España y Estados Unidos podrían ser los próximos países en ‘lista roja’ de cuarentena

Foto: Lawrence Sinclair / flickrCC BY 2.0

Gabinete evaluará amenaza de nuevas variantes esta semana

España y Estados Unidos podrían ser los próximos en ser sumados a la ‘lista roja’ de países a cuyos pasajeros se requerirá que hagan cuarentena en hoteles.

Se cree que los funcionarios planean incrementar el número de países desde donde los viajeros deberán aislarse durante diez días a su llegada a Reino Unido. Actualmente hay 33 países considerados como ‘zona roja por Covid’ en la lista.

Los informes indican que los funcionarios consideran las nuevas adiciones en un intento por evitar la propagación de nuevas variantes en Reino Unido.

Los miembros del Gabinete haran la evaluación en el Comité de Operaciones de Covid del Gabinete esta semana, donde decidirán qué países deben sumarse a la lista.

Tanto España como Estados Unidos han tenido transmisión local de nuevas variantes y están vinculados geográficamente a lugares en la ‘lista roja’.

Un portavoz del Ministrio de Sanidad y Asistencia Social dijo: “Si se agregan más países a la ‘lista roja’ y el número de pasajeros de los países de esta lista comienza a aumentar, entonces estamos preparados para poner en marcha instalaciones de cuarentena gestionadas en los aeropuertos.”

“Estamos monitoreando la situación de cerca y tenemos amplios planes de contingencia que dependen de los cambios que haya en la situación.”

La noticia se conoce después de la noticia el martes, de que los viajeros en hoteles en cuarentena enfrentan una factura adicional de £1.200 si dan positivo por coronavirus durante su estadía.

La tarifa se suma a la tarifa de £1.750 por el ingreso al programa de detección, y se aplicará a los huéspedes que requieran extender su estadía más allá de las 11 noches iniciales.

La información sobre el coste de £152 diarios para estadías más largas recién fue publicado en la página web del Gobierno el lunes, después de que algunos huéspedes ya se habían registrado.

A partir de las 4 de la mañana del lunes, los viajeros que lleguen a Inglaterra deben ponerse en cuarentena en un hotel si han estado en un país con alto riesgo de variantes del coronavirus en los 10 días anteriores.

Escocia está ampliando el requisito de ingreso a pasajeros para que incluya las llegadas desde cualquier país, excepto desde el Área Común de Viaje (CTA) británica, que abarca a Reino Unido e Irlanda.

Los huéspedes pueden salir después de las 11 noches si reciben resultados negativos de las pruebas realizadas en el segundo y octavo días de su aislamiento.

Un resultado positivo de la primera prueba extenderá la estadía del viajero por dos noches, a un coste adicional total de £304.

Si la segunda prueba arroja una lectura positiva, el huésped deberá permanecer en su habitación durante ocho noches más — y pagar £1.216.



Artículo de Maddie Goodfellow
Publicado en LBC el 
jueves, 18 de febrero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.lbc.co.uk/news/spain-usa-expected-next-countries-quarantine-red-list/

‘Tories’ piden a Johnson renegociar el Brexit porque Reino Unido está ‘menos protegido y seguro’

Brexit – LeoLondon / flickrCC BY 2.0

“Cada día que pasa se acumulan problemas … el Gobierno no puede simplemente cruzar los dedos y esperar”

Las conversaciones para reconstruir la cooperación en materia de seguridad con la UE deben reiniciarse ahora pues el acuerdo del Brexit deja a Reino Unido “menos protegido y menos seguro”, dice un grupo conservador.

Boris Johnson ha sido acusado de “no ser lo suficientemente ambicioso” después de que el acuerdo cerrara el acceso a bases de datos criminales vitales, como registros de identidad robada y de personas en búsqueda.

La salida del European Arrest Warrant [sistema europeo de órdenes de detención] implica que “algunos delincuentes no serán extraditados”, mientras que la retirada de Europol significa que Reino Unido perderá una influencia crucial, indica un informe preparado para el Foro Europeo Conservador (CEF) — que fue dirigido, precisamente, por los pesos pesados ​​conservadores Sir David Lidington y Dominic Grieve, y redactado por un expresidente del Bar Council [Colegio de Abogados] británico.

“Es evidente que hemos perdido herramientas importantes para combatir el crimen,” dijo su autor, el QC [consejero legal de la Corona británica] Guy Mansfield.

“La velocidad es fundamental y la pérdida de acceso en tiempo real a importantes bases de datos tendrá un impacto grave en nuestra capacidad para abordar una serie de problemas asociados con el crimen organizado internacional.”

Sir David — quien fuera segundo al mando de la ex primera ministra Theresa May — dijo: “La criminalidad actual no respeta las fronteras nacionales, y nuestros sistemas de seguridad deben reflejar esta realidad. Reino Unido y la UE deben ahora llevar a cabo conversaciones urgentes para fortalecer la cooperación en materia de seguridad.”

Grieve, por su parte, dijo: “Cada día que pasa se acumulan problemas, ya que los sistemas funcionan más lentamente y con menos cooperación entre las agencias de seguridad. El Gobierno no puede simplemente cruzar los dedos y esperar.”

La crítica se produce después de que el primer ministro británico — a diferencia de su predecesora — decidió no buscar un acuerdo de seguridad por separado en las frenéticas negociaciones del Brexit del año pasado.

Salir de la base de datos de presuntos terroristas y delincuentes organizados SIS II — revisada 603 millones de veces por la policía de Reino Unido solo en 2019 — significa confiar en un intercambio de información más lento después de las solicitudes.

Reino Unido también ha sacrificado su capacidad de iniciar investigaciones conjuntas a través de Europol y Eurojust, y los estados de la UE ya no tendrán la obligación de extraditar a sus ciudadanos a Reino Unido.

El CEF se comprometió, el mes pasado, a presionar a Johnson para que busque mejorar el acuerdo de Nochebuena debido al caos en la gestión del acuerdo para los exportadores y los artistas creativos, y a temores de seguridad.

Su informe señala que lo que el Gobierno se ha adjudicado como”éxitos” no son más que un rescate de accesos a las bases de datos del Registro de Nombres de los Pasajeros (PNR) y del Sistema Europeo de Información de Antecedentes Penales (ECRIS).

Lord Sandhurst agregó: “No deseo que Reino Unido esté menos protegido ni menos seguro como resultado del cambio de nuestra relación con la UE.”

“Este no es un debate sobre soberanía, comercio o aranceles. Se trata de seguridad y, como conservador, creo que la seguridad de Reino Unido y sus ciudadanos siempre debe ser lo primero.”

Sin embargo, el Número 10 de Downing Street [las oficinas del primer ministro británico] no ha mostrado ningún entusiasmo por volver a la mesa de negociaciones desde que Johnson firmó lo que ha denominado un “fantástico” acuerdo.

Aún no se ha creado un nuevo “consejo de asociación” con la UE, y el Gobierno ha insistido en que el acuerdo del Brexit no puede reabrirse a negociaciones.



Artículo de Rob Merrick
Publicado en The Independent el 
miércoles, 17 de febrero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.independent.co.uk/news/uk/politics/brexit-restart-boris-johnson-conservative-b1803583.html