Pasaportes para volver a la vida normal tardarán varios meses

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 4 DE ABRIL DE 2021

Certificados están en camino pero creación de la aplicación móvil podría tardar hasta el otoño

Los pasaportes Covid — destinados a devolver a Gran Bretaña a la normalidad — podrían no estar listos hasta el otoño, puede revelar The Telegraph.

El primer ministro británico Boris Johnson confirmará el lunes por primera vez que se está desarrollando un sistema que permitirá a las personas volver a asistir a recintos deportivos, teatros y otros eventos públicos importantes, así como viajar al extranjero durante las vacaciones.

El Gobierno está tratando de encontrar una manera de demostrar que es seguro que las personas se reúnan en eventos concurridos, ya sea presentando prueba de estar vacunados, una prueba negativa reciente o protegiéndose con anticuerpos luego de haber cursado el virus en los últimos seis meses.

En The Sunday Telegraph, Michael Gove — quien dirige una consulta entre gobiernos sobre los problemas morales y prácticos presentados por los certificados de Covid — dijo que podrían «permitirnos relajar las reglas de distanciamiento social más rápidamente».

Sin embargo, fuentes gubernamentales de alto nivel advirtieron que el nuevo programa de certificación, que probablemente funcionará en una aplicación móvil, tomaría «meses y no semanas» en desarrollarse.

Otra fuente dijo que es poco probable que la aplicación — que también podría usarse para ingresar a bares y clubes nocturnos — esté lista antes de septiembre. Una fuente dijo: «Yo espero que sea incluso mucho más tarde en el año.»

La noticia trascendió cuando se supo que se podría pedir a las personas mayores que escaneen las apps de pasaporte de Covid de los miembros de su familia antes de permitirles asistir a sus fiestas de cumpleaños, según planes elaborados por una empresa danesa que desarrolla la aplicación para el Gobierno británico.

Una “revisión de distanciamiento social” separada está considerando si los pasaportes de vacunas podrían significar que el Gobierno puede “levantar de manera segura la regla de ‘un metro más’, y la orientación de trabajar desde casa,” dijo el sábado la oficina del primer ministro.

En el artículo, Gove deja en claro que hay «una serie de preguntas prácticas y éticas que tenemos que responder antes de que podamos considerar una implementación más amplia». Estos incluyen cómo tratar de manera justa a las personas que no pueden vacunarse.

“Tendremos que asegurar el acceso a la certificación mediante pruebas o inmunidad natural como alternativa,” dice.

Gove afirma que le preocupa no «excluir a aquellos que no tengan un teléfono móvil, por lo que estamos explorando complementos en papel para la aplicación. La privacidad y la seguridad de los datos deben ser inviolables.»

“Estas preguntas no son fáciles de resolver, pero tampoco creo que podamos eludirlas … En este momento, las empresas podrían establecer sus propios esquemas de certificación privados y usarlos para restringir el acceso. Discotecas y otros locales ya controlan su aforo.»

“Es posible que algunos quieran adoptar cualquier herramienta disponible para indicar a los visitantes que tienen un riesgo bajo de contagio. Por eso, estamos analizando de cerca cómo podemos garantizar la equidad,» acotó.

La noticia se produjo cuando Johnson reclamó «otro hito en nuestro programa de vacunación, con más de 5 millones de personas que ahora han recibido su segunda inyección».

Más de la mitad de las personas mayores de 80 años que corren mayor riesgo de morir por contraer Covid-19 ya han recibido su segunda inyección de la vacuna contra el coronavirus.

Los planes sobre cómo gestionar la liberación del confinamiento se someterán a una reunión del Gabinete el lunes, y luego se darán a conocer en una conferencia de prensa organizada por el primer ministro por la noche.

Se esperaba que los pasaportes de Covid “fueran más útiles en la gestión de riesgo donde hay un gran número de personas en las proximidades, en eventos masivos como festivales, partidos deportivos y clubes nocturnos,” dijo el Número 10 de Downing Street.

Es probable que dichos pasaportes contengan detalles del estado actualizado de la vacuna del titular del documento, un resultado reciente de una prueba de Covid negativa o una prueba de inmunidad natural durante 180 días.

Sin embargo, los ministros recopilarán evidencia durante las próximas semanas para evaluar sus “impactos económicos y de salud pública” en otros entornos como pubs y bares.

