Intentan reducir tensiones por escalada de protestas antirracismo

THE GUARDIAN — MARTES, 9 DE JUNIO DE 2020

Alcalde de Londres aumenta presión sobre la policía antes de más manifestaciones

El alcalde de la capital británica alista planes urgentes para reducir tensiones y abordar la furia por la acción policial desproporcionada contra negros y minorías étnicas, ya que el fin de semana se esperan protestas de la plataforma Black Lives Matter (BLM) en decenas de localidades del país.

La iniciativa de Sadiq Khan de ejercer presión sobre la Policía Metropolitana (Met) — la fuerza más grande de Reino Unido — acerca del uso de los poderes de detención y registro, pistolas de electrochoque Taser y otras prácticas, surge en medio de preocupaciones sobre la propagación del coronavirus en multitudes y temores de violencia, ya que trascendió que grupos de extrema derecha planean sus propias contramanifestaciones.

Los pasos para gestionar la ira hacia el racismo sistémico — al que tristemente se da atención después del asesinato policial de George Floyd en Minneapolis — contrastan con el discurso de los ministros de Reino Unido y la presión de parlamentarios conservadores para que la policía y la fiscalía repriman el desorden.

El lunes, la ministra del interior Priti Patel repitió su condena al “vandalismo” por parte de “matones y delincuentes” después de las 200 protestas de BLM durante el fin de semana, durante las cuales los manifestantes derribaron la estatua de un traficante de esclavos del siglo XVII en Bristol y pintaron graffiti en una estatua de Winston Churchill en la capital.

Patel dijo que 137.500 personas asistieron a las protestas y hubo 135 arrestos, además de 35 policías heridos en Londres.

Parlamentarios conservadores instaron a Patel a asegurarse de que quienes participaron en el desorden en Londres el fin de semana “enfrentaran la fuerza de la ley”. Asimismo, representantes sindicales de la policía han pedido una disculpa por lo que dijeron fue un descuido en la protección a los oficiales contra lesiones, mientras que altos cargos policiales emitieron una advertencia a los posibles manifestantes.

“Lamentablemente, hay una pequeña minoría de personas que quieren usar estas protestas como excusa para la violencia y el desorden. Esto es inaceptable y no será tolerado, ni lo serán los ataques contra los agentes de policía, que están allí para mantener a la ciudadanía segura,” dijo BJ Harrington, jefe de policía que forma parte del Consejo de Jefes de la Policía Nacional.

El líder laborista Keir Starmer dijo que era “completamente equivocado” que los manifestantes hayan derribado una estatua de Edward Colston y la arrojaran en el puerto de Bristol — lo que le enfrentó con algunos parlamentarios del ala izquierda de su partido — mientras enfatizaba que el monumento nunca debió haber estado allí en primer lugar.

Khan dijo que la atención debía centrarse en erradicar el racismo sistémico, la discriminación y la desigualdad de la sociedad, y pidió “un compromiso claro con el cambio”.

Si bien el alcalde laborista no puede ordenar que el Met no use sus poderes de detención y registro ni el uso de Tasers, sí ejerce influencia política sobre la fuerza, y la estrategia del Met a menudo influye en otras fuerzas.

Datos del Ministerio del Interior muestran que las personas negras en Inglaterra y Gales tuvieron 9.5 veces más probabilidades que las personas blancas de ser detenidas y registradas en 2017-18. Según datos de Scotland Yard de 2018, los oficiales de policía tenían cuatro veces más probabilidades de usar la fuerza contra personas negras en comparación con personas blancas. Las cifras de la semana pasada revelaron que los agentes que hicieron cumplir el bloqueo del coronavirus tenían más del doble de probabilidades de emitir multas a personas negras que a blancas.

Luego de discusiones con los líderes de la comunidad, Khan ha pedido a dos de sus asesores que se hagan cargo de las medidas. “Debemos capitalizar este momento de cambio y es por eso que ahora he encomendado a funcionarios del City Hall (ayuntamiento de Londres) que trabajen en un nuevo plan de acción urgente que se desarrolle con grupos comunitarios y la policía, pero todos los organismos públicos deben cambiar,” manifestó.

“El plan buscará mejorar la confianza y la transparencia, y está destinado a cubrir cómo nuestras comunidades pueden analizar mejor las políticas y tácticas que siguen siendo motivo de preocupación en 2020,” agregó.

En West Midlands — donde las protestas de BLM cerraron parte de la autovía M6 el domingo por la noche — el comisionado de policía y crimen David Jamieson dijo que convocará una reunión de líderes de la comunidad el jueves para escuchar las preocupaciones, que serán transmitidas a la policía.

Un experto en policía de orden público advirtió sobre el riesgo de disturbios graves si se presiona a la policía para que se emplee con mano más dura contra los manifestantes. Clifford Stott — profesor de la Universidad de Keele que ha asesorado al Ministerio del Interior sobre la estrategia de orden público — dijo: “Lo que puede suceder a medida que avanzamos son disturbios generalizados, y lo que estamos tratando de evitar en este momento es una escalada importante del descontento público, lo que está claramente allí dados los niveles de movilización que están ocurriendo.”

“Esos niveles de movilización tienen mucho que ver con la acción policial hacia la comunidad negra. Si vamos a encender una situación en la que se ve que la acción policial está actuando desproporcionadamente hacia esa comunidad, estamos en un territorio muy peligroso.”

Después de que la policía se abstuvo de intervenir mientra la estatua de Colston era derribada en Bristol, el foco cambiará el martes a Oxford, donde se espera que cientos de estudiantes y residentes asistan a una protesta pidiendo la remoción de la estatua del colonialista Cecil Rhodes, ubicada al interior de la Universidad de Oxford.

