Pubs podrían pedir ‘pasaportes de vacunación’

THE DAILY TELEGRAPH — JUEVES, 25 DE MARZO DE 2021

Johnson dejará que propietarios decidan exigir a clientes que demuestren estar vacunados, ante protestas de parlamentarios conservadores

Los pubs podrían implantar el uso de certificados de vacunación contra el coronavirus cuando vuelvan a abrir, ha indicado Boris Johnson el miércoles.

El público podría tener que demostrar que ha recibido una inyección para la Covid o que ha dado negativo en la prueba del virus antes de entrar a un pub, ante lo cual Johnson dijo: “Creo que ese es el tipo de cosas que puede depender de los responsables individuales, de los propietarios.”

Su falta de oposición sugiere que el Gobierno no intervendrá si los pubs, y potencialmente otras empresas privadas, deciden exigir una prueba de estatus de Covid.

La posición actual se desvía claramente de la de hace dos meses, en que los ministros del Gobierno argumentaban que hacer que la gente revelara tal información dentro de Reino Unido era “discriminatorio” y contra los valores británicos.

Preguntado sobre si permitiría que los pubs adopten tal medida, el primer ministro británico dijo al comité de enlace de la Cámara de los Comunes que había estado pensando “muy profundamente” sobre estos temas durante la pandemia.

Johnson ya ha respaldado el uso de certificados de vacuna Covid o “pasaportes” para viajes internacionales y ofreció una esperanza de flexibilización de las fronteras, diciendo que le gustaría que las cosas “se muevan nuevamente” para el 17 de mayo — la fecha más temprana en que Reino Unido podría dejar de restringir los viajes internacionales.

Sin embargo, Johnson también enfatizó que la tercera ola de casos en Europa está complicando el panorama y confirmó que Francia podría agregarse a la “lista roja” de países desde los que los viajeros deben hacer cuarentena hotelera durante 10 días.

Los comentarios sobre el ‘certificado de pubs’ de Johnson desencadenaron una reacción inmediata por parte de los parlamentarios conservadores escépticos del confinamiento, quienes advirtieron de un “camino peligroso” que crearía un sistema de “dos niveles” en Gran Bretaña. A pesar de ello, dijo también que creía que el público estaba de su lado y dijo que su impresión es que “hay una gran sabiduría en el sentimiento del público sobre esto”.

“Me he encontrado en esta larga conversación nacional pensando muy, muy profundamente en ello, y creo que el público ha estado pensando muy, muy profundamente en ello,” añadió.

“Los seres humanos reconocen instintivamente cuando algo es peligroso y desagradable para ellos. Pueden ver que la Covid es colectivamente una amenaza, y quieren que nosotros como su Gobierno, y yo como primer ministro, tomemos todas las medidas que podamos para protegerlos. Y eso es lo que he estado haciendo durante el último año o más.”

The Telegraph puede revelar que los electores están del lado de Johnson, según una encuesta de 1.500 personas realizada por la consultora Redfield & Wilton Strategies el miércoles.

Cuando se les preguntó si la vacuna para la Covid debería ser obligatoria para cualquier persona que visite un pub o lugar de entretenimiento, el 56 por ciento de los encuestados expresaron su apoyo y el 17 por ciento se opuso, y el resto no aportó una opinión.

Existe un respaldo aún mayor para hacer que las inyecciones contra la Covid sean obligatorias para los trabajadores de residencias asistenciales, personal del NHS y empleados de servicios públicos, con un apoyo de alrededor del 75 por ciento en la encuesta.

Esta semana se ha producido una oleada de nuevos sucesos en la estrategia del Gobierno de aceptar que la Covid no será erradicada y, por el contrario, idear una forma de minimizar los casos y reabrir el país.

The Telegraph reveló que Johnson y Matt Hancock, su ministro de sanidad, habían acordado cambiar la ley para exigir que los trabajadores sanitarios recibieran una inyección para Covid — un cambio legislativo diferente a todo lo adoptado en Reino Unido desde el siglo XIX.

Funcionarios del Gobierno ahora están pensando en la posible vacunación de los niños, siendo el mes de agosto la fecha más próxima en que podría comenzar.

El miércoles, Johnson se mostró relajado sobre la idea de que las empresas soliciten pruebas de inyecciones de Covid y dijo: “Creo que el concepto básico de certificación de vacunas no debería ser totalmente ajeno a nosotros.”

