Pink Floyd: cómo destruyó el LSD el frágil genio de Syd Barrett

Syd Barrett. Crédito: Iburiedpaul – flickr / CC BY 2.0

A la edad de 23 años, el líder poético de Pink Floyd ya había cambiado la música para siempre — luego las drogas desataron algo dentro de él

Syd Barrett es el chico perdido del pop británico, original y deslumbrante, que veía y oía de manera diferente a todos los demás, quien atravesó el espejo en busca de su visión psicodélica y nunca pudo regresar. La historia de Barrett es una trágica saga de gloria y locura — en parte una aventura atrevida, en parte un cuento con moraleja. A los 23 años el cambió la música para siempre, y ella ya le había destruido.

La fama de Barrett se basa principalmente en su papel como guitarrista principal, cantante y compositor de Pink Floyd. Aunque solo hizo tres discos sencillos y un álbum con la mítica banda de rock progresivo, fue la brillantez de Barrett la que los puso en camino — y la que los persiguió para siempre.

Nacido como Roger Barrett en Cambridge en 1946 dentro de una familia artística de clase media, tocaba la guitarra y el piano y soñaba con convertirse en pintor. Guapo, carismático y sociable, Barrett era popular en la escena musical local, donde tomó el sobrenombre de Syd en honor a un músico de jazz de Cambridge homónimo pero sin parentesco, Sid “The Beat” Barrett. “Era físicamente hermoso, ingenioso, divertido,” dice David Gilmour, quien se hizo amigo de Barrett en 1962. “Era muy querido por todos los que le rodeaban.” Los dos marcharon a Francia a tocar en la calle, donde Barrett inventaba canciones en el acto. “Syd tenía un don natural para la poesía. Sin esfuerzo componía cosas.”

Algunas de esas primeras canciones aparecieron en los últimos álbumes en solitario de Barrett y demuestran una afinidad por las rimas sin sentido, una fascinación por el sonido de las palabras por sí mismas. Otras jugaban dentro de los formatos del blues. Canciones populares, Shakespeare, cuentos de hadas, el misticismo del I Ching y la lógica onírica de Lewis Carroll entraron todos en la mezcla, equilibrando el capricho con formalidad.

En 1964, Barrett se matriculó en el Camberwell College of Arts de Londres para estudiar pintura y se reconectó con otro amigo de la infancia, Roger Waters, y finalmente se unió a su banda de covers de ritmos y blues, The Tea Set — donde Waters tocaba el bajo, Rick Wright los teclados y Nick Mason la batería. Fue Barrett quien les rebautizó como Pink Floyd (en honor a dos oscuros músicos de blues, Pink Anderson y Floyd Council). El grupo comenzó a improvisar paisajes sonoros para acompañar espectáculos de luces experimentales, aproximadamente, al mismo tiempo que Barrett comenzaba a tomar LSD casi a diario.

El rock alucinógeno de Pink Floyd los convirtió en los favoritos de la escena psicodélica underground de Londres. Barrett tenía solo 21 años cuando, en 1967, lanzaron su alucinante álbum debut, The Piper at the Gates of Dawn, que llevaba diez de sus once canciones firmadas por Barrett. Pero no pudo disfrutar de su éxito. Las drogas habían desatado algo en su interior: desapareció la personalidad extrovertida, reemplazada por una mirada de mil metros de distancia. En directo en el escenario, desafinaba su guitarra y se olvidaba de tocar o de cantar.

Los últimos temas de Barrett para Pink Floyd reflejan su desintegración mental. El desconcertante Jugband Blues (su única composición para llegar al segundo álbum de la banda, A Saucerful of Secrets) muestra a un Barrett preguntándose “¿Quién podría estar escribiendo esto?” Scream Thy Last Scream y el auto-excoriante Vegetable Man fueron considerados demasiado perturbadores para ser publicados.

A fines de 1967 Gilmour había reemplazado a su viejo amigo, que tuvo que ser eliminado de la formación de la banda, aparentemente sin que él lo notara. Rick Wright — que vivía compartiendo piso con Barrett — recuerda haberle dicho que salía a comprar cigarrillos, para escaparse solo a tocar en un concierto. Cuando regresó, horas después, Barrett seguía en la misma posición, mirando al vacío. “¿Compraste los cigarrillos?” preguntó.

Barrett hizo dos álbumes en solitario en 1970, The Madcap Laughs y Barrett, con Gilmour como productor y la participación de miembros de Pink Floyd. Sus tortuosas sesiones de grabación produjeron algunas de las canciones más bellas y extrañas de la historia del pop, componiendo paisajes de ensueño sin sentido y también marcando el final de la carrera de Barrett; todo su catálogo tiene sólo 54 canciones. En un estado cada vez más angustiado, Barrett se retiró a la casa de su familia en Cambridge, donde vivió como un recluso hasta su muerte por cáncer de páncreas en 2006.

Sin Barrett, Pink Floyd se convirtió en una banda menos excéntrica y enervado, basándose en la composición más cerebral de Roger Waters y la musicalidad de Gilmour. El magistral Shine On You Crazy Diamond es el tributo de la banda a su antiguo líder: “Venga va, declamador, vidente de visiones / Ea, pintor, flautista, prisionero, ve y brilla.”

Pink Floyd estaba mezclando Shine On… en los estudios Abbey Road en julio de 1975 cuando un tipo con sobrepeso, de cabeza y cejas rapadas, se les acercó y se sentó. Pasó algún tiempo antes de que alguien lo reconociera. Escuchó la música con atención, antes de decir que el tema le sonaba “viejo”.

Fue lo último que se vio de Syd Barrett.


The Lyrics of Syd Barrett (“Las letras de Syd Barrett”) serán publicadas por Omnibus Press a £14.99 este jueves 18 de febrero


Artículo de Neil McCormick, crítico musical
Publicado en The Telegraph el 
domingo, 14 de febrero de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.telegraph.co.uk/music/artists/crazy-diamond-lsd-ruined-pink-floyds-fragile-genius-syd-barrett/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s