‘Digan la verdad sobre los contratos de £18.000 millones por el Covid’

METRO— MIÉRCOLES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2020

Confianza pública ‘en peligro’ mientras aumenta gasto de dinero de los contribuyentes, según regulador NAO

Miles de millones de libras esterlinas en gastos por el coronavirus no han sido contabilizados, han advertido ayer entidades auditoras, mientras que el círculo de amigos al interior del Gobierno han sido acusados ​​de “beneficiarse de la pandemia”.

La Oficina Nacional de Auditoría (NAO) dijo que la confianza pública estaba en peligro después de que los ministros rompieran las reglas de gastos otorgando contratos por valor de £18 mil millones — con más de la mitad aún en secreto después de al menos cuatro meses.

Meg Hillier, quien preside el comité parlamentario de cuentas públicas, dijo: “El Gobierno debe aclarar y publicar de inmediato todos los contratos que ha adjudicado hasta ahora. ¿Cuál es el gran secreto?”

La NAO descubrió que algunos de los 8.600 contratos hasta el 31 de julio se adjudicaron después de ejecutadas las obras.

Su informe se produce días después de que el gigante de la sanidad privada Randox obtuviera una extensión de £347 millones en su contrato de procesamiento de pruebas, a pesar de tener que retirar 750,000 kits de prueba defectuosos que había entregado.

Millones pasaron por amigos, asesores y un intermediario del Gobierno

Randox paga al parlamentario conservador Owen Paterson £100.000 al año por formar parte de su junta, y su contrato se encontraba entre aquellos que se han adjudicado por valor de £10.500 millones sin licitación. Las empresas tenían diez veces más probabilidades de ganar contratos de equipos de protección personal (EPP) si eran recomendados por ministros, funcionarios trabajando para ministros, parlamentarios de la Cámara de los Comunes o la de los Lores, dijo la NAO.

La empresa de relaciones públicas Public First recibió £840.000 de la Oficina del Gabinete — dirigida por Michael Gove — después de haber comenzado a trabajar “informalmente” en comunicaciones sin licitación pública.

Su propietaria, Rachel Wolf, trabajó anteriormente para Gove y coescribió el manifiesto electoral del Partido Conservador. “Encontramos que no existe documentación que registre el proceso de selección del proveedor, la justificación para utilizar adquisiciones de emergencia ni ninguna consideración sobre posibles conflictos de interés” dijo la NAO.

Ayanda Capital — empresa inmobiliaria y de comercio de divisas con sede en las Islas Mauricio — ganó un contrato de £253 millones para máscaras de EPP después de recibir una recomendación de Andrew Mills, quien también asesora a la ministra de comercio internacional Liz Truss.

Ninguna de los 50 millones de mascarillas suministrados cumplió con los estándares clínicos.

El dinero de los contribuyentes fue usado para pagar £21 millones al intermediario español Gabriel González Andersson para cumplir con un pedido de EPP firmado con la empresa Saiger LLC — del diseñador de joyas Michael Saiger, domiciliado en Florida (Estados Unidos) — que recibió contratos por valor de £200 millones sin licitación.

“No entendemos porqué, hasta junio, el Gobierno seguía ejecutando una adjudicación directa de contratos lo suficientemente lucrativa como para permitir que se obtengan este tipo de ganancias,” dijo a la BBC Jolyon Maugham, del Good Law Project.

La ministra de la Oficina del Gabinete de la oposición, la laborista Rachel Reeves, dijo: “El país merece tener la seguridad de que los amigos y aportantes de dinero para la campaña del Partido Conservador no se están beneficiando de esta pandemia.”

La NAO no analizó si los contratos ofrecían una buena relación calidad-precio.

En mayo, Boris Johnson prometió un sistema de prueba y rastreo “inigualable”. Sin embargo, el grupo gubernamental de científicos SAGE ha dicho que el impacto del rastreo de contactos es “limitado”, con tasas de contacto muy por debajo del 80 por ciento requerido.

Los ministros no especificaron qué proporción de contactos tenían que ser contactados cuando adjudicó a la empresa Serco el contrato para dicho rastreo de contactos, informó el programa Dispatches de Channel 4. Encontró kits de prueba con agujeros de fuga, pruebas tiradas a la basura y presunta contaminación cruzada en la planta de Randox en el condado de Antrim (Irlanda del Norte).

El exdirector de la Organización Mundial de la Salud, profesor Anthony Costello, calificó los hallazgos de Channel 4 como “impresionantes”.

“Equivale a negligencia criminal, pura y simplemente,” agregó.

Randox negó cualquier contaminación cruzada en su planta y dijo que “el personal está capacitado para garantizar que las muestras sean procesadas correctamente”. El director de la NAO, Gareth Davies, dijo que reconoció que la pandemia era una “circunstancia excepcional”, pero que no se han cumplido los estándares de transparencia y que es esencial que las decisiones sean aclaradas “para mantener la confianza pública en que el dinero de los contribuyentes se gasta de manera adecuada y justa”.

La viceministra de la Oficina del Gabinete, Julia López, dijo que el Gobierno estaba lidiando con una “pandemia global sin precedentes”.

“Necesitábamos obtener contratos con extrema urgencia, y así asegurar los suministros vitales necesarios para proteger a los trabajadores de primera línea del NHS y al público, y no pedimos disculpas por eso,” agregó.

López dijo que se han implementado “procesos sólidos” para llevar equipos críticos donde se necesitan y “garantizar una buena relación calidad-precio para el contribuyente”.

Las ‘enchufadas’ del Número 10

La inversora de capitales de riesgo Kate Bingham — que asistió a la escuela con la hermana de Boris Johnson y está casada con un ministro del Tesoro — recibió un trabajo no remunerado como líder del grupo de trabajo sobre vacunas de Reino Unido.

La entidad gubernamental Test and Trace está dirigida por la baronesa conservadora Dido Harding — directora del Jockey Club, el cual tiene su sede en el distrito electoral del ministro de sanidad Matt Hancock. Dirige la competición ecuestre Grand National, que cuenta con el patrocinio de Randox. El nombramiento no remunerado de la baronesa Harding fue anunciado en la cuenta de Twitter de Hancock, quien es miembro honorario del Jockey Club.

Harding — ex consejera delegada de la telefónica TalkTalk — es amiga del ex primer ministro David Cameron desde la Universidad de Oxford, antes de que él la hiciera parte de la Cámara de los Lores. Su esposo, el parlamentario conservador John Penrose, fue compañero de escuela de Boris Johnson en Eton y se desempeña como barón oficial anticorrupción del Gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s