Extienden ‘furlough’ mientras aumentan llamados a adelantar reactivación económica

THE DAILY TELEGRAPH — MIÉRCOLES, 3 DE MARZO DE 2021

Canciller planea recuperación lenta con gasto presupuestal a pesar de signos alentadores de lucha contra la Covid

Rishi Sunak anunciará que el plan de retención laboral — conocido como furlough — continuará hasta el otoño, a pesar de que los datos muestran que los esfuerzos para contrarrestar la Covid están superando las expectativas.

Al revelar su Presupuesto el miércoles, el canciller británico allanará el camino para decenas de miles de millones en gasto adicional al extender el furlough, aumentar el Universal Credit [prestación de crédito universal] hasta finales de septiembre, y confirmar más subvenciones considerables para los autónomos.

El gran gasto de primavera y verano sugiere que el Gobierno cree que las empresas no volverán a la normalidad hasta el otoño.

La noticia se produce a pesar de un nuevo análisis que muestra que la disminución de las muertes por coronavirus en Inglaterra se adelanta alrededor de tres semanas a las estimaciones del modelo central, lo que ha impulsado pedidos de una reapertura más rápida.

Sunak justificará las decisiones declarando que hará «todo lo que sea necesario» para proteger al pueblo y las empresas británicas durante un «momento de crisis».

Sin embargo, de esa manera se enfrenta a una política parlamentaria complicada, ya que algunos parlamentarios conservadores se sienten incómodos por el aumento de los niveles de gasto, pero que también se resisten a la necesidad de aumentar los impuestos.

Sunak enfrenta un desafío doble en el presupuesto: continuar ayudando a los afectados por el confinamiento mientras intenta que las finanzas del país estén sobre una base más sólida.

El Canciller revelará también que el furlough continuará hasta finales de septiembre — más allá de lo que se esperaba — con la expectativa de que se beneficien millones de trabajadores.

Se anunciarán subvenciones para el trabajo de los autónomos de hasta £2.500 mensuales hasta abril, como reveló The Telegraph el mes pasado, con una subvención reducida que se ofrecerá después de eso. El aumento del Crédito Universal de £20 a la semana se extenderá por seis meses, y se anunciará una serie de planes de gastos de verano para apoyar a los pubs, el deporte y el comercio minorista.

«Estamos utilizando toda nuestra potencia fiscal para proteger los empleos y los medios de vida del pueblo británico,» dirá Sunak en su discurso sobre el presupuesto. «Continuaremos haciendo lo que sea necesario para apoyar al pueblo y las empresas británicas en este momento de crisis.»

Aún así, esa es solo una parte del mensaje, ya que Sunak quiere «sincerarse» con el público sobre la necesidad de eventualmente volver a controlar el gasto. Se espera que señale un aumento en el impuesto de sociedades para los años venideros, y que lance una redada «sigilosa» del impuesto a la renta congelando los umbrales de £12.500 y £50.000.

«Una vez que estemos en camino hacia la recuperación, tendremos que empezar a arreglar las finanzas públicas, y quiero ser honesto hoy sobre nuestros planes para hacerlo,» dirá Sunak.

Es probable que se analice la decisión de extender el furlough — que prevé que el Gobierno cubra la mayor parte de los salarios de muchos trabajadores marginados durante la pandemia — hasta finales de septiembre. Según la hoja de ruta de reapertura del Gobierno, casi todas las restricciones de cierre deben levantarse antes del 21 de junio, lo que significa que el furlough podría continuar durante meses después de que las empresas puedan reabrir.

También hay indicios de que el rápido lanzamiento de las vacunas de Covid — más de 20 millones de personas en el Reino Unido han recibido una inyección — está teniendo un mejor impacto que lo previsto.

Las proyecciones del grupo de modelado científico de influenza pandémica (SPI-M), fundamental en el desarrollo de la hoja de ruta del Gobierno, sugirieron que las muertes por Covid en Inglaterra no caerían por debajo de 200 por día hasta mediados de marzo — pero ese punto se alcanzó el 25 de febrero.

El excanciller conservador Lord Hammond enfatizó, por su parte, que los aumentos de impuestos por sí solos no son suficientes y dijo: «Cualquiera que diga que el problema solo se puede enfrentar con aumentos de impuestos, o solo con recortes en el gasto público, no está siendo sincero con el público.»

El parlamentario conservador Steve Baker dijo a The Telegraph: «Estoy tratando de llegar a un acuerdo sobre si el partido del que soy miembro todavía cree en algo como dinero sólido y presupuestos equilibrados.»

La extensión del furlough se llevará a cabo en dos fases. El Gobierno seguirá cubriendo el 80 por ciento de los salarios de los trabajadores que participan en el plan — con un tope de £2.500 al mes — hasta finales de junio.