Los pasaportes se probarán en nueve eventos diferentes este mes y el próximo mes, entre los cuales están tres partidos de fútbol en Wembley en Londres — incluso la final de la FA Cup — el Campeonato Mundial de Snooker en Sheffield, un club nocturno y club de comedia en Liverpool, y una “maratón masiva” en Hatfield House (Hertfordshire).

Johnson dijo: “Hemos logrado grandes avances en los últimos meses con nuestro programa de vacunas y todos en el país han hecho grandes sacrificios para llevarnos a esta etapa de nuestra recuperación de la Covid-19.»

«Estamos haciendo todo lo posible para permitir la reapertura de nuestro país para que las personas puedan regresar a los eventos, viajar y otras cosas que aman de la manera más segura posible, y estas revisiones desempeñarán un papel importante para que esto suceda.»

La magnitud de la oposición a los pasaportes Covid entre los parlamentarios conservadores podría significar que el primer ministro dependería de los votos laboristas para hacer pasar la propuesta de los pasaportes a través de la Cámara de los Comunes.

Figuras de alto nivel en la oficina de los jefes de bancada dicen que es probable que se necesite una votación en el pleno de la Cámara de los Comunes para aprobar los pasaportes de vacunas nacionales.

Un ministro del Gabinete dijo que la mitad de los parlamentarios del partido podrían votar en contra de las medidas.

El ministro dijo: “No creo que la mayoría del Partido Conservador se sienta cómoda avalando que la gente vaya al pub, a la tienda o al teatro.»

«Eso me suena un poco a Alemania Oriental y no creo que vaya a contar con la mayoría del Partido Conservador, y mucho menos de los Comunes.»

Si los laboristas votan en contra de los pasaportes de Covid, los planes podrían ser derrotados en los Comunes. La semana pasada Sir Keir Starmer, líder del Partido Laborista, dijo a The Telegraph que era «poco británico» exigir que se usen en las actividades sociales cotidianas una vez que la pandemia haya disminuido.

Se permitirá la apertura de pubs, restaurantes y tiendas minoristas no esenciales en las próximas semanas de acuerdo con la hoja de ruta del Gobierno, siempre que se sigan las pautas seguras de Covid.

Johnson también confirmará el lunes que todos los países se incluirán en una lista verde, ámbar o roja una vez que se permitan nuevamente los viajes internacionales después del 17 de mayo.

Los países serán clasificados según su programa de vacunación, tasas de contagio, prevalencia de variantes de interés y acceso de los países a la secuenciación genómica.

No habrá requisitos de aislamiento para viajar desde países en la nueva categoría verde — aunque aún serán necesarias las pruebas previas a la salida y posteriores a la llegada.

Las restricciones «roja» y «ámbar» permanecerían como están ahora, con el requisito de entrar en cuarentena o autoaislamiento al regresar.

Se instará a las familias a esperar hasta que se publique la lista ‘semáforo’ de restricciones a principios del próximo mes antes de reservar vacaciones en el extranjero.

Los planes se inician el 17 de mayo y los países solo serán incluidos en la lista de viajes una o dos semanas antes de esa fecha.

Empleadores pueden decir al personal: sin vacuna de Covid, no hay trabajo

Foto: Kate Hiscock / flickrCC BY 2.0

Certificados no serán obligatorios para las empresas, pero Gobierno no prohibirá que establezcan sus propios programas de prevención

Las empresas podrán prohibir que las personas que no hayan sido vacunadas trabajen para ellas, de acuerdo a planes existentes para implementar pasaportes de vacunación.

El lunes, Boris Johnson anunciará planes para certificados que podrían usarse para permitir la entrada a pubs, teatros, clubes nocturnos y recintos deportivos.

Una fuente de alto rango del Gobierno dijo que los ministros estaban «resignados» al hecho de que legalmente no podrían impedir que las empresas los exigieran como condición de empleo.

El primer ministro británico enfrenta crecientes reacciones de parlamentarios de todos los partidos y asesores gubernamentales sobre los planes, en medio de advertencias de que son «discriminatorios» y corren el riesgo de crear «una garita de control en Gran Bretaña».

El Chartered Institute of Management realizó una encuesta recientemente que reveló que más de la mitad de los empresarios querían que las vacunas contra el coronavirus fueran obligatorias para el personal que regrese al trabajo. Los sindicatos se oponen a tal enfoque.

Aunque los ministros han dejado claro que no harán que los certificados sean obligatorios para las empresas, no hay planes para prohibir que sus directivos establezcan sus propios programas.

