Pandemia de Covid podría replicar caos de los años 30

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 12 DE FEBRERO DE 2021

Jefe de las Fuerzas Armadas advierte que crisis económica a causa del virus podría reavivar nacionalismos

El más alto militar británico ha advertido que el coronavirus ha provocado la construcción de “barreras nacionalistas” y crisis económicas que recuerdan el período previo a la Segunda Guerra Mundial.

El general Sir Nick Carter, Jefe del Estado Mayor de Defensa, dijo que los “problemas de seguridad” presentados por la pandemia son similares a los enfrentados en la década de 1930.

En una entrevista con The Telegraph, el comandante de mayor rango de Reino Unido argumentó que se necesita una mejor cooperación global para abordar la crisis del virus y su impacto económico.

“Lo que generalmente se encuentra con una crisis como esta, que se convierte en una crisis económica, es que luego debilita la estabilidad y la situación de seguridad”, dijo. “Lo que a menudo viene después de un evento económico muy importante es un problema de seguridad.”

“Si nos fijamos en la década de 1930, comenzó con un colapso económico significativo y actuó como una característica muy desestabilizadora. Hay momentos en la historia en los que problemas económicos importantes han llevado a desafíos de seguridad porque actúan como un desestabilizador.”

La crisis económica causada por la Gran Depresión estuvo relacionada con el auge del fascismo en Europa y, en última instancia, con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Se están desarrollando tensiones globales cada vez más profundas sobre la Covid, con preocupaciones crecientes sobre el suministro de vacunas y el cierre de fronteras.

Sir Nick dijo: “Ha habido cierta unidad con la vacuna, pero en general la gente ha puesto barreras nacionalistas, y eso no ayuda a la seguridad y la estabilidad. Lo que el virus ha revelado son algunas fallas a nivel internacional, pero también dentro de la sociedad.”

Es la indicación más dura que ha hecho Sir Nick hasta ahora de que el mundo podría enfrentar otro conflicto a gran escala. Anteriormente, advirtió que la escalada de la competencia entre los estados podría llevar a un “error de cálculo” resultante en una guerra.

Los efectos desiguales de la crisis del virus y el lanzamiento de vacunas en todo el mundo han provocado tensiones. China ha enfrentado acusaciones de haber encubierto los orígenes de la pandemia después de que se dijo que el brote inicial se originó en la ciudad china de Wuhan.

Una campaña rusa de desinformación ha sido acusada de haber perjudicado a la salud pública y difundir el miedo, al haber hecho afirmaciones falsas sobre la vacuna Oxford y sus vínculos con los simios. Es posible que hayan estado en juego motivos comerciales, ya que la estrategia fue dirigida a países donde Moscú quiere vender su vacuna Sputnik V.

Mientras tanto, han surgido discusiones sobre el suministro de vacunas en Europa, y la UE ha sido ampliamente criticada por haber activado temporalmente el Artículo 16 del protocolo del Brexit para bloquear las dosis que viajan de la UE al Reino Unido.

Sir Nick advirtió que los diferentes enfoques adoptados por los estados rivales para abordar la pandemia podrían generar un aumento de las tensiones en todo el mundo. “La covid ha provocado algunas preguntas muy importantes sobre cadenas de suministro, y cómo protege cada país a su gente,” dijo.

Dijo que el desafío más fuerte se producirá cuando los peores efectos de la pandemia comiencen a retroceder, y explicó: “Nos enfrentaremos a un par de grandes opciones. Habrá una gran elección entre la vigilancia totalitaria y el empoderamiento ciudadano, y habrá un gran elección entre la solidaridad global y el aislamiento nacionalista.”

Su intervención se produce antes de la publicación de la Revisión Integrada del Gobierno el próximo mes, que Boris Johnson ha prometido será la mayor revisión de política exterior, defensa y seguridad desde la Guerra Fría.

El primer ministro británico ya otorgó al Ministerio de Defensa un importante impulso financiero, por un valor de £16.000 millones adicionales en términos reales durante los próximos cuatro años.

Las diferencias entre la forma en que las democracias occidentales y los estados autoritarios como China han respondido a la pandemia harán que la gente se pregunte qué forma de gobierno prefieren, dijo Sir Nick. “¿Cómo lo han hecho las naciones que son democráticas frente a las menos democráticas? [La pandemia] ha traído las cosas a una mejor perspectiva,” agregó.

Carter cree que la única forma de evitar una repetición de la década de 1930 es mejorar la cooperación mundial en asuntos clave.

