Desafiante comisionada no renuncia y señala a ‘críticos de sofá’

THE GUARDIAN — LUNES, 15 DE MARZO DE 2021

Jefa de la policía metropolitana se mantiene firme tras críticas del alcalde de Londres y la ministra del interior

La mayor autoridad policial de Gran Bretaña ha desafiado la presión para renunciar restando importancia a los “críticos de sillón”, en medio de la indignación generalizada por el maltrato de los agentes policiales a las mujeres que hacían vigilia por el asesinato de Sarah Everard.

Cressida Dick, la comisionada de la Met [policía metropolitana], fue reprendida públicamente por la ministra del interior Priti Patel y el alcalde de Londres Sadiq Khan, por haber presentado una explicación insatisfactoria de porqué la policía interrumpió una vigilia por Everard en el parque londinense Clapham Common el sábado, cerca donde presuntamente fue secuestrada antes de ser asesinada.

Se ha ordenado una investigación independiente por parte de la inspectoría policial, y el informe debe presentarse en quince días. Sin embargo, el domingo por la noche el primer ministro y Patel dieron a conocer que Dick aún tenía su confianza.

Mientras la comisionada se aferraba a su trabajo, manifestantes se volvieron a reunir el domingo para protestar contra la policía y por el derecho de las mujeres a sentirse seguras en las calles, marchando desde la sede de la Met en Londres hasta Parliament Square. Esta vez, la policía se mantuvo alejada de las multitudes y permitió que se realizaran discursos y una vigilia.

Enfrentada a crecientes crisis y llamados para su dimisión, Dick dio una declaración y una entrevista donde mezcló empatía con desafío. Dijo que las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus llevaron a los oficiales a intervenir el sábado. Como mujer, habría ido a la vigilia si hubiera sido legal, dijo.

Dick agregó que las complejas demandas que enfrentaron sus agentes no fueron comprendidas: “Tienen que tomar estas decisiones realmente difíciles, y no creo que nadie pueda quedarse sentado en un sillón diciendo: ‘Bueno, eso se hizo mal’ o ‘Yo lo hubiera hecho de manera diferente’ sin entender realmente lo que estaba pasando por sus mentes.”

También insistió en que no estaba pensando en renunciar: “Los hechos me han dejado más decidida, y no menos, a liderar mi organización.”

El líder laborista Sir Keir Starmer criticó la respuesta de la policía como “profundamente inquietante”, mientras que un asesor del Gobierno sobre la violencia contra las mujeres criticó la defensa que hizo el Met de sus acciones como salidas “de un manual de abusadores”.

Khan convocó a Dick su despacho para responder preguntas el domingo, mientras que Patel había exigido un informe sobre la vigilia de Clapham Common — que según su portavoz dejaba “preguntas sin respuesta”.

Khan criticó públicamente a la comisionada — a quien ayudó a nombrar en 2017 como la primera mujer en el cargo — diciendo que no estaba “satisfecho” con su relato de porqué los oficiales se enfrentaron a las mujeres en la vigilia.

El alcalde dijo que había pedido y recibido garantías del Met la semana pasada de que la vigilia sería custodiada con delicadeza. Khan, exabogado de derechos humanos, dijo que no se habían cumplido estas garantías.

En un comunicado, el Ministerio del Interior dijo: “La ministra ha leído el informe proporcionado por la policía metropolitana y siente que todavía hay preguntas por responder. Con el fin de garantizar la confianza del público en la policía, esta tarde la ministra ha pedido a la Inspección de Policía de Su Majestad que llevara a cabo una revisión de las ‘lecciones aprendidas’ sobre la vigilancia del evento en Clapham Common.”

El alcalde de Londres fue más allá, dijo que las escenas en Clapham Common eran “completamente inaceptables” y agregó: “La semana pasada pedí al Gobierno y a la policía que trabajaran con los organizadores de la vigilia para explicar claramente la ley, y encontrar la manera de llevarla a cabo de forma legal y segura. El viernes, un juez del tribunal superior dejó en claro que había una ventana para acordar una forma de que la vigilia se llevara a cabo de manera segura. Recibí garantías de la policía metropolitana la semana pasada de que la vigilia sería custodiada con delicadeza. En mi opinión, este no fue el caso.”