Según los planes, las salas de espectáculos podrían exigir certificados para poder abrir sin necesidad de distanciamiento social. Se emitirán a través de la aplicación del NHS y proporcionarán pruebas de que las personas fueron vacunadas, dieron negativo en las pruebas o desarrollaron inmunidad natural.

El primer ministro británico dijo esta semana que dichos certificados podrían dar «máxima confianza» a empresas y clientes. Podrían probarse en eventos en cuestión de semanas, como en la final de la FA Cup el 15 de mayo y los campeonatos mundiales de billar que comienzan este mes.

El profesor Robert West, psicólogo del University College London y miembro del Grupo Asesor Científico para Emergencias (Sage) del Gobierno, dijo a Times Radio que «el balance de evidencia está en contra» del uso generalizado de certificados de vacunas, citando temores de discriminación e incertidumbre sobre el nivel de la protección proporcionada por las vacunas.

«Creo que cuando esto se vuelve problemático es al necesitarlo para realizar trabajos cotidianos o para ingresar a actividades sociales, ya sea en restaurantes, bares o eventos,» dijo. “La gente siempre dirá, ‘bueno, te puedes poner la vacuna’, cuando no es así necesariamente.»

“Y el otro problema es la idea de crear una falsa sensación de seguridad. No sabemos exactamente cuál será el nivel de protección [con las vacunas] pero ciertamente no será del 100 por ciento. Creo que, por el momento, el resto de la evidencia está en contra de la adopción generalizada de pasaportes de vacunas a nivel nacional.»

Un total de 73 parlamentarios de los tres partidos principales de Westminster han criticado los planes como «divisivos y discriminatorios» — entre los que se encuentran 41 conservadores, 22 laboristas y 10 liberal-demócratas como Sir Graham Brady, presidente del influyente grupo conservador 1922 Committee, Jeremy Corbyn, el exlíder laborista, y Sir Ed Davey, líder de los liberal-demócratas.



Artículo de Steven Swinford, editor de política
Publicado en The Times el 
sábado, 3 de abril de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.thetimes.co.uk/article/bosses-can-tell-staff-no-covid-vaccine-means-no-job-8008kf298

Vacaciones en el extranjero para quienes se vacunen

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 3 DE ABRIL DE 2021

Planes del Gobierno podrían significar excepción de cuarentena y solo pruebas mínimas de Covid para viajeros que hayan recibido ambas vacunas

Los británicos vacunados evitarían pruebas de Covid y cuarentena, según planes del Gobierno para permitir las vacaciones de verano en el extranjero.

Se espera que Boris Johnson señale el lunes que, cuando se abran los viajes al extranjero, las restricciones se basen en un sistema ‘semáforo’ según el cual los países se clasificarán en rojo, ámbar o verde según su riesgo acorde a sus niveles de vacunación, tasas de Covid y prevalencia de variantes.

Se espera que todos los viajeros que regresen a Reino Unido se sometan a pruebas de Covid antes de su salida, independientemente de su estado de vacunación, según propuestas elaboradas por el grupo de trabajo mundial de turismo organizado por el Gobierno.

Sin embargo, The Telegraph entiende que aquellos que hayan sido completamente vacunados con dos inyecciones podrían necesitar menos pruebas después de visitar países de bajo riesgo. Es posible que no tengan que ponerse en cuarentena durante 10 días al regresar de países de riesgo medio — lo cual incluye a destinos populares en el Mediterráneo.

«Para los países en ámbar, se eliminaría la cuarentena domiciliaria. El debate es si se requerirá alguna prueba en lugar de la cuarentena,» dijo una fuente del Gobierno.

Es poco probable que se anuncien los detalles de cómo podría funcionar un certificado de vacunación para viajar hasta que el grupo de trabajo publique su informe el 12 de abril. Sin embargo, Johnson insinuó el papel de las vacunas el jueves cuando dijo: «Definitivamente va a haber un mundo en que el turismo internacional utilizará pasaportes de vacunación.»

Hasta ahora, 4.948.635 personas en Reino Unido han sido completamente vacunadas, con un récord de 435.177 segundas dosis administradas el 1 de abril. Hasta la fecha, se han administrado 31.301.267 primeras dosis.

Se entiende que los ministros tienen como objetivo poner fin a la prohibición actual de viajes no esenciales el 17 de mayo y reemplazarla con el sistema de semáforos, pero las decisiones finales dependerán de una revisión adicional de los riesgos — mientras Europa lucha contra su tercera ola de Covid y sus bajas tasas de vacunación.