“Mi opinión es que la solidaridad global es lo que se necesita para hacer frente a muchos de los desafíos y amenazas que enfrentamos hoy, sea el extremismo violento, el cambio climático o problemas como la Covid,” dijo. “Estos son problemas que deben resolverse a nivel mundial.”

Sir Nick también advirtió que la pandemia se estaba produciendo frente a una situación global en deterioro, que había visto un marcado aumento en las amenazas estatales emergentes durante los últimos tres o cuatro años.

Dijo que el apoyo brindado por los aproximadamente 6.000 efectivos militares que han estado apoyando al NHS y otras agencias involucradas en abordar la pandemia había ayudado al público a adquirir una mejor comprensión de la labor del ejército.

“En el pasado hemos sido populares entre el público británico, pero no nos entendieron bien,” dijo. “Como resultado de la pandemia, la gente ha aprendido mucho sobre nuestra adaptabilidad, innovación y capacidad de planificación.”

‘Póngase la vacuna para disfrutar de las vacaciones’

EVENING STANDARD — JUEVES, 11 DE FEBRERO DE 2021

Ministro hace petición a 2 millones en grupos vulnerables relacionando la vacunación con los viajes de verano

Matt Hancock ha instado hoy a millones de personas más a recibir la vacuna para la Covid-19, vinculando el éxito del lanzamiento de la vacuna con el hecho de dar luz verde a las vacaciones de verano.

El ministro de sanidad británico ha hecho un llamamiento a cerca de 2 millones de personas de los cuatro grupos de máxima prioridad — incluyendo a personas de 70 años o más — que aún no han recibido la vacuna para que lo hagan, mientras el Gobierno se apresura a ofrecérsela a todos el lunes para luego extenderla cada vez más a los más jóvenes.

También buscó aclarar la confusión — provocada por el Gobierno — sobre si se permitirán las vacaciones de verano.

Admitiendo que había “incertidumbre”, Hancock dijo en BBC Breakfast: “Queremos asegurarnos de que todos puedan disfrutar de las vacaciones este verano y será más probable que todos podamos, y será más probable que todo vaya bien, si la vacuna -out sigue yendo bien, como hasta ahora ha venido yendo, increíblemente bien.”

Aproximadamente 15 millones de personas están en los cuatro grupos y alrededor de 13 millones han recibido las inyecciones, que se extenderán cada vez más a personas de 50 a 70 años y personas vulnerables en las próximas semanas.

“Entre las personas de 75 a 79 años, personas de setenta y tantos, la absorción ha sido del 96 por ciento, lo cual es absolutamente increíble,” agregó Hancock.

“Sin embargo, cada porcentaje adicional reduce la cantidad de personas que no están protegidas y eso es crucial para la efectividad de la implementación general”.

Gran Bretaña es líder mundial en vacunas contra la Covid, pero el Gobierno ha quedado atrapado en otra disputa hoy después de que los ministros enviaran mensajes contradictorios sobre si las vacaciones — actualmente ilegales según las reglas de confinamiento — se permitirán en el verano. Hancock ha contado que ya ha reservado unas vacaciones de verano en Cornualles.

No obstante, el primer ministro Boris Johnson advirtió ayer que era “demasiado pronto para que el público esté seguro de lo que podremos hacer este verano”, mientras el ministro de transportes Grant Shapps planteaba dudas sobre si las vacaciones serían posibles “en casa o en el extranjero”.

Al enfatizar lo crucial que es el lanzamiento de la vacuna, el ministro de sanidad dijo a LBC Radio: “Espero absolutamente un gran verano británico, y estoy trabajando increíblemente duro para tratar de asegurarme de que eso pueda suceder, y la mejor parte de eso es el despliegue de vacunas, que es nuestra ruta para salir de esto.”

“La implementación de la vacuna va muy bien. Más de 13 millones de personas ya han sido vacunadas y esa es nuestra ruta de salida. Ese es el camino hacia un futuro más seguro, en el que no habrá que preguntarle al ministro de sanidad si uno puede irse de vacaciones o no.”

En otros hechos del día Sir Jeremy Farrar — director de Wellcome Trust y miembro del Grupo Asesor Científico del Gobierno para Emergencias — dijo que Gran Bretaña puede vencer al virus para evitar más confinamientos obteniendo “inmunidad poblacional” con el lanzamiento de la vacuna, que incluye a los escolares.

Sin embargo, también advirtió contra la flexibilización del confinamiento demasiado pronto, y enfatizó: “Hay 750.000 personas contagiadas hoy en Reino Unido [con Covid-19] y todavía hay una gran presión sobre el NHS y las unidades de cuidados intensivos en este país.”