A partir de entonces, el apoyo del Gobierno disminuirá. Cubrirá el 70 por ciento de los salarios en julio, y las empresas involucradas tendrán que hacerse cargo del otro 10 por ciento. En agosto y septiembre el Gobierno cubrirá el 60 por ciento, y las empresas aportarán el 20 por ciento adicional.

A principios de este año, el número de trabajadores que se beneficiaron del furlough se redujo a alrededor de 5 millones desde un máximo de 11 millones. El coste estimado exacto de la extensión de cinco meses se revelará el miércoles, pero se espera que supere los £10.000 millones y que el beneficio será recibido por millones de trabajadores.

Los organismos empresariales dieron la bienvenida a la medida. Rain Newton-Smith, economista en jefe de la Confederación de la Industria Británica, dijo: «Simplemente, extender el plan mantendrá a millones más trabajando y dará a las empresas la oportunidad de recuperar el aliento mientras salimos del confinamiento.»

Kate Nicholls, directora ejecutiva del gremio restaurador UKHospitality, dijo: «Ampliar el soporte completo del furlough para empresas hasta la fecha de reapertura completa de la hostelería, y más allá, es una medida muy positiva.»

Sunak anunciará que la cuarta subvención de autoempleo de la pandemia cubrirá el 80 por ciento de las ganancias comerciales mensuales, hasta £7.500 en total. También estará abierto a las personas que se convirtieron en autónomos en el año fiscal 2019-20 por primera vez, cerrando una laguna jurídica — lo cual significa que alrededor de 600.000 personas más son elegibles.

Una quinta subvención de alguna forma vendrá a partir de mayo, y los detalles se anunciarán el miércoles. Sin embargo, es probable que sea menos generosa que las subvenciones que la han precedido.

Los laboristas están intentando explotar las divisiones conservadoras sobre los aumentos de impuestos al decir también que se oponen a los aumentos en las empresas y las familias en este momento.

Bridget Phillipson, la secretaria en jefe del Tesoro de ese partido, dijo: «Estos cambios en los esquemas de apoyo podrían haberse hecho hace meses.»

«Las empresas y los trabajadores han estado suplicando al Canciller que les dé certezas, pero han tenido que esperar porque les dijo que no sería apropiado hasta el Presupuesto. Anunciarlo la noche anterior muestra que la atención se centra en que Rishi Sunak tenga su momento de gloria y no en proteger los trabajos y los medios de vida.»

La noticia se produjo cuando Nicola Sturgeon, la primera ministra escocesa, dijo que su gobierno consideraría en la próxima semana si la flexibilización planificada de las restricciones en Escocia puede acelerarse a la luz de los datos positivos. «Siempre he dicho que si podemos ir más lejos y más rápido, entonces no dudaremos en hacerlo,» acotó.

Banca europea apoya teletrabajo, mientras que en EE. UU. Goldman Sachs y JPMorgan quieren regreso a las oficinas

La Defense, distrito financiero de París. Foto: Guillaume Commin/flickrCC BY-NC 2.0

Los grandes bancos internacionales están comenzando a elaborar planes para sus trabajadores ya que, con suerte, nos estaremos acercando pronto al final de la pandemia. Así, muchos bancos europeos están planeando reducir su huella inmobiliaria adoptando un acuerdo laboral híbrido, remoto o flexible.

La razón tras de su abandono inmobiliario se divide en dos componentes. Primero, tener una ubicación privilegiada en una ciudad prestigiosa es muy caro y un lastre para las ganancias — si los costes del espacio de oficinas pudieran reducirse drásticamente, los bancos verían un flujo de caja libre significativamente mayor. El otro factor es el reconocimiento de que muchas personas quieren trabajar a tiempo parcial o completo de forma remota, por una variedad de razones. El año pasado sirvió como un caso de prueba, que demostró que es posible hacer negocios con un gran segmento de la fuerza laboral localizada remotamente.

HSBC — con una fuerte presencia en Asia y Europa — ha pedido recortar alrededor del 40% de su espacio de oficinas. Su director ejecutivo, Noel Quinn, dijo que el banco mantendrá su sede en Canary Wharf [centro financiero de la City londinense] pero finalizará los arrendamientos que tiene en otras zonas de Londres cuando expiren. El director financiero del banco, Ewen Stevenson, dijo que deshacerse de sus costosas propiedades inmobiliarias generará un ahorro de costes «materiales». HSBC dijo en su informe anual que planea reconfigurar su espacio de oficinas para acomodar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, así como otros acuerdos híbridos para su personal.

