Cómo identificar y solicitar puestos de trabajo no publicados

Foto: MOA BPI Group/flickrCC BY 2.0

Sí, hay que revisar las bolsas y portales de trabajo, pero muchos empleos no se publican formalmente. ¿Cómo identificar posibles vacantes y encontrar eficazmente al encargado de recursos humanos?

Si estás buscando trabajo, tu primer paso puede ser buscar en las bolsas y páginas de empleos. Si bien es un método probado y verdadero, cada vez más trabajos están “ocultos”, ya que más empresas recurren a referencias de empleados y redes profesionales para buscar candidatos calificados más rápidamente, según un estudio del portal de empleo Jobvite. Si no se tiene una conexión interna, uno podría pensar que tener estos contactos es cuestión de pura suerte. Sin embargo, sí es posible ingresar a ese flujo de talento — y a través de la bandeja de entrada del mismo gerente de recursos humanos.

“La realidad es que muchos mercados e industrias están en constante cambio y caos,” dice Ivan Shovkoplias, jefe de contenido de Resume.io, portal de internet para crear currículums. “Muchas empresas se reorganizan más lentamente de lo que les aparecen las necesidades, y los encargados no anticipan las vacantes. Además, la infraestructura para las ofertas de trabajo no está al día con lo que necesitan las empresas. El mundo está cambiando más rápido que las herramientas.”

Encontrar contactos

Para entrevistarte con un encargado de contrataciones, puedes dedicar tiempo a enviar correos electrónicos a puerta fría y empezar a establecer contacto, pero uno de los mejores métodos es cultivar un conocimiento profundo de la industria. “Dependiendo de la industria o la ubicación, suele haber una serie de rumores,” dice Shovkoplias. “Se puede ver cuándo unas empresas contratan más que otras. Es posible ver que ciertas industrias están en aumento y necesitan especialistas. Hay varias formas de averiguarlo.”

Otra buena herramienta es dedicarse a la investigación y leer revistas de la industria y blogs de empresas. “La investigación es buena incluso si se busca material disponible libremente en internet,” dice Shovkoplias. “Puede darte una ventaja superficial.”

Identificar a la persona adecuada

Una vez que tengas un contacto en una empresa que pudiera estar contratando, debes encontrar a la persona adecuada para contactar. Deberás identificar a un gerente de recursos humanos y al gerente del departamento en el que estarías trabajando.

“Un gerente podría llevar tu currículum a RR.HH. y convertirse en tu embajador,” dice Shovkoplias. La herramienta de búsqueda de LinkedIn es un buen lugar para encontrar personas adecuadas. Una vez que tengas los nombres, usa una herramienta como hunter.io para buscar sus direcciones de correo electrónico.

Escribe con cuidado el “asunto” de tu mensaje

La línea de “asunto” de tu mensaje debe pasar por los filtros de correo no deseado, y Shovkoplias recomienda utilizar algunas tácticas probadas de marketing electrónico. “No escribas mucho ni con demasiadas mayúsculas en el campo de ‘asunto’,” dice. “El estándar de oro está por debajo de los 60 caracteres y 10 palabras. Estos pequeños matices disminuyen las posibilidades de caer en la bandeja de spam.”

Haz tu línea de asunto corta, concisa y atractiva sin ser demasiado insistente. También debe ser personalizada, como por ejemplo, “Exempleado de Google en busca de una oportunidad”.

Saluda correctamente

Evita los genéricos “A quien corresponda” o “Estimado señor / señora”. Has de personalizar el saludo, asegurándote de escribir correctamente el nombre de la persona. Shovkoplias dice que te interesa parecer cálido, pero tampoco demasiado creativo. Podrás conocer la cultura y el idioma de la empresa revisando su página web, y luego intenta imitar el tono.

Preséntate

La primera línea de tu correo electrónico debe captar la atención del lector. Crea una primera impresión y establece confianza en tu destinatario al explicarle quién eres. Si estás solicitando un trabajo de índole publicitaria — de diseñador o copy creativo, por ejemplo — puedes echar mano de más creatividad. De lo contrario, quédate en los límites conservadores de la industria.

“Vivimos en un mundo de marketing despersonalizado.”

Shovkoplias sugiere: “Demuestra que eres un ser humano y capta su atención proporcionando una prueba de tu experiencia, un dato rápido o una cifra de logros conseguidos. Por ejemplo, ‘Soy un profesional de marketing con experiencia que ha asegurado una ubicación para sus clientes en publicaciones importantes como…’.”

Ir al punto

Sé respetuoso con el tiempo que el lector dedicará a tu correo electrónico. Shovkoplias recomienda hacer una introducción de una línea, y tres o cuatro oraciones con un mensaje general que transmita tu valor para la empresa — luego, educadamente, adiós y muy buenas.

“Si escribes una carta que tarda más de tres o cuatro minutos en leerse, reduces drásticamente las posibilidades de que un reclutador o gerente de departamento te responda,” dice Shovkoplias.

“Ten en cuenta que vivimos en un mundo donde el tiempo que alguien te presta su atención es muy corto.”

Tu mensaje podría incluir:

  • Por qué te estás presentando espontáneamente
  • Qué puedes aportar a la empresa, como tu experiencia
  • Prueba de tus habilidades
  • Logros anteriores, con cifras
  • Conocimiento de la industria

Shovkoplias advierte sobre no adjuntar demasiados archivos, como un portafolio o una muestra de trabajos. “La mayoría de las veces, adjuntar más de un currículum es arriesgado,” dice. “Lo que uno quiere es facilitarse el paso a la siguiente etapa. Si envías un correo electrónico a un gerente, este puede tomar tu currículum y reenviarlo a Recursos Humanos.”

Otro beneficio de mantener tu correo electrónico lo más corto posible es que es más probable que recibas una respuesta, agrega Menno Olsthoorn, CEO de Resume.io. “Esto le permite a la otra persona enviar una respuesta rápida con comentarios, una próxima acción o simplemente contestar diciendo que el puesto está ocupado,” sentencia.

“Si mandas una carta de una página, [el empleador] podría archivarla e incluso ni siquiera contestarte.”

Cierra con una pregunta

Al igual que en el marketing por correo electrónico, cierra tu mensaje abriendo la puerta a un siguiente paso. Por ejemplo, “¿Te podría llamar un momento por teléfono para discutir una posible vacante en tu empresa?”

Shovkoplias dice: “Lo que uno quiere es que la persona que lo recibe no sienta que el diálogo está cerrado. Y tampoco hace falta ser presuntuoso o arrogante. Pregúntale si tiene tiempo para hablar sobre posibles vacantes laborales. Tienes que hacer que se involucre, más que sacarle una declaración de que te va a contratar. Una declaración así pausará, e incluso cortará, un diálogo.”

Despídete correctamente

Finalmente, cierre la sesión de una manera similar a tu saludo. A menos que estés en una industria creativa, Shovkoplias dice que es mejor utilizar una despedida segura y tradicional, como “Un saludo cordial” o “Atentamente”.

“Son un cliché hasta cierto punto,” dice Shovkoplias. “Pero es mejor terminar en modo seguro porque ya asumiste un riesgo: enviar el correo electrónico.”



Artículo de Stephanie Vozza
Publicado en Fast Company el 
miércoles, 3 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.fastcompany.com/90609665/how-to-identify-and-apply-for-unposted-job-opportunities

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s