“Le pedí a la comisionada y a su adjunto que vinieran al Ayuntamiento hoy para darme una explicación de los eventos de ayer y los días previos a ellos. No estoy satisfecho con la explicación que me dieron.”

“Ahora pediré a la Inspección de Policía de Su Majestad que lleve a cabo una investigación independiente completa de los hechos de anoche y de los días anteriores. También pido a la Oficina Independiente de Conducta Policial que investigue las acciones de los agentes de policía de ayer por la noche.”

Fuentes informan que Priti Patel se encuentra “personalmente disgustada” por las imágenes de mujeres detenidas por la policía en la vigilia a la luz de las velas — que la duquesa de Cambridge había visitado más temprano el sábado.

Sir Peter Fahy, exjefe de policía del área urbana de Manchester, dijo a The Guardian que las leyes de coronavirus aprobadas por el Parlamento dificultan el trabajo de la policía: “Si los políticos se van a apresurar a emitir un juicio sobre la base de las imágenes de los teléfonos móviles, habiendo exigido que la policía tome medidas más firmes para disolver las reuniones, todos los jefes de policía están en una posición imposible.”

La defensa de la fuerza fue descrita como “de manual de abusadores” por Nimco Ali, asesora del Gobierno para abordar la violencia contra mujeres y niñas. Ali — amiga de la prometida de Boris Johnson, Carrie Symonds — también atacó la “masculinidad tóxica” en la policía de todo el mundo.

Publicando en Twitter, Ali criticó una declaración de la Met que decía que los oficiales actuaron para hacer cumplir las leyes sobre el coronavirus. “La declaración del Met con respecto a anoche es basura para culpabilizar a una víctima directamente del manual de abusadores. ‘Me obligaste a hacerlo’… ‘Tuve que hacer lo que tenía que hacer porque me importaba…’ Honestamente, ¿qué está pasando con esta fuerza?”Más tarde, Ali dijo a Times Radio: “Honestamente, proviene del manual de hombres abusivos, donde … se culpa constantemente a la víctima por su acto de violencia, así que en lugar de asumir su responsabilidad, era más como ‘Las mujeres no debieron haber asistido’. La policía tuvo la oportunidad de elegir cómo reaccionar, y reaccionó de una manera terrible y desproporcionada.” Dijo que hablaba en calidad de activista, no como asesora del Gobierno.

Sarah Everard, de 33 años, desapareció alrededor de las 21.30 horas del 3 de marzo mientras caminaba hacia su casa en el sur de Londres. Sus restos fueron encontrados en un bosque en Kent, y un oficial de policía en servicio, Wayne Couzens, ha sido acusado de su secuestro y asesinato. La mayoría de las otras vigilias para conmemorar su memoria en todo el país el sábado transcurrieron con poco o ningún incidente.

Indignación por enfrentamientos policiales empaña vigilia por Sarah

THE SUNDAY TIMES — DOMINGO, 14 DE MARZO DE 2021

Patel exige informe de la Met después de que pacífico homenaje terminara en caos

Una vigilia por Sarah Everard — la mujer de 33 años asesinada después de desaparecer mientras caminaba hacia su casa en el sur de Londres hace 10 días — terminó en caos anoche con la policía arrestando a mujeres y dispersando a la multitud.

La ministra del interior Priti Patel ha exigido un informe completo de la Met [Policía Metropolitana], mientras que el líder liberal-demócrata Sir Ed Davey pidió la renuncia de Cressida Dick, la jefa del Met.

Los oficiales habían retirado a las mujeres de la rotonda del parque Clapham Common, al sur de Londres, donde se habían emplazado una gran cantidad de arreglos florales. Uno llevaba un cartel que decía: “No estamos seguras en nuestros hogares, ¿cómo podemos recuperar las calles?” Cientos de espectadores gritaban “¡Suéltala!” mientras una mujer era arrastrada por efectivos policiales.