Lloyds Bank se está dirigiendo hacia un modelo híbrido. Esto implica un recorte del 20% en su espacio de oficinas durante los próximos dos años. La medida se tomó después de conocerse que aproximadamente el 77% de los 68.000 empleados de Lloyds quiere trabajar desde casa durante tres o más días a la semana. El director financiero del banco, William Chalmers, dijo que proporcionaría un espacio de trabajo colaborativo en lugar de una explanada llena de escritorios y cubículos. António Horta-Osório, director ejecutivo de Lloyds, dijo que un estilo de trabajo híbrido puede ayudar a atraer a los mejores talentos, especialmente a los trabajadores más jóvenes que desean estar cerca de sus gerentes, mentores y compañeros de trabajo. «La pandemia ha acelerado las tendencias en las expectativas de los empleados y el cambio hacia un trabajo más flexible,» dijo Lloyds en su presentación de resultados.

Standard Chartered Bank — que como HSBC tiene dos sedes corporativas, en Europa y Asia — tiene la intención de reducir su espacio de oficinas en más del 30%. “Estamos capeando muy bien la crisis sanitaria y las tensiones geopolíticas, nuestra transformación estratégica continúa progresando y nuestra perspectiva es brillante,” dijo su director ejecutivo Bill Winters.

Jes Staley, CEO de Barclays, ha sido flexible en su visión del teletrabajo. En abril pasado lo defendió afirmando: «Colocar a 7.000 personas en un edificio puede ya ser cosa del pasado.» Ahora es algo más optimista sobre esta tendencia: «Es notable que esté funcionando tan bien como está, pero no creo que sea sostenible.» Staley agregó recientemente que «el banco no tiene ‘ningún plan’ para hacer un movimiento inmobiliario importante, ya que el prolongado tercer confinamiento de Gran Bretaña ha sacado a la luz las tensiones de trabajar desde casa».

Mientras tanto, en Estados Unidos, David Solomon — director ejecutivo del prestigioso banco de inversión Goldman Sachs — dijo que quiere que su gente vuelva a la oficina. Solomon, que se enorgullece de ser un tipo con los pies en la tierra y en sus ratos libres pincha discos como discjockey para fiestas y eventos, ha abandonado su imagen de chico bueno y calificó al teletrabajo como una «aberración».

El alto ejecutivo, refiriéndose al sentimiento predominante de trabajar de forma remota, dijo: “Creo que para una empresa como la nuestra, que tiene una cultura de aprendizaje colaborativa e innovadora, esto no es ideal. Y no es una nueva normalidad. Es una aberración que vamos a corregir lo antes posible.» Solomon señaló que Goldman Sachs solo tuvo a «menos del 10%» de su gente en oficinas durante 2020.

No es el único que opina así. Anteriormente, a mediados de septiembre, Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan, ordenó a sus trabajadores que regresaran a la oficina a finales de mes. Los traders, banqueros, corredores y analistas de investigación de JPMorgan tuvieron que volver a sus oficinas antes del 21 de septiembre, después de seis largos meses de trabajo desde casa.

Dimon sostuvo que, después de experimentar con el teletrabajo y tener a sus profesionales clave ubicados fuera de la oficina, es esencial que la gente regrese.

Wall Street y los bancos no tienen fábricas ni manufacturan productos tangibles. Ofrece principalmente información e inteligencia. Trabajar y colaborar juntos construye una camaradería y un espíritu de cuerpo. Los traders, banqueros, corredores, el personal de compliance, recursos humanos y otros comparten información clave, participan en discusiones diarias y se alimentan unos de otros. Los empleados jóvenes necesitan mentores, orientación y dirección. La sinergia, según JPMorgan, disminuye cuando su gente está desconectada entre sí.

A Solomon le preocupa especialmente el destino de las nuevas contrataciones. Al igual que muchas empresas de Wall Street, Goldman Sachs contrata agresivamente a jóvenes brillantes para que se capaciten en banca de inversión, trade, gestión de carteras y otros puestos. Solomon destacó la necesidad de que los analistas recién contratados aprendan a lidiar con Wall Street desde el escritorio de su oficina. «Estoy muy concentrado en el hecho de que no quiero que otra clase de jóvenes llegue a Goldman Sachs este verano de forma remota,» dijo el alto directivo.

Si bien esto muestra el proceso de pensamiento actual entre los bancos, como hemos aprendido de la pandemia las cosas cambian rápidamente — lo que hace que personas y empresas se tengan que adaptar. Podría resultar que los empleados que trabajan desde casa se cansen de estar encerrados todo el día y decidan que quieren regresar a una oficina, lo que llevaría a los bancos a alquilar un nuevo espacio de oficina. O podría suceder que las personas que van a su oficina contraigan una nueva cepa de la enfermedad, y sean enviadas de regreso a casa.



Artículo de Jack Kelly
Publicado en Forbes el 
lunes, 1 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.forbes.com/sites/jackkelly/2021/03/01/european-banks-are-cutting-their-office-space-in-favor-of-remote-work-while-in-the-us-goldman-sachs-and-jpmorgan-want-people-to-return-to-the-office/?sh=19f7403f7a24