Revelan macabra lista de denuncias contra Policía Metropolitana por abuso sexual

THE OBSERVER — DOMINGO, 21 DE MARZO DE 2021

La fuerza confirmó 119 casos entre 600 denuncias, incluyendo la de un oficial despedido después de tener relaciones sexuales con víctima de violación

Una extraordinaria relación de acusaciones de conducta sexual inapropiada hechas contra agentes de la Met [Policía Metropolitana] — entre ellas una contra un agente que tuvo relaciones sexuales con una víctima de violación, y contra otro que agredió a una sobreviviente de abuso doméstico — se ha revelado en documentos que ha tenido a la vista The Observer.

Las revelaciones intensificarán la presión sobre el Met después de que sus oficiales maltrataran a mujeres en la vigilia del sábado pasado por Sarah Everard, donde cientos de ellas exigieron el derecho a estar seguras en las calles de Londres.

Los organizadores de la vigilia en Clapham Common acusaron posteriormente a la fuerza de haber perdido la confianza de las mujeres y de ser incapaz de combatir a su propia “misoginia institucional”.

Activistas dijeron que las últimas revelaciones amplifican la preocupación entre las mujeres, de que no pueden confiar en la policía para proteger su seguridad.

Según los documentos — difundidos al amparo de las leyes de libertad de información — la víctima de violación denunció que el agente “se aprovechó de su vulnerabilidad y mantuvo relaciones sexuales con ella en dos ocasiones”. Posteriormente, el oficial fue destituido.

Hubo un total de 594 quejas contra empleados de la Met entre 2012 y 2018, de las cuales 119 fueron confirmadas. Entre ellas se encontraba una contra un oficial de la Met que fue despedido, después de presuntamente haberse hecho pasar por mujer en internet “para promover sus inclinaciones sexuales y también para filmar a una mujer aparentemente teniendo sexo no consentido con un hombre en un parque público”.

Otro oficial se vio obligado a abandonar la Met por acusaciones de que estaba teniendo una “relación sexual con una residente en un refugio para mujeres” — una residencia de acogida y contención para víctimas de violencia doméstica.

Otros casos graves incluyen el de un agente que tuvo un encuentro sexual con una mujer mientras estaba de servicio y luego visitó su casa, donde las relaciones sexuales llevaron a una acusación de violación. Recibió una advertencia verbal y un consejo de administración — la censura menos severa que puede recibir un oficial luego de una audiencia por mala conducta.

“Esperamos un estándar más alto de nuestros protectores,” dijo Nazir Afzal, exfiscal en jefe de la Corona. “El objetivo de la policía es que trabajen para ayudar a los más vulnerables.”

Los detalles — revelados por la Met después de que The Observer solicitara información sobre denuncias de acoso sexual, agresión sexual y violación contra agentes, agentes de apoyo comunitario y agentes especiales — surgieron de 594 denuncias contra empleados de la fuerza policial.

Los casos individuales no tienen fecha, sino que se registran como un resumen de las acusaciones cuando se recibió la queja por primera vez. También se da el resultado de cualquier acción disciplinaria. De los 119 casos que fueron confirmados, 63 dieron lugar a despidos, jubilaciones o dimisiones.

Sin embargo, lo que no se ha revelado es el número de casos que fueron procesados judicialmente.

“¿Cuántos fueron acusados ​​de mala conducta en una oficina pública o delitos sexuales? Si no es así, es necesario dar una explicación adecuada. Los procedimientos disciplinarios no sustituyen a los procedimientos judiciales,” dijo Afzal, quien fue fiscal jefe de la Corona para el noroeste de Inglaterra.

Entre los que dimitieron se encontraba un agente especial fuera de servicio acusado de violar a mujeres que conoció en un club nocturno. La semana pasada, Downing Street dio a conocer planes para proteger a las mujeres poniendo agentes vestidos de paisano en clubes nocturnos — un plan rápidamente ridiculizado por los activistas, ya que algunos preguntaron quién protegería a las mujeres de la policía secreta.

Los detalles de otros casos indican que las acciones de algunos oficiales han socavado el trabajo de los defensores de violencia doméstica — individuos que apoyan a los sobrevivientes de abuso — asignados a las unidades de seguridad comunitaria de la Met.

Un oficial fue acusado de abuso de confianza al mostrar “arrogancia hacia las miembros femeninas del personal, e inclinación a aprovecharse de su posición de confianza para entablar contacto físico no deseado”. Ha recibido un último aviso por escrito.

Varios de los casos documentan casos de abuso doméstico, como el de un oficial que fue despedido luego de ser arrestado “bajo sospecha de violación, amenazas de muerte y agresión común” contra su pareja. Otro, un agente especial, “violó a su esposa en numerosas ocasiones durante ocho años de matrimonio” y también fue despedido.

Otro incidente involucró a un oficial que fue despedido después de presuntamente haber enviado publicaciones impactantes en la aplicación de citas Kik. El resumen de las denuncias iniciales en su contra revela que sus mensajes incluían “comentarios que indicaban que deseaba violar a las mujeres de la imagen y que otras las violaran. Las imágenes parecen ser de su hija y su sobrina.”

Otras acusaciones de conducta sexual inapropiada involucraban a oficiales y niños. Un número significativo de casos mencionaron denuncias de tocamientos, comentarios lascivos o publicación de imágenes obscenas, aunque también se consideró que un oficial que tenía imágenes inapropiadas en su teléfono estaba actuando “como depredador sexual en internet”.

Mientras tanto, en las West Midlands un oficial de policía fuera de servicio fue declarado culpable de agresión con golpes el viernes, después de haberse declarado culpable de atacar a una mujer que caminaba sola a casa.

El agente Oliver Banfield, de 25 años, evitó ser enviado a prisión pero en cambio se le ha dado una orden de inamovilidad y se le ha ordenado pagar a su víctima £500 — lo que provocó las críticas de la parlamentaria laborista Harriet Harman, quien dijo que “el sistema falla a las mujeres y protege a los hombres”.

Datos separados confirman que la conducta sexual inapropiada entre los agentes es un problema continuo. Las cifras de la “lista prohibida” actual del Royal College of Policing — agentes que han sido despedidos de una fuerza y ​​tienen prohibido unirse a otra — muestran que casi una quinta parte de los delitos incluyen abuso de poder con fines sexuales, violencia doméstica o acoso contra el público y colegas.

Contra los 555 agentes excluidos desde que se presentó la lista en diciembre de 2017 se enumeran más de 1.100 motivos de despido — de los cuales más de 200 implican delitos sexuales, acoso o abuso doméstico. Casi una cuarta parte de los oficiales dados de baja trabajaban en la Met.

La Policía Metropolitana dijo en un comunicado: “Si bien las acusaciones involucran a un pequeño porcentaje de nuestro personal, reconocemos el impacto que cualquier ofensa tendrá en los involucrados y continuaremos tomando todas las acusaciones de esta naturaleza con extrema seriedad.”

“Está claro que este tipo de conducta no tiene cabida dentro de la organización. Si se demuestra que los estándares han caído por debajo de lo esperado, tomaremos las medidas adecuadas para garantizar la rendición de cuentas y que se aprendan lecciones en cada caso.”

El comunicado agregó que los incidentes fueron investigados por su dirección de estándares profesionales, y que serán remitidos al organismo de control de la policía cuando sea “apropiado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s