Cummings contraataca con sorprendentes afirmaciones sobre Boris Johnson

THE GUARDIAN — SÁBADO, 24 DE ABRIL DE 2021

Exconsejero niega ser responsable de filtraciones y acusa a Johnson de actos ‘quizá ilegales’

Dominic Cummings ha lanzado un ataque extraordinario y sin precedentes contra Boris Johnson, acusando al primer ministro británico de tratar de anular una investigación de filtración porque implicaba a un allegado y de tramar un plan «posiblemente ilegal» para que los donantes de fondos al Partido Conservador paguen la renovación de los suelos de su piso.

La catilinaria que Cummings dedicó a su exjefe — un día después de que fuentes anónimas de Downing Street le señalaran como responsable de filtrar los mensajes de texto privados entre Johnson y el multimillonario James Dyson — ha llevado a los laboristas a acusar al Gobierno de «pelear entre sí como ratas en el mismo saco».

Cummings usó una publicación extensa en su blog personal para negar cualquier filtración. Por el contrario, acusó a Johnson y a su equipo de una serie de delitos diciendo que el primer ministro se había comportado de una manera que él considera «demencial y totalmente carente de ética», y advirtió que felizmente daría testimonio bajo juramento en una investigación.

«Es triste ver que el primer ministro y su despacho estén tan por debajo de los estándares de competencia e integridad que el país merece,» escribió.

Una intervención tan condenatoria de quien fuera allegado clave e inspirador ideológico de Johnson alarmará profundamente al primer ministro y a su equipo. Cummings debe prestar testimonio ante el Parlamento el próximo mes.

En una sesión informativa anónima a varios periódicos el jueves, Cummings — quien dejó Downing Street en noviembre pasado — negó la acusación de que hubiera sido él quien filtró los mensajes de texto entre Dyson y Johnson.

En los intercambios de marzo pasado, el primer ministro parecía prometer al empresario que le «solucionaría» un problema sobre el estado fiscal del personal de Dyson que trabajaba en Reino Unido durante la pandemia.

Cummings dijo que había revisado su teléfono y que no le habían reenviado los mensajes en cuestión. Afirmó que funcionarios de Downing Street le habían dicho que la oficina de Dyson había enviado capturas de pantalla por correo electrónico de sus conversaciones con Johnson a una serie de funcionarios, incluidos algunos del Tesoro, y que esto era lo que se había filtrado. Dijo que no le habían copiado en esto.

«No tengo ningún problema en reunirme con el ministro del Gabinete y de que busque en mi teléfono mensajes de Dyson,» escribió. “Si el primer ministro me los envió, como afirma, entonces podrá mostrar al ministro del gabinete en su propio teléfono cuándo me los envió.»

«También tendré mucho gusto de publicar o entregar al ministro del gabinete los mensajes entre el primer ministro y Dyson que sí tengo, que se referían a respiradores, burocracia y políticas de Covid, no a cuestiones fiscales.»

Cummings también abordó los informes que sugerían que él había sido el filtrador en serie conocido como chatty rat [«soplón bocazas»], que supuestamente también había filtrado noticias de otro confinamiento de Covid el otoño pasado.

En lo que sería la acusación más devastadora en su blog, Cummings afirma que en una reunión después de la filtración el secretario del gabinete, Simon Case, les dijo a él y a Johnson que «todas las pruebas» apuntaban a Henry Newman, entonces asesor de la Oficina del Gabinete, quien desde entonces pasó a trabajar en la oficina del primer ministro. Se sabe que Newman es cercano a Carrie Symonds, la prometida de Johnson — quien es considerada una figura clave en la destitución de Cummings.

Cummings escribió: “El primer ministro estaba muy molesto por esto. Luego me dijo: ‘Si confirman que Newman es el filtrador tendré que despedirlo, y esto me va a causar serios problemas con Carrie, ya que son buenos amigos … [pausa] Y si llamamos al ministro del gabinete para que detenga la investigación de las filtraciones?

“Le dije que esto era ‘una locura’ y totalmente poco ético, que él mismo había ordenado la investigación y había autorizado al ministro del gabinete a utilizar métodos más invasivos que los que se aplican habitualmente a las investigaciones de filtraciones, debido a la gravedad de la filtración. Le dije que no podía cancelar una investigación sobre una filtración que afectó a millones de personas solo porque podría implicar a los amigos de su novia.»

Cummings no dio más explicaciones de lo que quería decir con «métodos más invasivos,» o si se habían utilizado.

Dijo que había advertido a algunos funcionarios sobre los planes de Johnson, y que darían testimonio bajo juramento de una investigación, y agregó: «También tengo mensajes de WhatsApp con altos funcionarios sobre este asunto que son definitivos.»

El viernes por la noche, Downing Street dijo: «El primer ministro nunca ha interferido en una investigación de filtración del Gobierno.»