Sobre los hogares de ancianos que requieren que el personal reciba una inyección para Covid, dijo: “No me parece irresponsable ni mucho menos; es totalmente responsable que las empresas de asistencia médica piensen en requerir la vacunación.”

Fuentes gubernamentales enfatizaron que no se habían tomado decisiones finales sobre una revisión dirigida por Michael Gove, el canciller del Ducado de Lancaster, sobre los certificados nacionales de Covid. Se debe informar antes del 21 de junio.

Steve Baker — vicepresidente del Covid Recovery Group, que agrupa a parlamentarios conservadores escépticos del confinamiento — dijo: “El primer ministro comenzó a recorrer un camino peligroso cuando abrió la puerta a los certificados nacionales de Covid. Primero dijeron que podríamos tener que utilizarlos para ver el fútbol, ​​y hoy que pueden ser documentos para entrar en el pub.”

“Ya sea que el estado lo legisle, lo recomiende o simplemente lo permita, el resultado será el mismo: un Reino Unido de dos niveles que evita que mujeres embarazadas participen en la sociedad, dado que el Gobierno les está diciendo que no se vacunen. O uno que retroceda en el tiempo y tolere que las empresas rechacen a clientes de las comunidades que hayan mostrado una lamentable duda a la hora de aceptar la oferta de aplicarse una vacuna. No debemos caer en esta espantosa trampa.”

Sir Graham Brady, presidente del grupo parlamentario conservador 1922 Committee, dijo a The Telegraph: “El gran problema es la discriminación involuntaria. Terminas excluyendo a las personas que no pueden vacunarse, que son demasiado jóvenes como para que se les pueda ofrecer hacerlo.”

Harry consigue segundo trabajo como comisionado para desinformación mediática

Crédito: BetterUp

Príncipe ya había anunciado su incursión en el coaching como director de impacto de una start-up

El príncipe Harry ha asumido un nuevo puesto de trabajo como comisionado de un think tank [grupo de expertos] norteamericano para investigar la falta de información y la desinformación mediáticas.

El duque de Sussex anunció que se unirá a la nueva Comisión de Trastornos de la Información del Instituto Aspen, expresando su preocupación por una “avalancha de desinformación”.

“Como he dicho, la experiencia del mundo digital de hoy nos ha inundado con una avalancha de desinformación, afectando nuestra capacidad como individuos y sociedades para pensar con claridad y comprender verdaderamente el mundo en el que vivimos,” dijo en un comunicado.

“Creo que se trata de un problema humanitario y, como tal, exige una respuesta de múltiples partes interesadas por parte de voceros de defensa del consumidor, medios de comunicación, investigadores académicos y líderes gubernamentales y de la sociedad civil.”

“Estoy ansioso por unirme a esta nueva comisión de Aspen y espero trabajar en un enfoque orientado a soluciones para la crisis del desorden informativo.”

Harry se unirá a otros 14 comisionados y tres copresidentes para realizar un estudio de seis meses sobre el estado de los medios de comunicación en Estados Unidos.

El martes, Harry también reveló que estaba “realmente emocionado” por haber sido nombrado director de impacto en la empresa norteamericana de coaching BetterUp, donde participará en asuntos como decisiones de estrategia de producto y contribuciones de beneficencia — además de hablar públicamente sobre temas relacionados con la salud mental.

A principios de este mes, él y su esposa Meghan Markle fueron entrevistados por la presentadora estadounidense Oprah Winfrey e hicieron una serie de afirmaciones sobre temas sorprendentes como el racismo en la familia real y los pensamientos suicidas de Meghan, a causa del racismo que enfrentó en los medios de comunicación.

La familia real finalmente se vio obligada a emitir un comunicado respondiendo a las acusaciones, diciendo que los problemas raciales planteados en la entrevista eran “preocupantes” y serían “tratados por la familia en privado” — pero agregando finalmente que “algunos recuerdos pueden variar”.




