Posición europea sobre vacuna Oxford fue irresponsable

THE DAILY TELEGRAPH — SÁBADO, 20 DE MARZO DE 2021

Directora nacional de vacunación afirma que Merkel y Macron alentaron a los ‘antivacunas’ mientras la UE enfrenta nueva ola

La principal funcionaria nacional de vacunación de Reino Unido ha condenado a Emmanuel Macron y Angela Merkel calificándolos de «completamente irresponsables» por haber damnificado la reputación de la vacuna AstraZeneca, ante los temores de que el fiasco de las vacunas de la UE haya alimentado una tercera ola de Covid — que podría extenderse a Gran Bretaña.

En su primera gran entrevista, Kate Bingham — exjefa del grupo de trabajo sobre vacunas del Gobierno — acusó al presidente francés y a la canciller alemana de alentar a los ‘anti-vacunas’, después de que ambos pusieran en duda la eficacia de la vacuna desarrollada por científicos británicos.

Solo el 12 por ciento de la población de la UE ha sido vacunada, y más de la mitad de las reservas del bloque de alrededor de 15 millones de inyecciones de AstraZeneca sigue sin usarse. Tanto Francia como Alemania están experimentando una tercera ola de Covid, con París y otras áreas de Francia bloqueadas durante un mes.

Cuando se le preguntó si estaba frustrada por los líderes de esos países que cuestionaron la reputación de vacuna AstraZeneca, Bingham dijo a The Telegraph Magazine: «Si yo estuviera en esos países, no estaría feliz de tener líderes que están cuestionando una vacuna que realmente podría proteger.»

“Los datos llegan todos los días y muestran cuán efectiva es en personas mayores. No es bueno desde la perspectiva de la vacilación respecto de aplicarse las vacunas.»

«Reino Unido lo ha hecho realmente bien porque hemos tenido una aceptación asombrosamente alta, mientras que si los líderes básicamente dicen: ‘No voy a ponerme esa vacuna’, es completamente irresponsable. En realidad, no hay otra palabra para eso.»

Francia corría el riesgo de avivar una mayor confusión el viernes después de adoptar su tercera posición sobre la vacuna de AstraZeneca, desaconsejando administrar el medicamento a personas menores de 55 años ante la preocupación por los trombos de sangre, habiendo suspendido previamente su uso y antes de eso recomendando su uso solo para menores de 65 años.

Macron provocó una protesta a principios de este año cuando afirmó que la vacuna era «casi ineficaz» en personas mayores.

En febrero, Merkel, de 66 años, enfrentó fuertes críticas por haber rechazado la vacuna de AstraZeneca, insistiendo en que no se recomendaba para personas mayores de 65 años. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) luego dio luz verde para su uso en todos los grupos de edad. El viernes, la canciller dijo que tomaría la vacuna cuando fuera su turno.

Las últimas cifras diarias para Reino Unido mostraron que se administró un récord de 660.276 dosis en 24 horas, mientras Boris Johnson recibía su primera dosis de la vacuna AstraZeneca el viernes.

Hablando después, el Primer Ministro dijo: «Tuve una enfermera maravillosa llamada Lily. Me dijo: ‘Vas a sentir algo agudo». Literalmente no sentí nada, fue muy bueno, muy rápido.»

«Ya saben lo que voy a decir, la recomiendo absolutamente. Todos, cuando reciban su notificación para recibir su vacuna, vayan y aplíquensela porque es lo mejor para ustedes, lo mejor para su familia y para todos.»

«No me escuchen solo a mí, escuchen a todos los científicos, escuchen a la Agencia de Medicamentos de la Unión Europea, lo que ha dicho la MHRA [Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios]. El riesgo es la Covid — esto es algo grandioso.»

Las cifras diarias del Gobierno muestran que los casos de coronavirus en Gran Bretaña han disminuido casi un 9 por ciento en una semana, mientras que las muertes se han reducido en un 36 por ciento y las admisiones hospitalarias en un 23 por ciento.

Sin embargo, científicos del Gobierno advirtieron a Johnson que las consecuencias de la disputa por las vacunas están alimentando una tercera ola en Europa que podría extenderse a Gran Bretaña. El viernes, expertos se reunieron con Johnson en medio de temores de que el aumento de casos en Europa inevitablemente se filtre a Reino Unido.