Finalmente, Cummings dijo que había advertido a Johnson sobre las renovaciones de su piso de Downing Street — que costaron £58.000 — para las cuales el primer ministro habría buscado financiamiento externo de partidarios conservadores.

“Le dije que pensaba que sus planes de que los donantes paguen en secreto por la renovación eran poco éticos, tontos, posiblemente ilegales y casi con certeza infringían las reglas sobre la divulgación adecuada de las donaciones políticas si se llevaban a cabo de la manera que él pretendía … me negué a ayudarle a organizar estos pagos,» dice en su blog.

Cummings dijo que Johnson había dejado de hablar con él sobre el tema en 2020 después de que le dijera esto, y agregó: «Tendría mucho gusto de contarle al ministro del gabinete o a la Comisión Electoral todo lo que sé sobre este asunto.»

También acusó al nuevo jefe de comunicaciones de Downing Street, Jack Doyle, de haber dado el informe a los periódicos el jueves.

Anteriormente, el Gobierno había tratado de zanjar la controversia sobre la reforma del suelo publicando un comunicado en el que decía que no se había usado ninguna financiación externa.

La declaración — publicada el viernes por un ministro de la Oficina del Gabinete, Nicholas True — reveló que se había contratado personal para pintar, lijar y refrescar las tablas de madera del suelo. Pero Lord True agregó: «Todos los costes de una reforma más amplia en este año han sido cubiertos personalmente por el primer ministro.»

Después de la aparición del blog de Cummings, Downing Street respondió: “En todo momento, el Gobierno y los ministros han actuado de acuerdo con los códigos de conducta apropiados y la ley electoral. Se ha contratado e informado a los funcionarios de la Oficina del Gabinete en todo momento y se ha seguido el asesoramiento oficial.»

“Todas las donaciones notificables son declaradas y publicadas de manera transparente, ya sea por la Comisión Electoral o el registrador de la Cámara de los Comunes, de acuerdo con los requisitos establecidos en la ley electoral.»

“Los obsequios y beneficios recibidos por personas en calidad de ministros son, y seguirán siendo, declarados en declaraciones de transparencia.”

Cummings había escrito que dichos problemas debían ser tratados mediante «una investigación parlamentaria urgente sobre la conducta del Gobierno durante la crisis de Covid».

“Los problemas relacionados con la covid y/o la conducta del primer ministro no deben ser tratados de la manera que Downing Street los ha tratado durante las últimas 24 horas. Cooperaré plenamente con cualquier investigación de este tipo y no tengo ningún problema de prestar testimonio bajo juramento,» concluyó.

Angela Rayner, líder adjunta del Partido Laborista, dijo que el Gobierno había «pasado las últimas 24 horas dando bandazos entre encubrimientos y faltas».

“Los conservadores se están peleando como ratas en el mismo saco, y se están hundiendo cada vez más en el fango de la sordidez. Esto muestra un desprecio impresionante por el país,» acotó.

‘Pasaportes covid’ para viajar al extranjero antes del 17 de mayo

Crédito: iezalel williams / flickr / Creative Commons

Documentos en preparación deben estar listos para cuando se levanten restricciones a viajes internacionales

Millones de personas en Inglaterra podrían recibir los llamados ‘pasaportes covid’ antes del 17 de mayo, para que puedan tomar vacaciones en el extranjero este verano — e incluso evitar la cuarentena cuando lleguen a su destino, ha podido conocer The Guardian.

Los documentos — que probablemente sean diferentes de los certificados de covid nacionales, en los que el Gobierno trabaja por separado — aún están en desarrollo, pero deben estar disponibles antes de las restricciones sobre viajes internacionales el próximo mes, dijeron las fuentes.

Dado que muchos esperan hacer una escapada de verano, o ver a familiares y amigos en otros países a quienes no han podido visitar desde que comenzó la pandemia, aumenta la presión sobre los ministros para ayudar a garantizar que aquellos que han recibido vacunas contra el coronavirus puedan demostrar su inmunidad, y así evitar requisitos de entrada de otros países sobre aislamiento y pruebas.

El ministro de transportes británico Grant Shapps ha dicho que los pasaportes «por supuesto que serán parte de los viajes internacionales» y expresó esperanzas de que no sean vistos como «controvertidos», pero enfatizó la necesidad de una reapertura cautelosa dada la amenaza de variantes del virus.

La noticia se conoce luego que el regulador sanitario Public Health England anunciara que se habían reportado 55 casos más de la variante encontrada por primera vez en India, país que será agregado a la «lista roja» que mantiene Reino Unido — con restricciones estrictas a los pasajeros que lleguen de allí y un requisito de cuarentena en hotel — a partir de las 4 de la mañana de hoy viernes. Asimismo, se conocieron otros 70 casos de la variante descubierta por primera vez en Sudáfrica, que se cree que es más transmisible.

