Sturgeon no logra mayoría en Escocia al inicio de guerra civil laborista

THE SUNDAY TELEGRAPH — DOMINGO, 9 DE MAYO DE 2021

Primera ministra pide otro referéndum de independencia en Escocia ‘porque es la voluntad del país’ mientras Johnson le pide cumbre para ‘salvar la Unión’

Boris Johnson ha tratado de capitalizar el fracaso de Nicola Sturgeon en su búsqueda de una mayoría absoluta, invitándola a una cumbre para salvar a la Unión.

El primer ministro se ha dirigido por escrito a la primera ministra escocesa, así como al primer ministro galés Mark Drakeford, diciendo que necesitan mostrar «espíritu de unidad y cooperación» y concentrarse en reparar la economía.

Sturgeon pidió inmediatamente otro referéndum de independencia alegando que era «la voluntad del país» — a pesar de no haber logrado una clara mayoría para el SNP.

En un día dramático para la política británica:

  • Angela Rayner ha sido despedida como vicepresidenta del Partido Laborista, ya que el líder Sir Keir Starmer comenzó una importante reorganización de su equipo principal después de las desastrosas elecciones parciales de Hartlepool;
  • Sadiq Khan parecía anoche encaminado a asumir la alcaldía de Londres por segunda vez, ya que el candidato conservador Shaun Bailey admitió su derrota a pesar de una actuación mejor de lo esperado;
  • Los conservadores tuvieron otro buen día en las elecciones locales en Inglaterra, ganando 283 escaños en gobiernos locales mientras los laboristas perdieron 229;
  • El exministro del gabinete laborista Andy Burnham dijo «aquí estoy» si el laborismo necesita que asuma el cargo de líder, después de obtener una victoria aplastante con la que conserva su puesto de alcalde metropolitano de Manchester;
  • El conservador Andy Street mantuvo fácilmente su puesto como alcalde de West Midlands, venciendo al laborista Liam Byrne por 314.669 votos contra 267.262;
  • Drakeford volvió al poder en Gales luego que conservadores y laboristas registraran sus mejores resultados en elecciones galesas, mientras que los nacionalistas del país sufrieron un golpe aplastante.

Un análisis mostró que los tres partidos unionistas en Escocia ganaron juntos más del 50 por ciento de los votos de la circunscripción.

El Partido Nacional Escocés (SNP) ganó 64 escaños, uno más que en las últimas elecciones, mientras que los conservadores se mantuvieron en 31. Los laboristas bajaron dos a 22 escaños, los Verdes aumentaron dos a 8 y los liberal-demócratas bajaron un escaño a 4. El Partido Alba de Alex Salmond no logró ganar ni un escaño.

En su carta Johnson — quien dejó en claro en una entrevista con The Telegraph que se negaría a permitir un segundo referéndum — no abordó las demandas hechas por Sturgeon de un segundo referéndum.

En cambio, ofreció tratar a pacientes escoceses en hospitales ingleses y enseñar a niños escoceses en escuelas inglesas como parte de un enfoque en todo Reino Unido para apoyar la recuperación de Covid-19.

Johnson dijo: “Si bien los anchos hombros de Reino Unido han respaldado empleos y negocios a lo largo del país, sabemos que la recuperación económica será una responsabilidad compartida seria porque el daño de la pandemia es profundo.»

“La covid también ha planteado desafíos importantes para nuestros servicios públicos, desde horas de aprendizaje escolar perdido hasta retrasos en el NHS y los tribunales. Superarlos requerirá que mostremos el mismo espíritu de unidad y cooperación que marcó nuestra lucha contra la pandemia.”

Johnson dijo que ha invitado a Sturgeon, a Drakeford y a las primeras ministras conjuntas de Irlanda del Norte, Arlene Foster y Michelle O’Neill, a la cumbre.

“Con ese fin, y reflejando vuestro compromiso de enfocar en la recuperación, me gustaría invitarlos a organizar conmigo, con mis colegas del Gobierno de Reino Unido y otros, una reunión cumbre para discutir nuestros desafíos compartidos y cómo podemos trabajar juntos en el próximos meses y años para superarlos,» continuó.

«Todos tendremos nuestras propias perspectivas e ideas, y no siempre estaremos de acuerdo, pero estoy seguro de que aprendiendo unos de otros seremos capaces de reconstruir mejor, en interés de las personas a las que servimos,» concluyó.

También es probable que los alcaldes de regiones y ciudades sean invitados a la cumbre que se llevará a cabo «dentro de unas semanas», dijo el despacho del Primer MInistro.

