¡No fallen esta vez!

METRO — MIÉRCOLES, 11 DE NOVIEMBRE DE 2020

Expertos hacen advertencia mientras Gobierno ordena implementar vacunación los 7 días de la semana | Inyecciones empiezan en diciembre en carrera para ‘volver a la vida normal’ en Semana Santa

La vida ‘podría volver a la normalidad en Semana Santa’ siempre que los ministros no ‘estropeen’ la entrega de la vacuna contra el coronavirus, dijo ayer a los parlamentarios uno de los principales expertos en inmunología del mundo.

Sir John Bell — miembro del grupo de trabajo gubernamental sobre vacunas — dijo que otros dos equipos además de Pfizer podrían producir una inyección para los trabajadores de primera línea y personas vulnerables antes de Navidad.

Además, Bell dijo al comité científico de la Cámara de los Comunes que hay una ‘probabilidad del 70 al 80 por ciento’ de que la pandemia termine en la primavera. “Eso es siempre que (el Gobierno) no arruinen la distribución de la vacuna,” dijo. “Ese no es mi trabajo, pero, siempre que no lo arruinen, todo estará bien.” El profesor de la Universidad de Oxford pronunció su veredicto después de que Pfizer dijera que no había encontrado “efectos secundarios graves” de su vacuna, y que es “90 por ciento efectiva”.

El ministro de sanidad Matt Hancock fue cuestionado también sobre si el Gobierno estaba a la altura de la tarea de entregar la vacuna, considerando su historial de Covid-19. “La implementación del sistema de prueba y rastreo, y la adquisición temprana de EPP, no fueron tan fáciles como podríamos haber esperado,” dijo el ministro de sanidad de la oposición, Jonathan Ashworth. ‘Entonces, ¿cuál es el plan?’

Hancock respondió que la operación de siete días a la semana, que comenzaría el próximo mes, se basará en “planes probados y comprobados para la gripe que implementamos cada otoño,” y añadió: “La logística es compleja, las incertidumbres son reales y la escala del trabajo es enorme. Pero sé que el NHS estará a la altura. Sé que estarán a la altura de este desafío […] para inyectar esperanza en millones de brazos este invierno.”

Reino Unido ha ordenado 10 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, y Hancock ha puesto el NHS en orden de inamovilidad para comenzar a administrarlas a principios de diciembre. Sin embargo, el medicamento debe mantenerse a -70°C, lo que hace imposible almacenarlo en la mayoría de los hospitales, farmacias o consultas médicas.

Las declaraciones de Hancock se produjeron mientras la baronesa Dido Harding — directora del programa Test and Trace, al que se destinaron £12.000 millones de los contribuyentes — defendía su desempeño después de que el comité de asesores científicos del Gobierno (SAGE) dijera que solo está obteniendo un “efecto reducido”. La alta funcionaria y exjefa de TalkTalk dijo a los parlamentarios que la capacidad de pruebas se había multiplicado por 17 desde principios de agosto, y que ella había “construido algo del tamaño de [todas las tiendas de la cadena de supermercados] Asda en cinco meses”.

Las muertes por coronavirus están ahora en su nivel más alto desde principios de junio y representan el 12 por ciento de todas las muertes, según la Oficina de Estadísticas Nacionales. Se registraron un total de 1.379 muertes en Inglaterra y Gales en los siete días hasta el 30 de octubre. La cifra aumentó en 532 ayer, la cifra diaria más alta desde mayo. El número de casos también aumentó, de 20.018 a 20.412.

Hancock dijo también a los parlamentarios que, después de una prueba exitosa en Liverpool, se implementarán pruebas masivas en 67 áreas de autoridades locales utilizando kits que ofrecen resultados en tan solo 15 minutos.

“Cada uno tendrá la capacidad de evaluar al 10 por ciento de su población en 7 días,” dijo. “Las pruebas brindan confianza, y es esa confianza la que ayudará a que Gran Bretaña se recupere.” El ministro agregó que también se introducirán pruebas dos veces por semana para el personal de primera línea del NHS, pero insistió en que la prioridad de la convocatoria a familiares de residentes en hogares de ancianos dependerá de las autoridades locales.

Sir John dijo que el actual período de aislamiento de 14 días disuadía a las personas de hacerse la prueba, y dijo que las pruebas masivas deberían permitir que las personas reciban ‘pasaportes de libertad’.

Bell dijo a los parlamentarios: “Vivimos en un mundo en el que necesitamos reabrir la sociedad. Por el momento no tenemos esa estructura porque toda la filosofía ha sido, ‘vamos a castigar [a la sociedad]’, en lugar de ‘vamos a darle [a la sociedad] un objetivo que alcanzar’.”

Mientras tanto, se ha comunicado a las universidades que concluyan las clases presenciales a principios de diciembre, para que los estudiantes tengan tiempo de regresar a casa y continuar con sus estudios por internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s