Por su parte, el profesor Lawrence Young, virólogo de la Universidad de Warwick, dijo a LBC: “Espero que, a finales de año, estemos tan cerca de la normalidad como sea posible. Me parece que todavía puede haber algunas restricciones a nuestras actividades diarias, pero estoy pensando que si podemos lograr el objetivo y vacunar a todos los adultos para el otoño, estaremos en una posición mucho, mucho mejor.”

El Gobierno ha definido en principio el 8 de marzo como la fecha de reapertura de las escuelas.

Sin embargo, el profesor John Edmunds, epidemiólogo de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que “no se sabe” si las escuelas secundarias podrán regresar sin empujar la tasa R por encima de 1 — lo que significaría que los casos aumentarían nuevamente.

Edmunds dijo en el programa de Robert Peston en ITV que la nueva variante de Bristol le hace ser “muy” cauteloso acerca de la reapertura de todas las escuelas, agregando que “puede ser que vuelva a contagiar a personas que han sido previamente infectadas o vacunadas previamente; esa es la verdadera preocupación con ese virus en particular”.

La profesora Sharon Peacock — directora de Covid-19 Genomics UK Consortium, entidad encargada de estudiar y secuenciar genomas del virus — contó cómo los científicos podrían estar luchando contra la Covid-19 durante al menos 10 años, y que la cepa Kent “se extenderá por el mundo, con toda probabilidad”.

La catedrática de sanidad pública y microbiología del Departamento de Medicina de la Universidad de Cambridge dejó en claro que la amenaza del virus disminuiría enormemente a medida que se implementen las vacunas, mejoren los medicamentos y la gente comprenda cómo el distanciamiento social puede combatirlo.

También explicó que el virus puede cambiar para dejar de ser fatal o causar una enfermedad grave — aunque, en el futuro, los científicos ya llevarían trabajando en su transmisibilidad mucho tiempo.

“Una vez que lo tengamos [el virus] bajo control, o cuando se transforme y deje de ser virulento, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, mirando hacia el futuro, haremos esto durante años,” dijo a la BBC.

Johnson, acusado de ‘traicionar’ a propietarios por crisis de revestimientos ignífugos

THE GUARDIAN — JUEVES, 11 DE FEBRERO DE 2021

Fondo de £3.500 millones para reparar revestimientos peligrosos dejará a medio millón de personas con dificultades financieras

Boris Johnson ha sido acusado de traicionar a los propietarios de viviendas después de que el Gabinete presentara un fondo de £3.500 millones para reparar revestimientos peligrosos, que corren el riesgo de dejar a aproximadamente medio millón de personas enfrentando dificultades financieras.

El primer ministro británico ha enfrentado violentas reacciones de sus propios parlamentarios, después de que el ministro de vivienda Robert Jenrick anunciara que los propietarios de viviendas en bloques de menos de 18 metros de altura quedarían fuera de un nuevo fondo de crisis para revestimientos resistentes al fuego. En su lugar, se les ofrecerán préstamos a largo plazo y a bajo interés, lo que algunos dijeron que corría el riesgo de llevarlos a un capital negativo.

La semana pasada, Johnson dijo al Parlamento: “Ningún arrendatario debería pagar los inasequibles costes de reparar defectos de seguridad que no causaron ellos, y que tampoco son culpa suya.”

La nueva financiación llega más de tres años después del incendio de la torre Grenfell, que dejó 72 muertos, y en medio de crecientes llamados para ayudar a millones de personas que se cree están atrapadas en edificios equipados con revestimientos inseguros.

La Asociación de Agentes Administradores Residenciales dijo que los residentes en aproximadamente 140.000 apartamentos en bloques pequeños y medianos operados por sus miembros — y que probablemente tengan revestimientos combustibles — se perderían las subvenciones, lo que significa que hasta medio millón de residentes podrían verse afectados.

Uno de ellos, Paul Afshar, portavoz de la campaña End Our Cladding Scandal, dijo: “Esto se siente como una traición.”

“Estamos hablando de cientos de miles, si no millones, de personas que viven en apartamentos de poca altura que tienen el mismo problema hoy con el que se despertaron ayer,” añadió.

La nueva política provocó una reacción violenta de algunos partidarios conservadores, casi 40 de los cuales firmaron una enmienda reciente al proyecto de ley de seguridad contra incendios del Gobierno — que prohibiría a los propietarios libres pasar los costes de seguridad contra incendios a los arrendatarios.

Stephen McPartland, parlamentario conservador, dijo que había escuchado el anuncio “con la cabeza entre las manos” y lo vio como “pretextos y engaños para que pareciera que hemos intentado solucionar el problema, pero no va a funcionar”.