Patsy Stevenson — de 28 años y estudiante de física en Royal Holloway — se había desplazado desde Egham para la vigilia. “Estaba parada allí en la rotonda y simplemente me derribaron al suelo,” dijo.

“Me inmovilizaron contra el suelo y me rodearon unos diez de ellos, había agentes por todas partes. Tenía miedo; tendrían que haber estado allí para proteger y servir pero no fue así. Me esposaron, y uno de los agentes me dijo ‘Ya tengo la mano en la porra’. Eso me asustó mucho.”

Stevenson fue arrestada, llevada a una camioneta de la policía y multada con £200 por violar las restricciones debido a la Covid-19.

“No estaba tratando de ser antagónica; simplemente estábamos parados allí, distanciándonos socialmente, pero la policía nos apretujó a todos,” agregó. “No me golpearon, pero la experiencia fue increíblemente aterradora.”

Antes, cientos de personas se habían reunido pacíficamente para presentar sus respetos a Everard. La duquesa de Cambridge había estado entre los que dejaron flores — a pesar de la prohibición policial, porque la vigilia violaba las reglas de confinamiento.

Sin embargo, a medida que caía la noche, aumentaron las tensiones. Furgonetas de la policía rodearon la zona con las sirenas encendidas y un helicóptero sobrevoló el área. Los problemas empezaron poco después, cuando la policía trató de impedir que las mujeres pronunciaran discursos desde el estrado de la rotonda.

Los agentes formaron un círculo alrededor del escenario y entraron, ante el desconcierto de la multitud principalmente femenina que gritó: “Estamos aquí porque la policía nos dijo que nos fuéramos a casa. No nos van a imponer un toque de queda.” La Policía Metropolitana había prohibido la vigilia, a pesar de que los organizadores, la plataforma Reclaim the Streets, se ofrecieron a proporcionar franjas horarias y monitores de medidas sanitarias de Covid.

La acción policial generó críticas incluso de Patel, quien tuiteó: “Algunas de las imágenes de la vigilia en Clapham que circulan en internet son inquietantes. He pedido a la Policía Metropolitana un informe completo sobre lo sucedido. Mis pensamientos permanecen con la familia y los amigos de Sarah en este momento terrible.”

Sir Keir Starmer, el líder laborista, dijo: “Las mujeres se reunieron para llorar a Sarah Everard; debían haber podido hacerlo en paz. Comparto su enfado y disgusto por cómo se ha manejado esto. Esta no era la forma de controlar esta protesta.”

Davey acusó a la policía de haber “actuado de manera terrible y causado mucho dolor y daño”. “Millones de mujeres están enojadas y afligidas, el horrible asesinato de Sarah Everard y los millones de actos de agresión que las mujeres enfrentan todos los días son la razón por la que las mujeres crearon esta vigilia,” dijo en su cuenta de Twitter.

Dijo que la comisionada Dick debería renunciar, para asumir la responsabilidad.

La parlamentaria del SNP y consejera real Joanna Cherry dijeron que las acciones del Met se plantearían mañana a los ministros en la Cámara de los Comunes.

Kirsty, enfermera que asistió a la vigilia a primera hora de la noche, dijo: “Entiendo el impacto de la Covid, pero se permitió que las protestas continuaran el año pasado y se siente injusto que las mujeres no hayan podido tener ese momento colectivo.”

Los disturbios presionarán a Dick, quien visitó la escena de la desaparición de Everard el 3 de marzo y dio una declaración pública sobre el caso la semana pasada.

El asesinato de Everard ha desencadenado un torrente de tristeza e indignación por el acoso y la violencia que sufren las mujeres a diario. Durante toda la semana pasada, las mujeres compartieron sus experiencias en redes sociales.

Al final, muchas también se sintieron motivadas a asistir a la vigilia.

Jacqueline, de 55 años, creció en Yorkshire y recordó el miedo de su madre cuando el Destripador de Yorkshire estaba asesinando mujeres.

