Banca europea apoya teletrabajo, mientras que en EE. UU. Goldman Sachs y JPMorgan quieren regreso a las oficinas

La Defense, distrito financiero de París. Foto: Guillaume Commin/flickrCC BY-NC 2.0

Los grandes bancos internacionales están comenzando a elaborar planes para sus trabajadores ya que, con suerte, nos estaremos acercando pronto al final de la pandemia. Así, muchos bancos europeos están planeando reducir su huella inmobiliaria adoptando un acuerdo laboral híbrido, remoto o flexible.

La razón tras de su abandono inmobiliario se divide en dos componentes. Primero, tener una ubicación privilegiada en una ciudad prestigiosa es muy caro y un lastre para las ganancias — si los costes del espacio de oficinas pudieran reducirse drásticamente, los bancos verían un flujo de caja libre significativamente mayor. El otro factor es el reconocimiento de que muchas personas quieren trabajar a tiempo parcial o completo de forma remota, por una variedad de razones. El año pasado sirvió como un caso de prueba, que demostró que es posible hacer negocios con un gran segmento de la fuerza laboral localizada remotamente.

HSBC — con una fuerte presencia en Asia y Europa — ha pedido recortar alrededor del 40% de su espacio de oficinas. Su director ejecutivo, Noel Quinn, dijo que el banco mantendrá su sede en Canary Wharf [centro financiero de la City londinense] pero finalizará los arrendamientos que tiene en otras zonas de Londres cuando expiren. El director financiero del banco, Ewen Stevenson, dijo que deshacerse de sus costosas propiedades inmobiliarias generará un ahorro de costes “materiales”. HSBC dijo en su informe anual que planea reconfigurar su espacio de oficinas para acomodar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, así como otros acuerdos híbridos para su personal.

Lloyds Bank se está dirigiendo hacia un modelo híbrido. Esto implica un recorte del 20% en su espacio de oficinas durante los próximos dos años. La medida se tomó después de conocerse que aproximadamente el 77% de los 68.000 empleados de Lloyds quiere trabajar desde casa durante tres o más días a la semana. El director financiero del banco, William Chalmers, dijo que proporcionaría un espacio de trabajo colaborativo en lugar de una explanada llena de escritorios y cubículos. António Horta-Osório, director ejecutivo de Lloyds, dijo que un estilo de trabajo híbrido puede ayudar a atraer a los mejores talentos, especialmente a los trabajadores más jóvenes que desean estar cerca de sus gerentes, mentores y compañeros de trabajo. “La pandemia ha acelerado las tendencias en las expectativas de los empleados y el cambio hacia un trabajo más flexible,” dijo Lloyds en su presentación de resultados.

Standard Chartered Bank — que como HSBC tiene dos sedes corporativas, en Europa y Asia — tiene la intención de reducir su espacio de oficinas en más del 30%. “Estamos capeando muy bien la crisis sanitaria y las tensiones geopolíticas, nuestra transformación estratégica continúa progresando y nuestra perspectiva es brillante,” dijo su director ejecutivo Bill Winters.

Jes Staley, CEO de Barclays, ha sido flexible en su visión del teletrabajo. En abril pasado lo defendió afirmando: “Colocar a 7.000 personas en un edificio puede ya ser cosa del pasado.” Ahora es algo más optimista sobre esta tendencia: “Es notable que esté funcionando tan bien como está, pero no creo que sea sostenible.” Staley agregó recientemente que “el banco no tiene ‘ningún plan’ para hacer un movimiento inmobiliario importante, ya que el prolongado tercer confinamiento de Gran Bretaña ha sacado a la luz las tensiones de trabajar desde casa”.

Mientras tanto, en Estados Unidos, David Solomon — director ejecutivo del prestigioso banco de inversión Goldman Sachs — dijo que quiere que su gente vuelva a la oficina. Solomon, que se enorgullece de ser un tipo con los pies en la tierra y en sus ratos libres pincha discos como discjockey para fiestas y eventos, ha abandonado su imagen de chico bueno y calificó al teletrabajo como una “aberración”.

El alto ejecutivo, refiriéndose al sentimiento predominante de trabajar de forma remota, dijo: “Creo que para una empresa como la nuestra, que tiene una cultura de aprendizaje colaborativa e innovadora, esto no es ideal. Y no es una nueva normalidad. Es una aberración que vamos a corregir lo antes posible.” Solomon señaló que Goldman Sachs solo tuvo a “menos del 10%” de su gente en oficinas durante 2020.

No es el único que opina así. Anteriormente, a mediados de septiembre, Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan, ordenó a sus trabajadores que regresaran a la oficina a finales de mes. Los traders, banqueros, corredores y analistas de investigación de JPMorgan tuvieron que volver a sus oficinas antes del 21 de septiembre, después de seis largos meses de trabajo desde casa.

Dimon sostuvo que, después de experimentar con el teletrabajo y tener a sus profesionales clave ubicados fuera de la oficina, es esencial que la gente regrese.

Wall Street y los bancos no tienen fábricas ni manufacturan productos tangibles. Ofrece principalmente información e inteligencia. Trabajar y colaborar juntos construye una camaradería y un espíritu de cuerpo. Los traders, banqueros, corredores, el personal de compliance, recursos humanos y otros comparten información clave, participan en discusiones diarias y se alimentan unos de otros. Los empleados jóvenes necesitan mentores, orientación y dirección. La sinergia, según JPMorgan, disminuye cuando su gente está desconectada entre sí.

A Solomon le preocupa especialmente el destino de las nuevas contrataciones. Al igual que muchas empresas de Wall Street, Goldman Sachs contrata agresivamente a jóvenes brillantes para que se capaciten en banca de inversión, trade, gestión de carteras y otros puestos. Solomon destacó la necesidad de que los analistas recién contratados aprendan a lidiar con Wall Street desde el escritorio de su oficina. “Estoy muy concentrado en el hecho de que no quiero que otra clase de jóvenes llegue a Goldman Sachs este verano de forma remota,” dijo el alto directivo.

Si bien esto muestra el proceso de pensamiento actual entre los bancos, como hemos aprendido de la pandemia las cosas cambian rápidamente — lo que hace que personas y empresas se tengan que adaptar. Podría resultar que los empleados que trabajan desde casa se cansen de estar encerrados todo el día y decidan que quieren regresar a una oficina, lo que llevaría a los bancos a alquilar un nuevo espacio de oficina. O podría suceder que las personas que van a su oficina contraigan una nueva cepa de la enfermedad, y sean enviadas de regreso a casa.



Artículo de Jack Kelly
Publicado en Forbes el 
lunes, 1 de marzo de 2021

Traducido al español por Alejandro Tellería-Torres

Enlace al artículo original en inglés: https://www.forbes.com/sites/jackkelly/2021/03/01/european-banks-are-cutting-their-office-space-in-favor-of-remote-work-while-in-the-us-goldman-sachs-and-jpmorgan-want-people-to-return-to-the-office/?sh=19f7403f7a24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s