Patel: no me silenciarán por mi raza

THE DAILY TELEGRAPH — VIERNES, 12 DE JUNIO DE 2020

Ministra del Interior desafía a parlamentarios laboristas por acusarla de explotar su origen asiático

Priti Patel ha dicho que «no será silenciada» después de que parlamentarios laboristas la acusaran de explotar su origen asiático para posicionarse contra el uso de la violencia en las protestas de Black Lives Matter (BLM).

La ministra del interior respondió a 32 parlamentarios laboristas que firmaron una carta criticando su opinión sobre su propia experiencia del racismo, después de ser acusada en la Cámara de los Comunes de no estar en contacto con las preocupaciones de los manifestantes.

Legisladores como la líder de la Cámara por parte de la oposición Valerie Vaz, la portavoz ferroviaria Tan Dhesi y la exministra del interior de la oposición Diane Abbott, se dirigieron por escrito a Patel expresando su «consternación» por la forma en que usó su «origen y experiencias de racismo para hacer gaslight [culpabilizar] al verdadero racismo enfrentado por los negros y las comunidades de todo Reino Unido».

El término gaslight significa manipular a alguien hasta que dude de su cordura, y generalmente se utiliza para referirse a una forma de tortura psicológica en una relación abusiva.

La carta agrega: «Ser una persona de color no lo convierte a uno automáticamente en una autoridad sobre todas las formas de racismo.»

Sin embargo, Patel — hija de padres asiáticos ugandeses — respondió por Twitter publicando su carta y agregó: “No me silenciarán los parlamentarios laboristas de Reino Unido que continúan rechazando las contribuciones de aquellos que no se ajustan a su punto de vista sobre cómo deben comportarse las minorías étnicas.»

La disputa se produce antes de un fin de semana de nuevas protestas, en que la policía se prepara para contener la violencia mientras grupos de extrema derecha planean sus contramanifestaciones. Patel, que está regularmente en contacto con la Federación de la Policía, ha sido una firme defensora de las fuerzas del orden, ya que los laboristas han defendido a los manifestantes.

Algunas figuras laboristas han intentado retratar la respuesta de los conservadores como racistas a pesar de que tienen una bancada étnicamente diversa, que incluye no solo a Patel sino a Rishi Sunak, el canciller, Alok Sharma, el secretario de negocios, Nadhim Zahawi, un ministro de negocios, Kemi Badenoch, ministra de igualdad, y Ranil Jayawardena, ministro de comercio.

El líder laborista Sir Keir Starmer pareció distanciarse de la carta cuando los ministros del gabinete conservador y parlamentarios de alto rango se manifestaron para apoyar a Patel y acusar a los laboristas de tratar de politizar el tema.

En la conferencia de prensa diaria, el ministro de sanidad Matt Hancock dijo: «Aborrezco esta política de identidad divisiva que se está organizando sobre Priti Patel. Estoy increíblemente orgulloso de ser parte del Gobierno más diverso de la historia. No creemos que haya nada parecido a una clase incorrecta de BAME (británicos asiáticos, negros y de minorías étnicas). Creemos que las personas son iguales.»

Otros colegas suyos del Gabinete también hablaron como Zahawi, quien dijo: «Estoy totalmente de acuerdo con Matt Hancock» mientras Sharma tuiteó «Estoy con Priti».

Badenoch dijo: «Estoy con Priti. Es vergonzoso que los laboristas intimiden usando la raza de alguien. En su intento de ganar puntos políticos para su partido, legitiman el uso de la raza como arma para atacar a otros. Imagine recibir un correo electrónico como este en su trabajo.»

El ministro de asuntos exteriores James Cleverly, cuya madre es de Sierra Leona, dijo que los comentarios de los parlamentarios fueron «profundamente ofensivos y groseros».

La ministra de comercio Liz Truss dijo: «Aplaudo su coraje para hacer frente a esto.»

Patel también recibió apoyo de todo el Partido Conservador. El excanciller y exministro del interior Sajid Javid dijo: «Imagínese escuchar la historia de sufrir abusos racistas que cuenta una mujer de minorías étnicas, y luego decidir que prefiere condenar a la víctima que a sus abusadores.»

«Todo porque ella no se ajusta a tu estereotipo. Una carta totalmente equivocada e irresponsable.»

El exlíder conservador Iain Duncan Smith dijo: “Priti Patel tiene todo el derecho de referirse a sus antecedentes porque los parlamentarios laboristas lo hacen todo el tiempo. Lo que ha estado sucediendo a la izquierda de la política ha sido usar esto como un arma política. Muy bien hecho, Priti.”

