Científico pionero de Oxford hace advertencia sobre vacunas británicas

i — MIERCOLES, 31 DE MARZO DE 2021

Reino Unido no tiene capacidad suficiente para manufacturar dosis a pesar de acuerdo con Novavax esta semana, dice co-creador de vacuna AstraZeneca

Reino Unido enfrenta una escasez de plantas de fabricación de vacunas que amenaza con frenar la investigación de inyecciones para la Covid y otras enfermedades, ha advertido un destacado científico.

Los ministros deben ofrecer más incentivos para que las vacunas se produzcan dentro del país según dijo el profesor Adrian Hill, director del instituto de la Universidad de Oxford que desarrolló la vacuna AstraZeneca para Covid-19.

Su advertencia de un déficit en la capacidad de fabricación se produce cuando Reino Unido enfrenta una reducción de los suministros de vacunas de las fábricas en el extranjero.

India ha suspendido temporalmente la exportación de la vacuna AstraZeneca — lo que reducirá los suministros a Reino Unido durante abril — mientras que en Europa ha habido amenazas de prohibiciones de exportación luego de la disputa por las dificultades de la compañía farmacéutica para cumplir con las demandas de entrega de la UE.

El profesor Hill — director del Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, donde su colega la profesora Sarah Gilbert dirigió la búsqueda de la inyección de AstraZeneca — dijo a este diario que el desarrollo de la vacunación se está frenando porque “Reino Unido es muy débil en la fabricación de vacunas”.

“El problema real en Reino Unido es que no tenemos mucha industria que produzca vacunas,” dijo.

Aunque la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline es la compañía de vacunas más grande del mundo por ingresos, “ninguna de ellas se hace en Reino Unido”, dijo. “Se han fabricado en Bélgica, donde tienen su sede para las vacunas, en Estados Unidos y en Italia. Así que es terrible, realmente lo es.”

Hill dijo también que, aunque Novovax fabricará su vacuna para el mercado británico en Teeside, el papel de GSK está limitado a “rellenar y terminar” de “poner la vacuna en vías”.

La fabricación de la vacuna AstraZeneca se ha encargado en Reino Unido a Oxford Biomedica en Oxford y a Cobra Biologics en Staffordshire. Luego se embotella en una fábrica en Wrexham, propiedad de la firma india Wockhardt.

Sin embargo, Reino Unido no tiene capacidad para fabricar ninguna de las otras dos vacunas Covid-19 aprobadas, las versiones Pfizer y Moderna. Ambas se fabrican en la UE antes de ser importadas a Gran Bretaña.

“Tenemos empresas que las fabricarán por contrato, algunas de ellas son bastante buenas, pero están allí para dar servicio a la industria biotecnológica y no para diseñar vacunas,” dijo el profesor Hill.

Dos vacunas más que aún no han sido aprobadas por los reguladores británicos — las fabricadas por Novavax y Valneva — serán producidas en Reino Unido: Novavax se fabrica en una instalación propiedad de la corporación Fujifilm en Teesside, mientras que Valneva opera una fábrica en Livingston (West Lothian).

El profesor Hill dijo que la falta de bases de fabricación importantes en Reino Unido significa que los académicos que trabajan en vacunas tienen menos oportunidades de trabajar con compañías farmacéuticas.

“Las grandes dificultades para nosotros son la falta de socios industriales en Reino Unido … y la falta de capacidad de fabricación.”

Si bien AstraZeneca se asoció con Oxford para fabricar su vacuna para la Covid, hace un año la compañía solo tenía un programa de vacunas — para la gripe, y esta vacuna se fabrica en una fábrica de Liverpool, “pero la investigación y desarrollo se realiza en Gettysburg, Estados Unidos”, dijo el profesor Hill.

El profesor Hill es cofundador del Centro de Innovación y Fabricación de Vacunas (VMIC), una instalación en Oxfordshire avaluada en varios millones de libras respaldada por fondos gubernamentales. “Dará prioridad a la fabricación de vacunas patógenas de brotes” cuando abra este verano.

“Ese es ciertamente un paso en la dirección correcta, pero sería bueno incentivar a las empresas a que realicen su investigación y desarrollo aquí, porque la I+D es el comienzo de toda la cadena. Luego viene la fabricación,” dijo el profesor Hill.

“Si estamos tratando de desarrollar mucha capacidad académica de vacunas, como lo estamos haciendo, entonces necesitamos un lugar al que puedan ir estas personas, y las cosas irán más rápido si hay un vínculo estrecho con la industria.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s