Cummings sale de Downing Street con tiro de gracia a Johnson

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 14 DE NOVIEMBRE DE 2020

Asesor principal acusa a primer ministro de ‘indeciso’ al ordenarse su salida de Downing Street

Dominic Cummings ha recibido la orden de abandonar definitivamente el despacho gubernamental de Downing Street el viernes por la noche, luego de ser acusado de difundir información contra el primer ministro británico.

Cummings — hasta ahora considerado el asesor de mayor confianza de Boris Johnson — desató una andanada de afirmaciones contra su jefe, diciendo a sus allegados que Johnson es ‘indeciso’ y que él y Lee Cain, renunciante director de comunicaciones desde principios de esta semana, debían tratar con el ministro de la oficina del gabinete Michael Gove para tomar decisiones.

El asesor principal de Johnson recogió su escritorio después de una reunión a mediodía en el número 10 de Downing Street [el despacho del primer ministro], y salió del edificio por última vez llevando consigo sus pertenencias en una caja de cartón. También se pidió a Cain que dejara el despacho en la misma reunión.

Ambos tenían la intención de permanecer en el Número 10 hasta fin de año para trabajar en el proyecto del Brexit que les unía a ellos con Johnson pero, según informes, la gota que colmó el vaso fue que Johnson escuchase afirmaciones de que la facción encabezada por Cummings y Cain estaba difundiendo información contra él y su prometida, Carrie Symonds.

Los exfuncionarios permanecerán empleados hasta mediados de diciembre, y se espera que Cummings complete algunos trabajos sobre pruebas masivas — pero no que ninguno de los dos vuelva a poner pie en el Número 10.

Varias fuentes afirmaron que Johnson había acusado a Cummings y Cain de estar tras los dañinos informes, aunque Cummings calificó tales afirmaciones de “inventos” y agregó: “Nos echamos unas risas.”

Cain describió la reunión como “cálida” y dijo que Johnson había dicho que sería mejor para la “moral” que se produjera una salida completa. Más tarde publicó una foto en redes sociales de un par de guantes de boxeo del Brexit que, según dijo, el primer ministro le autografió después de la reunión.

El desenlace se produce después de quince días de filtraciones altamente dañinas y venenosas reuniones informativas, que han culminado en que la Oficina del Gabinete abra una investigación sobre quién desveló los secretos de las conversaciones acerca del segundo confinamiento por coronavirus a los medios de comunicación.

Después de que Cummings renunciara el jueves por la noche, sus allegados se habían quejado de la ‘indecisión’ de Johnson, diciendo que tenían que ir a hablar con Gove para que se tomaran decisiones.

También se sabe que difundieron rumores de que Johnson había perdido su poder de concentración luego de su hospitalización por coronavirus a principios de año, y que Symonds ‘le bombardea’ con textos que exponen sus opiniones sobre la política hasta 25 veces por hora.

Se reporta que Johnson está particularmente enfadado por informes periodísticos que afirman que los leales a Cummings se referían a Symonds con apodos como princesa Nut-Nuts.

Fuentes leales al primer ministro acusaron a Cummings de “tratar de culpar a cualquiera menos a él mismo” por su despido, diciendo que sus quejas del titubeo de Johnson eran simplemente “las ocasiones en que el primer ministro no hacía lo que quería él.”

Una fuente dijo: “La verdad es que Dom no prestaba atención a un tema durante meses, luego se interesaba y esperaba que lo hicieras en dos o tres días. No es así como funciona el Gobierno. Cuando dice que Boris está indeciso, lo que en realidad quiere decir es que Boris no hacía lo que quería él. Eso no es lo mismo, es solo que el Primer Ministro le decía que no.”

Cummings había renunciado formalmente el jueves, un día después de que Cain — su aliado más cercano — también entregase su preaviso de baja laboral. La renuncia se produjo después de que Symonds y Allegra Stratton, la secretaria de prensa de Johnson, vetaran el ascenso de Cain a jefe de gabinete.

La salida de los dos asesores más antiguos del primer ministro británico marca no solo el amargo final de una relación forjada en la campaña anti-europeísta Vote Leave [Vota por la salida] hace cinco años, sino también un nuevo comienzo para el cargo de Johnson.

Lord Udny-Lister, principal asesor estratégico del despacho del primer ministro, fue instalado el viernes como jefe de personal interino mientras Johnson busca un titular permanente para el puesto que ofreció originalmente a Cain.

Quien se convierta en su mano derecha permanente jugará un papel importante en la configuración del gobierno de Johnson desde ahora hasta las próximas elecciones generales, mientras que Stratton quiere un “reinicio” de la relación de Downing Street con el público y los medios.

Stratton — quien emerge como ganadora del desagradable tira y afloja con Cain — está decidida a suavizar la imagen del Gobierno y apoyar la iniciativa de Symonds de impulsar la agenda ecológica junto al objetivo central de “nivelar” al país.

La decisión de Johnson de mantener a Cummings y Cain en sus puestos hasta mediados de diciembre significa que aún ejercerá cierto control sobre ellos mientras se desarrollen las negociaciones comerciales del Brexit.

Algunos de los partidarios del primer ministro temían que los ex Vote Leave pudieran atacar al Gobierno desde fuera, si se firma un acuerdo comercial del Brexit con el que no estén de acuerdo.

También es probable que signifique que la Oficina del Gabinete no quiera perder el control sobre ambos, si requieren obtener pruebas para la investigación en curso sobre la filtración. Se entiende que Cain fue absuelto de la filtración de los planes del Gobierno para un segundo confinamiento, pero la investigación continúa.

Aunque se espera que ambos trabajen desde casa en sus últimas semanas de empleo en el Número 10, una fuente dijo: “No esperamos verles de regreso en el edificio.”

El viernes, Downing Street respondió a las insinuaciones de que la postura del Brexit del primer ministro se suavizaría en los últimos días de las negociaciones comerciales, como resultado de la desvinculación de Cummings y Cain del Número 10.

El portavoz oficial del primer ministro dijo: “En absoluto. La posición del Gobierno en relación con el futuro acuerdo comercial no ha cambiado. Queremos llegar a un acuerdo, pero éste tiene que respete plenamente la soberanía de Reino Unido.”

“El tiempo es muy escaso. Tenemos claro que el período de transición terminará el 31 de diciembre, no hay duda al respecto. Nos gustaría llegar a un acuerdo. Si no podemos llegar a un acuerdo de libre comercio, entonces lo que haremos es ejecutar nuestra salida al estilo australiano.”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s