Publicado en Sky News el 
miércoles, 24 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://news.sky.com/story/prince-harry-appointed-as-commissioner-at-aspen-institute-to-tackle-misinformation-in-the-media-12255423

Redoble de campanas por las 126.000 vidas perdidas

THE TIMES — MIÉRCOLES, 24 DE MARZO DE 2021

La nación se detiene para recordar un año de sacrificio y separación

Fue un día para reflexionar y recordar, un momento para que la nación haga duelo por sus pérdidas y contemple un futuro que sigue siendo inquietantemente incierto. Para el primer ministro británico, fue un momento para admitir que las consecuencias de la pandemia y las decisiones que tomó su Gobierno quedarán en él para siempre.

“Esto es algo que todos recordaremos y con lo que lidiaremos de diferentes maneras,” dijo Boris Johnson en una conferencia de prensa en Downing Street para conmemorar el aniversario del primer confinamiento de Gran Bretaña. “Ciertamente, en mi caso, mientras viva. Es un momento extraordinario en nuestra historia, un período profundamente difícil y angustioso.”

El primer ministro intervino en lo que estaba destinado a ser un día de reflexión nacional, marcado por un minuto de silencio al mediodía, el encendido de velas y el lúgubre tañido de las campanas.

En la catedral de Canterbury, la solemne tonada de dos minutos del Old Harry — la campana que ha sonado en la torre central desde 1625 — recordó las palabras del In Memoriam de Tennyson: “Resonaron las viejas siluetas de la repugnante enfermedad.”

Sin embargo, si Harry hubiera seguido repicando una vez por segundo por cada muerte relacionada con Covid en este país, todavía estaría sonando a las once de esta noche: cuando el primer ministro le dijo a la nación que tenía que quedarse en casa el 23 de marzo del año pasado, el número acumulado de muertes por coronavirus era de 938. Ahora es de más de 126.000.

En Blackburn — una de las ciudades más afectadas — los linderos de la catedral encendieron 4.161 velas, una por cada muerte local. La mayoría eran velas de té, dispuestas en cuadrados a lo largo de la nave, mientras que seis velas más grandes se encendían para brillar por todos los que han muerto y los que los lloran; todos los que están enfermos; los que trabajan en primera línea; los que luchan económica y emocionalmente; los que lideran la recuperación; y una última vela de esperanza.

Inglaterra ha estado completamente bloqueada durante 195 de los últimos 365 días, aunque la gente en algunas áreas ha tenido que quedarse en casa por mucho más tiempo. Ha sido un año de sacrificio y separación, de tragedia y frustración.

La Covid-19 tampoco ha sido la única causa de dolor y pérdida. La charity [organización benéfica] Marie Curie — que organizó el día nacional de reflexión — señaló que más de 600.000 personas murieron en el último año, dejando el desconsuelo en un estimado de 5,5 millones. Ayer tocaron las campanas para todos.

Lazos amarillos — el color de la organización benéfica — se ataron alrededor de setos, árboles y verjas para conmemorar la ocasión. A las 8 de la tarde, monumentos nacionales como el estadio de Wembley, el castillo de Cardiff y el ayuntamiento de Belfast se iluminaron de amarillo, mientras se alentaba a la gente a pararse en sus puertas, sosteniendo velas y antorchas en recuerdo.

En un mensaje grabado el Príncipe de Gales, padrino de Marie Curie, dijo: “Todos nos hemos sentido inspirados por el ingenio que hemos presenciado, conmovidos por la dedicación mostrada por tantos, y conmovidos más allá de las palabras por los sacrificios que hemos visto. Cualquiera que sea nuestra fe o nuestra filosofía, tomemos un momento juntos para recordar a los que hemos perdido, dar gracias por sus vidas y reconocer el dolor inexpresable de la separación.”

La reina envió un ramo primaveral de lirios, tulipanes, narcisos y ranúnculos al Hospital St Bartholomew en la City londinense — donde el duque de Edimburgo se sometió recientemente a una cirugía al corazón — y rindió homenaje en una carta al “inconmensurable servicio de quienes nos han apoyado a todos nosotros durante el último año”.

El duque y la duquesa de Cambridge visitaron la Abadía de Westminster — donde un centro de vacunación instalado en el transepto sur, junto a Poets’ Corner, está administrando 2.000 inyecciones a la semana. El príncipe William ha encendido una vela y su esposa ha dejado narcisos en el santuario de San Eduardo el Confesor.