Una fuente del Ministerio de Transportes británico (DfT) dijo que el objetivo era lanzar un documento en papel o digital para los países que requieran prueba de vacunación. Otro advirtió que podría ser solo un certificado físico en lugar de uno «electrónico como pulsera de hotel all-inclusive«, dadas las limitaciones de tiempo. Una tercera fuente de Whitehall dijo que el Ministerio de Asuntos Exteriores estaba consultando en privado a otros países para ver si aceptarían la certificación mostrada a través de una aplicación del NHS reutilizada — que está tardando más en desarrollarse.

No se espera que los pasaportes de vacunas afecten el sistema ‘semáforo’, planeado por el Gobierno británico, que clasificará los destinos extranjeros en verde, ámbar o rojo para los viajeros procedentes de Inglaterra — aunque podrían aplicarse reglas diferentes para las cuatro naciones de Reino Unido.

El DfT podría anunciar las listas el 10 de mayo, para que los datos sobre casos de Covid y la tasa de vacunación de cada país sean lo más reciente y sólido posible, al tiempo que da a las empresas de aviación y turismo un aviso para comenzar a planificar, si se confirmara el inicio oficial de los viajes internacionales para el 17 de mayo. Los criterios sobre cómo se asignará el color de cada país aún no se han confirmado, pero es probable que países como Israel y algunas naciones del Caribe con altas tasas de vacunación estén en la lista verde.

Tras la medida del verano pasado para tratar de manera diferente a las islas y los territorios continentales de los países cuando los corredores aéreos estaban en funcionamiento, es probable que el Gobierno adopte un enfoque similar, lo que significa que, en teoría, España podría estar en una lista de un color y las Islas Baleares podrían estarlo en otro.

Para ayudar a reducir el coste de las pruebas de PCR — que un alto cargo del Gobierno describió como «exorbitante» cuando se multiplica para las familias que viajan al extranjero — los ministros también están considerando entregar en Reino Unido pruebas portátiles a las personas, para que las usen en el extranjero.

Un portavoz del Ministerio de Transportes dijo: “Estamos trabajando en una solución que permita a los ciudadanos demostrar su estado de Covid-19, incluido el estado de vacunación, en sus países de destino. Estamos trabajando en esto como una prioridad y pretendemos tener la solución lista lo antes posible.”

Todos los viajes al extranjero están actualmente prohibidos, excepto por algunas razones. La mayor parte de las personas que ingresan a Reino Unido deben estar en cuarentena en un hogar u otro destino único durante 10 días. Se pueden liberar temprano si dan negativo en la prueba de Covid el día cinco.

El ministro de turismo de España, Fernando Valdés, ha dicho que el país está «ansioso por dar la bienvenida» a visitantes de Reino Unido este verano, y que quiere que los turistas «reinicien las vacaciones» en seis semanas.

«Creo que estaremos listos aquí en España,» dijo. «También creemos que el programa de vacunación británico va bastante bien, así que esperamos ver este verano el reinicio de las vacaciones.»

Valdés dijo que España estaba «presionando con fuerza» para persuadir a la Comisión Europea de que llegara a acuerdos para reabrir los viajes entre «terceros como Reino Unido» y los estados miembros de la UE. “Si llegamos a este tipo de acuerdos a partir del mes de junio, podremos tener un verano”, dijo.

Saga Holidays — que se especializa en vacaciones para personas mayores de 50 años — dijo que esta semana las consultas de reserva de vacaciones se habían más que duplicado desde principios de abril, en que el Gobierno describió su plan para reiniciar los viajes internacionales. La empresa reportó un incremento de 127% en comparación con el mismo período dos semanas antes.

En diciembre, Chipre se convirtió en uno de los primeros países en decir que no solicitaría requisitos de prueba de Covid a turistas que hayan sido vacunados. Seychelles también ha anunciado que los turistas vacunados — siempre que hayan recibido la dosis completa y tengan una certificación que lo demuestre — son bienvenidos. Grecia ha eliminado la cuarentena para viajeros de Reino Unido que han sido vacunados contra Covid-19, o aquellos que pueden mostrar pruebas de una prueba de PCR negativa.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) — que representa a la industria aeronáutica — ha producido la aplicación Travel Pass, que permitiría a los pasajeros mostrar el estado de sus vacunas en todo el mundo. La app ya ha sido probada por más de 20 aerolíneas — British Airways y Etihad, entre otras — pero es probable que solo cubra viajes aéreos y no los traslados transfronterizos en coche, tren o ferry.



Artículo de Aubrey Allegretti, Jessica Elgot y Miles Brignall
Publicado en The Guardian el
 jueves, 22 de abril de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/world/2021/apr/22/people-in-england-could-get-covid-passports-for-foreign-travel-by-17-may