“Yo no me encontraba segura en 1979 y Sarah no se encontraba segura hoy,” dijo. Tampoco pensó que la respuesta de la policía haya sido adecuada. “Escuché a Cressida Dick decir que fue algo único, y sí lo fue, pero las mujeres aguantan esto todos los días.”

Los parlamentarios se sumaron al coro de críticas a la policía. La laborista Yvette Cooper, presidenta del comité selecto de asuntos de interior de su partido, dijo en Twitter: “Solo escenas horribles en Clapham Common esta noche. Simplemente no puedo entender cómo se ha manejado esto y las decisiones policiales que se tomaron. O porqué no se comprende la fuerza del sentimiento sobre la violencia contra las mujeres.”

Harriet Harman — la parlamentaria laborista que lleva más tiempo en el cargo — dijo: “La Met incumplió el plan de la vigilia desde el principio. Debieron haber llegado a un acuerdo.”

“Escenas terribles en Clapham. No me gustaría encontrarme con ninguna de estas mujeres en la corte.”

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, tuiteó: “Las escenas de Clapham Common son inaceptables. La policía tiene la responsabilidad de hacer cumplir la legislación de Covid pero, a juzgar por las imágenes que he visto, está claro que en ocasiones la respuesta no fue apropiada ni proporcionada. Me estoy comunicando con la comisionada y estoy buscando urgentemente una explicación.”

Charlotte Nichols, ministra para la Mujer y la Igualdad de la oposición, dijo que si la policía hubiera puesto tanto esfuerzo en tratar de llevar a cabo una vigilia con medidas sanitarias de Covid “como se esforzó en detener cualquier muestra colectiva de dolor y solidaridad, todos estaríamos en una mejor situación”.

La parlamentaria conservadora Caroline Nokes dijo: “Verdaderamente conmocionada por las escenas de Clapham Common, en este país controlamos policialmente por consentimiento. Muy mal criterio.”

Homenaje de Kate recordando qué se sentía al caminar por Londres de noche

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 14 DE MARZO DE 2021

Duquesa asiste a servicio en memoria de Sarah Everard mientras ministros planean nuevo registro nacional de acosadores

La duquesa de Cambridge ha presentado sus respetos a Sarah Everard el sábado, mientras fuentes informaron que recordaba “lo que se siente caminar por Londres de noche”.

La duquesa realizó una visita privada al parque Clapham Common (sur de Londres) para depositar flores, cerca del lugar donde la ejecutiva de marketing de 33 años fue vista con vida por última vez el 3 de marzo.

Las fuentes dijeron que la duquesa sintió que la historia de Everard había conmovido a mucha gente y quería mostrar su unidad con ellos. Una fuente del Palacio dijo: “La duquesa deseaba presentar sus respetos a Sarah y su familia. Recuerda lo que se sentía al caminar por Londres por la noche cuando era soltera.”

El arreglo floral de narcisos que colocó la duquesa eran del jardín del palacio de Kensington.

Un espectador dijo que la duquesa “parecía un poco enfadada y muy emocionada” al abandonar el santuario improvisado instalado en una rotonda del Common.

Es probable que el gesto se compare con la intervención pública de la reina en 2014, cuando dijo a un transeúnte en la iglesia que los escoceses debían pensar “con mucho cuidado en el futuro” — solo cuatro días antes de emitir su voto en el referéndum de independencia.

También podría verse como una pulla para Boris Johnson, indicándole hacer más para mantener a las mujeres seguras, en medio de una ola de preocupación nacional tras el presunto asesinato de Everard.

Se esperaba que el primer ministro británico y Carrie Symonds, su prometida, encendieran una vela juntos en su jardín a las 21.30 horas del sábado por la noche. Se debía colocar una segunda vela en los escalones del Número 10 de Downing Street [su oficina].

Anoche, la policía usó la fuerza para retirar a los manifestantes de la citada rotonda, luego de que estallaran las refriegas donde se habían reunido miles de personas.

Por otra parte, The Telegraph puede revelar que los ministros están trabajando en una respuesta política al asesinato — que ha llevado a miles de mujeres a compartir su propia ansiedad por ser seguidas y atacadas durante la noche.

