‘Mi querido papá era una persona muy especial… le echo muchísimo de menos’

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 11 DE ABRIL DE 2021

Príncipe de Gales rinde tributo a su padre y a su ‘devoto servicio’ a la reina | Féretro del duque será trasladado a Windsor en una Land Rover que él mismo diseñó | Sus hijos y nietos asistirán el próximo sábado al funeral mientras primer ministro cede su plaza

El Príncipe de Gales ha rendido un conmovedor homenaje a su padre el duque de Edimburgo el sábado por la noche, diciendo: “Mi querido papá era una persona muy especial.”

En un discurso televisado sin guión, un emocionado príncipe Carlos, de 72 años, dijo: “Como pueden imaginar, mi familia y yo echamos muchísimo de menos a mi padre. Era una figura muy querida y apreciada.”

Dijo que el duque había “prestado el servicio más extraordinario y devoto” a la reina, a la familia real, a su país y a la Commonwealth.

El homenaje del príncipe, a nombre de toda la familia real, se produjo luego que el Palacio de Buckingham anunciara los detalles del funeral del duque, que tendrá lugar el próximo sábado 17 de abril a las 15.00 horas. El funeral ceremonial, significativamente reducido debido a las restricciones de Covid, fue meticulosamente planeado por el propio Duque, y su ataúd será transportado en un vehículo Land Rover especialmente diseñado por él.

Será un funeral real como ningún otro con solo 30 deudos entre los que se encontrarán todos los hijos y nietos del duque — quienes se espera lleven mascarilla y se adhieran al distanciamiento social. Dejó instrucciones estrictas de que debería ser discreto, sin que llegue a ser un funeral de estado.

Toda la ceremonia tendrá lugar dentro de los terrenos del Castillo de Windsor y sin acceso para el público, y su ataúd viajará en un corto viaje desde la entrada principal hasta la escalera oeste de la Capilla de San Jorge.

Se espera que el Príncipe de Gales pronuncie el responso fúnebre en el que será el primer evento público del duque de York, desde que se viera obligado a retirarse de sus deberes reales en 2019 luego de su desastrosa entrevista en el programa televisivo Newsnight, sobre su amistad con el pedófilo convicto Jeffrey Epstein.

El Palacio de Buckingham confirmó el sábado que la duquesa de Sussex, de 39 años — cuyo embarazo está muy avanzado — no asistirá por consejo de su médico. Se espera que su esposo, el príncipe Harry, llegue a Reino Unido el domingo.

El sábado por la noche Boris Johnson, el primer ministro británico, se ofreció a ceder su lugar para permitir que un miembro adicional de la familia real asista al funeral bajo las pautas de Covid.

Una fuente de Downing Street dijo: “El primer ministro se ha ofrecido a permitir que asistan más miembros de la familia en su lugar.” A otros partidos políticos se les había comunicado el viernes que Johnson sería el único político que asistiría.

Policías armados estarán patrullando las calles de Windsor el próximo sábado, como parte de una enorme operación de seguridad para preservar la seguridad durante el funeral y disuadir a las multitudes. La policía de Thames Valley emitió un comunicado el sábado por la noche, instando a la población local y las empresas a estar “atentos” y advirtiendo que verían una “mayor presencia policial”.

El príncipe Carlos — hablando desde Highgrove, su residencia de Gloucestershire — grabó el tributo familiar a su padre a las 4.30 de la tarde del sábado. Una fuente cercana a él dijo que se encontraba “profundamente triste” por la muerte del duque, y agregó: “El hecho de saber que un miembro de tu familia no está bien no significa que las cosas te serán más fáciles cuando llegue el momento.”

El Príncipe dijo: “Quería especialmente decir que mi padre, durante lo que supongo han sido los últimos 70 años, ha prestado el servicio más extraordinario y devoto a la reina, a mi familia y al país, pero también a toda la Commonwealth.”

“Como se puede imaginar, mi familia y yo extrañamos enormemente a mi padre. Era una figura muy querida y apreciada y, aparte de cualquier otra cosa, puedo imaginar que se sentiría tan profundamente conmovido por la cantidad de otras personas aquí y en otros lugares, del mundo y de la Commonwealth, desde donde también creo que comparten nuestra pérdida y nuestro dolor.”

“Mi querido papá era una persona muy especial a quien creo que, sobre todo, le habría asombrado la reacción y las cosas conmovedoras que se han dicho de él, y desde ese punto de vista estamos, mi familia y yo, profundamente agradecidos por todo eso. Nos sostendrá en esta pérdida particular y en este momento particularmente triste. Gracias.”

Los hijos de la reina arroparon a su madre el sábado. Andrés, duque de York, y Eduardo, conde de Wessex, se han personado al castillo de Windsor para consolar a su madre.

