminuyen esperanzas de reaperturas en Pascua

Boris Johnson dijo el lunes que quiere que el confinamiento actual de Covid sea el último, luego que las esperanzas de una reapertura rápida a tiempo para Pascua se vieran frustradas.

El primer ministro británico dijo que la flexibilización de las restricciones — que se anunciará en una nueva hoja de ruta del Gobierno el próximo lunes — debe ser “cautelosa pero irreversible”.

Hablando en una conferencia de prensa en Downing Street, se negó a afirmar que las familias podrían irse de “escapada” en Semana Santa, mientras resaltaba lo incierto del camino que queda por delante.

Mientras tanto, una fuente gubernamental conocedora de la noticia dijo a The Telegraph que es poco probable que las bodas normales o el canto de himnos en iglesias se vuelvan a permitir a tiempo para el Domingo de Pascua, el 4 de abril. “No va a ser de un día para otro. Va a tomar algún tiempo,” dijo la fuente sobre los planes de reapertura.

Hablando en la conferencia de prensa, Johnson dijo: “Queremos que este confinamiento sea el último. Y queremos que el avance sea cauteloso, pero también irreversible.”

El primer ministro destacó que todavía no hay datos suficientes sobre el impacto de las vacunas en la reducción de la propagación del contagio para elegir las fechas de reapertura, comparando los primeros resultados al respecto con “pajitas en el viento”.

El profesor Chris Whitty, director médico nacional, dijo que la evidencia clara de que las vacunas para la Covid están reduciendo las tasas de mortalidad solo puede hacerse pública “en las próximas semanas”.

Durante toda esta semana, los ministros revisarán los datos sobre la reducción en el número de casos, muertes y hospitalizaciones por Covid mientras preparan una hoja de ruta para la reapertura.

Johnson reconoció que la designación de cualquier fecha de reapertura se rotulará “como muy pronto” sin indicarse fecha fija, y dijo que podrían producirse retrasos si las tasas de contagio aumentaban. También se negó a prometer que todas las escuelas reabrirán el 8 de marzo, a pesar de que fuentes gubernamentales dijeron en privado que sí es probable.

Si bien altos cargos del Gobierno se muestran reacios a discutir en público los detalles de la hoja de ruta — Johnson advirtió contra la “especulación” sobre las fechas — en privado, la actividad en Whitehall fue intensa.

The Telegraph entiende que ya existe una versión preliminar de la hoja de ruta y tiene más de 50 páginas, uno de los documentos acerca de la Covid más largos que ha emitido el Gobierno.

Alrededor de 100 funcionarios de la Oficina del Gabinete están redactando secciones, consultando con los funcionarios departamentales pertinentes. Los ministros del Gabinete intervienen cuando surgen enfrentamientos de opinión.

Una sección del borrador de la hoja de ruta será sobre vacunas, según una fuente conocedora, y es probable que explique cómo se priorizarán las vacunas para los menores de 50 años. Se espera que otras secciones se ocupen de sectores industriales individuales.

Johnson enfatizó que, aunque esperaba que este cierre fuera el último, no podía dar una garantía “a prueba de balas” al respecto como le han exigido algunos parlamentarios conservadores.

Aún así, reconoció las consecuencias de las restricciones en la salud mental, y dijo: “No hay duda de que a medida que esto sucede y el confinamiento continúa, creo que las tensiones y el estrés, por desgracia, comienzan a afectar a la gente.”

Se le preguntó si una “flexibilización muy gradual de las restricciones” significaba que las familias deberían “descartar las [rumoradas] reuniones y escapadas en Semana Santa”, pero no dio una respuesta directa.

The Telegraph entiende que aquellos que esperan casarse en bodas normales o cantar en un coro en la iglesia podrían tener que esperar hasta el final de las vacaciones por Pascua. Bajo la dirección actual del Gobierno un máximo de seis pueden asistir a una boda o unión civil, excluyendo de esta cantidad a las personas que llevan a cabo la ceremonia.

