Prohibición de exportaciones de la UE retrasaría 2 meses campaña británica de vacunación

THE GUARDIAN — LUNES, 22 DE MARZO DE 2021

Corte de distribución afectaría gravemente a Gran Bretaña pero no ayudaría significativamente a la UE, según análisis

El programa británico de vacunas para la Covid enfrenta un retraso de 2 meses en caso de que la UE prohíba las exportaciones — lo que estropearía los planes del Gobierno de reabrir la economía este verano, revela un análisis de The Guardian.

Una prohibición — que será debatida por los líderes de los 27 estados miembros de la UE el jueves — paralizaría gravemente el esfuerzo de vacunación de Reino Unido y probablemente obligaría al Gobierno a extender las restricciones del confinamiento.

Sin embargo no proporcionaría ningún impulso significativo a los programas problemáticos de los estados miembros de la UE, según un informe de la empresa de análisis de datos Airfinity.

El número comparativamente pequeño de dosis que se mantendría dentro del bloque aceleraría la vacunación completa de todos los adultos en la UE en “poco más de una semana”, sugiere la investigación.

El domingo, el ministro de defensa británico Ben Wallace dijo que la reputación de la UE estaba en juego, mientras sus 27 jefes de estado y de gobierno se preparan para tomar su decisión advirtiendo que “el mundo los está mirando”.

“Si los contratos y compromisos se rompen, esto es muy perjudicial para un bloque comercial que se enorgullece del estado de derecho”, dijo a Sky News. “Es contraproducente porque lo único que sabemos sobre la producción y fabricación de vacunas es que es colaborativa.”

“No solo disminuirían las posibilidades de sus propios ciudadanos de tener un programa de vacunas adecuado, sino también las de ciudadanos de muchos otros países del mundo, con el daño a la reputación de la UE que les resultaría muy difícil revertir en el corto plazo.”

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo la semana pasada que la UE está considerando “todas las opciones” y lista para introducir controles de emergencia en la producción y distribución de vacunas para hacer frente a la “crisis del siglo”.

Los 27 jefes de estado y de gobierno discutirán los próximos pasos el jueves a través de una videoconferencia, en medio de la creciente preocupación por una tercera ola de contagios por coronavirus en el continente. Los planes para reunirse en persona se cancelaron el domingo a la luz de un aumento en los contagios.

Francia y Alemania se han pronunciado en privado en apoyo de la activación del Artículo 122 del Tratado de la UE — utilizado por última vez en la crisis del petróleo de la década de 1970 — que permite al bloque tomar medidas de emergencia para controlar la distribución de bienes esenciales.

La comisionada de servicios financieros de la UE, Mairead McGuinness, dijo el domingo: “Los ciudadanos europeos están cada vez más enojados y molestos por el hecho de que el lanzamiento de la vacuna no ha sucedido tan rápido como habíamos anticipado.”

Los estados miembros de la UE habían administrado 10,4 dosis de vacuna por cada 100 personas hasta el sábado, en comparación con las 42,7 inyecciones administradas por cada 100 en Reino Unido.

Aproximadamente 10 millones de dosis de vacuna se han exportado de plantas en los estados miembros de la UE a Reino Unido, en gran parte por Pfizer/BioNTech. El país está esperando alrededor de 30 millones más de dosis de Pfizer y otros 30 de Johnson & Johnson, aunque se espera que solo se entreguen algunas de ellas para fines del verano.

El Gobierno británico estuvo hasta la última quincena en camino de superar su objetivo de administrar una primera dosis de vacuna a todos los adultos en Reino Unido para fines de julio en más de seis semanas, según Airfinity.

Se espera que un reciente problema de suministro en las instalaciones de AstraZeneca en la India haga retroceder el ritmo de vacunación en dos semanas, del 10 al 23 de junio.

No obstante, la imposición de una prohibición de exportación a la vacuna Pfizer/BioNTech producida en Bélgica y Alemania — largamente, la mayor exportación a Reino Unido — retrasaría a cada adulto que reciba una primera vacuna hasta el 5 de agosto, según Airfinity.

Una prohibición de todas las exportaciones de vacunas que deben distribuirse, incluidas las de Moderna y Johnson & Johnson, retrasaría el logro de ese objetivo hasta el 27 de agosto, sugiere además el análisis encargado por The Guardian.

Rasmus Bech Hansen, director ejecutivo de Airfinity, dijo: “Las prohibiciones de exportación son una situación en la que todos pierden y amenazan el aumento de la producción global.”

“La imposición de una prohibición significaría que la UE tiene marginalmente más dosis a corto plazo, pero no cambiará fundamentalmente su disponibilidad de vacunas, y la UE pronto podría depender de las importaciones de vacunas.”

“Una prohibición representa un riesgo significativo para Reino Unido y cualquier represalia potencial que Reino Unido aplique sobre ingredientes secundarios del compuesto dañaría no solo a la UE y a Reino Unido, sino también al mundo, ya que ralentizará significativamente la producción general.”

La estimación de Airfinity se basa en el tiempo que tardaría Reino Unido en administrar al menos una dosis al 75% de su población — lo que equivale a una absorción de más del 95% de los adultos.

La UE se ha fijado el objetivo de vacunar completamente al 70% de la población para fines de verano.

Según Airfinity, la UE tiene como objetivo la vacunación completa del 75% de la población para el 31 de agosto a pesar de las dificultades actuales, incluida la falta de suministro de AstraZeneca.

Su análisis sugiere que si la UE “se queda y usa las dosis destinadas a Reino Unido, solo avanzaría su vacunación en poco más de 7 días [19 de agosto], ya que su población colectiva es mucho mayor.”

La Comisión Europea y los gobiernos de sus estados miembros han puesto el grito en el cielo por el hecho de que AstraZeneca no entregara los 120 millones de vacunas que se comprometió a suministrar este trimestre, mientras que sí ha continuado cumpliendo sus obligaciones contractuales con el Gobierno británico.

La compañía ha insinuado que esto se debería a la financiación inicial que el Gobierno proporcionó para su colaboración con la Universidad de Oxford, y a su propia política empresarial de crear cadenas de suministro a medida para la UE y Reino Unido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s