La cantidad de países en la «lista verde» para viajes sin cuarentena podría inicialmente limitarse a 12, que incluirían a solo unos pocos destinos en Europa — como reveló The Telegraph a principios de esta semana — retrasando así una apertura más amplia de los viajes hasta julio o incluso agosto.

Los planes — que están siendo considerados por el grupo de trabajo mundial de viajes del Gobierno — podrían hacer que turistas completamente vacunados que regresen de los países de la «lista verde» ingresen a Reino Unido sin ninguna prueba a su llegada, siempre que tengan resultados negativos de una prueba previa a la salida.

Por el contrario, los turistas no vacunados necesitarían una prueba adicional a su regreso; lo más probable es que sea una prueba rápida de flujo lateral más barata. Es posible que los viajeros completamente vacunados de países de la «lista ámbar» — donde se encuentran los destinos europeos más populares — solo necesiten una prueba más a su llegada antes de eludir la cuarentena domiciliaria de 10 días.

Los veraneantes no vacunados, sin embargo, aún tendrían que aislarse en casa durante 10 días y hacerse pruebas los días 2 y 8. Los funcionarios consideran aún si podrían ser liberados antes de la cuarentena si dan negativo.

Los británicos que regresen de países de la «lista roja» — clasificados como de alto riesgo debido a las variantes de Covid — seguirán sujetos a una prohibición de viaje, y deberán permanecer en cuarentena en hoteles a un coste de hasta £1.750 por persona con pruebas en los 2 dos y 8.

Fuentes gubernamentales dijeron que no se han tomado decisiones finales y que las discusiones eran «fluidas», lo que significa que los planes podrían cambiar. «No descartamos nada, pero todavía está todo bajo revisión y aún no se ha decidido nada,» dijo una fuente de alto nivel.

Países como Grecia, Chipre y Croacia ya se han comprometido a retirar a los británicos vacunados cuarentena y pruebas de entrada a sus países durante el verano. El Ministerio de Asuntos Exteriores está sosteniendo conversaciones con otros gobiernos para asegurar acuerdos bilaterales que beneficien a viajeros vacunados, así como regímenes de prueba para otros turistas.

El viernes por la noche, Estados Unidos anunció que sus nacionales vacunados podrían viajar al extranjero sin necesidad de pruebas y podrían regresar sin tener que someterse a cuarentena, en una imagen a mayor escala del programa que está considerando Reino Unido.

El anuncio se produce luego de una investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, que sugiere que las personas vacunadas no «portan el virus» y que es poco probable que lo transmitan a otras personas.

Sin embargo, al mismo tiempo que instó a las familias a seguir las reglas de confinamiento durante el fin de semana de Pascua el viernes, Johnson dijo que las vacunas para la Covid no brindan «protección al 100 por ciento» y «no reducen ni eliminan por completo el riesgo de transmisión».

Una fuente de alto nivel dijo que los ministros tenían la intención de mantener controles fronterizos de los formularios de localización de pasajeros de todas los pasajeros que lleguen al país, para evitar abusos del nuevo sistema ‘semáforo’.

Sin embargo, es probable que la medida alimente críticas a una sociedad de dos niveles que potencialmente discriminaría a quienes no se hayan vacunado. Más de 70 parlamentarios conservadores, laboristas y liberal-demócratas han criticado a Johnson por sus planes de obtener certificados de vacunas nacionales, en medio de advertencias de que corren el riesgo de crear un checkpoint Britain [«garita de control Gran Bretaña»].

El profesor Robert West, psicólogo del University College London y miembro del Grupo Asesor Científico para Emergencias, dijo que «el balance de la evidencia está en contra» de la adopción generalizada de certificados de vacuna. Dijo que podrían ser discriminatorios y dar una falsa sensación de seguridad.

Sin embargo, la industria turística acogerá con agrado los avances en materia de vacunación. Paul Charles, director ejecutivo de la consultora The PC Agency, dijo: «Otros gobiernos han dicho a Westminster que darán la bienvenida a viajeros británicos con los brazos abiertos.»

«Esta es también una forma inteligente para que el Gobierno aumente la aceptación de la vacuna, especialmente entre los jóvenes, lo cual ha sido un obstáculo en Israel. Si uno desea viajar sin problemas, mejor ponerse las dos vacunas tan pronto como se lo ofrezcan.»