La guía insta a las personas a no casarse a menos que existan “circunstancias excepcionales”, como que uno de los contrayentes esté “gravemente enfermo y no se espere su recuperación”. Decenas de parejas que esperaban casarse el año pasado retrasaron sus ceremonias 12 meses, pero ahora enfrentan la posibilidad de más retrasos.

De manera similar, el canto grupal en las iglesias está prohibido según la guía actual del Gobierno sobre coronavirus, que dice textualmente: “No se deben realizar cánticos comunitarios”, aunque los participantes usen mascarillas faciales o estén socialmente distanciados entre sí. Sin embargo, si el canto es esencial para practicar una religión, entonces una persona puede hacerlo.

Ambos temas — permitir nuevamente bodas importantes y permitir que la gente cante en templos — han sido planteados repetidamente por líderes religiosos en reuniones con ministros del Gobierno.

El grupo de trabajo de Johnosn sobre lugares de culto se reunió con líderes religiosos — en una videollamada el jueves pasado — junto a dos ministros de su Gabinete, la del interior Priti Patel y el de vivienda Robert Jenrick, quienes lideraron la conversación.

Gran parte de la charla se centró en cómo los líderes religiosos pueden ayudar a promover el uso de la vacuna para la Covid, en una señal de cuán lejos se considera que está la flexibilización de las reglas para servicios religiosos.

Se entiende que Public Health England está llevando a cabo un estudio adicional sobre hasta qué punto se propaga la Covid durante el canto grupal, cuyos resultados probablemente darán forma a la decisión de flexibilizar las reglas.

El impacto de los confinamientos en los coros profesionales ha sido considerable, y los comisionados de la iglesia el verano pasado han aportado hasta £1 millón para apoyar a los coros de la catedral de Inglaterra.

15’062,189 razones para estar contentos

METRO — LUNES, 15 DE FEBRERO DE 2021

Primer ministro británico saluda “un esfuerzo verdaderamente nacional”, alcanzado antes de tiempo, para vencer a la Covid

Es la inyección que necesitábamos: 15 millones de las personas más vulnerables de Gran Bretaña han sido vacunadas contra Covid-19, superando el objetivo del Gobierno con dos días de margen.

El primer ministro británico Boris Johnson ha elogiado “un esfuerzo verdaderamente nacional” que significa que a todas las personas mayores de 70 años se les ha ofrecido una primera dosis — solo 68 días después de que Margaret Keenan, de 91 años, recibiera la primera vacuna.

Asimismo, luego de que un autobús móvil y un taxi vaxi convertido se unieran al esfuerzo para vacunar a todas las personas mayores de 50 años para fines de abril, elogió “una hazaña extraordinaria”.

“Esas vacunas se han administrado en nuestros hospitales del NHS, en consultas de GPs [médicos de cabecera], en farmacias, en catedrales, iglesias, mezquitas y templos, en centros comunitarios y en los hogares de ciudades, pueblos y aldeas,” dijo.

“Fueron entregados por el ejército más extraordinario de vacunadores, que pusieron inyecciones a toda velocidad: médicos y enfermeras, trabajadores de salud jubilados que regresaron al trabajo apoyados por organizadores, voluntarios y alguaciles, guiados por el liderazgo del NHS y apoyados por el gran conocimiento estratégico y logístico del ejército británico.”

Presionado para anunciar planes la próxima semana para aliviar el confinamiento, Johnson agregó: “Aún nos queda un largo camino por recorrer.”

“Indudablemente habrá baches en el camino pero, después de todo lo que hemos logrado, sé que podemos seguir adelante con mucha confianza. Por supuesto, que nadie se duerma en estos laureles. De hecho, el primer millón de cartas que ofrecen citas a personas mayores de 65 años ya están llegando a los domicilios.”

El hito se produjo luego que se reportaran ayer 10.972 casos nuevos — por debajo del pico de 82.000 el 29 de diciembre.

Las muertes registradas con Covid-19 también cayeron, de 373 hace una semana a 258 ahora.

Los datos sugieren que las vacunas han llegado a grupos que representan el 88% de las muertes y el 55% de las admisiones hospitalarias, y revela que las tasas de contagio han caido en picado entre los que se vacunaron primero.