«No creo que debamos engañarnos a nosotros mismos de que se puede evitar que estas cosas lleguen aquí,» dijo una fuente conocedora del caso.

Científicos del Gobierno dijeron que las cifras en Gran Bretaña «todavía van en la dirección correcta» y que, aunque es demasiado pronto para ver el impacto de la reapertura de las escuelas, no hay «señales de alerta».

Aún así, advirtieron que sería difícil prevenir casos provenientes del continente incluso con estrictos controles fronterizos, porque tanto las mercancías como los viajeros tenían que pasar, y evitar todo contacto sería imposible.

El viernes por la noche, fuentes de Whitehall enfatizaron que no se esperaba que se hicieran cambios inminentes en la «lista roja» de países. Las llegadas de esos países deben pasar cuarentena en hoteles.

No obstante, una fuente del Gabinete creía que era inevitable que los ministros tuvieran que considerar endurecer las restricciones de viaje si las tasas en Europa continuaban aumentando en las próximas semanas.

«Gracias a lo que hemos hecho con la vacuna, estamos en un lugar mucho más fuerte para lidiar con la Covid que otros países de Europa, debido a los 25 millones de vacunas que ya hemos aplicado», dijo la fuente a The Telegraph. “Estamos observando lo que está sucediendo en otros países europeos.»

«Nadie se ha quedado dormido acerca de esto, porque sabemos que podría tener un efecto en Reino Unido. Es lógico que estemos en guardia. Tenemos estas disposiciones ahora y tendrán que aplicarse. No importa si es en Francia o en Finlandia. Si las tasas hacen que ese país sea un problema, se las debe aplicar.»

El viernes, el primer ministro galés Mark Drakeford dijo que estaba «preocupado» por los informes de una tercera ola de Covid atacando Francia y sugirió que un aumento en los casos podría retrasar la flexibilización de las restricciones del confinamiento.

«Nadie debería pensar que somos inmunes a eso, nadie debería pensar que podemos bajar la guardia y planificar sobre la base de que el coronavirus ha desaparecido,» dijo Drakeford.

París se sumergió en un nuevo confinamiento de un mes esta semana, después de haber registrado decenas de miles de nuevos contagios cada día. Alemania también ha confirmado que está experimentando una tercera ola, advirtiendo que no tiene suficientes vacunas para detener el número creciente. Italia, Polonia, Hungría y República Checa también están experimentando aumentos preocupantes.

También existe la preocupación de que algunas «bolsas» regionales de Europa estén experimentando grandes aumentos en mutaciones de Covid más preocupantes, como las variantes sudafricana y brasileña.

Los funcionarios están cada vez más preocupados por Francia, ya que un documento compilado por el Centro Conjunto de Bioseguridad la semana pasada indicó que el país tiene un número creciente de «variantes preocupantes», incluidas las cepas sudafricanas, brasileñas y japonesas. También se entiende que el caso de Bélgica ha sido destacado en el documento.

El profesor Neil Ferguson, del Imperial College de Londres, advirtió el viernes que es probable que una «fracción significativa» de los casos sea de la variante sudafricana, contra la cual se teme que la vacuna AstraZeneca sería menos efectiva.

«Hay que tener cuidado con la importación, sabemos lo rápido que se pueden sembrar,» agregó una fuente del Gobierno. «Tenemos mucha conectividad, a través de la importación de bienes y todo tipo de cosas también. No creo que sea tan simple como una gran cantidad de personas viniendo de Europa».

«Es un asunto que los ministros deben tomar en acción, pero no creo que debamos engañarnos a nosotros mismos con el hecho de que se puede evitar que estas cosas entren aquí. Lo hemos visto tres veces.»

«No deberíamos dormirnos en nuestros laureles y decir ‘está bien, estamos bastante bajos en este momento’, porque es posible que no lo estemos y que veamos un aumento en las próximas semanas. Eso es algo que debemos tener en cuenta muy cuidadosamente.»