Cuando el conde y la condesa de Wessex abandonaron el castillo después de una visita de una hora, la condesa bajó la ventanilla del automóvil para reconocer la presencia de la multitud y agradecer a quienes se habían reunido para presentar sus respetos.

Cuando se le preguntó cómo estaba lidiando la familia, dijo con lágrimas en los ojos: “La reina ha sido increíble”.

Fuentes cercanas al Príncipe de Gales hablaron el sábado sobre el vínculo especial que había disfrutado con su padre — el cual se había vuelto más estrecho aún en los últimos años — descartando una opinión difundida de que su relación era difícil y tensa.

Las repetidas afirmaciones de la relación complicada de padre e hijo se centraban en sus diferentes experiencias en Gordonstoun, el internado en Escocia al que ambos asistieron, o en el comentario del duque de que si bien su hijo era “romántico”, él era “pragmático”.

Pocos estarán en desacuerdo con que ambos mantuvieron puntos de vista y opiniones firmes y que se confrontaban en ciertos temas. La agricultura orgánica fue un ejemplo — fue una gran pasión del Príncipe Carlos, que su padre desestimó en 2008 diciendo que “no es tan útil como parece”.

Aún así, durante la última década en particular, los dos se habían vuelto increíblemente cercanos. Ambos se habían suavizado, dijo un amigo, y habían llegado a respetar los puntos de vista del otro. Desde el retiro del duque de la vida pública no se han conocido desacuerdos sobre nada entre ellos y en las últimas semanas, a lo largo de su enfermedad, han estado en contacto constante.

Quizás el príncipe Carlos fue el único miembro de la familia que visitó a su padre durante su reciente estadía de un mes en el hospital.

Lejos de ser una acción orquestada para las cámaras, o una decisión tomada debido a su posición en la familia, fueron visitas personales y privadas hechas íntegramente por su propia voluntad. En las tres semanas transcurridas entre el alta del duque del hospital y su muerte, su hijo mayor estuvo en Windsor en muchas ocasiones.

“Es una pena que la impresión que se ha tenido de la relación entre el príncipe y el duque sea tan caricaturesca, y que no refleje de ninguna manera la calidez y el respeto mutuo que se tuvieron el uno al otro, especialmente en los últimos años,” dijo un allegado.

Otra fuente dijo: “Compartieron puntos de vista comunes sobre muchas cosas. Hablaban sobre las mismas cosas; el medio ambiente, la juventud y las oportunidades para los jóvenes. Estas son cosas que ambos han compartido durante décadas.”

Las fuentes dijeron que el Príncipe Carlos jamás hubiera dado un paso adelante para hacer un tributo en nombre de su familia si hubiera habido tensiones subyacentes.

“Eso no es algo que sucede si tienes una infelicidad profundamente arraigada hacia tu padre,” dijo una de ellas.

El sábado, se dispararon salvas de cañón en todo Reino Unido, en Gibraltar y en altamar, en homenaje al duque.

También se rindieron homenajes en todo el deporte británico — incluso en la competición hípica Grand National, donde los jinetes mantuvieron dos minutos de silencio y en la Premier League, donde los jugadores llevaron brazaletes negros.

En una reflexión que hizo en la capilla del Palacio de Lambeth el sábado por la noche, el arzobispo de Canterbury dijo que el duque “tenía el don de la imaginación moral” y había utilizado sus talentos “a toda máquina durante toda su vida”.

“No veía el mundo tal como era, pero sí veía lo que podría ser y lo que debería ser,” dijo.

“Era muy conocido en el mundo del diseño y de la ingeniería, y usaba su poder de convocatoria con enorme confianza para reunir a la gente y comenzar a resolver problemas, o para establecer organizaciones donde ellos mismos resolvieran sus problemas”.

El trabajo del duque continuará, dijo el arzobispo, porque “no se concentró en sí mismo. No se la pasaba diciendo ‘yo, yo, yo’: se trataba del mundo, de aquellos a quienes servía, y en hacer su propio papel cada vez más significativo”.

“Tenía una impaciencia justa. No aceptaba el status quo. Si las cosas no estaban bien, lo decía y lo decía rápido, claro, y a menudo sin rodeos,” dijo, y agregó que el duque ejemplificó “no una vida que aplasta nuestra individualidad, [sino] una vida que aporta fecundidad, un propósito, una vocación, un sentido de la diversión, un sentido del humor.”

Por otra parte, se supo que el Duque será conmemorado con una estatua cerca del Palacio de Buckingham, después de que la idea recibiera el respaldo de todos los partidos el sábado por la noche.

Downing Street dejó en claro que apoyaba la idea de un monumento permanente mientras Sir Keir Starmer, el líder laborista, también respaldó el plan, el cual también costará probablemente millones de libras y que será financiado al menos en parte con una petición de donaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s