El profesor Tim Spector — cuyo estudio Zoe de síntomas de la Covid rastrea a 330.000 personas — dijo: “Estamos mostrando una protección del 67% después de tres semanas y del 46% después de dos semanas. Hay muchas razones para ser optimistas de que estaremos en un lugar mucho mejor en dos o cuatro semanas, y podremos comenzar a reducir algunas restricciones.”

Hoy comienzan las nuevas reglas de cuarentena para quienes llegan del extranjero. Y el 22 de febrero, Johnson debe revelar una hoja de ruta para salir del confinamiento, y es probable que las escuelas comiencen a reabrir desde el 8 de marzo.

El profesor Spector dijo que estaría feliz de que algunos estudiantes regresaran antes, en particular los niños pequeños que representan “muy poco riesgo para ellos mismos o para los demás”. No obstante, los ministros resistieron la creciente presión de parlamentarios conservadores para fijar fechas firmes de reapertura de escuelas, tiendas y pubs.

Por su parte, el ministro de exteriores Dominic Raab dijo: “No estamos asumiendo un compromiso arbitrario sin revisar el impacto que han tenido las medidas en la transmisión y las admisiones hospitalarias del virus.”

Mientras que 15.062.189 personas ya han recibido su primera dosis, poco más de 500.000 han recibido la segunda.

Pfizer advirtió que es probable que los suministros de su vacuna a Reino Unido disminuyan en las próximas dos semanas, ya que su planta de fabricación en Puurs (Bélgica) se encuentra en reformas de ampliación.

Asimismo, el número de personas que reciben su primera dosis podría reducirse debido a la necesidad de ofrecer una segunda en 12 semanas. Sin embargo, Reino Unido tiene pedidos hechos de 450 millones de dosis de vacunas de ocho fabricantes gracias a acuerdos alcanzados por el grupo de trabajo de vacunas bajo las órdenes de Kate Bingham — quien dirige dicha unidad sin cobrar un sueldo.

A su vez, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo que llegar al 90 por ciento de los mayores de 70 años fue verificar una “aceptación mucho mayor de lo que podríamos haber esperado”, pero instó al resto a que se presenten.

La estrategia ahora apunta a 3.4 millones de personas mayores de 65 años, y luego a 2.2 millones de personas de 60 a 64 años con problemas de salud subyacentes.

Anoche, se supo que a los trabajadores sanitarios también se les va a ofrecer una primera vacuna. El gremio del sector Charity Carers UK dijo que la medida brindará a muchos trabajadores no remunerados “una gran sensación de alivio”.

Los mayores de 50 años serán el último de los nueve grupos prioritarios principales — que representan el 99 por ciento de todas las muertes por Covid — en recibir una vacuna.

De otro lado, un taxi vaxi móvil ha ofrecido ayer vacunar a personas en el culto dominical en Holland Park, en el oeste de Londres, mientras un autobús de vacunación del NHS se estacionó en el exterior de la Universidad de Greenwich, en el sureste de Londres.

El presidente del NHS, Sir Simon Stevens, elogió el “extraordinario esfuerzo de equipo” y agregó: “Alcanzar este hito solo diez semanas después de que el NHS hiciera historia al administrar la primera vacuna contra Covid fuera de un ensayo es un logro común notable.”

Dijo que el programa era “el más grande y más rápido de Europa y en la historia del servicio de sanidad británico. Eso se debe a la habilidad, cuidado y arduo trabajo de nuestro fantástico personal, apoyado por las comunidades, los voluntarios y las fuerzas armadas.”

El ministro de sanidad de la oposición, Jonathan Ashworth, llamó a los involucrados “verdaderos héroes”, pero exigió que el Gobierno “asegure los logros”.

Ashworth pidió “medidas para reducir aún más la propagación de la Covid, como un apoyo financiero decente para el autoaislamiento, guías actualizadas para el uso de mascarillas, y ayuda para que los lugares de trabajo sean seguros contra la Covid”.