La carta a Patel fue enviada en papel con membrete del laborista Naz Shah — quien en 2016 tuvo que pedir disculpas por publicaciones antisemitas en redes sociales, incluyendo decir que Israel debería ser trasladado a Estados Unidos — también fue firmada por la candidata a la líder adjunta laborista Rosena Allin-Khan, el candidato a la presidencia de ese partido Clive Lewis y Dawn Butler, exministra de igualdad y mujeres de la oposición.

Una fuente cercana al líder del Partido Laborista dijo: “La carta es de los parlamentarios BAME hablando sobre sus experiencias. Keir apoya el derecho de los parlamentarios a hablar sobre temas que han sido puestos en primer plano en las últimas semanas por el movimiento BLM.»

El personal que trabajó en estrecha colaboración con la ministra del interior dijo que no habló sobre el abuso racista que había sufrido, ni en privado, pero que había sido provocada para referirse a él.

Se entiende que también dijo a los funcionarios públicos que considera que el acrónimo BAME es «condescendiente e insultante».

El intercambio de los Comunes el lunes se produjo cuando Patel defendió a la policía y criticó a algunos manifestantes de BLM por violencia y comportamiento abusivo.

Patel respondió: “He sido muy clara en mis comentarios sobre el nivel de injusticia que se siente en todo el país […] pero me entristece mucho que se haya dicho efectivamente que este Gobierno no entiende la desigualdad racial.»

“Sobre esa base, debo haber sido una ministra del interior muy diferente porque cuando era niña fui frecuentemente llamada paki en el patio de recreo; una ministra del interior muy diferente porque recibí abuso racial en las calles o incluso consejos de que abandone mi apellido y usara el de mi esposo para avanzar en mi carrera.»

“Y una ministra del interior diferente, a la que recientemente caricaturizó The Guardian […] como una vaca gorda con un anillo en la nariz, algo que no solo es racista sino también ofensivo, cultural y religiosamente.»

«Este no es un ejemplo de respeto, igualdad, tolerancia o equidad, por lo que cuando se trata de racismo, sexismo, tolerancia o justicia social, no voy a recibir lecciones de los que están al otro lado de la Cámara.»

Antes, los colegas de Patel condenaron como «vil» y «racista» un tuit de Guz Khan, comediante de la BBC y embajador de la marca Uber Eats, en el que criticó su herencia asiática preguntando si quería un curry para cenar a una imagen de Patel expresando disgusto.

Ante ello, altos cargos conservadores instaron a Uber y a la BBC a desmarcarse del citado comediante.

———-

Partidarios prometen detener retirada de estatua de Baden-Powell

Una disputa extraordinaria ha estallado el jueves sobre el destino de una estatua de Lord Baden-Powell (foto), fundador del movimiento Scout, luego de que fuera blanco de manifestantes contra el racismo.

El bronce de tamaño natural, erigido en 2008, domina la isla Brownsea — el puerto de Poole donde el líder militar celebró su primer campamento experimental en 1907.

Fue incluido en un mapa de «estatuas problemáticas» publicado en un sitio web llamado Topple the Racists [‘Derribar a los racistas’], orquestado por la Coalición Stop Trump en apoyo del movimiento Black Lives Matter.

Temerosos de que la estatua — situada a pocos metros del mar — sea atacada, el consejo de Bournemouth, Christchurch y Poole decidió que debía ser removida temporalmente para su propia protección. Sin embargo, a medida que se corrió la voz, una multitud de residentes y antiguos exploradores se reunieron alrededor de la estatua de 5 pies (1.52 mt) de alto, prometiendo protegerla de políticos «militantes».

Len Banister, de 79 años, ganador del Premio Scout de la Reina, levantó su bastón y declaró: «Si quieren derribar esto, primero tendrán que derribarme a mí.»

El ayuntamiento local dijo más tarde que la «muy querida» estatua no se eliminaría de inmediato, sino que tendría seguridad las 24 horas mientras continuaban las conversaciones con los contratistas. Mark Howell, subdirector del consistorio, dijo que se hacía necesario preservar la estatua para generaciones futuras, pero insistió en que si se retiraba, sería devuelta «tan pronto como el nivel de amenaza disminuya».