El encuentro tiene como objetivo garantizar que “el enfoque principal de todo Reino Unido sea lo que realmente importa a la gente». Pero Johnson lo verá como un intento de enfatizar la importancia de Reino Unido para todas las naciones descentralizadas, y así contrarrestar la presión de movimientos separatistas.

La idea es «vincular» a las administraciones y alcaldes en un proceso en todo Reino Unido, para ayudar a una rápida recuperación económica.

Una fuente dijo: “La escala del problema es grande. Tenemos que sincerarnos con la gente: se necesitarán varios años para volver a lo normal. Debemos trabajar juntos para lograrlo.»

La fuente dijo que la demanda del SNP de un segundo referéndum en Escocia “es su problema, no el nuestro. Nuestra posición es bastante clara, es decir, no tenemos esa demanda. La carta trata sobre la recuperación después de la pandemia. Eso es lo único que importa.»

Michael Gove — el ministro de la Oficina del Gabinete, quien dirige la política de la Unión — estará en la ronda de entrevistas de televisión de hoy domingo por la mañana.

El hecho de que Sturgeon no lograra una mayoría absoluta en el SNP ha elevado en gran medida la presión sobre Johnson. En su discurso de victoria, Sturgeon insistió en que Johnson tiene la obligación de darle los poderes para otra votación separatista para fines de 2023 — mientras Escocia aún se estará recuperando de la pandemia.

Sturgeon se declaró «emocionada» con el resultado y dijo que el SNP había ganado «enfáticamente» la elección. El SNP ganó la mayor cantidad de votos y la mayor participación registrada en la historia de las elecciones de Holyrood, dijo.

Dijo que «simplemente no hay justificación democrática» para rechazar un referéndum — a pesar de que los asuntos constitucionales están reservados a Westminster — y argumentó que esto sería contraproducente para Johnson, porque aumentaría el apoyo a la separación.

Refiriéndose a su promesa de referéndum, concluyó: «Todo eso es lo que prometí y todo eso es lo que pretendo cumplir.» Sturgeon planea seguir adelante con su propio voto si el Primer Ministro se niega a otorgarle los poderes, desafiándole a bloquearlo en la Corte Suprema.

El hecho de que Sturgeon no lograra una mayoría clara significó que no repite la hazaña que logró su predecesor Alex Salmond en 2011, cuando ganó una mayoría absoluta allanando el camino para el referéndum de independencia de 2014.

En un espaldarazo para Johnson y Douglas Ross, el líder conservador escocés, los conservadores lograron el mismo total de 31 escaños que obtuvieron con Ruth Davidson en 2016.

Si bien varias encuestas sugirieron que el SNP podría ganar una mayoría, los votantes a favor de Reino Unido al norte de la frontera se unieron en varias circunscripciones clave para mantener a raya a los nacionalistas por muy poco.

Ross dijo que la gente estaba «mirando con incredulidad» la demanda de Sturgeon después de que ella les asegurara hace solo unos días en un debate televisivo que sus votos no se utilizarían para respaldar un segundo referéndum de independencia.

Cualquier referéndum «salvaje» organizado por Sturgeon sin la autoridad del Gobierno británico se enfrenta a un boicot por parte de los votantes unionistas — lo que hará que el resultado no tenga sentido.

Ross dijo: «La gente está buscando a sus parlamentarios, tanto dentro de esta región como en toda Escocia, para trabajar juntos, para mostrar la misma unidad que la gente de todo este país ha demostrado al superar lo peor de esta pandemia hasta ahora, y mirar hacia nuestra recuperación como país.»

El laborismo, mientras tanto, sufrió su peor resultado en las elecciones de Holyrood, cayendo tres escaños hasta solo 21, a pesar de la popularidad del nuevo líder Anas Sarwar. Los liberal-demócratas bajaron un escaño a 4. El nuevo Partido Alba de Salmond no logró obtener ni un solo escaño, incluso en su noreste natal, en una gran humillación para el ex primer ministro.

Las empresas escocesas reaccionaron con alivio porque el resultado de las elecciones hace menos probable un segundo referéndum en el corto plazo inmediato.

El presidente del gremio empresarial Scottish Business UK, Robert Kilgour, dijo: “Los votantes han dado al SNP un mensaje claro de que deben dejar de lado cualquier plan de referéndum y concentrarse en la recuperación de la pandemia, salvando vidas y medios de vida, asegurando que se salven los trabajos y que las empresas sobrevivan.»

«El gobierno escocés debe trabajar ahora de manera constructiva con Westminster para mantener esa promesa. Un referéndum divisivo y distractor durante esta crisis sería una traición al pueblo escocés y a la comunidad empresarial en particular, que no se los perdonará.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s