El Arzobispo de Canterbury, Reverendísimo Justin Welby, dijo que el día de reflexión ha sido “una oportunidad para hacer una pausa y recordar todo lo que sucedió durante el año pasado, para llorar a los que han muerto, pero también para agradecer a quienes nos cuidaron a nosotros y a nuestras comunidades”. El arzobispo agregó en el Pensamiento del Día de Radio 4 que el aniversario también invitaba a la gente a preguntar hacia dónde vamos.

En la catedral de Winchester una cruz de hierba, plantada con flores de primavera, fue colocada en la nave central. La abadesa de la catedral, reverenda Catherine Ogle, oró para que “el invierno se convierta en primavera”.

La Cámara de los Comunes interrumpió sus actividades para guardar un minuto de silencio al mediodía. El presidente de la cámara Sir Lindsay Hoyle dijo a los parlamentarios, por su parte, que “todos y cada uno de nosotros hemos sido afectados” y les pidió que recordaran, en particular, a los miembros del personal parlamentario fallecido o a quienes han perdido a sus familiares.

Sir Lindsay agregó que están surgiendo “brotes verdes”, diciendo: “Ojalá que el mundo que conocemos regrese a todos nosotros.” Sin embargo, estos signos de un nuevo crecimiento no pueden enmascarar por completo un paisaje que ha sido tan devastado por la pandemia y sus consecuencias. La sombra de la Covid-19, como bien sabe el primer ministro, se cierne sobre nosotros durante mucho tiempo.

‘Codicia’ y ‘capitalismo’ ayudaron al éxito británico de las vacunas, dice primer ministro

Foto: Pippa Fowles – No 10 Downing Street

Boris Johnson ha dicho en una reunión privada de parlamentarios conservadores que Reino Unido puso en marcha rápidamente sus vacunas contra la Covid gracias al “capitalismo” y a la “codicia”.

Sin embargo, las fuentes dijeron que el primer ministro británico había retirado “con mucha vehemencia” sus palabras inmediatamente, después de expresarlas durante una conferencia por Zoom con miembros del Parlamento.

Los comentarios no se hicieron en relación a la actual disputa existente con la UE sobre el suministro de vacunas, agregaron.

Según los informes, el primer ministro elogió el trabajo de las grandes compañías farmacéuticas durante la pandemia.

Un portavoz de Downing Street se negó a comentar sobre lo sucedido durante la reunión — realizada con el influyente grupo parlamentario conservador 1922 Committee.

Se informó que las declaraciones completas del primer ministro — que fueron publicadas por primera vez en el tabloide The Sun — fueron: “La razón por la que hemos logrado el éxito con la vacuna es por el capitalismo, por la codicia, amigos.”

La noticia se produce cuando unos 28,3 millones de personas en Reino Unido — más de la mitad de la población adulta — ya han recibido al menos una primera dosis de las vacunas Oxford-AstraZeneca o Pfizer.

Por otro lado, últimas cifras muestran que los pinchazos se administran en la Unión Europea a menos de un tercio del ritmo alcanzado hasta ahora por Reino Unido.

Durante los últimos días, Johnson ha estado conversando con los líderes europeos en un esfuerzo por disuadirlos de imponer una prohibición de exportación a las exportaciones de vacunas Oxford/AstraZeneca a Reino Unido cuando se reúnan el jueves.

Durante la reunión del comité parlamentario, Johnson elogió a AstraZeneca por haber proporcionado las vacunas en Reino Unido a precio de costo.

Uno de los asistentes dijo que nunca había visto a nadie retirar un comentario “tan rápido o con tanta vehemencia” como el que hizo el primer ministro sobre las adquisiciones.

Johnson “se dio cuenta de que había cometido un error tan pronto como lo dijo, y no lo decía en serio,” agregó el parlamentario.

Varias fuentes dijeron que había pedido a los presentes que eliminaran “ese comentario de su memoria colectiva”.

Se entiende que el primer ministro no comparó los esfuerzos de vacunación de Reino Unido con los de los países de la UE durante su discurso.

En los Presupuestos a principios de este mes, el canciller Rishi Sunak anunció £1.650 millones adicionales para ayudar a alcanzar el objetivo de ofrecer una primera dosis a todos los adultos de Reino Unido antes del 31 de julio.




Publicado en BBC el 
miércoles, 24 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.bbc.co.uk/news/uk-politics-56504546