El jueves por la noche, el complejo hospitalario Guy & St Thomas del NHS anunció que las estatuas de Sir Robert Clayton y Sir Thomas Guy en el exterior de sus hospitales en Londres también serían retiradas de la vista pública, debido a su asociación con el comercio de esclavos. Ambas figuras aparecen en la lista de Topple The Racists.

Clayton, ex Lord Alcalde de Londres, tenía vínculos con la Royal African Company, que transportaba esclavos. Guy invirtió capitales en la South Sea Company, que también participó en dicho comercio.

El anuncio se produjo luego de que varios parlamentarios conservadores advirtieran en contra de «caer en el juego» de aquellos que «tratan de reescribir la historia».

Ben Bradley, parlamentario por Mansfield, escribió en Twitter: “Para aquellos que todavía piensan que Black Lives Matter es únicamente una campaña contra el racismo, sepan que su GoFundMe reafirma su compromiso de ‘desmantelar el capitalismo y las estructuras estatales’, así como luchar contra las opiniones en la derecha política. Es un grupo activista de izquierdas.»

Las protestas se produjeron después de la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd en Minneapolis, y llevaron a la universidad Imperial a abandonar su lema «Conocimiento científico, gloria suprema y salvaguarda del imperio». Por su parte, la Universidad de Bristol dijo su logotipo — que incluye los escudos de armas de Edward Colston, Henry Overton Wills y Joseph Fry — estaban bajo revisión.

———–

Acusan a sindicatos ​​de celebrar que escuelas permanezcan cerradas

Se ha acusado a los sindicatos docentes de celebrar que los niños queden fuera de las aulas, después de que uno de ellos se dirigiera por escrito a los miembros describiendo el giro del Gobierno como una «victoria».

El jefe del Sindicato de Colegios Mayores y Universidades (UCU) elogió la «impresionante campaña pública» de los sindicatos docentes y dijo que podrían «lograr victorias similares» solo dos días después de que el Gobierno abandonara los planes para reabrir todas las escuelas primarias antes de septiembre.

Kevin Courtney, secretario general conjunto de la Unión Nacional de Educación (NEU) y quien lideró a la oposición a la reapertura, también describió la decisión como una «victoria para la ciencia y para cada miembro [NEU]».

El lenguaje ha llevado a acusaciones de que los sindicatos están más preocupados por obtener puntos políticos que por velar por el interés superior de los niños.

Tom Hunt, parlamentario conservador por Ipswich que forma parte del Comité Selecto de Educación, dijo que, sin importar su opinión sobre la ciencia, «el hecho de que la mayoría de los niños no regresen hasta septiembre debería entristecernos a todos».

«Esto no es algo para felicitarse ni darse palmadas en la espalda, y no debe celebrarse así,» dijo. «Esto no es una victoria para nadie; es una situación grave para los niños, especialmente aquellos de entornos más desfavorecidos.»

El Gobierno ha sido criticado por eliminar el objetivo de que las escuelas regresen, en medio de advertencias de que el riesgo de Covid-19 es bajo para los niños, en comparación con el daño a largo plazo de los seis meses de educación perdidos.

Sin embargo, en una actualización para los miembros vista por The Telegraph, la secretaria general de la UCU Jo Grady ha sido acusada de celebrar la noticia.

“Hemos visto a otros sindicatos de educación tener éxito recientemente en su impresionante campaña pública para evitar la reapertura total de las escuelas primarias. Podemos lograr victorias similares para nuestro sector cuando actuamos colectivamente,” escribió.

————-

Residencias admitieron a 25.000 pacientes sin pruebas de coronavirus

Alrededor de 25.000 pacientes fueron enviados a residencias sin que se les hiciera una prueba de coronavirus en el punto álgido de la pandemia, confirman nuevas cifras «extraordinarias».

El jueves por la noche, parlamentarios de los dos principales partidos condenaron las conclusiones de un informe de la Oficina Nacional de Auditoría (NAO, por sus siglas en inglés), que encontró que la política del NHS de dar altas sin necesitar de pruebas duró casi un mes antes de ser cambiada.

Según el informe, se priorizaron las pruebas que estaban disponibles para las personas con síntomas respiratorios o similares a la gripe.

No se sabe cuántos de los 25.000 pacientes dados de alta sin una prueba entre el 17 de marzo y el 15 de abril, el día que NHS Inglaterra cambió su consejo, estaban infectados con coronavirus.

Sin embargo, una de cada tres residencias de ancianos había experimentado un brote de Covid-19 a mediados de mayo, con más de 1.000 residencias que se ocupaban de casos positivos durante el pico de infecciones en abril.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s