‘Decenas de miles de personas murieron innecesariamente’

THE GUARDIAN — JUEVES, 27 DE MAYO DE 2021

Condenan evidencia del exasesor, que hace acusaciones de ‘disfunción’ dentro del Gobierno y mortal estrategia de ‘inmunidad de grupo’

Boris Johnson no es apto para ser primer ministro de Reino Unido por ser responsable de una caótica e incompetente respuesta a la pandemia que causó miles de muertes innecesarias, ha afirmado su exasesor principal Dominic Cummings en condenatorias acusaciones.

En una audiencia de siete horas ante parlamentarios en Westminster, Cummings hizo un devastador recuento del enfoque del Gobierno echando gran parte de la culpa a Johnson y a su ministro de sanidad Matt Hancock.

El depuesto funcionario adjunto dijo que el primer ministro no había comprendido la gravedad de la situación y se resistió a los confinamientos — lo que según él significó que «murieran decenas de miles de personas que no necesitaban morir» — y retrató a Johnson como un obseso de los medios que hacía constantes cambios de dirección “como un carrito de la compra que va dando bandazos de un lado al otro del pasillo”.

Cuando se le preguntó si el primer ministro era la persona adecuada para liderar el país a través de la pandemia, Cummings respondió simplemente: «No.» Pidiendo disculpas por lo que denominó ‘sus propios errores’, agregó: “La verdad es que los ministros principales, altos funcionarios, y asesores principales como yo, desastrosamente, no estuvimos a la altura de lo que los ciudadanos tienen derecho a esperar de su Gobierno en una crisis como ésta.»

Entre otras acusaciones en su testimonio sin tapujos, Cummings dijo que:

  • Hancock mintió repetidamente a sus colegas, lo que provocó que el ministro del Gabinete y el propio Cummings instaran a Johnson a que le despidiera – aunque se dijo al primer ministro que «él es a quien se despide cuando empieza una investigación».
  • Cummings escuchó a Johnson decir que preferiría ver “cuerpos apilados” que imponer un tercer confinamiento, algo que el primer ministro ha negado en la Cámara de los Comunes.
  • El Gobierno estuvo penosamente mal preparado para la pandemia, sin sentido de urgencia ni plan de medidas para proteger a las personas vulnerables, como el aislamiento.
  • Se aseguró a los ministros que los pacientes que salían del hospital para ir a residencias de ancianos serían evaluados primero, pero se descubrió tarde que esto estaba sucediendo “parcial y esporádicamente”.
  • La prometida del primer ministro, Carrie Symonds, se entrometió en decisiones de contratación para tratar de asegurar trabajos a amigos suyos de una manera «poco ética» e «ilegal».

Si bien se percibe ampliamente que Cummings está ‘herido’ por el trato que recibió a manos de su exjefe, también es una de las primeras figuras clave dentro del Gobierno en el punto álgido de la pandemia, que brinda evidencia pública.

En una aparición que estimuló pedidos para que se acelerara una investigación pública, el exfuncionario describió escenas de caos en Downing Street en los primeros días de la pandemia, calificándolas de «surrealistas» y comparándolas con la película de invasión alienígena Independence Day.

Cummings afirmó que en enero y febrero de 2020 — cuando surgieron noticias de la pandemia en China — los ministros y altos funcionarios fueron víctimas de lo que describió como «literalmente un ejemplo histórico clásico de pensamiento grupal en acción».

De ese modo, recién a mediados de marzo se habría abandonado tardíamente el plan inicial de buscar la «inmunidad colectiva», al permitir que el virus se propague pero retrasando el pico del brote. La inmunidad colectiva “fue la lógica de todas las discusiones en enero y febrero y principios de marzo,” dijo Cummings en la audiencia.

Agregó además que el primer ministro había minimizado repetidamente la gravedad de la enfermedad, calificándola de «cuento de terror». Cummings incluso afirmó que los funcionarios deliberadamente mantuvieron a Johnson fuera de las reuniones de emergencia del grupo de seguridad Cobra para que no obstaculice la respuesta al virus.

“Ciertamente, la opinión de varios funcionarios dentro de Downing Street era que si dejamos que el primer ministro presida las reuniones del grupo Cobra, y él simplemente les dice a todos ‘no se preocupen, voy a hacer que [el director médico de Inglaterra] Chris Whitty me inyecte el virus en directo por televisión y así todos se dan cuenta de que no hay nada de qué temer’, no nos estaba ayudando, en realidad, a hacer una planificación seria.»

Por su parte, Downing Street rechazó muchas de las afirmaciones de Cummings, incluyendo la idea de que el Gobierno había seguido una estrategia de inmunidad colectiva y que las políticas fronterizas fueron demasiado laxas.

El Gobierno había tratado de socavar la confiabilidad de la versión de Cummings antes de que comenzara. Grant Shapps, el secretario de transporte, había dicho a Sky News: “Es fácil ser profesor de retrospectiva. Por cierto, hay cosas que podríamos haber hecho de manera diferente … pero dejaré que otros determinen qué tan confiable es un testigo.»

Cummings admitió que su relato de su viaje a Durham en una conferencia de prensa hecha en el rosedal al interior de Downing Street había sido un «desastre».

Al explicar la decisión de no ordenar un confinamiento en septiembre, Cummings afirmó, como se había informado anteriormente, que Johnson argumentó en ese momento que la covid “solo mata a personas de 80 años”. El líder laborista, Keir Starmer, le dio al primer ministro la oportunidad de negar haber hecho ese comentario en la sesión de preguntas al primer ministro de los días miércoles, pero Johnson no lo hizo. Starmer acusó al primer ministro de «caos, confusión y mortal error de juicio».

Starmer dijo que las revelaciones hechas en la audiencia habían subrayado la necesidad de que la investigación pública sobre la pandemia comience antes de la fecha de primavera de 2022 que estableció el primer ministro. “No más retrasos. Es necesario que una investigación pública comience este verano,” dijo Starmer.

Se espera que Hancock enfrente algunas de las acusaciones hechas por Cummings cuando responda a una pregunta urgente este jueves del ministro de sanidad de la oposición, Jon Ashworth, en la Cámara de los Comunes, y luego ofrezca una conferencia de prensa en Downing Street.

Un portavoz de Hancock dijo: “En todo momento durante esta pandemia, el ministro … y todos en el DHSC [ministerio de sanidad] han trabajado increíblemente duro en circunstancias sin precedentes para proteger al NHS y salvar vidas. Rechazamos absolutamente las afirmaciones del señor Cummings sobre el ministro de sanidad.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s