Jenrick dijo al Parlamento que las subvenciones en efectivo se ofrecerían a arrendatarios en edificios residenciales de Inglaterra de más de 18 metros de altura — es decir, más de seis pisos — por lo que no enfrentarían costes por las obras de reparación del revestimiento. Afirmó que era la “mayor inversión gubernamental jamás realizada en seguridad de edificios” y que significaría que cientos de miles de personas no tendrían que pagar nada.

Cualquiera que viva con revestimientos peligrosos en edificios de entre cuatro y seis pisos podrá acceder a un nuevo sistema de préstamos a bajo interés con reembolsos con un límite de £50 al mes. Jenrick dijo que la distinción se debía a que los expertos del Gobierno habían determinado en repetidas ocasiones que los riesgos eran significativamente menores en propiedades de menos altura, al tiempo que reconocían que muchos propietarios se habían “encontrado atrapados en una posición absolutamente odiosa”.

Las personas afectadas por la crisis de los revestimientos no han podido vender sus pisos porque las empresas hipotecarias no les prestan préstamos. También han enfrentado facturas a menudo abrumadoras para pagar las obras de reforma que, en muchos casos, propietarios y constructores se han negado a financiar. La situación ha provocado una crisis financiera y de salud mental para muchos.

McPartland dijo que los fondos no cubren los costes de los problemas de seguridad contra incendios que no sean el revestimiento, y que el plan de préstamos parecía inviable. Para una factura total de £50.000, “esas £50 al mes llevarían a alguien a 83 años pagando la factura, y eso es solo en el revestimiento y nada más. ¿Y eso es a nivel plano o individual? Simplemente crea grandes problemas.”

Desde el incidente de Grenfell, ha habido al menos dos incendios graves de revestimientos en edificios de menos de 18 metros. Uno fue en el edificio Samuel Garside de seis pisos en Barking (este de Londres) en junio de 2019, cuando el fuego atravesó revestimientos de madera y balcones. El otro fue en noviembre de 2019 en The Cube — un bloque de alojamiento para estudiantes de seis pisos en Bolton — donde se quemaron paneles de revestimiento laminado de alta presión.

Giles Grover — arrendatario en el complejo City Gate en Manchester — dijo que el plan de préstamos era una “idea terrible” y que disimula las pérdidas de los arrendatarios. “Instantáneamente deprimirá el precio de las propiedades y empujará a cientos de miles de personas a un patrimonio negativo,” dijo. “La distinción arbitraria [por encima o por debajo de los 18 metros] es injusta porque los problemas causales son los mismos: la regulación gubernamental y las malas prácticas de construcción, pero solo ayudan a algunas personas.”

Grenfell United — el grupo de apoyo a las familias en duelo y sobrevivientes — también dijo que las medidas no lograron “lidiar con este problema de una vez por todas”. “Los residentes que viven en hogares inseguros se irán a dormir esta noche preocupados si su edificio calificará o quedará fuera una vez más,” dijo un portavoz. “Y los afectados y supervivientes de Grenfell permanecerán despiertos, temerosos de que lo que nos pasó pueda volver a suceder.”

Jenrick dijo que esperaba que las medidas “restauren la confianza en esta parte del mercado de la vivienda, y aseguren que esta situación nunca vuelva a surgir”. “Entiendo la frustración, la preocupación y, a veces, la desesperación que sienten [los arrendatarios],” dijo. “Entiendo su enojo por los errores, omisiones, falsas promesas e incluso la total deshonestidad que nos precedió, acumulada durante muchas décadas.”

También anunció un nuevo impuesto a los constructores para cubrir el costo de las subvenciones — que se aplicará cuando soliciten permiso de planificación para construir edificios de gran altura. Se introducirá un impuesto separado a partir del próximo año sobre el dinero obtenido en la construcción de propiedades residenciales en Reino Unido, para recaudar £2.000 millones durante una década y ayudar a pagar la reparación del revestimiento. Los detalles aún no se han ultimado.

Por su parte, el Partido Laborista dijo que la política “traiciona la promesa [de los conservadores] de que los arrendatarios no pagarán por la crisis de seguridad de los edificios.”

“¿Por qué el límite de altura arbitrario debe significar la diferencia entre un hogar seguro y la ruina financiera?” preguntó el ministro de vivienda de la oposición, Thangam Debbonaire, en la Cámara de los Comunes. “Tres años y medio después de Grenfell, cientos de miles no pueden dormir por la noche porque sus hogares no son seguros. El Gobierno ha decidido hoy ponerles también sobre los hombros la miseria financiera. Esto es una injusticia.”