Los ministros trabajan ahora en un registro nacional obligatorio para acosadores como parte de un plan de tres puntos para restaurar la confianza entre las mujeres cuando están fuera de casa. El nuevo registro se basará en el registro de delincuentes sexuales, que obliga a los delincuentes a pasar los datos de su domicilio a las fuerzas policiales dondequiera que vivan.

Otras ideas incluyen una ley que cubra las amenazas sexuales que dejan a la víctima asustada, como seguir de cerca y hacer comentarios ofensivos. Esta ley de “acoso callejero” — promovida por Nimco Ali, asesor del ministerio del interior y amigo de Symonds — también podría incluir una prohibición a que los conductores soliciten prostitución callejera, una medida que también contará con el respaldo de los parlamentarios laboristas.

Una tercera idea es ampliar la Ley Clare — que lleva el nombre de Clare Wood, asesinada en 2009 por un exnovio con antecedentes de violencia contra la mujer. El Plan de Divulgación de Violencia Doméstica solo permite a la policía compartir detalles de condenas relacionadas con abuso doméstico, pero se ampliaría para incluir condenas por acecho y acoso.

El ministro de justicia Robert Buckland dijo, en un artículo para The Telegraph: “Hay momentos en nuestras vidas en los que un caso tan horrible que sale a la luz tiene un impacto profundo en nuestra psique nacional, lo que genera preguntas amplias y difíciles para la sociedad.”

Buckland prometió: “Este Gobierno continuará encabezando reformas que, con el arduo trabajo de la policía y los fiscales in situ, brindarán una protección cada vez mayor a las mujeres, las niñas y toda víctima de delitos de miedo, control, abuso y violencia.”

Un ministro del gabinete dijo: “Se trata de evaluar el riesgo y compartir información entre las agencias y tratar ese comportamiento de amenaza, acecho y acoso con la misma seriedad que se haría con un delito o violencia sexual.”

Johnson dijo el sábado por la noche: “Esta noche Carrie y yo encenderemos una vela por Sarah Everard, y pensaremos en su familia y amigos. No puedo imaginarme lo insoportable que son su sufrimiento y dolor. Debemos trabajar rápido para encontrar todas las respuestas a este horrible crimen. Haré todo lo que pueda para asegurarme de que las calles sean seguras y asegurarme de que las mujeres y las niñas no sufran acoso ni abuso.”

Por otra parte, la ministra del interior Priti Patel reabrió un llamamiento a nivel nacional para que el público aporte evidencia para elaborar una nueva estrategia que aborde la violencia contra las mujeres y las niñas. Para el sábado por la noche, 20.000 personas habían respondido.

“El torrente de dolor e ira en respuesta a los trágicos sucesos en la investigación de Sarah Everard muestra cuán crucial es que busquemos las opiniones de personas cuya experiencia puede ayudar a prevenir la violencia contra mujeres y niñas. Como ministra del interior estoy decidida a hacer todo lo posible para prevenir delitos que afectan de manera desproporcionada a mujeres y niñas,” afirmó la ministra.

El Partido Laborista ha pedido una acción urgente de todos los partidos, destacando las medidas que deben incluirse en la oportunidad “única en una generación” de efectuar reformas radicales en sentencias y protecciones para mujeres y niñas. Las medidas propuestas incluyen aumentar las penas mínimas para violadores y acosadores, introduciendo un arancel de por vida para cualquier persona declarada culpable de secuestro, agresión sexual y asesinato de un extraño. También anuncia una revisión para endurecer las sentencias de asesinos domésticos y convirtiendo la misoginia en crimen de odio.

La visita no anunciada de la duquesa de Cambridge estaba programada para antes de la vigilia organizada por la plataforma Reclaim These Streets [Recuperemos estas calles] — que terminó siendo prohibida por la policía. Hasta el sábado por la noche, la campaña había recaudado más de £320.000 para grupos de mujeres.

Su aparición tenía ecos de la que realizó la princesa Diana de Gales, madre del duque de Cambridge, cuyas visitas sorpresa como las de pacientes de sida se atribuyeron a la cambiante percepción pública de los temas difíciles.