“Lo que sucedió en Bristol ha sido el catalizador de esta protesta,” dijo Femi Nylander, organizador de la actividad Rhodes Must Fall [“Rhodes debe caer”] en Oxford. “Estamos viendo un aumento global de la lucha contra las reinvindicaciones de la comunidad negra, lo cual nos ha permitido rejuvenecer ese debate. Es lo que vimos con Colston: fue Black Lives Matter quien derribó la estatua de un propietario de esclavos. Estamos reafirmando nuestras demandas a Oxford de que ellos mismos tomen esto como una cuestión de principios y de urgencia.”

La demanda del grupo de activistas fue respaldada por la parlamentaria liberal-demócrata Layla Moran. “Las estatuas de supremacistas blancos y comerciantes de esclavos no deberían estar en pie en nuestras ciudades. Es por eso que la estatua de Cecil Rhodes debe caer,” afirmó.

La parlamentaria por Oxford West y Abingdon dijo que no respaldaba acciones paramilitares, pero instó a Oriel College — la facultad que aloja el monumento — a “pensar en qué mensaje envía esta estatua en 2020, y a eliminarla”. La policía de Thames Valley dijo que apoyaba el derecho del público a protestar pacíficamente.

Además de la acción en Bristol, decenas de miles de personas asistieron a protestas en todo Reino Unido el domingo. En Londres, donde se estima que 10.000 manifestantes se manifestaron fuera de la embajada de Estados Unidos, los manifestantes fueron criticados por pintarrajear la palabra “racista” en una estatua de Churchill.

Edan — una manifestante de 17 años del norte de Londres — dijo que las protestas le daban energía, y que esperaba asistir a más. “La protesta fue increíble. Estuve el sábado y el domingo. Fue increíble ver a tanta gente pidiendo justicia, pero ha sido decepcionante ver a los políticos centrarse en la violencia.”

“La forma en que la derecha ha reaccionado a la protesta ha sido ridícula, especialmente su defensa de estas estatuas racistas y el despliegue policial. Son prueba de lo mucho que se necesitan estas protestas.”

Nuevas protestas de BLM y acciones coordinadas se han programado para al menos 25 ciudades en todo Reino Unido esta semana, ante lo cual el grupo de campaña antirracismo Hope not Hate ha expresado su preocupación de que fanáticos del fútbol — que previamente se enfrentaron con activistas antifascistas — planean viajar a Londres el sábado para enfrentar a los manifestantes.

Organizado por la Alianza Democrática de Fútbol Juvenil — una red que surgió después de los ataques terroristas de 2017 — seguidores procedentes de áreas como Sunderland, Yorkshire, West Midlands y East Anglia tienen la intención de rodear y proteger monumentos de guerra y otras estatuas en el centro de Londres. El exlíder de la Liga de Defensa Inglesa, “Tommy Robinson” (cuyo verdadero nombre es Stephen Yaxley-Lennon) fue quien convocó a los fanáticos deportivos, ​​lanzando un vídeo donde denunciaba con enfado el vandalismo en la estatua de Churchill.

———-

Estados Unidos ‘ignoró ofertas de ayuda de Andrés en el caso Epstein’

El príncipe Andrés se ha visto envuelto en una guerra de palabras con los fiscales estadounidenses que investigan al desprestigiado financista y delincuente sexual infantil Jeffrey Epstein.

Los abogados del duque de York han emitido una declaración el lunes acusando a los investigadores estadounidenses de engañar al público y violar sus propias reglas de confidencialidad en el manejo de la investigación.

Blackfords — estudio especializado en derecho penal con sede en Londres — alegó enérgicamente en una declaración de dos páginas que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DoJ) había rechazado efectivamente tres ofertas de ayuda ofrecidas por el príncipe este año.

La firma señaló que el Departamento de Justicia había advertido que “el duque no es ni ha sido nunca” un objetivo “de investigaciones criminales sobre Epstein”, y que en su lugar habían buscado su cooperación confidencial y voluntaria.

Geoffrey Berman — fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York — respondió acusando a Andrés de tratar de “mostrarse falsamente al público como ansioso y dispuesto a cooperar”, y dijo que una solicitud para programar una entrevista que le hicieron había sido rechazada repetidamente.

La declaración de Blackfords se produjo luego de informes de medios de comunicación de que las autoridades estadounidenses habían solicitado formalmente al príncipe que respondiera preguntas sobre el particular. El lunes William Barr, fiscal general de los Estados Unidos, declaró que no había planes de extraditar al príncipe.

Cuando se le preguntó durante una entrevista de Fox News el lunes si Estados Unidos había pedido oficialmente a Gran Bretaña que entregara a Andrés, Barr dijo: “No creo que sea una cuestión de entregarlo. Creo que es solo una cuestión de que él proporcione alguna evidencia.” Cuando se le preguntó si el príncipe sería extraditado, Barr dijo “no”.

Epstein fue encontrado muerto en su celda en una prisión de Nueva York el año pasado, donde se encontraba detenido por cargos de tráfico sexual de niñas de apenas 14 años. El príncipe conocía al multimillonario desde 1999 y pernoctó en varias de sus residencias.

Andrés ha sido acusado de tener relaciones sexuales con una joven que le procuró Epstein, Virginia Giuffre, cuando ésta tenía 17 años — una acusación que el hijo de la reina Isabel II niega categóricamente. En noviembre, el príncipe fue entrevistado por la presentadora del programa periodístico Newsnight, Emily Maitlis, sobre su relación con el desacreditado financista.

Sus comentarios provocaron una reacción pública, y unos días más tarde Andrés emitió una declaración diciendo que “se alejaría de sus deberes públicos en el futuro previsible”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s