Jóvenes banqueros de Goldman Sachs denuncian ‘inhumanas’ condiciones de trabajo

Foto: Ivan Radic / flickrCC BY 2.0

Analistas noveles indican en encuesta interna «falta de sueño» y «abuso» en sus puestos de trabajo

La nueva hornada de banqueros de Goldman Sachs dice enfrentar condiciones «inhumanas» de trabajo en el gran banco de inversión, citando semanas laborales de 100 horas y «abusos» por parte de colegas que han afectado gravemente su salud mental.

Las respuestas de los participantes de la encuesta interna — 13 analistas de banca de inversión en Estados Unidos — han arrojado luz sobre las extenuantes demandas de los analistas de primer año, una cohorte que presenta a algunos de los novatos más brillantes contratados anualmente por GS.

La encuesta, presentada al banco como presentación de diapositivas en febrero, está circulando en Twitter. Su contenido sugiere que al menos una división de Goldman Sachs todavía está luchando con la cultura de alta presión y largas horas — que quedó expuesta cuando un analista de 22 años del banco se quitó la vida en 2015.

Foto: Goldman Sachs

La presentación de 11 páginas presenta «citas de analistas selectos», en que los graduados describen un entorno de oficina que recuerda escenas de Industry — la reciente ficción televisva de la cadena HBO que describe la vida de nuevos empleados en la sucursal de Londres de un banco estadounidense.

Uno de ellos dijo: «Hubo un momento en el que no comía, no me duchaba ni hacía nada más que trabajar desde la mañana hasta pasada la medianoche».

«La falta de sueño, el tratamiento que recibes de los banqueros de alto nivel, el estrés mental y físico… he pasado por hogares de huérfanos y esto es quizá peor,» dijo otro informante anónimo en la encuesta.

«Le tengo menos miedo al desempleo que a lo que me puede pasar si sigo con este estilo de vida.» Foto: Goldman Sachs

Fuentes dentro del banco confirmaron que la encuesta fue realizada por los propios analistas junior y presentada internamente antes de que comenzara a circular en internet.

El reporte planteará dudas sobre si los bancos se han limitado o no a afirmar de la boca para afuera que han solucionado ciertas demandas en el lugar de trabajo. En 2013 Moritz Erhardt, de 21 años, becario del Bank of America Merrill Lynch, fue encontrado muerto en una ducha en su piso de Londres. Había trabajado durante 72 horas seguidas y murió de un ataque epiléptico.

El analista de Goldman Sachs, Sarvshreshth Gupta, falleció en 2015 después de haber presentado quejas por trabajar 100 horas durante una semana, y trabajar toda la noche.

Los analistas de la encuesta dijeron que en promedio trabajan 95 horas a la semana, pero que llegaron hasta las 105 horas a mediados de febrero cuando se realizó la encuesta. El grupo dijo que solo dormían cinco horas por noche después de acostarse alrededor de las 3 de la mañana.

La mayoría dijo que también había enfrentado abusos en el lugar de trabajo. Una pequeña proporción recibió insultos o gritos con frecuencia, mientras que al menos la mitad fue ignorada en las reuniones o enfrentó críticas públicas injustificadas, dijeron.

Todos los encuestados dijeron que las duras condiciones habían «afectado negativamente» sus relaciones con amigos y familiares y su salud física y mental. La mayoría dijo que dejaría sus trabajos en un plazo de seis meses si las condiciones no mejoraban.

«Esto está más allá del nivel de ‘trabajo duro’: esto es un abuso inhumano,» dijo uno de los encuestados.

Al comentar la encuesta, Goldman dijo: “Reconocemos que nuestra gente está muy ocupada porque el negocio es sólido y los volúmenes están en niveles históricos. Un año después de la Covid, comprensiblemente, la gente está bastante al límite, y es por eso que escuchamos sus inquietudes y tomamos medidas para abordarlas.»

Se entiende que Goldman Sachs ha estado hablando con los analistas que participaron en la encuesta. Dijo que también estaba transfiriendo personal internamente para ayudar a sus departamentos más ocupados, y haciendo cumplir una política de no trabajar los sábados.



Artículo de Kalyeena Makortoff, corresponsal de banca
Publicado en The Guardian el 
jueves, 18 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.theguardian.com/business/2021/mar/18/group-of-junior-bankers-at-goldman-sachs-claim-inhumane-work-conditions